Elaica XXIII. La caída de Calirio

in steempress •  last month 


Ilustración


Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:


Obras literarias originales realizadas por mí.


La caída de Calirio

 
No hubo días tan lamentables, tan terribles y trágicos, luego de que la majestuosa Elam fuese tomada por la locura de Ururthur, todo comenzó a desfallecer lentamente a la decadencia. Los ejércitos argentinos de Elam habían desaparecido y reemplazados por ejércitos oscuros que traían desidia y muerte.

Elam se volvió oscura y pasó de ser una lumbrera de esperanza para el mundo a convertirse en una cortina, que alberga sorpresas de temeridad y devastación. El odio comenzó a carcomer la vida a su alrededor y sus muros se volvieron tan negros como el humo que emanaba de sus almenas.

Los habitantes de Elam tuvieron que rendirse ante tal demencia y sus protectores fueron imbuidos a aceptar el nuevo régimen que los gobernaba. Una vez que la nueva Elam fue finalmente dominada por el oscuro rey Sadgón, el antes justo y valiente, quien enfrentó temerario a los ejércitos del despiadado Khars y decapitó en batalla, prosiguió con los demás poblados contiguos a Elam.

Las aldeas eran incendiadas y los pequeños poblados y sus castillos caían como consumidas por la sed de destrucción y el fuego. Los batallones de defensa no estaban preparados para tales ataques por lo que eran derrotados con suma rapidez.

Las armas de Ururthur fueron construidas en Elam, sus artillerías gigantescas, catapultas y ballestas colosales asolaban las tierras por donde pasaban incendiando todo sin compasión. Las nubes de la negrura los seguían a todas partes y desde la distancia los centinelas al verlas se estremecían del miedo y los invadía el deseo de huir.

Las legiones infernales de Sadgón cruzaron los ríos de Sadmente, dirigiéndose con pasos impetuosos hacia los alrededores de sus estanques, su objetivo principal era llegar a la ciudad de Calirio, la sabia; por órdenes de su demente rey, su misión era sitiar la ciudad y acabar con todo el conocimiento académico de Elaica.

Las era del oscurantismo se acercaba prontamente sobre el resto de las ciudades, sus gobernantes temían que todo esto repercutiría en su posición. Un nuevo orden en Elaica se acercaba y detenerlo era la cuestión.

Calirio era la ciudad de famosas ciudadelas académicas y templos de preparación para los paladines, guerreros valerosos de la luz. Si Calirio caía el conocimiento se perdería para siempre y ya no habría esperanza puesto que los faros comenzarían a apagarse.

Los fuertes pasos del ejército de Sadgón hacían juncos en la tierra mojada que rodeaba a Calirio. Sus artilleros y caballeros negros sin corazón vislumbraban a la ciudad sin perdón y su sed de sangre y destrucción sulfuraba en sus venas, haciéndolos casi indetenibles en el combate.

Finalmente, sus constantes pasos de poco descanso cesaron frente a los muros de la ciudad y la sitiaron por completo. No había escapatoria de Calirio en ese instante, sus habitantes despavoridos huían a esconderse en las alcantarillas y sótanos secretos en los diferentes puntos de la ciudad.

Los nobles, su estirpe y todo su séquito se escondían en los panteones y criptas familiares, atravesando distintos pasadizos y catacumbas clandestinas que solo eran del conocimiento de los aristócratas, construidas para tal ocasión.

Los magos y académicos se movían con velocidad frenética, resguardando sus miles de libros, escritos y tesis sobre investigaciones y argumentos valiosos de todo lo referente a Elaica. Temían más que nada en el mundo que todo aquello fuese quemado con ellos y fueron junto con los nobles a las catacumbas.

Las personas corrían por las calles buscando resguardo, todos los portales y ventanas se cerraron mientras que las nubes negras de destrucción traídas por aquellas oscuras huestes comenzaban a cubrir el cielo de Calirio.

Mientras tanto, la defensa de la ciudad empezaba a tomar posición con celeridad. Fueron hacia los portales de las murallas y hacia las cimas de estas, preparando sus herramientas de artillería, ballestas y catapultas. Los arqueros se colocaban en las almenas a la espera de las antorchas que usarían para encender sus flechas.

Hubo silencio absoluto por unos instantes, los soldados de ambos bandos ya estaban preparados para comenzar a ser guiados por los bramidos de la batalla. Era una tarde y el sol fue ocultado por completo para evitar que su presencia ofusque a su despiadado enemigo.

Una vez que la tensión se llevara hasta el último aliento de calma, los ejércitos negros de Sadgón comenzaron el ataque, como si supieran que el propio miedo hubo ya devorado a sus contrincantes. Las catapultas lanzaron sus poderosos ataques al son de los gritos de sus dirigentes. Sus proyectiles de hierro encendidos con combustible empezaron a derribar los muros cocidos de Calirio.

Los guerreros de la ciudad respondieron al ataque, contraatacando con sus artillerías de defensa. Sin embargo, el esfuerzo parecía ser en vano, ya que las huestes negras no solo atacaban los muros, sino también a los enormes portales.

Los arietes de hierro negro comenzaron a penetrar poco a poco los muros y las puertas de madera reforzada, consiguiendo un avance corto pero constante. Los arqueros y soldados intentaban detenerlos con flechas y aceite negro hirviente, pero sus esfuerzos provocaban poco efecto y no detenían el progreso de estos, quienes estaban bien cubiertos para tales ataques.

En otros puntos de los muros, comenzaron a llegar torres con ruedas que contenían soldados enemigos esperando ingresar a los muros. Su objetivo fue todo un éxito ya que la escasa defensa de Calirio no podía contrarrestar tal atiborramiento de contiguos ataques.

Los muros caían cada vez más a cada minuto que pasaba, pero las puertas fueron derribadas mucho más rápido, hasta que finalmente, la puerta Este de Calirio fue destruida y lo único que se interponía en el avance del enemigo era un puñado de soldados; los cuales, fueron arrollados con tal bravura.

Posteriormente las demás puertas de la ciudad también cayeron con el mismo resultado al final, y Calirio rápidamente fue invadida y violada por los voraces soldados. Las casas, los comercios, las instituciones, y al final, las ciudadelas académicas fueron saqueadas y e incendiados por estas hordas imperdonables.

Hubo personas que fueron descubiertas en sus escondites y consecutivamente asesinadas, a los guerreros negros no les importaba si eran ancianos, mujeres o niños, todos pasaban por el filo de sus espadas. Las mujeres eran violadas y posteriormente exterminadas por ellos, y las más hermosas y virginales eran secuestradas.

Los supervivientes que lograron escapar de tal catástrofe, se dirigieron a los bosques y colinas cercanas a buscar refugio, otros fueron aún más lejos hacia el Este, buscando resguardo en la ciudad de Cenontes, y derramando lágrimas durante todo el trayecto.

La ciudad cayó bajo el arropo del fuego, y sus edificios rápidamente se consumieron. Desde su trono de mármol y marfil en Elam, el rey Sadgón reía frenético al percibir el aroma de las llamas destructoras que terminaron con Calirio.

Y así fue como la sabiduría en Elaica se desmoronó. Los habitantes de los poblados cercanos al enterarse de tal tragedia, evacuaron rápidamente sus hogares y fueron al Este y mucho más allá. La sed de destrucción de Sadgón apenas fue cubierta en esos terribles momentos.



Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.



Posted from my blog with SteemPress : http://universoperdido.repollo.org/2019/08/18/elaica-xxiii-la-caida-de-calirio/
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

¡Felicitaciones!


Has sido votado por @entropia

Estás participando para optar a la mención especial que se efectuará el domingo 25 de agosto del 2019 a las 8:00 pm (hora de Venezuela), gracias a la cual el autor del artículo seleccionado recibirá la cantidad de 1 STEEM transferida a su cuenta.

¡También has recibido 1 ENTROKEN! El token del PROYECTO ENTROPÍA impulsado por la plataforma Steem-Engine.


Te participamos que puedes invertir en el PROYECTO ENTROPÍA mediante tu delegación de Steem Power y así comenzar a recibir ganancias de forma semanal transferidas automáticamente a tu monedero todos los lunes. Entra aquí para más información sobre cómo invertir en ENTROPÍA.

Contáctanos en Discord.

Apoya al trail de @Entropia y así podrás ganar recompensas de curación de forma automática. Entra aquí para más información sobre nuestro trail.

Puedes consultar el reporte diario de curación visitando @entropia.

Atentamente

El equipo de curación del PROYECTO ENTROPÍA

Congratulations @universoperdido! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You distributed more than 9000 upvotes. Your next target is to reach 10000 upvotes.

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

You can upvote this notification to help all Steem users. Learn how here!

amigo @universoperdido yo creo que un poquito de Elam resucito en Venezuela, no cree...

Algo parecido y catastrófico amigo.