Elaica VI. El sol y la luna

in spanish •  5 months ago  (edited)


Ilustración



Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:

I. El comienzo
II. Atalayas de la guerra
III. Tristán
IV. De los primeros Antiguos
V. De sus talentos y características

Obras literarias originales realizadas por mí.


El sol y la luna

 
El sol es la lumbre del saber, cuando apareció, los Antiguos del viento le rindieron honores y lo convirtieron en su estandarte magnánimo. Un símbolo de la sapiencia, la esperanza, la osadía, la fortaleza y la justicia. La luna es una guerrera, campeona de los Antiguos que se convirtieron en luceros bajo el manto de Unsi. Deambula sola por la oscuridad dándole luz a los seres que le temen a la noche, y a sus susurros engañosos.

 
La creación del sol se debe a Ariuxa, maestra de los paladines. Una lucha mortal, donde todos los Antiguos del viento fueron invocados para enfrentar al mal que no frenaba de emanar de Ururthur, casi acababa con la mitad de Elaica. Y es que la impiedad de tales demonios ígneos intentaba extenderse hacia las tierras sagradas que hoy en día son habitadas por los hombres.

 
Aquella lucha fue tan catastrófica que las tierras de Greval, quedaron malditas, y su perversión afectó al agua, a los animales y a las plantas. Aquél lugar se volvió una zona hostil para la vida. Las bestias agresivas devoraban y destruían a su paso, las plantas cobraron vida y comenzaron a alimentarse de seres vivos que penetraban los territorios de sus raíces, y un olor, fétido, emergía de las aguas, desbordando de sus estanques una sustancia fangosa y verdosa, que hacía que las moscas pulularan sobre su superficie.

 
Los Antiguos vieron con pena en lo que se habían convertido las tierras de Greval, y decidieron sellarla, apartarla del resto de Elaica para contener su corrupción. Por largos milenios antes de la llegada de los humanos, los Antiguos del viento batallaron con braveza contra los demonios, bestias y dragones de Ururthur, e hicieron grandes avances para doblegar a sus malévolas tropas, pero éstas no se detenían. Cada vez que una legión era destruida, otras dos aparecían y con más hambre de conflicto.

 
Detenerlas fue una tarea sumamente ardua, incluso la esperanza se desprendía poco a poco de los poderosos ejércitos del viento, pero Ariuxa siempre se mantuvo firme. Muchos Antiguos comenzaron a estudiar la naturaleza de los seres de Ururthur, hasta que descubrieron que la oscuridad les fortalecía. Irradian traición y reaccionan ante el miedo, porque estos son elementos de la maldad acechante, que anhela destruir y a su vez reconstruir Elaica en base a la perfidia.

 
A raíz de todo esto, Ariuxa decidió crear una fuerza que debilitara el poder de los de Ururthur, y fue así como el sol nació. Reunió a un concilio de Antiguos que aportaron sus virtudes para la formación de aquel astro. Aishlai, Antiguo de las aguas, ofreció su sapiencia, por ser el más noble y sabio de su clase. Orecles, Antiguo del viento, ofreció su osadía, por ser el guerrero más osado de los ejércitos alados. Disania, Antigua de la vida, ofreció su esperanza, por ser de todos los Antiguos, la que más mantenía con firmeza esta virtud, ya que es fehaciente de una Elaica libre de dolor. Belfomes, Antiguo del viento y compañero de Ariuxa, se unió otorgando su don de la justicia, porque de todos los guerreros alados él era el que defendía esta virtud con más rectitud.

 
Y al final, se unió Ariuxa, otorgando la fortaleza, manteniéndose firme ante las adversidades y obstáculos que otorga el horror. Al unirse las cinco virtudes, el sol fue formado y luego fue colocado sobre el cuerpo de Unsi, para irradiar su luz sobre toda Elaica. Ante este astro, las calamidades de Ururthur retrocedían y se debilitaban ante su presencia, pero varias de ellas resistían su poder. Aunque Ururthur ya expedía tanta destrucción y su maldad, pero ahora era más fácil de contener.

 
Y fue así, como el sol cada día se mantenía poderoso y altivo, emanando su luz, pero llegaba momentos en el día en que descendía para descansar, y le otorgaba su dominio a la noche. Bajo estas circunstancias fue que la luna emergió. Se dice que es una Antigua de las estrellas, la más poderosa de todos, que tomó la forma de la luna para convertirse en un centinela nocturno. Los demás Antiguos de las estrellas la rodean, y le rinden pleitesía como a una reina, y ella le otorga su luz a toda la tierra nocturna de Elaica, vigilante hasta que el sol se levante de nuevo.



Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit. Únete a nosotros delegando un mínimo de 100 SP y disfruta de los beneficios de pertenecer a nuestra comunidad.





Posted from my blog with SteemPress : http://universoperdido.repollo.org/2019/04/21/elaica-vi-el-sol-y-la-luna/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Siempre pensé que el sol había nacido de la señora Sola y el señor Soler, pero esto, esto es fantástico y algo terrorífico :O