Elaica XX. La desidia de los Antiguos

in steempress •  2 months ago 


Ilustración


Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:


Obras literarias originales realizadas por mí.


La desidia de los Antiguos

 
Era bien sabido desde el principio, desde que los mares bravos comenzaron a alzarse valerosos e imponentes antes de las dóciles costas, desde que los cielos empezaron a abrirse ante el poderoso viento, y desde que las flores, árboles y toda clase de plantas esperaban ansiosas para percibir la luz que emanaba de Unsi, mucho antes de que el sol y la luna fuesen creados, ya los hados habían predicho de que los Antiguos partirían de Elaica una vez que el hombre estuviese listo para defenderse por sí mismo.

Era bien sabido desde el inicio de que Elaica no le pertencía a estos grandes titanes, sino que en realidad, pasaría a estar en las manos de los humanos que han estado instruyendo con tanto amor. El mal que provino de Unsi, y se instaló en la temible y devastada tierra de Ururthur, no dejaba de amenazar con extenderse, aquella idea causaba pánico y los Antiguos no dejaban de temer por sus pequeños hijos.

Aunque las primeras ciudades se construyeron y los hombres comenzaron a desarrollar tácticas para la batalla, adquirir todo tipo de conocimiento y emplear estrategias para la organización, los Antiguos aun creían por un tiempo de que no era suficiente, pero después de siglos veían que sus preocupaciones estaban excedidas, por lo que se regocijaron al ver que sus pequeños hijos se encontraban ya casi pisando la cúspide de su madurez.

Ese día, se habló de un pacto para los Antiguos, el cual, era su voluntad querer obedecer, y en el mismo incluyeron la fecha de su abandono del mundo, para dejárselo definitivamente a los humanos. Los Antiguos de los vientos, fueron los precursores en que dicho compromiso se cumpliese y realizaron todos los preparativos necesarios para el mencionado día.

Los Antiguos de la vida cayeron en disputa por mucho tiempo, ya que la mayoría de ellos no querían abandonar sus bosques, a sus flores y vigorosos territorios verdosos. Sabían dentro de sí, que los humanos no tenían ese mismo sentimiento por resguardar la naturaleza como ellos mismos lo hacían, ya que no se sentían parte de ella después de refugiarse en sus ciudades, pueblos y aldeas.

Los Antiguos de las aguas finalmente dijeron que no ante dicho acuerdo y se devolvieron a las fauces de los diferentes cuerpos acuáticos de Elaica. Nadie podía contradecir su negación, porque era voluntad de cada uno de ellos irse o permanecer en sus terrenos, pero no todos quisieron quedarse, y respondieron positivamente al pacto llegado el momento.

Casi todos los Antiguos de la tierra quisieron regresar a Unsi, cuando todo esté terminado, puesto que pensaron que todo el trabajo que habían realizado en Elaica había llegado a su final y esperaron ansiosos para volver.

Finalmente, los Antiguos de la vida se pusieron de acuerdo y tomaron una decisión definitiva. Todos ellos, exceptuando a las silinides, regresarían a Unsi, porque era el deseo de los de mayor rango de esta estirpe dejar encargados que se ocupen de proteger sus amados bosques y extensos panoramas naturales.

Al dejar todas las pautas aclaradas, esperaron pacientes a que llegara el día y así sucedió. El llamado que provino de Unsi invocó a todos los que aceptaron volver al entorno que los vio partir. Los cuerpos de los Antiguos comenzaron a deteriorarse rápidamente, ya que el tiempo de expiración que habían colocado en ellos comenzaba a hacer su trabajo. Se desmoronaban como montañas o como árboles secos que caían por su propio peso.

Ese día todas las ciudades y poblados de Elaica se paralizaron y el clima cambió por completo. El cielo se inundó con un azul de tristeza y la brisa de los vientos no se sentía fresca. El silencio dominó hasta en los ríos y montañas, y las personas quedaron pasmadas con el corazón violentado. Una lluvia de la nada cayó y rompió el silencio, desmontándolo de su trono imperial.

Y fue así como empezó la primera era del hombre, con la dimisión de la mayoría de los Antiguos de Elaica. El ser humano ya estaba listo para recorrer el mundo por su cuenta y a partir de ese momento, serían observados por los padres que los criaron.




Apoya a @celfditorial (nuestro proyecto) una revista de arte y cultura para la blockchain STEEM. Si te sientes parte de la comunidad @celfmagazine entérate más de el haciendo click aquí.



Posted from my blog with SteemPress : http://universoperdido.repollo.org/2019/07/28/elaica-xx-la-desidia-de-los-antiguos/
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations @universoperdido! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You published more than 300 posts. Your next target is to reach 350 posts.
You distributed more than 8000 upvotes. Your next target is to reach 9000 upvotes.

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

You can upvote this notification to help all Steem users. Learn how here!