Elaica XV. Las islas Zul'Kuk

in steempress •  2 months ago 


Ilustración



Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:



Obras literarias originales realizadas por mí.


Las islas Zul'Kuk

 
El mal llamado «mar Ofco», representaba a una de las extensiones acuáticas más inmensas de Elaica, y erróneamente era llamado mar, por los marineros que zarpaban de los puertos de Kreon, quienes nunca habían pisado las tierras exteriores. Ofco era un vasto océano, que se encontraba en medio de los dos únicos continentes de Elaica; temible por el hombre ya que los Antiguos de las aguas que allí vivían, no permitían la transición llana, especialmente, el poderoso Nonse, señor de la tempestad. Estar ante la presencia de Nonse era como morir cercenado por la guadaña de la muerte, ya que éste estaba tan cargado de ira como una tormenta, y todos aquellos Antiguos que lo seguían cumplían los caprichos de su furiosa voluntad.

Naya, la amable, era la única que podía apaciguar la ira de Nonse. Los marineros le pedían incansable misericordia a Naya, para que ésta calmara a Nonse. Los hombres en el océano empleaban un extraño ritual, el cual, albergaba un baile que debía emplearse en los límites de los territorios de éstos Antiguos, ofreciéndoles tesoros traídos de la tierra codiciados por ellos, como las dulces manzanas de los árboles de los jardines de Elam por ejemplo. Si tales ofrendas tenían el visto bueno, Naya aparecía ante los marineros que querían cruzar los peligrosos territorios, acompañada de su séquito de sirenas con cuerpo de medusa y cabeza y hombros de mujer, quienes tomaban los frutos y los degustaban entre ellas felices. Al estar satisfecha por el regalo, Naya volvía al océano sin decir palabra alguna, y tal acto ya era señal de que los marineros podían seguir adelante.

Estos misteriosos rituales solo fueron revelados por los magos sabios de Calirio, que a su vez, fueron instruidos sobre este comportamiento por los Terentes, los sabios Antiguos de las aguas que vivían cerca de los pozos de Sadmente.



Al este de las tierras exteriores, el continente que se encontraba al otro lado del océano, estaban las islas «Zul’Kuk», llamadas así, por las tribus que las habitaban. Eran una aglomeración de cinco islas, las cuales, no variaban en cultura en cuanto a sus habitantes. Existen teorías sobre estas tribus establecidas en esas islas, puesto que se pensaba que solo existieron ocho tribus de humanos que se proliferaron por toda Elaica, y jamás se escuchó mencionar sobre una novena. Muchos dicen que ellos eran parte de la séptima, pero, que al separarse del resto de sus compañeros al cruzar el mar Ofco, arribaron en aquellas islas y comenzaron una vida primitiva allí.

Pero se pensó luego que aquello era imposible, porque todos los seguidores y nobles que acompañaron a Emika hasta las tierras exteriores, llegaron allá sin ningún inconveniente o desviación, por lo tanto, aquella novena tribu había surgido en aquellas islas y no fue descubierta hasta que los exploradores de Emika llegaran allí, mientras buscaban nuevas tierras que habitar.

Durante la construcción de Azziri, en las tierras exteriores, los de las tribus Zul’Kuk hicieron amistad con Emika y sus súbditos. No había mucha distancia entre Azziri y aquellas las islas Zul’Kuk, por lo que podían ir y venir en balsa las veces que ellos quisieran y convivir ambas culturas tranquilamente. Gracias a aquellos aborígenes, los de Azziri aprendieron a relacionarse con los Antiguos, de ellos aprendieron el secreto, ya que los Antiguos que habitaban las tierras exteriores eran de personalidad más tosca que aquellos que vivían en el otro continente. Los Zul’Kuk profesaban el respeto, la comunicación mutua y la magia, como principal elemento. Los chamanes convivían más que todo con los Antiguos de la tierra, y se la pasaban en cuevas tan profundas, que era posible que llegaran al corazón de las islas.

Había otra jerarquía en aquellos indígenas que convivía con los Antiguos de las aguas, y estos eran llamados los «Lu’Aks», sabios ancianos con el poder de comunicar el conocimiento, a través de los saberes que sus maestros del mar les proferían, y éstos, solo eran escuchados por éstos hombres de cabeza rapada y barbas largas. La jerarquía de los guerreros era más respetada, conocieron el arte de la guerra no por los Antiguos del viento, sino por el enfrentamiento que hubo por un tiempo entre las distintas tribus. Convirtieron sus herramientas para la cacería en armas mortales, y crearon sus propios estilos de pelea para enfrentar a sus oponentes.

Estas tribus no sabían nada de Uruthur, de los reinos de Elaica ni nada que tuviese que ver con el otro continente, estas cosas fueron conociéndolas superficialmente gracias a las personas de Azziri, quienes les contaban sin detalle sobre lo que había hacia el oeste del mar Ofco. El estilo de vida de los Zul’Kuk nunca fue perturbado, ayudaban a la gente de Azziri a adentrarse con cuidado en los vastos e inhóspitos territorios del continente de las tierras exteriores, su influencia fue de mucha ayuda para la supervivencia de los miembros de la séptima tribu y fue gracias a esto, que la ciudad prosperó y continuó adelante con sus planes.





Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit.







Pertenezco a @talentclub la comunidad más grande de los mejores talentos de toda la blockchain STEEM, participa en sus distintas actividades y unetenos.









Posted from my blog with SteemPress : http://universoperdido.repollo.org/2019/06/23/elaica-xv-las-islas-zulkuk/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hola universoperdido,

Tu post ha sido seleccionado por el bot de @provenezuela, te hemos dado un voto en apoyo a los autores venezolanos!

Gracias por ser parte de nuestra comunidad!