Elaica XI. Calirio, La Sabia

in steempress •  21 days ago 


Ilustración




Elaica es una serie de relatos que se relacionan entre sí porque se desenvuelven en esta mítica y fantástica tierra. Cada relato es una historia distinta y a veces, una continuación.

Relatos anteriores:

I. El comienzo
II. Atalayas de la guerra
III. Tristán
IV. De los primeros Antiguos
V. De sus talentos y características
VI. El sol y la luna
VII. Los Primigenios
VIII. Las ocho tribus
IX. La construcción de Elam
X. Zaharán, la osada

Obras literarias originales realizadas por mí.




CALIRIO, LA SABIA

 
De las ciudades que se construyeron posteriormente a la construcción de Elam, la tercera en la línea fue Calirio. Establecida en las tierras orientales desde el epicentro de Elaica, cerca de los ríos, lagunas y posos naturales de Sadmente. Fue elaborada gracias a la dirección de Fénile y Hexdragon, líderes de la quinta y sexta tribu de los humanos. A pesar de que los miembros de estas dos tribus tenían una posición y unos rangos superiores al de resto de las otras tribus, por su capacidad de resolver las contrariedades a través del empirismo y la teoría, no querían vivir junto a los ahora poderosos nobles de Zaharán, puesto que les parecía que sus mandatos siempre estaban en disputa en el ámbito político.

Fueron los consejeros y altos eruditos acompañantes de Fénile y Hexdragon quienes dieron la idea de construir una ciudad más allá de las planicies del Este, donde podían establecer todos sus intereses con soltura y que, además, podían obtener la independencia y la libertad que tanto necesitaban para sus proyectos más profundos. La idea fue aceptada y todos abandonaron Elam, y recorrieron durante veintitrés días y veintitrés noches de caminos fijos hacia el oriente. Ninguna de las zonas de la dirección que escogieron era lo suficientemente buena para ellos habitar, y sintieron que estarían condenados al nomadismo. Llegaron hasta un bosque, fatigados, y acamparon cerca de un riachuelo asombrosamente cristalino.

Cuando las mujeres con sus cántaros se dispusieron a recoger agua para los sedientos, un rostro brotó del riachuelo y les habló. Sorprendidas, corrieron hacia líderes y los hombres que los acompañaban para mostrarles lo que habían visto. Aquella entidad les reveló que era uno de los Antiguos de las aguas, quienes habían instruido a la quinta y sexta tribu y quienes habían jurado otorgarles todo su amparo.

Aquel Antiguo pertenecía al grupo de los siete Terentes, los videntes, reunidos cada mes en el estanque de Alia, el cual, se encontraba cerca de allí, en medio de las montañas Cracias. Los de la quinta y sexta tribu fueron invitados por los Terentes para revelarles un destino para ellos, el cual, cambiaría el curso de sus vidas. Aquellos hombres y mujeres acudieron a la invitación y se presentaron ante los siete Terentes, guardianes del destino de todo lo vivo en Elaica. La apariencia de estos Antiguos era parecida a la de una cascada, levantada, sin estar sujeta a la tierra. Tenían forma de ancianos de ojos pronunciados, con rostros severos y voces roncas.

Se reunían cada mes en aquel estanque mágico, para observar el futuro a través de sus aguas, y una vez visto, volvían a sus habituales moradas acuáticas a descansar hasta que sea el momento de su próxima reunión. En aquel instante, glorioso para todos los habitantes de la quinta y sexta tribu, la idea de la ciudad de Calirio corrió en sus mentes como una película, y todos sonrieron al ver aquella magnificencia, y observaron puentes, torres, academias instructoras de ciencias, magia, astronomía, historia, filosofías y otras corrientes de pensamiento. Bajo la bendición de los Antiguos del agua, los Antiguos sabios, aquellos hombres y mujeres construyeron la ciudad soñada. La llamaron Calirio; que en lengua ordinaria significa; «La Emergida», puesto que fue de las aguas del conocimiento que la idea surgió de la mente de sus constructores.

Fue fundada cerca de las montañas Cracias, el lugar donde la idea nació. En un lugar donde las diferentes aglomeraciones de agua, como lagos, ríos, entre otros, proliferaban en todas partes. Magníficos eran los templos de Calirio, ofrendas a los Antiguos de las aguas, ya que en aquellos tiempos, en la primera era de los hombres, se adoraba a los Antiguos como si fueran dioses. Sus ofrendas estaban compuestas de flores y olivos, y aguas cristalinas de los más puros estanques contenidas en copas de plata enormes y artísticamente bien decoradas.

En Calirio no había palacios, sino ciudadelas que servían para distribuir el conocimiento y la preparación, para más de ocho mil estudiantes. En la cúspide de estas ciudadelas residía el señor noble y toda su familia, que también era director, quien prestaba su hogar para la educación de todos aquellos que quisiesen ser instruidos en un área del conocimiento. Había en total nueve academias, cada una con su respectivo rector, y en dos de ellas habitaban los reyes de Calirio, pertenecientes a la dinastía de Fénile y Hexdragon, quienes lamentablemente, no vivieron lo suficiente para ver el sueño realizado que vieron en sus mentes ya que los había superado la edad.

En Calirio había una diarquía, dos sumos mandatarios pertenecientes a las dinastías de Fénile y Hexdragon dirigían el gobierno de la ciudad. Uno, el de Fénile, se encargaba de la política interior, y el otro, el de Hexdragon, se encargaba de la política exterior. Esto no solo abarcaba el ámbito social, sino también la diplomacia y las artes militares requeridas para la defensa. Calirio era una ciudad pacífica, pero ante la amenaza de los vástagos de Ururthur, tuvieron que aprender a protegerse.

La estética de sus ciudadelas y casas eran similares a lo que conocemos como arquitectura bizantina. Sus calles estaban elaboradas con piedras calizas y aplanadas con un trabajo excepcional. Sin aberturas obstaculizadoras para el paso de carretas y caminantes. Sus edificios estaban pintados con color dorado parecido al de las arenas del sur, y de sus murallas se vislumbraba un color anaranjado cobrizo, parecido al del fuego emanado de las almenas y atalayas. Calirio no solo fue la sede de los Antiguos de las aguas, sino que también, de los Antiguos de los vientos.

Ariuxa, señora de la rectitud, fue maestra de los primeros paladines que lucharon en nombre de la luz y la justicia, y a su vez, estos se convirtieron en maestros reclutadores para formar a otros paladines que se encomienden a la cruzada contra el mal proveniente de Ururthur. Se construyó su templario divino en Calirio, un académico militar para las artes de la batalla. Allí no residía ningún noble, sino el sumo maestro regente de los paladines y todos los pupilos aspirantes. Las misiones de los paladines eran más arduas que la del resto de militares corrientes que no tenían conexión con la luz. Los demonios y espectros sentían pavor ante las armas sagradas bendecidas por las manos de los Antiguos del viento.

Calirio fue una ciudad creada para no perder la conexión del hombre con la razón, una de las partes más fundamentales de Elaica. Ha sido sobreviviente de incontables batallas con intención de sitiar la ciudad, gracias al poder de las otras ciudades unidas contra Ururthur, fue salvada todas esas veces. Pero la sabiduría cayó del hilo que la sostenía, y Calirio se convirtió en una zona desolada de recuerdos, en donde llegaron a parar todas las lágrimas.





Soy miembro Omega (Ω) en el proyecto @templo, un proyecto de curación que tiene como fin apoyar el contenido de calidad en steemit.







Pertenezco a @talentclub la comunidad más grande de los mejores talentos de toda la blockchain STEEM, participa en sus distintas actividades y unetenos.








Posted from my blog with SteemPress : http://universoperdido.repollo.org/2019/05/26/elaica-xi-calirio-la-sabia/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Tus relatos son sumamente interesantes, @universoperdido. Me parece muy atractiva esas elaboraciones que están entre lo mítico, lo utópico y lo fantástico; además, escritas con mucha coherencia interna y con la serie que adelantas. Saludos.

·

Muchas gracias amigo @josemalavem por leer y dejar tu comentario. Soy gran aficionado a la literatura fantástica y quise dejar material que fluye de mi imaginación. Muchos saludos.