#Reto12Votos Semana 41 - Juego de Mesa | "Cuando yo era chamo..."

in spanish •  8 months ago  (edited)

A subir al ático, remover las telarañas y abrir el baúl de los recuerdos, porque esta semana la gente de #Club12 nos trae un interesante #Reto12votos titulado "Juego de Mesa":

... se trata de evocar esos recuerdos de nuestra infancia y con ellos hablar sobre esos juegos con los que nos recreábamos y ocupábamos nuestros tiempos libres y sobre todo con los que estimulábamos nuestros cerebros.

Sé que aún existen, pero no sé si se habrán adaptado a los tiempos modernos introduciéndose en una pantalla, si serán conocidos por los niños de hoy en día o si sólo se trata de un anacronismo cuyo encanto está en ser retro, en lucir vintage. Pero cuenta la leyenda que hace no mucho tiempo atrás existían unos juegos diseñados para compartir en grupo, en familia y pasar horas de diversión alrededor de una mesa; eran tan divertidos que incluso el cine los utilizaba ¿o no recuerdan Jumanji?... con algo de nostalgia les hago una invitación: acompáñenme a descubrir esta hermosa historia.
Antes de la Playstation, del Wii, de la X-Box, del Nintendo 64, mucho antes de Candy Crush y los smartphones, los niños y los no tan niños tenían principalmente dos formas de divertirse: afuera de la casa jugando fútbol, béisbol, corriendo, saltando; y adentro de la casa, con los juegos de mesa.

De mi infancia recuerdo el Ajedrez y las Damas. Aunque el segundo es más sencillo de jugar, no me gustaba mucho; prefería el ajedrez en esa batalla cuyo objetivo era derrotar al rey rival, un anticipo de mi gusto por Game of Thrones. No llegué a ser muy bueno, aunque sí pertenecí al club de ajedrez del colegio. La estrategia, adelantarse a tu oponente, la toma de decisiones, son elementos que se desarrollan en este antiquísimo juego y que valdría la pena rescatar del olvido. Quizás por contraste con él, no me gustaba mucho el Ludo. Me parecía "tonto". ¿Tirar dados, mover fichas y ya? pensaba que era todo suerte y nada de habilidad, por lo que casi siempre evitaba jugarlo. Recuerdo que en aquellos años existían unas versiones pequeñas de Ludo y de Ajedrez que podían llevarse a cualquier lado en un bolsillo. Los tableros tenían una superficie metálica y las fichas llevaban magnetos en la parte inferior para sostenerse y uno los llevaba al colegio para jugar en los recesos, o al salir de clases.

Un poco después, apareció en mi vida el Monopoly. Mis hermanos y yo éramos niños sin ningún tipo de educación financiera más allá de conocer los precios de las cosas. Hipotecas, rentas, eran términos que no entendíamos plenamente. Para nosotros era cobrar 200$ en cada vuelta y comprar todas las propiedades que pudiéramos para cobrarle a los que pasaran por allí, llegando incluso a un acuerdo tácito de repartirnos las propiedades según el grupo al cual pertenecieran. Pensándolo bien, creo que los sectores capitalistas y los oligopolios del mundo estarían orgullosos de nosotros. Lo que no nos gustaba era que el juego nunca terminaba. Pasábamos horas y horas jugando y nadie iba a la quiebra, así que en algún punto recogíamos todo y ya. Es un juego no recomendable para los más pequeños, pero que ayuda al niño a familiarizarse con la idea del dinero, comprar, vender, administrar... aunque en los últimos años, he visto que aprenden directamente con el dinero real.

Dos juegos que descubrí saliendo de la adolescencia y que me habría encantado tener en mi infancia fueron el Scrabble y el Pictionary. En el primero, la construcción de las palabras con las letras disponibles es desafiante, además de que el tablero tiene unos colores llamativos, pero sobrios, dándole la impresión de ser un juego más serio que otros. La puntuación no siempre me quedaba clara, pero era más divertido que el Boggle. En cuanto al Pictionary, tener que dibujar contrarreloj cosas tan particulares como Electrocardiograma o Vincent Van Gogh y ver cómo cada persona aborda el concepto de una manera diferente es bastante divertido. En este juego me ayudó mucho mi habilidad para dibujar y mi rapidez para interpretar los dibujos de los otros. Es el juego que más jugué de grande, cuando me reunía con algunos amigos a quienes les gustaban este tipo de actividades.

Tablero de Pictionary

Nunca jugué Calabozos y dragones, o Conqueror ni nada similar. No era muy geek, me gustaba más lo tradicional. Y ahora que digo ese término: ¿qué juego de mesa es más venezolano que el dominó? pero primero ¿es un juego de mesa? yo creo que lo es porque aunque no posee un tablero como tal, necesita una mesa, una superficie plana, para jugarse.

Hoy día, todos los domingos, mis tíos y tías van a casa de mio abuelo a jugar dominó. Crecí, como tantos venezolanos, familiarizado con el juego y aprendí lo básico para poder divertirme con él. Los naipes, las cartas de Uno y similares, no sé si entren en esta categoría. Un último recuerdo que de seguro compartirán, aunque no sé si se trate de un juego de mesa propiamente dicho, tiene que ver con tomar una hoja de papel y trazar en ella varias columnas identificadas (Nombre, Apellido, Ciudad, Color, Animal...), tantas como los jugadores acordaran, para luego, tras el pronunciamiento de una letra del alfabeto, rellenar cada columna lo más rápido posible y poder gritar Stop! para que los demás jugadores no siguieran escribiendo. Era el que más jugábamos en el colegio en las horas muertas y era un quebradero de cabeza cuando alguien anunciaba "Q", "X" o la desaparecida "Ñ".
En la actualidad ya no veo a la venta estos juegos de mesa en las jugueterías (aunque debo recalcar que en Venezuela hay muchos artículos que emigraron hace mucho tiempo) y mi impresión general es que los niños de hoy prefieren un control y una pantalla plana. Los juegos de video han acaparado la atención y en la mayoría de los casos individualizado la diversión porque se pueden jugar en línea con personas alrededor el mundo, pero en la habitación está el niño, solo con su consola. Valdría la pena sacarlos del encierro virtual de vez en cuando y conectarlos con el resto de la familia frente a un tablero de Ludo, o Pictionary. En el caso de los venezolanos, creo que es una buena alternativa para aprovechar las horas muertas provocadas por las frecuentes interrupciones del servicio eléctrico; pueden reunir a los jóvenes alrededor de la mesa y comenzar el relato con la clásica evocadora fórmula: "Cuando yo era chamo...".

El #Reto12Votos está diseñado para que todas las personas ganen. Se trata de leer, comentar y votar por otros participantes del reto que harán lo mismo a cambio. De esa interacción nace, no sólo el beneficio del voto, sino el fortalecimiento de una comunidad que crece día a día, promoviendo el valor de la lectura y la escritura de contenido de calidad, sobre diversos temas de interés. Conoce las reglas del #Reto12Votos en este enlace observa el ejemplo y participa. No te quedes por fuera.

Publicaciones apoyadas:

Reseñado por @cristiancaicedo


Otros posts que pueden interesarte:

Mis escritores favoritos 2a Parte: Del lado de allá
The intern (2015): seven great life lessons from this movie
El tercer ojo (Libro): vida y enseñanzas de un lama tibetano
Annie Hall (Película): la mejor comedia romántica que he visto
La broma (Libro): la condena del humor en tiempos de "seriedad"
Milan Kundera y la remoción de la memoria: el caso Venezuela
The disappearance of Culture: can we save it?
Bonnie & Clyde (1967): love, crime and a lot of bullets
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Muy abarcador tu post, una compilación de juegos muy agradables. No conozco el Pictionary y ya quiero jugarlo. Aquí en los días de oscuridad jugábamos con los niños el Stop, y recuerdo una época que lo jugábamos tanto que ya teníamos las palabras y era más una carrera de escritura que otra cosa, entonces cambiamos los títulos de las casillas, por nombres de actores, películas, partes del cuerpo, accesorios, etc. y pasábamos buenos divertidos ratos.
Saludos cordiales.

Esa información me habría venido bien años atrás cuando ya no sabíamos qué columnas inventar para salirnos de lo básico, aunque sí llegúe a jugar con película o programa de tv y celebridad. Si tiene la oportunidad, juegue Pictionary alguna vez. Gracias por leerme y por el comentario. Saludos.

Excelente tus recuerdos estan frescos todavia, hay algunos ue nunca llegue a jugar nunca me los compraron, pero se ven muy interesantes. @cristiancaicedo

Ahora que dice eso, recuerdo que siempre quise el Adivina quién, pero era costoso, así que un día tomé la publicidad de una juguetería en la que se veía la caja del juego e hice yo mismo todas las tarjetas con los rostros: las azules, las rojas y las amarillas. Tenía un sabor particular jugar ese juego hecho por mí. Saludos y gracias por leerme.

Eso es muy creativo, hacerlo uno mismo, me gusto mucho esa idea. @cristiancaicedo

Excelente publicación, sin desperdicio alguno, muy digna de tu vena creativa, esa tan estupenda a la que nos tienes acostumbrados, @cristiancaicedo. Muy bueno tu resúmen, recordé unos cuantos juegos que me gustaba jugar pues, a falta de tecnología, en aquellos tiempos, se fomentaba el compartir en familia alrededor de estos juegos. Excelente tu post, como cada semana, te destacas enormemente. Un abrazo cariñoso de vuelta para ti!..

Ese punto me llamó la atención mientras escribía el post, cómo la tecnología ha aislado al jugador de su entorno. Aquello que debía servir para unirnos, ha acabado separándonos. Muchas gracias por sus amables palabras y por el apoyo de siempre. Saludos. Un abrazo.

Amigo @cristiancaicedo , se nota que eres todo un experto jejejejeje lo que más me gusta de estos retos es que conocemos un poquito de cada quién.
Excelente blog.📍

Posted using Partiko Android

Yo no diría un experto, pero como no tuve consolas de video juego (sólo el primer Nintendo) supongo que pasé muchas horas jugando ese tipo de juegos. Gracias por leerme. Saludos.

Amigo excelente publicación. Cuando era niña también jugaba "stop" en la escuela y el liceo, no lo recordé hasta que lo nombraste.
Gracias por traer a mi memoria eso juegos de los cuales no me acordaba.
A mi me gusta el domino.

El dominó es parte de esa venezolanidad heredada de nuestros padres. Gracias a usted por leerme y por el apoyo. Saludos.

Saludos Cristian. Muy actual tu publicación, me refiero a los juegos por supuesto, de los que mencionaste todavía vive el Scrabble, creo que es el jugo que más me ha entusiasmado.

Sí, supongo que en otras latitudes existirán aún muchos de hechos, quizás versiones renovadas; pero acá hace rato que no se ven. Saludos y gracias por leerme.

Me encanto esa recopilación de juegos que me llevaron muy lejos en memoria recordando tantas anécdotas diossss tenemos la dicha de haber vivido esa época, diría que de oro, de transformación, de cambios donde como el camaleon hemos tenido que adaptarnos a los nuevos tiempos excelente publicacion felicitaciones.

También considero una dicha haber vivido esa época dorada. Gracias por leerme y por su comentario. Saludos.

Ustede si que sabe de juegos y del disfrute de cada uno de ellos. Visto de la hermosa manera como lo plantea, hasta me contagié. Felicitaciones, has llevado un ritmo elegante y diferente en esta publicación. Muy buena coordinación y cohesión en el discurso. Logro atraparme de inicio a fin. Saludos.

Bueno, consiga alguno y juegue con los suyos. Es curioso cómo a veces uno no sabe sobre qué escribir y aparece la gente de @Club12 da una idea fresca y todo fluye. El post lo escribí completamente relajado, evocando valiosos recuerdos. Gracias por leerme y por su valioso comentario. Saludos.

Hola @cristiancaicedo no te equivocaste todos los que mencionaste son juegos de mesa incluye el dominó el dominó cubano se juega con 55 piedras cada jugador con 10 y quedan 15 por fuera. Stop aprendi a leer y escribir correctamente y jugando, y que los video juegos si llegan a ser retros, pero nunca superaran a los de mesa porque son eternos.

Suena interesante lo de ese dominó cubano, no lo sabía. Sin duda alguna, son clásicos. Saludos y gracias por leerme.

Hola amigo @cristiancaicedo que gusto leerte, stop era el momento más fuerte nos reíamos mucho más durábamos riendo que jugando. Recordé Uropa. País por U (risas).

La falta de ortografía no podía faltar a la hora de puntuar. Cosas como esa que dices o el típico fruta: naranja; color: naranja; cosa: naranja; apellido: naranjo y respuestas similares que provocaban la hilaridad de todos. Memorable el Stop. Saludos y gracias por leerme y comentar.

Primero atrapó mi interés la conicidencia de los padres inclinados porque aprendieramos ajedrez, dominó y dama, mi padre fracasó conmigo y reconozco que son juegos desafiantes. Ludo era un juego sencillo pero entretuvo, en aquellos tiempo era novedoso. Segundo el monopolio logró en ustedes el obejtivo de desarrollar lo lógico matemático, financiero, también lo consideré eterno que poco lo jugué. Tercero Scrabble y el Pictionary son juegos con propóito claros y logran mantenerse vigentes y de compentencia en sus diferetes versiones. Cuarto, jugar Stop en la escuela lo máximo, la agilidad y conocimiento determinaban el lider que memorizaba todo por abecedario; quinto, queda de parte de los padres motivar a jugar en la mesa con su hijo es un tiempo de encuentro para saber las necesiades del hijo. El problema de luz, permitió revivir los juegos en la familia. Un post con suficiente información de tu desarrollo hasta la actualidad y su merecidad reflexión, gracias.
Postada: en mi post te mencioné que faltaba la historia de los juegos, disculpa por la redacción no me refería a la historia de los rompecabezas.

Gracias por tu valioso y completísimo comentario. Ciertamente, el problema de la luz ha traído el resurgir de hábitos olvidados como estos juegos, la lectura y compartir en familia. Ah ok, entiendo, lo interpreté mal entonces. Alguien en el reto, se me escapa en este momento quién (creo que @sacra97) realizó un post sobre el monopolio con su historia. Sí habría sido interesante conocer la historia de los juegos, pero entonces habrían sido posts muy extensos. Saludos y gracias por leerme.

Cierto se hubiese vuelto muy largo, tambien muy interesante. @cristiancaicedo por eso me concentre en uno solo.

¡Clap, clap, clap!, mi buen amigo @CristianCaicedo, aplausos a tu publicación. Con mucha información referente a los juegos de tu pasado.

Con respecto al juego aquel de Nombre, Ciudad... y Stop: en Chile le llamamos bachillerato, que por cierto yo lo jugué mucho cuando fui un mocoso.

Un abrazo, pues, de verdad es muy grato leerte.

Saludos @gabriel-arica qué curioso descubrir que allá también lo jugaban con un nombre distinto. ¡Cuántas cosas más no tendremos en común en toda la región! Saludos hasta Arica y gracias por tu comentario.

Un buen recorrido por el mundo de los juegos de mesa, buenas descripciones matizadas con tus apreciaciones personales. Me encantó tu apreciación sobre el monopolio, en cuanto a su entrenamiento para el mundo financiero, @cristiancaicedo.

Esos fueron los más significativos, aunque conocí muchos más; y sí, el monopolio puede ser bastante útil en ese particular. Saludos, gracias por leerme y por su comentario.

Me encanta verte nuevamente por aquí @cristiancaicedo.
Excelente tu publicación que muestra un recorrido por los diferentes juegos de mesa, su presencia en tu vida hasta llegar al otro tipo de juegos, los que se juegan en la mesa para la computadora o en una tablet.
Te agradezco esta visita guiada.