Annie Hall (Película): la mejor comedia romántica que he visto.

in #spanish9 months ago (edited)

El primer gran éxito de Woody Allen

Woody Allen es uno de los referentes actuales en el mundo del cine y Annie Hall fue es la película que lo hizo posible. Allen ya había dirigido otras cintas y cortometrajes, pero cuando triunfó en la gala de los Premios Oscars en 1.978, llevándose cuatro estatuillas de un total de cinco nominaciones, el mundo entero lo "descubrió" y se rindió a sus pies.

Quizás porque fue la primera película que vi de este Director, o quizás porque es una de las pocas que he visto en más de una oportunidad, lo cierto es que la considero mi favorita dentro de su filmografía y su género. Y estamos hablando del mismo creador de The purple rose of Cairo, Hannah and her sisters y Midnight in Paris, lo que no es poca cosa. Annie Hall cuenta la historia de Alvy Singer, un comediante en sus cuarenta años, bastante neurótico, que reflexiona sobre su última relación amorosa, en medio de recuerdos que abarcan los hechos posteriores provocados por la ruptura, pero también anécdotas anteriores (de la infancia, incluso), buscando entender cuándo, dónde y sobre todo por qué terminó su romance con Annie. Singer es un alter ego de Allen, como tantos otros personajes de sus películas interpretados por él, pero una de las cosas que lo hace destacar sobre otros es, sin duda, la introducción de la película. El Director de Blue Jasmine se caracteriza por un humor cargado de ironías, sarcasmos, neuroris, pero sobre todo de un trasfondo filosófico que, a través de bromas y situaciones cómicas, hace reflexionar a los espectadores. Como por ejemplo, los dos chistes con los que Alvy comienza a relatar su historia:

Hay una chiste viejo. Dos mujeres mayores están en un resort en la montaña, en Catskills, y una de ellas dice: "Vaya, la comida en este lugar es realmente terrible". La otra dice: "Sí, lo sé, y las porciones son tan pequeñas". Bueno, eso es esencialmente lo que siento por la vida. Llena de soledad y miseria y sufrimiento e infelicidad, y todo se acaba demasiado rápido.

Sí, la vida es difícil y el ser humano experimenta desgracias. Como dice Alvy "Llena de soledad y miseria y sufrimiento e infelicidad", pero a pesar de esas cosas vale la pena vivirla. De allí que la mujer se queje de lo pequeño de las porciones, de que la vida se acabe tan pronto. Esta actitud que tiene el protagonista ante la vida, sirve para explicar y comprender su personalidad, sus obsesiones, su ácido humor y aparente confusión. Y digo aparente porque, aunque repita que no entiende cómo o por qué ha fracasado su relación con Annie, estos dos chistes introductorios, reflejan un nivel alto de auto conocimiento. El otro chiste:

...dice así: estoy parafraseando: Uh ... "Nunca querría pertenecer a ningún club que tuviera a alguien como yo como miembro. Ese es el chiste clave de mi vida adulta en términos de mis relaciones con las mujeres.

Con un humor agudo, Alvy confiesa así su baja autoestima. En otras palabras, lo que quiere decir es que cualquier mujer que lo acepte, que lo ame, que quiera tener una relación con él, debe tener algún problema, no debe ser normal, entonces ¿por qué razón querría él estar con ella?

La otra mitad de esta icónica pareja es Annie Hall, interpretada por Diane Keaton. Annie y Alvy se conocen jugando tenis con unos amigos. Ese mismo día, Annie le ofrece a Alvy llevarlo a casa y comienzan a hablar para conocerse mejor. En una de las secuencias más divertidas y originales de la cinta, los protagonistas tienen un diálogo trivial en una terraza, mientras en la pantalla van apareciendo subtítulos que indican lo que realmente están pensando. ¿Acaso no hemos tenido todos alguna conversación en la que estemos pensando algo y por pudor, timidez o cualquier cosa, acabamos diciendo algo diferente? Bueno, el genio de Allen lleva esta situación a la pantalla de una manera efectiva. Es cierto que para los espectadores de habla hispana puede ser algo difícil de seguir la escena debido al doble subtítulo (incluyendo el doblaje original) pero vale la pena el esfuerzo.

Annie es todo lo que Alvy no es: tranquila, relajada, no muy dada a las introspecciones profundas, canta en un bar, vive sin prisas... se trata de la famosa atracción de los opuestos que, como en muchos casos, fracasa cuando se inicia la convivencia. No es lo mismo salir con una persona completamente opuesta a sí mismo, que convivir con ella a diario. Al mudarse juntos, comienzan las tensiones que, a la postre, acaban con la relación. La película expone y analiza las diferencias en la psicología de hombres y mujeres, principalmente respecto a las relaciones y al sexo, pero también frente a la vida; reflexiona sobre la muerte, el racismo, las relaciones, el autoestima, la herencia familiar, los valores de la sociedad y por supuesto, el amor. "El amor se desvanece" dice la película cuando Alvy, desesperado, busca alguna razón para explicar su ruptura. De forma simétrica, la película termina también con un chiste:

"...este tipo va a un psiquiatra y dice: "Doc, uh, mi hermano está loco. Piensa que es una gallina". Y el doctor dice: "Bueno, ¿por qué no lo internas?" Y el chico dice: "Lo haría, pero necesito los huevos". Bueno, supongo que así es como me refiero con las relaciones. Ya saben, son totalmente irracionales y locas y absurdas y... pero creo que seguimos adelante porque la mayoría de nosotros necesitamos los huevos".

En una escena, Alvy escucha a un hombre que ofrece comentarios mal basados sobre el trabajo de Federico Fellini y Marshall McLuhan; entonces Singer saca al verdadero McLuhan de la cámara para corregir personalmente los errores del hombre. ¿No nos gustaría que la vida fuese así?. En otra, Alvy y Annie se pasean como fantasmas en una escena del pasado de ella, para ver cómo era su pareja anterior y comentan sobre él. Alvy recuerda su infancia, pero podemos verlo, como adulto, en un pupitre en el preescolar, junto a sus compañeros. Pantallas divididas, subtítulos mentales, Alvy deteniéndose en la calle para preguntar a las personas sobre el amor; incluso hay una escena en la que se recrean personajes de Blancanieves y los siete enanitos con los rostros de Alvy y Annie; todos esos experimentos fílmicos dotan la película de frescura y originalidad, cuya principal carta es la cámara abierta que rompe la "cuarta pared" (esa valla imaginaria que separa a los actores en la pantalla, de los espectadores frente a ella) cuando los personajes hablan directamente a la cámara, logrando una mayor empatía e identificación con el público.

Por todo esto y mucho más, Annie Hall ocupa el puesto 31 en la lista de las mejores películas del cine estadounidense del American Film Institute, el cuarto lugar en la lista de las mejores películas de comedia y el número 28 en la lista de las 100 películas más divertidas de la cadena Bravo, además de haber sido seleccionada para conservación en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. La película triunfó en la noche de los Oscars. Diane Keaton se llevó el Oscar a Mejor actriz principal y aún cuando Woody Allen no obtuvo el premio a Mejor actor principal, se llevó Mejor guión original, y venció en las dos categorías más importantes, Mejor Director y Mejor Película, a un tal George Lucas y su primera entrega de Star Wars. Un obvio 10/10 para una cinta que considero de vista obligatoria para todos, especialmente para los amantes del cine y las comedias románticas.

Reseñado por @cristiancaicedo


Otros posts que pueden interesarte:

The disappearance of Culture: can we save it?
La broma (Libro): la condena del humor en tiempos de "seriedad"
A simple favor (Película): un enrevesado thriller doméstico
Milan Kundera y la remoción de la memoria: el caso Venezuela
Las mejores y peores adaptaciones de Stephen King a la gran pantalla
Filosofía: Reflexiones sobre la Autocreación
Hablemos de Game of Thrones (Serie): ¿cómo debió terminar la serie?
Olvidarte (Poema Original): cuando los recuerdos se aferran
Sort:  
Loading...

Bien merecido ese premio a esa gran película de Woody Allen, un director de cine y escritor que no tiene desperdicio, claro, debo hacer la salvedad que hasta sus películas malas me han gustado y las he disfrutado un montón, muy bueno tu post Cristian, abrazos.

He visto muchas de sus películas, pero me faltan muchas más. Quizás luego escoja varias para un post sobre el Director. Gracias por leerme. Saludos.

Muy completa y aguda tu reseña crítica sobre este magnífico filme de Woody Allen. No sé si sería para mí la mejor comedia de amor del cine, quizás sí del estadounidense. De lo que sí estoy seguro es que una de las mejores de Woody Allen. Sí he sido un seguidor de la obra de Allen; creo que me he visto casi toda su obra. Cuesta mucho escoger en su filmografía. Una de mis preferidos (quizás uno de los filmes más inteligentes de todos los tiempos) es La rosa púrpura del Cairo, por su juego metaficcional. Saludos. @cristiancaicedo.

La metaficción de The purple rose of Cairo y la ruptura de esa cuarta pared dentro de la historia, es una de las cosas más geniales que he visto en el cine. Si conoce alguna otra comedia romántica buena, aunque no sea estadounidense, me la puede recomendar y la busco para verla. Pronto publicaré algo de Kurosawa o algo más de Bergman, a quien tengo tiempo sin ver. Saludos y gracias por el apoyo.

A veces la frontera entre comedia y drama es muy elusiva. No soy muy dado a las comedias, pero en lo amoroso, recuerdo la famosa El hombre que amó a las mujeres de Truffaut. Francois Ozon tiene algunas (no recuerdo si una es Ocho mujeres). Está la famosa La guerra de los Rose de Danny DeVito. Por ahora, me vienen esas. Hay muchas más, por supuesto (ni hablar del cine italiano). Saludos.

Buscaré esas, por lo pronto. Saludos y gracias por las recomendaciones.