Los niños de Lilith (Parte X)

in spanish •  15 days ago



Partes anteriores

Parte IParte IIParte IIIParte IVParte VParte VIParte VIIParte VIIIParte IX


«Más veces descubrimos nuestra sabiduría con nuestros disparates que con nuestra ilustración.»

— Oscar Wilde

 


Un mal desatado

 

Era enorme y nefasto aquél predicamento. Jonathan repensó la situación y tomó la decisión rápidamente. Hubo un momento de miedo incontenible cuando sus ojos veían tan espantosa situación, pero sabía, que era menester seguir adelante. Dio la espalda a lo que veía, mientras preparaba su arma antes de empezar a ejecutar su plan, y de repente, hubo solo silencio.

Le pareció extraño viniendo de una aglomeración de gente realizando un ritual inaudito, y fue cuando levantó la mirada al lugar, y la vio. Una figura, para los ojos de Jonathan demoniaca, oscura, de aspecto horrible se manifestó en el diabólico evento. Tenía cuerpo de mujer, pero su piel era tan negra como el carbón, y sus ojos, rojos como la sangre fresca. A distancia, Jonathan solo pudo atisbar que la criatura portaba algo en su mano, pero no podía identificar lo que era.

Aquél ente, demonio, o como se le quiera llamar, apareció de la nada y comenzó a caminar entre los presentes en el círculo de maldad creado por aquellos niños. Habían invocado a un ser más allá de la comprensión de Jonathan, por lo que éste quedó en estado vegetal por lo que veía, y también parecía, que su plan se había desintegrado de su mente.

La Hermana Agatha estaba tirada en aquella mesa de piedra, amarrada, mientras su boca estaba abierta hasta el límite. Parecía que gritaba, pero ningún sonido Jonathan logró escuchar. Desde la distancia en la que estaban, y por el fuerte timbre de voz de la monja, fácilmente podría escucharla, era como si le hubieran arrancado las cuerdas bocales de su garganta.

—¡Pero qué…! Vamos hombre, vamos. La hermana Agatha te necesita, no puedes seguir así, reacciona, ¡maldición!, ¡muévete!, ¡inútil bueno para nada!, ¡has algo! —se decía así mismo, cerrando sus ojos con fuerza y poniendo sus manos en la cabeza. La desesperación tenía una lucha a muerte con el miedo. Era una situación demasiado para él.

Pero una nueva aptitud tocó las puertas de su razón, y esta fue la osadía, aunque mantenía en su mente que no saldría vivo de allí, se alzó con tenacidad para retomar su objetivo. Tomó de nuevo las riendas de su cuerpo y observó la situación de manera más precisa.

Los niños se encontraban inclinados y en silencio frente a aquella criatura del averno. El resto de los habitantes de Caricuao, los adultos, igual, detrás de los niños, y todavía manipulados y en estado de trance. Hubo un gran silencio que hasta se escuchaba los ecos de los silbidos de los grillos. Era ahora o nunca, Jonathan tenía que actuar inmediatamente.

Se levantó de su escondite y apuntó su arma al cielo. Un primer disparo soltó y el silencio se rompió entre los presentes. Los niños alzaron sus cabezas alterados y comenzaron a ver por todas partes el origen del ruido.

La figura demoniaca que estaba a solo unos centímetros de la Hermana Agatha, comenzó a desvanecerse poco a poco, mientras los niños estaban desorientados y dispersos. Aquella criatura, para mantenerse en estado material, necesitaba de la concentración de los niños para poder continuar con su propósito.

Jonathan soltó otro disparo al cielo y esto alteró más a los niños. Las personas del pueblo comenzaron a despertar, una tras otra hasta que ya nadie quedó bajo el control de la hipnosis. El pánico abundó y las personas comenzaron a esparcirse por todo el erial. Algunas se perdieron hacia otros terrenos, otras, tomaron la ruta hacia una carretera vieja y poco transitada que quedaba a unos 18 km de Caricao.

Jonathan comenzó a descender por la colina y se dirigió a suma velocidad a donde se encontraba la Hermana Agatha. La desató y la tomó de sus hombros. La agitó ya que se veía un poco desorientada, como si hubiera recibido un golpe fuerte en la cabeza.

—¡Reaccione Hermana! ¡Tenemos que irnos de aquí. —fue lo que le dijo Jonathan, y ésta inmediatamente recobró la compostura.

Ya casi nadie había en el lugar, y de los niños, ya no había ningún rastro. El detective y la monja tomaron un camino diferente al de los demás, pasando la entrada hacia las catacumbas por donde Jonathan había llegado a aquel terreno. Sujetaba el brazo de la monja mientras corrían y después de varios minutos de transitar por el mismo camino, la Hermana Agatha comenzó a marearse y tuvieron que detenerse.
Mientras la Hermana Agatha agurdaba reposo, Jonathan se mantuvo centinela mirando los alrededores en todo momento, luego se acercó a la Hermana Agatha y comenzó a hacerle preguntas.

—¿Está usted bien?, ¿qué es lo que le han hecho en ese lugar? —era lo que Jonathan preguntaba pero la Hermana Agatha aun recobraba el aliento.

—Luego le preguntaré sobre los detalles, lo importante en este momento es intentar salir de aquí.

Mientras que Jonathan observaba los alrededores de nuevo, atento, la monja tomó su brazo de repente y lo apretó. El detective la miró y vio su rostro dibujado con una expresión de horror. La Hermana Agatha abría la boca como tratando de decir algo con desesperación, pero no podía. Se apretaba el cuello con angustia mientras las lágrimas se escapan de sus ojos desorbitados.

Jonathan la miraba con espantoso asombro, algo terrible le hicieron aquellos siniestros niños. Le habían quitado el habla, sin saber cómo, ni por qué…

 




Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.




Posted from my blog with SteemPress

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations @universoperdido! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You made more than 3000 upvotes. Your next target is to reach 4000 upvotes.

Click here to view your Board
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

You can upvote this notification to help all Steemit users. Learn why here!

Este post fue compartido en el canal #spanish-curation de la comunidad de curación Curation Collective y obtuvo upvote y resteem por la cuenta de la comunidad @c-squared después de su curación manual.
This post was shared in the #spanish-curation channel in the Curation Collective Discord community for curators, and upvoted and resteemed by the @c-squared community account after manual review.
@c-squared runs a community witness. Please consider using one of your witness votes on us here

Colmena-Curie.jpg

¡Felicidades! Esta publicación obtuvo upvote y fue compartido por @la-colmena, un proyecto de Curación Manual para la comunidad hispana de Steemit que cuenta con el respaldo de @curie.

Si te gusta el trabajo que hacemos, te invitamos a darle tu voto a este comentario y a votar como testigo por Curie.

Si quieres saber más sobre nuestro proyecto, acompáñanos en Discord: La Colmena.


Te imagino narrando esta historia, uff. En algun momento te escucharé contandolas por Discord.

Te llevo la secuencia.

Pobre Monja, jajaja, generalmente ellas son las malas, este no es el caso.

·

Algún día cuando tenga mi micrófono me pondré a narrar con voz de terror ;)

Si, esperemos que al final todos sobrevivan. Saludos amiga.

wuaoooo que excelente historia, empezare a leerla desde la primera

·

Gracias, que bueno que te ha gustado. Muchos saludos.