Los niños de Lilith (Parte IX)



Partes anteriores.

Parte IParte IIParte IIIParte IVParte VParte VIParte VIIParte VIII


«El valor espera; el miedo va a buscar.»

— José Bergamín

 


Un rescate sin un plan.

 

Jonathan corría exasperado hacia la posada, todavía el tiempo no se había agotado y sentía que aun podía hacer algo. En la posada, al igual que en el resto del pueblo, no había nadie. Se quedó extenuado en una de las sillas del recibidor de la posada y se inclinó poniendo las manos sobre su rostro.

Nunca había tenido tanto miedo en su vida, pensaba que no volvería a ver a su familia. La muerte se instaló en su mente y pensaba que no volvería a ver lo que amaba nunca más. Sintió una necesidad de rendirse, la soledad no fue guía adecuada para el coraje de un hombre que ha soportado tanto.

Pensó en la Hermana Agatha y en que debe estar pasándola peor que él. Una revelación de osadía se posó en frente y comenzó a hablarle como si se tratara de un iluminado consejero. Jonathan recobraba la valentía y acumuló las fuerzas suficientes para embarcar la arriesgada proeza.

Fue a su habitación, tomó las armas que tenía en su maleta y llevó consigo también todas sus balas. Estaba ya bien preparado con la templanza en su cuerpo y mente, decidido a ir al rescate de la incautada monja. Se llevó todo el equipo necesario y se encaminó hacia el bosque, justo al lugar donde estaba la trampilla.

Jonathan no era un hombre muy religioso, pensaba que Dios nunca estaba en ninguna de sus acciones, que todo lo que él hacía siempre era producto de su fortaleza y alma para resolver hasta los más fieros problemas, pero esa noche, muchas cosas cambiaron en él. Rezaba una plegaria mientras caminaba por el bosque y miraba al cielo casi sin estrellas clamando ayuda al Altísimo.

Dejó caer sus esperanzas en Dios, y mantuvo su mente en positivo entre tanta oscuridad que lo rodeaba. Llegó finalmente a la trampilla, la entrada hacia las catacumbas. Respiró hondo antes de entrar, sacó su arma y le quitó el seguro, estaba listo y con la valentía puesta en marcha en todo su organismo.

Descendió por las escaleras que lo llevarían a la antesala del mismo infierno. Pensó en la Hermana Agatha en todo momento y en que ojalá no le haya pasado nada malo. Habían ciertas entradas en aquél espacio ancho y antiguo que Jonathan y la Hermana Agatha no notaron por andar pendientes de las estelas.

Jonathan mantenía su cuerpo en alerta y atento a cualquier detalle, incluso el ruido de algún pequeño roedor rondando la sala lo exaltaría de pánico y haría que se soltase un disparo de su arma. Se dirigió hacia uno de los portales que se encontraban hacia al fondo, averiguando a donde lo llevaría.

Caminó por unos minutos en aquél ancho pasillo iluminado por faroles de desconocida época y cultura, manteniendo su pistola en alza en todo momento. Sus oídos comenzaron a recibir un ruido que provenía al final, eran las voces de muchas personas.

Al final del pasadizo en forma de túnel se encontró con un espacio abierto, fuera de aquellas oscuras catacumbas. Había un cielo estrellado iluminando todo aquél curioso erial donde llegó a parar. Mantuvo su cabeza baja en todo momento y se escondió detrás de lo que parecía ser las ruinas de un pozo seco.

Alzó la mirada para distinguir aquello que era el epicentro de un círculo diabólico. Estaba sorprendido con todo lo que veía y levantó su vista un poco más para poder observar mejor. Vio a una multitud reunida, era la gente del pueblo, lo sabía muy bien porque pudo distinguir a Julián, el posadero. También pudo ver al alguacil, al alcalde, a Rosalía, la mujer loca, y a todos los demás, con sus vestimentas características.

Frente aquél círculo se encontraban los niños, caminando alrededor del epicentro que ellos habían formado. Las personas estaban ubicadas según los niños lo indicaban, era como si los controlaran o estuvieran hipnotizados bajo un embrujo, ya que Jonathan observaba a la perfección como se movían.

Tambaleaban de un lado a otro, mantenían sus cabezas bajas, había algunos que pareciera que se caerían, era como si fueran muertos en vida al caminar o victimas abarrotadas por un poderoso trance.

—¡Dios mío!, ¿pero qué diablos está pasando aquí? —dijo Jonathan con su mente consumida por la incomprensión ante aquello tan insólito. Al alzar un poco más la mirada y dejando a un lado la vista hacia los niños y el resto de las personas del pueblo, olvidando su atención al desenvolvimiento de la situación, logró ver, en el centro de toda esa disparatada y maligna aglomeración, a la hermana Agatha tirada en una mesa de piedra con las manos y los pies atados.

Uno por uno, los niños se acercaban a la monja mientras gritaba exhorta por su liberación. Los niños se acercaban para acariciar su cabello y su rostro, y luego se alejaban para hacer una reverencia, y evocaban un lenguaje desconocido que solo podía pertenecer al impío inframundo.

—¡Llegó el momento de que nuestra Madre cumpla su papel esperado para la redención de este mundo! —dijo uno de los niños, que luego, al terminar, todos alzaron sus brazos con energía al mismo tiempo que la gente del pueblo se tumbó al suelo.

Jonathan pensaba, observaba, se impresionaba aún más y pensaba de nuevo, pero nada se le ocurría. Sabía que si dejaba pasar más tiempo algo terrible le sucedería a la Hermana Agatha. La única idea que se le ocurrió fue la más arriesgada, pero en la situación en la que estaba, era lo único que tenía hasta el momento…

Continuará...

 




Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.




Posted from my blog with SteemPress : https://universoperdido.timeets.com/index.php/2019/01/26/los-ninos-de-lilith-parte-ix/

Sort:  

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by UniversoPerdido from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, someguy123, neoxian, followbtcnews, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows. Please find us at the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

If you would like to delegate to the Minnow Support Project you can do so by clicking on the following links: 50SP, 100SP, 250SP, 500SP, 1000SP, 5000SP.
Be sure to leave at least 50SP undelegated on your account.

Esta publicación ha sido seleccionada para el reporte de Curación Diaria.

final de post.png¡¡¡Felicidades!!!

Gracias, saludos.

Amigo excelente el post, muy buen trabajo con la narrativa de la historia saludos!

Gracias amigo @franz54 por tu comentario. Saludos.

interesate ! saludos y feliz fin de semana .

Feliz fin de semana para ti también ;)

Congratulations @universoperdido! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You made more than 600 comments. Your next target is to reach 700 comments.

Click here to view your Board
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

You can upvote this notification to help all Steemit users. Learn why here!