Depredador - Capítulo XII

in #fiction3 years ago


Capítulo XII


La voz de varios hombres reaccionaron a Liam haciendo que el moreno de ojos grises abriera los ojos ampliamente y mirara hacia atrás para ver cómo encontraba Savannah, pero se fijó que ya ella no estaba allí. La mirada de Liam se fue haciendo cada vez más distante dejando que el depredador apoderase sus acciones.

Rápidamente el depredador abrió la puerta ignorando el dolor que sentía en su hombro derecho por aquel choque. Savannah lloraba desconsoladamente mientras forcejeaba en vano con uno de los opresores.

Había varios hombres apuntándolos con armas

—Si cooperan nadie tiene por qué salir herido— exclamó con una sonrisa amplia uno de los hombres que estaba con una capucha sin poder verle la cara

El moreno miró directamente a los ojos a aquel hombre apretando la mandíbula, él podría matarlo tan rápidamente, pero no era tonto, si el daba un paso en falso quedaba abatido

El hombre sonrió victorioso al observar que tenía la situación controlada.

—Métanlos en camionetas separadas, ya saben a dónde llevarlos —

Uno de sus hombres se acercó a Liam para colocarse detrás de él y tomarlo por la nuca con la finalidad de guiarlo hacia el vehículo

El depredador trató de pensar en frío pero algo en él dijo que tenía que hacerle saber a aquellos secuestradores con quién se estaba metiendo, por lo que en un movimiento rápido, tomó por sorpresa al hombre y le terminó partiendo el brazo.

Antes que el sujeto cayese lo tomó como escudo por si alguien se atrevía a matarlo.

—Adelante, mátalo pero nosotros la matamos a ella, no antes sin violarla—

El hombre que estaba sosteniendo a Savannah le dio una fuerte cachetada en la mejilla haciendo que ella cayera al piso con lágrimas en los ojos.

—Te voy a matar— Dijo fríamente el depredador para empujar al hombre con el brazo partido al suelo, puso las manos detrás de su cuello en señal de rendición, por ahora.

Esta vez fueron dos hombres los que sostuvieron a Liam para llevarlo hacia la camioneta, el depredador tenía sed de venganza pero, dado que no podía hacer nada, Liam retomó la consciencia pues estaba altamente preocupado por Savannah.

—No confío en él, será mejor que lo dejemos inconsciente— Opinó uno de los hombres que sostenía con fuerzas a Liam, estaba verdaderamente enojado porque la persona que Liam hirió, era su hermano menor.

—Recuerda las indicaciones del Águila— Advirtió el que estaba en el lado del chofer, la camioneta ya estaba encendida

—Lo sé, pero es que él puede ver el camino, no es bueno y no quiero que intente nada.. — Antes que el chofer pudiera decir otra cosa, un arma había sido golpeado en la cabeza de Liam, logrando que el ojigris se desmayara y perdiera el conocimiento.

—Dulces sueños depredador—

______________

Al otro lado de la ciudad Alexander se había enterado de los acontecimientos desatando su cólera. Los secuestradores estaban pidiendo muchísimo dinero que claramente él poseía, pero no era el primer secuestro y eso le estaba desesperando.

Él le había exigido a su esposa que dejara el hospital porque no tenía necesidad de trabajar pero ella como una mujer preparada, no aceptó. Alexander recordó del rastreador que poseía el depredador e inmediatamente llamó a Hannah Montgomery explicándole la situación.

Ella había enloquecido con la noticia y puso a todo su equipo a trabajar en la búsqueda y el rastreo de Liam pero no importa lo que hacían, pues las horas pasaban pero el GPS estaba desactivado, Liam podía escaparse sin que nadie supiera de él y conseguir la libertad, pero la ventaja era que el depredador no lo sabía.

—YA HAN PASADO MÁS DE TRES HORAS Y NO ME DAN RESPUESTA HANNAH, NECESITO SABER DONDE ESTÁ MI ESPOSA ¡MALDITA SEA!—

—Y yo saber dónde está mi fuente de dinero, hay que calmarnos, si tienes que pagar, hazlo.

—No sé cómo confié que el depredador iba a poder detenerlos, es un inútil

—No le digas así, no sabemos cómo sucedieron las cosas

—Como sea, voy a volver a perder muchos millones de dólares, maldición

—¿De cuanto estamos hablando?— preguntó curiosa Hannah mientras escuchaba atentamente a Alexander al otro lado de la línea

—De 20 millones

—Fiuuuu— Silbó —Buena suerte Alexander y tráeme de vuelta a mi depredador — Antes que el italiano pudiera decir algo más, ella ya había colgado el teléfono.

—Maldita… ninfómana

______________

Los tacones sonaban sobre el piso de granito de aquella estación de tren abandonada, la mujer caminaba de un lado a otro mientras escuchaba los gritos de Liam llamando el nombre de “SAVANNAH”.

—Águila, el zorro quiere una comisión, después de todo uno de sus hombres fue lesionado por ese hombre

—Yo no tengo la culpa que él sea un idiota que se acercara tanto al depredador, se los advertí, él no es como los otros guardaespalda— La voz de aquella mujer resonaban por aquella habitación llena de aparatos eléctricos de última generación, aquella oficina estaba muy bien equipada para no ser rastreados por ninguna señal, de hecho, se tenían que comunicar por radios

—vale pero…—

—Pero nada… dile al topo que venga, necesito decirle algo—

Aquel hombre se fue refunfuñando algo pero la mujer no le dio ninguna importancia

Luego de unos minutos donde se escuchaba a Liam golpear la puerta con fuerza y gritar el nombre de Savannah como si su vida dependiera de ello. La figura de un hombre entró

—¿Querías algo, Savannah?—

La mujer se sentó en la silla de su escritorio y se cruzó de piernas con una sonrisa

—De hecho, sí…


Capítulos Anteriores

Prólogo, Capítulo I, Capítulo II, Capítulo III, Capítulo IV, Capítulo V, Capítulo VI, Capítulo VII, Capítulo VIII, Capítulo IX, Capítulo X, Capítulo XI


Sources: 1, 2,



Posted from my blog with SteemPress : http://gabriellecd.vornix.blog/2019/01/29/depredador-capitulo-xii/

Sort:  

😮😮😮😮

Posted using Partiko Android