Depredador - Prólogo-

in #spanish3 years ago (edited)

PRÓLOGO

—¿Vienes a ver la función?— Preguntó con una sonrisa maliciosa aquel imponente hombre de treinta y cinco años llamado Michael.

—Quiero corroborar que los rumores sean ciertos— Se encogió de hombros su acompañante y dueño de la multinacional más exitosa de los Estados Unidos; Alexander Baggio.

—Pues ya verás que sí, después de todo el Místico Destroyer fue la persona que estuvo tantos años a cargo— Fanfarroneó mirando aquella Jaula gigantesca donde se llevaría a cabo el show.

Alexander Baggio no quería parecer ansioso, después de todo su temperamento era algo que siempre estuvo bajo control. Era un hombre con una falsa amabilidad y tranquilidad que en el peor de los escenarios sólo con una mirada gélida decía más que mil maldiciones juntas.

Él había escuchado muchos rumores acerca del depredador, por años quiso acercarse a ese mundo, pero siempre estuvo sujeto a las decisiones de su padre, pero tan pronto él murió dejándole a cargo la empresa, y por supuesto, con muchos ceros en su cuenta bancaria; no pudo evitar satisfacer sus más perversos deseos.

En un mundo de apariencias donde él se desenvolvía, siendo figura pública y donando “grandes cantidades”, que a comparación a lo que ganaba mensual era un 5%; Alexander cumplía un rol muy importante; sin embargo, a puertas cerradas ese mismo “Ángel de los negocios” era un demonio.

—Señoras y Señores bienvenidos esta noche y espero que lo disfruten— El presentador que estaba en el centro del cuadrilátero con un micrófono, se quedó callado para que el público hiciera el ritual de siempre.

—¡DEPREDADOR!

—¡DEPREDADOR!

—¡DEPREDADOR!

—¡DEPREDADOR UUUUH AH!

—Así es Señores, El depredador se va a enfrentar contra el campeón de la liga mundial de boxeo, porque ustedes lo pidieron y nosotros tenemos el deber de cumplir sus deseos —

Michael miró a Alexander pensando que ya tenía a ese hombre en sus bolsillos, si todo resultaba como él lo había planeado, podía contar con Baggio’s Enterprise.

Seguidamente las luces se apagaron dejando el lugar totalmente oscuras y en menos de cinco segundos luces blancas, azules y rojas iluminaban la entrada de la llamativa jaula hecha de acero inoxidable.

—Por esta esquina se presenta El martillo Wright—

Al momento en que una de las puertas se abrió, se adentró uno de los hombres más famosos de los Estados Unidos; Rodrigo Wright. Su indumentaria era la típica de un boxeador, la boca estaba cubierta por una protección dental, vestía unos pantalones cortos de color azul que hacía juego con sus calzados deportivos y sus guantes del mismo color. La multitud no se hizo esperar para abuchearlo debido a que ya tenían a su favorito desde hace tiempo.

Rodrigo no entendía muy bien porqué él no era el favorito, pero no quiso pensar en otra cosa que no sea la victoria.

—Y ahora sí, por esta esquina…— Las personas se pusieron de pie para comenzar a corear “DEPREDADOR” haciendo que el hombre, inconscientemente, tuviese que hablar más alto. —El más grande de todos, DEPREDADOR—

El hombre entró con su típico semblante serio, no mostraba ninguna expresión alguna, su mirada era fría y calculadora. Su respiración era pausada como si nada estuviese perturbándole. El depredador estaba diseñado para pelear y no para sentir, era como un robot viviente.

Él tenía el cabello negro azabache, bastante corto por los lados frontales de su cabeza, pero en la coronilla lo tenía con volumen y peinado hacia arriba. Su piel era tan blanca como la nieve y su espalda estaba llena de pecas que algunas estaban interrumpidas con la cantidad de cicatrices que le invadía en todo el cuerpo. Sus ojos son grisáceos y que dependiendo de su humor tiende a cambiar a uno más claro o más oscuro. Su mandíbula gruesa cubierta por una barba de tres días. Su ceja derecha estaba interrumpida por una cicatriz y en su cuello estaba cubierto por un tatuaje de una mano apretando un corazón donde se veía la sangre salir.

El depredador estaba vestido sólo con el pantalón, los guantes y los zapatos deportivos de color rojo, él no necesitaba la protección dental.

—¡QUE SOBREVIVA EL MEJOR!— El presentador sonrió triunfal y se salió del cuadrilátero dejando a Rodrigo bastante confundido

—Espera…—Rodrigo pestañó varias veces para mirar al hombre de seguridad que impedía que los concursantes se fueran —¿Cómo.. cómo que “que sobreviva el mejor”? — Tenía un mal presentimiento y su corazón comenzó a latir con fuerza.

El de seguridad sonrió perversamente, estaba acostumbrado a aquellas mismas palabras de los diferentes boxeadores que venían.

—Se nos olvidó decirte que aquí sólo 1 sale con vida—

Rodrigo comenzó a negar con la cabeza

—Déjenme salir, no quiero esto, no lo quiero—

—3...—

—Por favor, quiero irme

—2...—

—Yo no quiero participar…—

—1…—

—Por favor— Rodrigo miró al hombre que se iba a presentar y tan pronto dijeron “Comiencen” fue que se percató que el moreno jamás le había dedicado una mirada, hasta ahora. Tragó hondo para acercarse a aquel hombre, tenía que pensar en matarlo para poder salir de aquí con vida y regresar a casa con su mujer y su hija.

Alexander miraba todo expectante, sus ojos no se le despegaban al depredador y vio como el hombre se quitaba los guantes dejándolo confuso

—¿Por qué se quita los guantes?— Preguntó Alexander con curiosidad

—Es su ritual— Michael comenzó a narrar anticipándose a los movimientos del depredador que seguía al pie de la letra lo que el rubio comentaba.

—Se quita los guantes, se suena el cuello, detalla al contrincante y… — En un movimiento veloz aquel hombre lo tomó del cuello para ahorcarlo enterrando las pocas uñas en la piel de Rodrigo que trataba de forcejear por su vida y sin piedad alguna hizo un movimiento rápido para desnucarlo dejándolo sin vida en el centro del cuadrilátero. La gente comenzó a gritar eufórica

—Pero… pero.. ¿cómo lo hizo?—Por más que trató, Alexander no pudo esconder una sonrisa perversa en su rostro, estaba maravillado con aquel show.

—Pues eso lo hace cuando ve que el oponente está asustado, le da una muerte letal y rápida. Pero cuando el rival quiere desafiarlo se divierte un poco y le hace pensar que puede derrotarlo para luego matarlo de una forma más lenta y dolorosa—

Los hombres de seguridad se llevaron al depredador que ni se molestó mirar hacia atrás y personas que trabajaban en logística bañaron al hombre con carne para luego dejar pasar a cuatro pitbulls para que se devoraran el cuerpo del hombre.

—¿Cómo hacen para que la prensa no se entere de esto? — Alexander necesitaba saber que si entraba en este negocio, su vida no se vería afectada.

—Porque el dueño de una cadena de periódico es accionista del Killbox y él se encarga de que nada salga de aquí. — Alexander asintió con una sonrisa.

—Bien, quiero entrar, quiero firmar lo que sea necesario y quiero entrar—

—Recuerda que todo se maneja por Bitcoins, no podemos dejar rastros—

—Perfecto… no puedo esperar más—


Source: 1

Coin Marketplace

STEEM 0.50
TRX 0.07
JST 0.056
BTC 40914.78
ETH 2805.37
USDT 1.00
SBD 7.04