Depredador - Capítulo V

in #fiction3 years ago


Capítulo V


Liam estaba acostado en su cama viendo a Aubrey dormir profundamente, eran las dos de la tarde y normalmente ella se quedaba dormida. Había tenido que darles mucho placer a las hermanas Montgomery para que ellas accedieran a su petición de dejar que la pequeña de seis años se quedara en su habitación, después de todo podían usar la habitación que era de ella para llevar acabo sus encuentros sexuales.

Dos toques en la puerta hicieron a Liam reaccionar de sus pensamientos y al ver quien era se puso totalmente rígido, sus fosas nasales comenzaron a abrirse para comenzar a respirar con aceleración. Steven lo miraba con una sonrisa malévola en su rostro y el lado más oscuro de Liam quería rompérselo todo dejándolo sin dientes.

Él se levantó para mirarlo fijamente, eso hizo que Steven se sintiera un poco intimidado, después de todo jamás lo miraba a los ojos.

—Creo que mi regalo te hizo reflexionar acerca de la propuesta del cual, claro, todos salimos ganando ¿cierto?— Liam apretó las manos como puño para cerrar los ojos, tenía que controlarse, de lo contrario podría sufrir un desmayo premeditado por lo que tenía en su nuca.

—Quiero hacer el trato, ¿qué tengo que hacer exactamente?— Steven sonreía con más ganas, si todo salía como él planeaba, iba a convertirse en uno de los hombres más rico del mundo.

—El joven Alexander Baggio le han secuestrado tres veces a su esposa, Jade Baggio. Él desea que un hombre sin sentimientos y sin escrúpulos sea el guardián de su esposa porque le han quitado más de 500 millones de Dólares en rescate, es por eso que te solicita a ti, mi querido amigo—

—No soy tu amigo—

Steven ignoró su comentario y prosiguió

—Él quiere que seas su guardaespaldas básicamente. Mírale el lado bueno, vas a poder salir de este lugar y sólo vendrás para luchar. Pero no creas que vas a poder escaparte porque donde quieras que estés el chip siempre estará integrado en tu nuca y te podremos matar—

Liam desvió la mirada a Aubrey que yacía dormida como si nada estuviese pasando.

—Tengo una condición, Aubrey se va conmigo, ella irá a una escuela y va a estar en constante comunicación conmigo, de lo contrario no hay trato—

—Creo que no estás en condiciones para exigir—

—Es mi única petición, si quieren ganar tanto dinero como crees que lo tendrás, lo único que exijo a cambio es que Aubrey vaya conmigo y sea una niña normal. De lo contrario intentaré escaparme tantas veces que me terminarán por matar y nadie les hará ganar tanto dinero como yo, porque Steven— Liam sonrió un poco, con la mirada gélida, distante y amenazadora —Alguien mejor que yo, no hay.—

Dicho eso Liam le cerró la puerta en la cara para acostarse al lado del pequeño cuerpo de su protegida, él quería brindarle un mundo de oportunidades ya que el ojigris sabía que él lo había perdido en el mismo momento en que fue secuestrado esa mañana.

Flashback

—¿Mamá?— Preguntó un asustado Liam mientras bajaba las escaleras de su casa, eran poco más de media noche y los gritos que daba su madre lo hicieron despertar —¿Mamá?— Repitió en un tono tembloroso y asustadizo mientras se acercaba a la cocina

—¡VETE LIAM!, ¡ENCIÉRRATE EN TU CUARTO!— Gritó la mujer con la voz desgarrada

Antes que él pudiera tan siquiera pensar, la voz de un hombre le hizo helar la sangre. —Pero miren a quien tenemos aquí—

El hombre que sostenía una botella de tequila en la mano derecha, tenía un acento texano, vestía con un jean viejo, unas botas y una camisa de cuadros.

Sus ojos estaban inyectados de sangre, tanto por el alcohol como por las sustancias que tenía en su cuerpo. —Es el hijo del Oficial, ven súmate en a la fiesta— Aquel corpulento hombre lo tomó del cuello para llevarlo hacia la sala

Aquella escena fue suficiente para quitarle la pequeña inocencia a un niño que apenas estaba comenzando a vivir, el ver a su madre ser violada por múltiples hombres bastaba y sobraba para que Liam dejara de ser ese niño que amaba los chocolates y los videojuegos, pero como si la vida se empeñara en quitarle su alma entera, pudo presenciar como cada uno, después de estar satisfecho, le pegaron un tiro a la mujer dejándola tirada en la mesa como un trapo sucio.

—Ahora tú amigo mío, vamos a hablar de cómo me vas a hacer pagar todo el dinero que perdí por culpa de tu padre—

Desde ese día odió a su Padre, odió a su madre por haberle dejado solo, odió a sí mismo por no haber podido ayudarle, odió a los hombres del mundo, pero por sobre todas las cosas, odió a Dios por no haberse apiadado de ellos.

Fin del flashback

Luego de un par de días, Liam embestía salvajemente a Hannah, mientras que con su mano le daba placer a su hermana Annie. Los labios de Annie le recorrían toda la boca mientras que sus manos apretaba los bíceps de Liam. Él odiaba sentirse usado de esa manera pero era el trato que había llegado, incrementar sus encuentros sexuales a cambio de que la pequeña estuviese más a su lado.

Luego de cuarenta minutos y que las mujeres tuvieran múltiples orgasmos, ellas miraron a Liam con una sonrisa arrogante.

—Supimos que aceptaste el acuerdo de Steven, realmente pensé que no ibas a aceptar. Nunca te gustó el exterior— Hannah se acomodó bien su vestido mientras que Annie se limpiaba con toallas húmedas los rastros de semen que le quedaron en la piel.

—Ya Steven sabe mis condiciones al aceptar

—No sé por qué tanto interés en la mocosa, si fuera por mi…

Liam por primera vez en mucho tiempo miro a Annie con la mandíbula apretada y ella en vez de asustarse, se calentó. Ambas mujeres eran ninfómanas.

—Si no aceptan mi única condición, prefiero morir

—Lo sé, lo sé, jugaste bien tus cartas amor— Annie se acercó a él para darle un casto beso en sus labios —Tendrás esa condición, la mujer ya fue informada y ella no tuvo ningún problema de ello. Aubrey asistirá a la escuela, tendrá una niñera y comodidades, gozará de seguro médico y todo, a cambio ya sabes lo que queremos.

Liam asintió volviendo su mirada al frente, mirando a la nada y sin expresión alguna.

—Igualmente vas a tener que venir aquí cuando haya peleas, en estos momentos no las hay porque están haciendo una reparación a la jaula, digamos que para darle más entretenimiento y aumentar la dificultad, pero con un mismo resultado, tu victoria. — Hannah sonrió traviesamente y se dispuso a salir del cuarto.

—Prepara tus cosas que mañana tú y Aubrey se van a la Mansión Baggio—


Capítulos Anteriores

Prólogo, Capítulo I, Capítulo II,Capítulo III, Capítulo IV


Sources: 1, 2



Posted from my blog with SteemPress : http://gabriellecd.vornix.blog/2019/01/13/depredador-capitulo-v/