EXTINTOS XI: Gorilla beringei beringei.

in #cervantes2 years ago (edited)

Gorilla beringei beringei.

El Gorilla beringei beringei o gorila de montaña fue un primate que vivió en África hasta principios del siglo XXI, su población fue descendiendo con el paso del tiempo debido sobre todo a la caza furtiva, la pérdida de su hábitat, a las guerras en sus territorios y a los contagios con enfermedades humanas.

Fue uno de los animales más parecidos a los humanos y al igual que éstos contaban con una estructura social, creando grupos de machos y hembras estables y altamente cohesionados, formados por entre cinco y trece individuos. Siempre existía un líder que solía ser un macho adulto de lomo plateado.

34.jpg
Fuente

Tenían el pelo más largo y oscuro que otros gorilas, lo que les permitía vivir en territorios más fríos, incluso por debajo de 0 grados. Se llegaron incluso a adaptar a la vida en el suelo, por lo que sus pies eran muy parecidos a los de los humanos, aunque no solían caminar de forma erguida.

Los seres humanos nunca han respetado a ninguna especie animal ni siquiera a las más emparentadas con la suya, es por ello que le preocupó muy poco el que fuera una especie altamente amenazada.

35.jpg
Fuente

Los gorilas de montaña, ante el avance de los humanos, se vieron obligados a vivir en zonas muy aisladas, a pesar de ello su territorio se veía muchas veces invadido por turistas, lo que hacía que se contagiaran por enfermedades tradicionalmente humanas.

Su población se redujo a un límite alarmante, llegó un momento en el que quedaban menos de 1000 individuos viviendo en libertad, algunos otros vivían pero en cautividad, dentro de zoos. Se hicieron pequeños esfuerzos por su conservación, pero cuando ya era prácticamente imposible recuperar la especie.

Los últimos gorilas de la Tierra vivieron en cautividad y el último individuo murió enjaulado dentro de un zoo, a pesar de todo, los humanos siguieron sin darse cuenta de que ellos eran los únicos responsables de aquella situación y que por su culpa un pariente cercano a nosotros había desaparecido para siempre de la faz del planeta.