EXTINTOS VI: Sardina pilchardus

in #cervantes3 years ago (edited)

Sardina pilchardus.

Cuando comenzó la última gran extinción en la Tierra, uno de los primeros animales que se vio afectado fue la Sardina pilchardus, sardina común o sardina europea. Fue un pez clupeiforme de la familia Clupeidae.

Su número comenzó a descender en el mar Mediterráneo de forma alarmante, debido a la sobrepesca, en un primer momento no se le prestó demasiada atención pero tuvo consecuencias terribles, ya que éstas, junto con los boquerones, eran el mayor depredador natural de las medusas.

19.jpg
Fuente

La sardina común se alimentaba sobre todo de las larvas de las medusas, al reducirse su número de forma tan drástica, aumentó de forma considerable el número de medusas en el mar, lo que provocó una gran invasión de las mismas, haciendo que el baño de los humanos en las playas fuera prácticamente imposible. Esto provocó múltiples quejas de bañistas y miles de casos de personas con picaduras de medusas que acudían a urgencias.

20.jpg
Fuente

En un primer momento se achacó el problema a la falta de tortugas bobas en el mar, pero la realidad era que hacía décadas que las tortugas bobas estaban prácticamente extintas de los océanos y no representaban un gran problema para las medusas.

La solución que los gobiernos decidieron poner fue la de sacar el mayor número de medusas del agua para que murieran, una gran matanza que para nadie suponía crueldad animal, ni siquiera para los autoproclamados amantes de los animales o animalistas.

21.jpg
Fuente

Definitivamente eso no era una solución, sino sólo un parche al problema. La solución adecuada hubiese sido la re-introducción en la naturaleza de los depredadores naturales de las medusas, es decir de los boquerones y las sardinas. Pero se prefirió dejar el problema tal cual estaba y comenzar a pescar sardinas en otras partes del mundo.

Finalmente las sardinas se extinguieron, lo que provocó una invasión de medusas a escala planetaria, esto hizo que el baño en las playas de medio mundo fuera prácticamente imposible, porque con el paso de los años el problema fue en aumento de forma progresiva. Posteriormente se decidió extinguir a las medusas para que así todo volviera a la “normalidad”.

Una vez más el Homo sapiens demostraba no ser tan sapiens y llevaba a cabo medidas destructivas en lugar de medidas preventivas.