Talleres literarios | Día 2 | Hilos internos y congruencia narrativa

in #spanish4 years ago

TALLER ROJO


La travesía

@vicrivasr

Era una de esas noches de luna llena, con millones de estrellas en el cielo, y aunque no había ni una sola nube, era una noche triste. Ahí estaba yo, sentado en la banca de ese parque, mirando la luna y las estrellas, con un libro y algunos cigarrillos. Ahí estabas tú, conmigo, pero estabas ausente. Sentía una soledad enorme, aún cuando estabas a mi lado.

Solía pensar en lo que pasaba por tu mente, lo que te mantenía tan lejos aún estando tan cerca. Inventaba cualquier hipótesis como motivo de tu distracción, pero nunca creí que lo que realmente pensabas, era en aquella persona que algún día atrás fue el amor de tu vida, y nunca dejó de serlo.

Aún sentado en esa banca, emprendías una larga travesía en busca de tu amor. Yo me limitaba a quedarme sentado, leyendo y fumando algún cigarrillo mientras esperaba tu regreso.

Hace tiempo que no te veo sonreír, desde que esa persona partió para nunca volver, se borró toda señal de felicidad de tu rostro. Tu sonrisa era algo magnífico, capaz de iluminar mi vida en el día más oscuro. No importa si estaba muriendo por dentro, sonreías y me contagiabas tu felicidad. Dejar de sonreír se me hacía imposible. De verdad, extraño esos momentos que viví contigo y ya no sé si volverán a repetirse.

Todas las noches, en esa banca, en ese parque, te vas en la búsqueda del amor de tu vida. Mientras yo, me quedo en compañía de un libro y algunos cigarrillos, esperando que el amor de mi vida me encuentre a mí en su travesía.


ANÁLISIS


SUBIRÉ EL ANÁLISIS EN BREVE

SUBIRÉ EL ANÁLISIS EN BREVE


TALLER AMARILLO


Dentro de una botella

@charjaim

Desde niña siempre le causó intriga esas imágenes, donde a un náufrago le aparecía un mensaje dentro de una botella. Siempre le dio curiosidad imaginar, quién podría dejar un escrito allí, igual le ocurría con las palomas mensajeras, qué tan pequeño podría ser un mensaje para ser transportado por un animal tan frágil.

Era imposible que ella recibiera algo así, porque vivía en plena ciudad y en un apartamento cuyas escenas de ríos o mares solo podían verse en los pequeños cuadros, colgados en sus paredes desde quien sabe cuándo.

Aquel hombre había ido a la cafetería varias veces, siempre se sentaba solo apartado en un lugar de la esquina, generalmente las personas entraban y pasaban directo a la barra o a las mesas que estaban en el centro cerca del televisor. A ella le llamaba la atención ese hombre solitario que esperaba pacientemente su café y luego se iba con una breve despedida.

Nunca había intercambiado con él sino lo necesario, la orden de un café con leche pequeño sin azúcar, pero aquel día no fue igual, él pidió una cerveza y cuando ella fue a buscar el vaso, le hizo un gesto de que no, que prefería la botella. Se la entregó y le colocó un cenicero aparte por si le apetecía fumar, pero él no lo hizo, ella no sabía tampoco si fumaba o no, fue un simple mecanismo reflejo por la cantidad de veces que otros comensales así lo pedían.

Él se tomó lentamente su cerveza y pidió la cuenta, pagó inmediatamente nada más ver el importe de la misma. Pero no se fue, se quedó un rato y ella sintió que la observaba, pero le daba miedo voltear a verificarlo. No sabe en qué momento se retiró del lugar. Cuando se dio cuenta la mesa estaba vacía por lo que se aproximó a tomar la botella y acomodar un poco el mantel. Al hacerlo notó que dentro del envase vacío se veía lo que parecía ser un papel, miró rápidamente e intuyó que era un mensaje que aquel desconocido había dejado para ella.

Nerviosa entró a la cocina de la cafetería y dudó si colocaba o no la botella en la gavera con el resto de recipientes vacíos, finalmente decidió entrar al baño con la misma y la escondió detrás de un tobo de agua que permanecía siempre allí. En la tarde después de dejar todo organizado como siempre, recogió la botella que siempre mantuvo en la mente y la colocó dentro de su bolso, no sin antes sacudirla un poco para ver si podía sacar el papel, lo que fue imposible porque este se había estirado un poco y ahora estaba en la parte más ancha, así que decidió que en la casa sería más fácil extraerlo y leer el contenido.

Hizo todo el recorrido de autobús haciendo conjeturas, imaginó historias diferentes: “hola, me llamo Juan y deseo verte”, no, eso le parecía muy básico. Ella tampoco sabía su nombre; “hola, este es mi número telefónico, llámame”, ¿y quién se habrá creído él que es ella?, ¡qué abuso!, si quisiera hablar ya le habría pedido él su número telefónico, sin recurrir a ese truco. ¿Y si era tímido igual que ella?, quizá solo tenía una frase romántica sin mayor exigencia, finalmente él no sabe si ella tomó el frasco. ¿y si se quedó cerca observándola?. Sacudió como pudo el resto de ideas y se concentró en el camino hasta que llegó a su destino.

Llegó a la casa y estaba su mamá preparando la cena y le dijo que la había esperado para que compartieran una ensalada que había aprendido a hacer con la vecina. Así que se sentó a conversar a medias con su madre, pues su mente estaba en otra parte. Cuando terminaron de cenar se disculpó diciendo que le dolía la cabeza y se acostaría temprano.

Entró al cuarto y empezó a buscar un implemento delgado que le pudiera ayudar a sacar el papel, pero nada de lo que tenía le funcionaba, trató de sacarlo con un lápiz y este se le fue al fondo, entonces aprovechaba el movimiento de sacar el lápiz a ver si se traía el papel y fue inútil. Pensó en un gancho de ropa, pero todos los que tenía eran de plástico, una aguja de tener sería lo ideal, pero eran muy pequeñas, de tanto manipular la botella el papel se veía algo doblado y un poco húmedo. No, definitivamente en su cuarto no tenía nada con qué sacar ese anhelado mensaje. Entonces pensó que quizá en la cocina sí habría algo que la ayudara en su cometido y salió apresurada en su búsqueda con tan mala o buena suerte que al entrar se le cayó la botella muy cerca de la nevera. Su mamá escuchó, se sobresaltó y preguntó por el incidente, pero ella la tranquilizó.

Con la caída, la botella se había partido y el papel quedó disponible, lo había tomado rápidamente, y apretado en su mano, mientras recogía con apuro el resto de los vidrios, ahora su azoro era tratar de organizar, no fuera a aparecerse su mamá, entonces no tendría como justificar la presencia de algo como esto en su casa, donde nadie bebía licor.

Barrió con mucho cuidado las astillas de vidrio y todo quedó en orden. Una vez que echó por el bajante de la basura la bolsa con su contenido inútil se fue a su cuarto a revisar el papel.

Cafetería y Refresquería ”La Taza Encantada”S.A. No. 003426

Calle Principal Las Mercedes, No. 5. Teléfono 987654 Mesa No. 8

Cantidad Concepto Importe

1 cerveza ligera 45,oo

Total 46,25

Cancelado

Por dos veces leyó, primero apresurada y luego lentamente, lo volteo y el reverso no tenía nada escrito, era la factura que ella misma le había dejado.

Han pasado más de 30 años y cada vez que ve una botella vacía, pasa por su mente de manera fugaz, aquel recuerdo incómodo. La mayoría de las veces se ríe de sí misma, otras, recrimina al imaginario emisario.


TALLER AZUL


"Aida" Una historia más

@glokdm

Aida era una chica blanca, de estatura promedio, con un ojo color gris y otro color verde. Tenía el cabello negro y cara redonda. Vivía en un pueblo alejado de la ciudad con sus padres y era la segunda de seis hermanos.

Aida siempre fue diferente a los demás niños, era bastante retraída y de comportamientos erráticos. No lograba prestar su atención a ningún tema en específico y tenía la costumbre de huir del colegio y desaparecer hasta caer la noche. Éste hecho nunca llamó la atención de sus padres, pues eran personas que dedicaban todo su día a trabajar en el campo y nunca recibieron educación en alguna institución, desde que tienen uso de razón, sólo saben de tener hijos y trabajar para mantenerlos.

Mientras los años pasaban, Aida comenzó a tener una vida sexual libertina y sin ningún tipo de cuidado, así que era de esperarse, que se dedicara a parir una y otra vez. Cada hijo que tuvo, procedió a regalarlo. Hablaba con sus hermanos, tías y conocidos, para conseguirle casa a sus pequeños, y cuando alguien aceptaba, ella simplemente se desprendía de ellos, como cual prenda barata regala una mujer.

Un día, después de una visita a casa de sus padres, Aida se dirige a la ciudad en busca de un trabajo, pues su anciana madre, la recomendó con un Sr. De familia extranjera, españoles, para ser precisos, para el trabajo de ama de llaves y a ella le parecía una buena oportunidad para explorar las calles citadinas. Al llegar al terminal, la esperaba un Sr. Alto de unos 40 años, en su elegante ford mustang año 1965, el cual combinaba perfecto con su dueño.

Comienza a trabajar en su casa y así transcurren 6 largos meses. Trabajaba con el Sr. Miguel y la Sra. Carlota de Zaragoza, quienes tenían 10 años de casados, pero hasta el momento, no habían logrado concebir un hijo. Debido a la confianza que éstos le tenían, no dudaron el proponerle a Aida, que engendrara al hijo que Carlota jamás iba a poder tener, a lo que Aida acepto sin dudar.

Los nueve meses transcurrieron sin problema alguno, y ésta pareja veía como llegaba la felicidad a sus vidas. Lastimosamente, después de nacida la criatura, Aida volvió a sus arranques de siempre, su corazón estaba dominado por el resentimiento y el egoísmo, así que una noche lluviosa, mientras los señores dormían, huyó con el bebé en brazos y nunca supo lo que pasó con aquella pareja, pues volvió a su pueblo natal y no lograron dar con ella.

Lo más increíble de este caso, es que ella no se llevó al niño para, por primera vez, criarlo, sino por el simple hecho de que la pareja no fuera feliz con el pequeño. Como se imaginaran, Aida lo regaló también, en esta oportunidad, a una de sus hermanas. Luego de hacerlo, desapareció, se fue del pueblo y nunca volvió.

Los niños se conocieron, pues fueron criados por su mismo círculo familiar, sólo que algunos les fue otorgado el título “hijos” y otros sólo pasaban de la casa de algún familiar a otro, siempre tratados como “Los huérfanos”.

A veces me pregunto: ¿Quién es peor? ¿Aida, que se dedicó a traer niños al mundo para darles la espalda o las personas que aceptaron cuidar a estos inocentes, pero lo que hicieron fue darles una vida de humillación y el lugar de “personal de servicio”?

No sé a ciencia cierta si mi padre fue afortunado de ser adoptado por su tía y su esposo con problemas de alcohol, pues a pesar de ser tratado como un hijo más, no tuvo una infancia del todo feliz y a medida que pasaban los años, la vida le demostraba que no tenía familia, que estaba solo en el mundo. Claro, hasta que conoció a mi madre, quién lo ha acompañado por 24 años. No tengo manera de determinar, que hubiera pasado si mi “abuela”, le hubiese dejado a mi papá, a esa pareja de españoles, tal vez hubiese tenido una vida mejor, con todas sus necesidades cubiertas y amor incondicional o tal vez no, pero valoro y admiro en lo que se convirtió.

Siempre me dice que no cambiaría nada, pero si yo tuviese el poder de hacerlo, lo haría sin dudar (aún si arremeto contra mi propia existencia), porque todos merecemos ser amados y protegidos. La vida es dura, un tanto más para algunos, que para otros, pero lo es y podemos lamentarnos o continuar, así que mi papá continuó y está aquí, rodeado de sus 6 hijos y su esposa, dando todo lo que tiene y recibiendo aquello que les podemos dar. Él pudo odiar, pero eligió perdonar y es lo que lo ha mantenido de pie, el estar libre de resentimiento.

Quizás lo primero que se nos ocurre, es juzgar a aquella mujer, convertirla en un monstruo, en una desalmada, pero no es el deber ser. Sólo dios y ella saben lo que pasaba por su cabeza y lo que la llevó a tener ese comportamiento, y así como ella, imagino que hay muchas
“Aida” en el mundo. Al final siempre se repetirán las mismas historias, sólo que con personajes diferentes.


DINÁMICA


Participantes:

  1. Votar la publicación.
  2. Votar los comentarios de los talleristas y moderadores @reycard y @rjguerra
  3. Votar a los comentarios de tus compañeros de taller.
  4. Comenzar tu comentario con "#TallerRojo", "#TallerAmarillo", o "#TallerAzul" para saber a quien te diriges.

Observadores:

Todo los comentarios hechos con sinceridad, dedicación y respeto, serán votados, sin importar tu experiencia como escritor.


INVITACIÓN


Para formar parte de esta comunidad de escritores, mándame un correo a **[email protected]** y cuéntame un poco sobre ti, sobre tu interés en las letras o en el arte, y dime por qué te gustaría pertenecer a la comunidad. Como miembro, recibirás las invitaciones para participar en futuros talleres, concursos, dinámicas y conferencias.

Cordialmente,
Daniel Camacho

Sort:  

#TallerAzul
Buenas tardes a todos. Pido mil disculpas, en especial a @glokdm, por no haber subido mi comentario sino hasta ahora; distintas complicaciones me lo habían impedido. Mis razones dan para un libro, pero no quiero agobiarlos de momento contándolas. Me consuela saber que el grupo de compañeros ha estado atento a comentar a pesar de mi ausencia. Ahora sí, mi comentario sobre el texto que corresponde a este segundo día de taller.

En el cuento titulado «¿‘Aida’, una historia más», presentado al taller por @glokdm, el narrador da cuenta de la historia de sus ascendentes (padre y abuela paterna) y de la manera en que ese pasado se conecta (por negación o reafirmación) con el presente y con quienes son hoy en día, incluso el propio narrador. De manera que este relato le permite descubrir también la forma de ser, pensar y sentir del padre y a la vez posicionarse con aquello que heredan del pasado familiar. Este es un tipo de relato que me gusta particularmente, pues quien narra asume una posición con respecto aquello que narra (lo exprese o no), asumiendo la actitud del heredero, bien como continuador o como parricida. Este cuento se inclina a mostrar una dimensión positiva de una tara familiar, una abuela que niega la maternidad y el amor a sus hijos, a pesar de que pare indiscriminadamente. Esta idea me gusta mucho, me resulta interesante como argumento de un cuento y en este caso la historia me parece coherente y congruente, al menos en sus aspectos propositivos. Me explico: creo que presenta un problema de congruencia narrativa que afecta el plano estructural y el superficial en el que quisiera detenerme.

Pienso que a pesar de sus detalles de escritura, que son de carpintería –algunos de los cuales se han señalado acá–, la narración fluye bastante bien, de manera aceptable; por lo menos hasta el párrafo que inicia diciendo «A veces me pregunto…». En este momento se produce una irrupción de un ¿narrador?, ¿personaje? que asume la voz de quien hasta ese momento contaba la historia, y lo desplaza. Esta irrupción produce una ruptura del hilo narrativo que se venía desarrollando. Lo particular de este personaje/narrador es que no está para contar, sino para emitir sus juicios y opiniones sobre la historia que se viene presentando, aun cuando quiera hacer creer que no es así («Quizás lo primero que se nos ocurre, es juzgar a aquella mujer, convertirla en un monstruo, en una desalmada, pero no es el deber ser»). Este es tal vez el aspecto que más me causa ruido. Otra incongruencia: nada se ha dicho hasta ese momento del fulano personaje/narrador, y quizá por esto perciba cierta violencia en su aparición. Si hacemos el ejercicio de suprimir toda esta parte veremos que no pasa nada; porque además siempre el lector fija también su posición con respecto a aquello que le propone un texto, no hace falta que se lo digamos todo.

Echo de menos una descripción psicológica de esa abuela, o alguna anécdota que nos permita figurarnos los rasgos de su personalidad. Creo que puede tener un perfil interesante que a pesar de la descripción de la primera parte del cuento no logro ver. Me quedé con las ganas de por lo menos se dibujara un poco más su persona. Fíjate que el sentir simpatía o antipatía en este caso es lo menos relevante, sino que el lector pueda ver al personaje, sentirlo. Pienso que por acá podrías explotar algunas posibilidades que permitan que el cuento gane en expresividad y en densidad. En el caso del padre hay una cercanía mayor, pero su descripción se diluye en el cuento. Este es un personaje al que se le puede sacar provecho; en especial porque el padre del narrador representa el reverso parricida de la mujer que lo parió, él ha decidido negar a la madre y lo hace consolidando un núcleo familiar que lo aprecia y por el que trabaja incansablemente. La abuela del narrador y su padre son dos polos opuestos (representan valores familiares que van en sentidos diferentes), y este quizás puede ser el punto de partida para enriquecer tu relato.

Toma esto como una invitación: más allá del propósito de contar simple y llanamente una historia, trata de pensar en aquellas cosas que harían de tu cuento un cuento particular, diferente a otras narraciones que incluso cuentan la misma anécdota; también es necesario que superemos la anécdota y nos preguntemos como escritores ¿para qué quiero contar esta historia?, ¿por qué me interesa?, ¿de verdad es importante para mí?

Por lo demás, creo que es un muy buen ejercicio narrativo que permite mostrar al grupo del taller tus potencialidades como escritora. Es necesario seguir trabajando; leer mucho, escribir mucho, desechar mucho, corregir mucho, y así iremos adquiriendo madurez, porque esto de hilar y tramar historias es un arte que demanda esfuerzo, dedicación y constancia. Ya, por lo menos, acá con este taller, has dado un gran primer paso.

Cordiales saludos para todos.

@reycard interesante análisis, este cuento es digno de análisis, porque si se trata de contar una historia de " madres desnaturalizadas" (madres que paren, regalan a sus hijos) es importante resaltar un aspecto:
Contexto geográfico , donde ese fenómeno es normal, ya que precisamente al decir "muchas Aídas por allí" da una percepción que este fenómeno es recurrente en un alto porcentaje en ese lugar del mundo,por ello doy mi apreciación, desde la perspectiva de orientadora de conducta y en familia. Y no es una crítica para destruir el texto,sino por el contrario realzar algo que no es común leer,pues siempre vemos resaltar el valor de la madre...! @glokdm tu cuento puede ser tomado para trabajar la psicología familiar,por ello el cuidado en generalizar un fenómeno y conocer de estadísticas, sólo es una sugerencia,por eso algunos comentaban será ¿ un hecho ficción o real? Me encanta tu texto,porque invita a conocer la psicología de Aída un aspecto que es tu fortaleza @decomoescribir ¿ qué opinas? espero entiendan mi postura, muchos cuentos ha sido convertidos en películas, otros para conferencias y otros y pienso que este sería muy apropiado para ello....! Espero, me regales tu cuento acabado @glokdm trabajo en ese campo. Éxitos!!!

Claro que sí! saludos :)

Muchísimas gracias por tus correcciones @reycard! De hecho estaba esperando tus correcciones, para junto con otros puntos, que mencionó @silher, empezar a pulir este relato. Lo bueno de todo esto, es que me explicas de una forma, que se me hizo de fácil comprensión jeje.. Gracias nuevamente!

De Ivonne Cruz de Youtube:

@vicrivasr: soy de la opinión de Daniel en que tu gran mérito aquí es crear atmósfera, queda muy bien sembrada la idea de tristeza, de pérdida, de desamor, esto a pesar de lo breve del relato. Muy bien.
En general, el texto está muy bien y las observaciones que traigo son más manías de vieja y quisquillosa lectora jajajaja
Yo entendería que lo de los libros y los cigarrillos vendrían a cumplir un papel de conectores; sin embargo, al ser un relato tan breve, no me parece que sean tan necesarios, más bien se me vuelve repetitivo el elemento y siento que leo muy cerca uno del otro.
La frase "estabas ausente"; me queda claro cuál es tu idea, pero es la manera en la que está construida la expresión que al leerla me incomodó un poco, puede que solo haya sido a mí, así que tanta bola no me des.
Hay un problemilla de sintaxis (?) en la frase "...pero nunca creí que lo que realmente pensabas, era en aquella persona...", yo sugeriría: ...que EN lo que realmente pensabas...
Me causó mucha gracia escuchar el comentario de Daniel sobre lo de leer a oscuras, porque yo lo pensé cuando lo leí, pero de nuevo, se lo atribuí a mi "quisquillosidad" jajajajajaja.
Por último, siento un cambio de tiempo a la mitad del relato. Me refiero a que al principio me quedo con la sensación de que la historia que nos estás contando ya pasó, pero luego me la contás como si fuera el presente.
Espero te aporten algo mis comentarios y seguir leyéndote.

#TallerAmarillo @charjaim: me la he pasado muy bien con tu relato. Me parece muy inocente y que está contado precisamente desde esa inocencia, me gusta la sencillez de la trama y el giro final me dejó con una sonrisa dibujada en el rostro.
No tengo mayores observaciones que un par de errores de dedo, que seguramente ya te señalaron los demás: aguja de "tener", asumo quisiste decir "tejer". Y en el cuarto párrafo tenés dos peros seguidos; nada que no podás editar en unos minutos.
El relato te lo cuenta una tercera voz y se mantiene así a lo largo de la historia, mi único conflicto es al final justo en la oración "La mayoría de las veces se ríe de sí misma, otras, recrimina al imaginario emisario" porque me hablás de una sensación de tu protagonista, misma que esta tercera voz no debería conocer. Me explico: este narrador omnisciente puede saberlo todo (una especie de dios) o puede ser un simple observador; al principio de tu texto yo siento que tu narrador es del segundo tipo, pero ya al final, me confunde.
Por otro lado, manejás muy bien los tiempos y no perdés la línea. Dejás con un buen sabor de boca al lector.

#TallerAzul @glokdm: muchas gracias por compartir tu texto, me quedo con la duda de si esto es ficción o realidad, esto habla muy bien del uso de detalles. Por supuesto, no estás obligada a responder.
Es de tener cuidado con la descripción inicial de Aída, cuidado de caer en el lugar común haciendo un listado de los atributos físicos de nuestros protagonistas, sobre todo si es al principio del texto.
El mayor punto de mejora que veo, hablando de narrativa, es la parte en la que comenzás a hacer preguntas porque con ello como que adoctrinás al lector. Ya no dejás que él saque sus propias conclusiones, sino que le indicás qué debe preguntarse y cómo debe sentirse al respecto de Aída y todos los demás. Claro, hay historias que las hacemos muy nuestras y nos cuesta desligar nuestras propias lecturas, pero gran satisfacción de escribir es permitirnos conocer lo que otros interpretan de nuestras letras.
Te mando un gran abrazo.

Es una fortuna para mí recibir su comentario. Muchas gracias, siento que aprendo un poco más y por supuesto haré las mejoras al texto. Revisaré lo del tipo de narrador, de verdad no me había dado cuenta. Saludos.

La cosa es que no sabía como comenzar el texto, sino era describiendo el personaje. Tendré que evaluar esa parte, pues no lo había tomado en cuenta. Muchas gracias, saludos!

Buenas noches. Colocaré aquí mi comentario sobre el cuento "Dentro de una botella", de @charjaim, miembro del Taller Amarillo.
"Dentro de la botella" es un muy buen cuento en la tradición de Anton Chejov: una trama realista, cotidiana; una pequeña historia que revela los sentimientos y emociones de gente común y corriente a la que no le sucede, en apariencia, nada extraordinario. En el caso concreto de este cuento, a la protagonista lo que le sucede es descubrir los desengaños que pueden encontrarse detrás de las expectativas románticas; sobre todo, si estas se construyen alrededor de un castillo de aire.
Todo el peso de la trama recae en una línea argumental única: la muchacha que cree descubrir un mensaje para ella en una botella y el consiguiente desengaño.
Una sola línea argumental y un único punto de vista. Aunque pudiera pensarse que mantener un único punto de vista resulta monótono, no pienso igual. Para un cuento corto (y un texto de mil palabras lo es) es mejor no dispersarse en múltiples visiones. Así, el impacto emocional del cuento, concentrado en el final, es completo.
@charjaim evita con mucha habilidad el sentimentalismo y las exageraciones apelando a un estilo sobrio y ligeramente distante que resulta muy eficiente para la historia que cuenta. Al final, nos deja con una media sonrisa algo amarga, similar, sospecho, a la de su protagonista cuando recuerda lo que le sucedió treinta años antes.
Me queda la duda sobre su vida presente, de la que @charjaim no da ninguna pista. ¿Es una mujer feliz, o se ha quedado detenida en ese momento y con los años ha acumulado frustraciones y malas experiencias?
Un comentario sobre aspectos formales de escritura. "Dentro de una botella" es, como dije, un buen cuento y felicito a la autora, pero presenta fallas formales que deben ser corregidas. El problema principal es que en muchas ocasiones utiliza comas cuando debe utilizar puntos, o dos puntos, o punto y coma. Esto provoca que el cuento tenga un aspecto descuidado.
Si @charjaim me da permiso, puedo colocar aquí una revisión de los dos primeros párrafos con mi propuesta de corrección.

Me parece que el comentario del cuento "Dentro de una botella" de @charjaim realizado por el moderador del Taller Amarillo, el escritor Rubi Guerra, es muy completo, casi nada que pueda agregar. Simplemente, remarcaría que es muy buen cuento, que debe cuidar algunos detalles de escritura, y que aprecio como uno de sus principales valores el trabajo con la expectativa que va creando en el lector; eso que los franceses llaman "suspense", en el sentido de mantener la atención nuestra en suspensión, lo que vendría a reproducir en nosotros el estado psicológico del narrador personaje. ¡Muy bueno! Mis felicitaciones para @charjaim

Agradecida de su comentario, me satisface leer su opinión acerca del cuento. Sigo adelante.

@rjguerra ya he visto trabajos muy cortitos de @charjaim es muy buena y jocosa , siempre atrapa al inicio y el final es inesperado, me encantan tus trabajos, mucho que aprender de ti. Si y concuerdo con @rjguerra sería interesante, agregarle incluso cuando se rompe la botella, que su mamá la interrumpa, dar más misterio...luego que tuviera un encuentro con el extraño??? Pero, muy bueno de verdad !!!!

Gracias, esas recomendaciones me "obligan" a pulirlo y darle continuidad, trabajaré en ello.

Son muy buenas observaciones. Me gusta su manera de analizar un texto, me gustaría, si es posible, que analizara el mío también. Repito, si es posible y no hay problema alguno con el desarrollo del taller.

Taller Rojo
Hola, @vicrivasr. He leído tu cuento con mucha atención y te puedo decir que me gustó mucho su escritura: limpia, nostálgica, cargada de emoción contenida. Me gusta en particular la metáfora de la travesía, el viaje de nuestras vidas, en el que encontramos y perdemos amores.
Siempre volveremos al tema del amor no correspondido, y tu cuento es un buen aporte. Yo diría que así como está, está bien: transmite su carga de sentimiento con efectividad, y despierta en los lectores la memoria de pérdidas similares. Sin embargo, también creo que pudieras potenciarlo, hacerlo aún más intenso, contándonos la historia de sus protagonistas. Hay una oración que me parece clave por lo que insinúa y no dice: "De verdad, extraño esos momentos que viví contigo y ya no sé si volverán a repetirse". Allí se encierra la historia no contada y que, potencialmente, pudiera ser una gran historia.
Como está ahora, es una bella estampa; como una hermosa fotografía. Pero siento que pudiera ser mucho más.
Saludos y felicitaciones.

Muchísimas gracias por sus palabras. Me animan a seguir escribiendo y a seguir mejorando. Un saludo.

Agradecida de sus observaciones y totalmente de acuerdo con sus correcciones, estaría muy gustosa de ver esa revisión, si es tan amable.

Genial, análisis y comparación con las letras Chejovianas.

No tendría nada que agregar; el texto comienza y concluye. El primer párrafo es excelente y la vida y las emociones mundanas son un tema exquisito para las letras. Finalmente, todos esperamos que la vida nos sorprenda.

Sin demasiados argumentos, quizá porundizaría en el símbolo del naufragio y del perpetuo silencio, y encontraría formas de vincularlo con la historia.

¡Un gusto, @charjaim!
Gracias por participar con tanto entusiasmo y alegría.
D.

Taller Amarillo
Hola, @charjaim. Lo que muestro más abajo es una edición alternativa de tu cuento. Lo he limitados los primeros párrafos por razones de tiempo.

"Desde niña le causaron intriga esas imágenes donde un náufrago encontraba un mensaje dentro de una botella. Siempre le dio curiosidad imaginar quién podría dejar un escrito allí. Igual le ocurría con las palomas mensajeras: qué tan pequeño podría ser un mensaje para ser transportado por un animal tan frágil.
Era imposible que ella recibiera algo así, porque vivía en plena ciudad y en un apartamento cuyas escenas de ríos o mares solo podían verse en los pequeños cuadros colgados en sus paredes desde quien sabe cuándo.

Aquel hombre había ido a la cafetería varias veces. Se sentaba solo en un lugar de la esquina. Generalmente las personas entraban y pasaban directo a la barra o a las mesas que estaban en el centro cerca del televisor. A ella le llamaba la atención ese hombre solitario que esperaba pacientemente su café y luego se iba con una breve despedida."
Como notarás, también cambié algún verbo y eliminé dos "siempre" de tres que había.
Sé que es innecesario decirlo, pero quiero destacar que estas observaciones las hago con todo respeto por tu cuento, que me parece excelente.

Muchísimas gracias, recibo sus observaciones con agrado porque son necesarias para mejorar el texto. Sí, estoy de acuerdo con todas ellas, seguiré trabajando en el mismo hasta darle un mejor acabado. Saludos.

Loading...

Hola a todos los participantes, gracias Daniel por esta iniciativa que me permite también retroalimentarme, voy a dejarles mis apreciaciones que las hago como una manera de ayudar a mejorar sus trabajos y pido disculpas si llego a herir suceptibilidades.

Taller rojo @vicrivasr La travesía
(algún día atrás fue el amor de tu vida, y nunca dejó de serlo.) es la frase que para mi marca el hilo narrativo, por lo tanto debe haber mayor precisión en el lenguaje; luego por supuesto hay un monólogo donde el personaje intuye lo que puede estar ocurriendo, pienso que si el personaje antagonista adquiriera vida y de alguna manera participara de la acción, el relato ganaría más fuerza. Lo que yo veo es un personaje hablando con una estatua o una pared, esto que te voy a decir son sugerencias, pero que podría pasar si ese personaje entra en esa travesía y ver que pasa allí. te dejo esa inquietud, por lo demás el texto es bueno, sólo que podrías desarrollarlo más.

Taller amarillo. @charjain Dentro de un botella.

La verdad es que el hilo narrativo se mantiene muy bien y vas llevando los hechos increscendo, por lo que hay un enganche fácil del lector, el cuento es un canto a esos personajes que se han fabricado un mundo de sueños producto de sus soledades y frustraciones y la realidad los despierta sin anestesia, me voy a permitir hacerte una sugerencia y eso en cuanto al final del cuento. si tu dejas el final donde aparece la factura el cuento ganaría en fuerza y dejas que el lector imagine todo lo demás. Esa explicación final o el rememorarlo le quita fuerza.
Hay algunos detalles de carpintería en el uso del lenguaje que pueden ser corregidos sin cambiar para nada la esencia del cuento. Buen texto. sigue adelante.

Taller Azul. @glokdm. Aida, una historia más.

Veo que empiezas bien con el desarrollo de la vida de " Aída" y como aparecen los personajes, pero luego rompes el hilo narrativo cuando se lleva al niño de la pareja . El señor Miguel y su señora desaparecen como personajes y permites un vacío en el desarrollo de los hechos. Eliminas la reacción de estos personajes y eso le quita fuerza al relato, y luego vuelves a un punto de inicio. La historia pasa a otro plano, incluso el narrador es un miembro de la familia que está contando otra historia, aunque sea parte de la vida de ese último niño, luego aparece la moraleja. Esto me hace intuir que todo el principio del cuento es una introducción para llegar a ejemplificar un valor moral. Tienes un buen material para desarrollar.

Mmmm... Si debo trabajar más en el texto! Gracias por tus comentarios, los tomaré en cuenta, para mejorar mi relato.

Gracias, Silvio.

¡Qué maravilla tenerte por aquí!
D.

Muchas gracias por tus observaciones, las tendré muy en cuenta a la hora de emprender la revisión del texto. Un saludo.

Taller Rojo

@vicrivasr : en el primer párrafo ya me atrapaste con tu lectura,eso me parece uno de los detalles mas importantes que debe tener todo escritor al escribir.Es uno de los relatos cortos mas bonitos y escritos con excelencia que he leído, de forma minimalista logras dejar un profundo mensaje y las ganas de saber que es lo siguiente, que es lo que viene. Para mejorarlo yo le hubiese agregado un par de diálogos manteniendo el velo del secreto intacto.Me gusta bastante este trabajo.Gracias por compartirlo y por permitirme conocerte a través de este taller.

Taller Amarillo

@charjaim : me atrapaste desde el primer párrafo, una genial introducción, limpia, sencilla, concisa y cuidada.Me gusto la picardía y la intriga que le agregas con la necesidad de la mujer por saber que hay en la botella, y como lector me condujiste a tener la necesidad de saber que era lo siguiente.Mantienes el suspenso y la intriga, tienes un buen dominio de la situación, y das un final inesperado.Te felicito y espero poder tener la oportunidad de leer algunos de tus otros trabajos.Yo agregaría el punto de vista de el extraño, para nutrir mas la historia y crear en los lectores mayor necesidad aun de descubrir quien era ese misterioso personaje.

Taller Azul

@glokdm : En 3 lineas das una introducción magnifica como para pensar en todo lo que se avecina, note tu empeño en hacer algo simple y sofisticado a la vez, usando un lenguaje neutral.Tejes un misterio desde el primer párrafo, los lectores quedan enganchados de una vez desde el principio.El desarrollo de tu relato es fluido, sin trabas ni complicaciones, un excelente manejo del lenguaje, de forma natural y sincero.La historia da un vuelco interesante mas o menos en la mitad, lo cual engancha al lector, buena técnica.Un poco confuso a medida que avanza el determinar las relaciones quien es hijo de quien, yo agregaría negritas o algunos diálogos con nombres para no hacer dispersarse a los lectores.Para el final de la historia considero que hubiese dejado mejor una situación abierta, para brindarle una continuación al lector de que hay algo mas y mantenerlo enganchado.En mi opinión, debes reformar un poco mejor el final y dar algo que "enganche" mas a la gente, sin embargo el manejo de tu lenguaje es suave, entendible y relajado, capacidad que no mucha gente posee, pero creo que puedes mejorarla, teniendo como punto de partida elaborar microrelatos para ir desarrollando ese potencial que se tienes.

Genial, Reinaldo.

Concuerdo contigo, y gracias por compartir con otros talleres.
D.
:)

De nada, es un placer @decomoescribir, aunque te confieso que ando preocupado porque mi computador esta dando serias fallas, y me angustia no poder comentar el resto de la semana, espero poder hacerlo.Por ahora, momentáneamente he solucionado el problema.

Muchísimas gracias por tu comentario, me siento realmente halagado por tus palabras. Referente al texto, no quise agregar diálogos para mantener todo desde el punto de vista del personaje principal, que a la vez es el narrador. Un saludo.

Aprecio mucho tus recomendaciones y concuerdo con mejorar el final. De hecho, no lo he publicado, porque no estaba del todo satisfecha con el final. Gracias ! @reinaldoverdu

Mientras espero el análisis del #TallerRojo, donde tengo el honor de ser el tallereado, dejaré por acá mis opiniones sobre los otros dos talleres.

#TallerAmarillo: Estimada @charjaim, me parece que es una narración fantástica. La historia tiene un ritmo fácil de seguir y no resulta "cansona", por decirlo así. El desarrollo del personaje me parece excelente, pude llegar a conocerla y sentir empatía en unos cuantos párrafos. También me ha gustado mucho que conecte esa anécdota con su pasado y esa inquietud que ha tenido desde niña, y el final inesperado me ha parecido de lo más jocoso. De verdad me gustó mucho.

#TallerAzul: Querida @glokdm, la manera en que describes a Aida desde un principio nos hace sentir cierta empatía con ella, pero a medida que se avanza en la historia esa empatía se va convirtiendo en uno que otro sentimiento negativo hacia el personaje, pero logras liberar al lector de ese sentimiento negativo con tu reflexión final, lo cual me parece maravilloso ya que al final, al menos yo, no le guardé ningún rencor a Aida a pesar de todo lo malo que hizo. La narración también me parece estupenda, la lectura se hace amena y fluida. Me gustó muchísimo, de verdad.

Sin más que agregar, agradezco a @decomoescribir por la oportunidad de darnos a conocer mediante la escritura, y más importante aún, la oportunidad de seguir creciendo como escritores y que podamos dar nuestras opiniones sobre los textos de nuestros compañero talleristas. Me despido por el momento, mientro espero el análisis del #TallerRojo, nos leemos al rato.

Maravilloso, gracias por aportar en otros talleres.
D.
:)

#Taller azul Rojo: Es una historia corta y bien contada. Me dio una impresión de un blues por el ambiente nostálgico. Como bien dijo @ charjaim la elección de narrador me pareció la correcta y sin caer en sentimentalismos. Felicitaciones @vicrivasr
#Taller Amarillo: Me ha gustado mucho este cuento, la manera simple en el que esta contado y de lo que trata, de la ilusión del amor. Me ha parecido excelente la recreación del monologo interior, en el que la protagonista se pregunta que tendrá el papel dentro de la botella. Sin embargo hay cosas redundantes, al menos para mi, como puede ser: "miró rápidamente e intuyó que era un mensaje que aquel desconocido había dejado para ella". Al no narrar mas parroquianos dentro del bar esa tarde, creo que se sobreentiende que el hombre fue el único que pudo dejar el mensaje, no hay que especificarlo. Pero como dije, es un buen cuento que solo le falta un poco de edición. Y el suspenso que se crea alrededor de la botella también esta muy logrado.
@charjaim Felicitaciones.
#Taller Azul: En este cuento siento que hubo una buena intención, y tiene una voz narrativa muy bien tramada. Creo que aquí entrarían muy bien los consejos de @decomoescribir sobre el uso de la descripción de personajes; intentar no mostrarnos el personaje en su comienzo de manera tan general. Si no ir decubriendo poco a poco. Al mismo tiempo creo que se aplica para la moraleja final, es excelente tanto desde el punto de viste de el resentimiento como el de la permisividad del mal, y el destino de los "huérfanos". Solo creo que debería haberse construido la trama entorno a ello, sin necesidad de formularla al final. Que el lector se haga esas preguntas, dándole pistas. También me ha parecido una historia con gran potencial, y quizás explorar una voz desde la perspectiva de uno de los "huérfanos" no estaría mal.

Gracias, @poesiaempirica.

Excelentes ideas sobre acción-descripción y narrar desde la perspectivas de los huérfanos.
D.

Muchas gracias por tus palabras, @poesiaempirica.

Me alegra mucho, que te tomaras el tiempo para leer mi relato. Ya estoy trabajando para hacerle las mejoras pertinentes. Es de gran ayuda para mi crecimiento, contar con sus opiniones :) Saludos!

Loading...

#TallerRojo La Travesía @vicrivasr un cuento interesante, y que ese título hace inferir otro escenario,pero, al penetrar o sumergirse en el mismo te ancla a una realidad triste de una estación de la vida de alguien, sin embargo, me llegué a preguntar¿ no será que ese mismo amor de su vida, es el mismo que relata, (el que está alli contemplando la luna y las estrellas, con sus cigarrillos y hay un amor que desapareció por un desamor en otras estaciones de esa travesía de esa mujer que está a su lado ? me encantó tu cuento

#TallerAmarillo Dentro de la botella, es interesante como @Charjaim va mezclando el mundo psicológico con ese mundo real,pero, si sería interesante saber ¿que transcurren en esos 30 años con la chica de la botella? Siempre, me haces reir , y eso es bueno hace mucha falta sobre todo en los venezolanos.

#TallerAzul @glokdm un tema interesante de discutir del plano psicológico de Aida, pues esa postura de que ¿ hay realmente muchas Aidas que regalan a sus hijos? eso es en la realidad un tema delicado, las madres por naturaleza protegen a sus hijos, y yo diría como siempre plantea Daniel,@decomoescribir.. explorar un poco la psique de Aída, su conducta no es lo más común....! bueno, hablo desde el plano de la conducta humana, pues habría que preguntar ¿si el cuento es solo ficción? o ¿ un hecho de la vida real? aunque te felicito porque se abre la posibilidad del perdón en el personaje,pues es quien narra su propia historia.

Siempre con comentarios propositivos y sinceros.
:)
¡Gracias, Raquel!
D.

Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer mi texto, y muchas gracias también por tus palabras, aunque debo admitir que no entiendo muy bien la interrogante que planteas. Espero puedas explicarlo un poco mejor. Saludos.

¿ no será que ese mismo amor de su vida, es el mismo que relata, (el que está alli contemplando la luna y las estrellas, con sus cigarrillos y hay un amor que desapareció por un desamor en otras estaciones de esa travesía de esa mujer que está a su lado?

  1. Podría darse la posibilidad que no " se trate de Otro hombre" sino de el mismo es decir el que está allí sentado en la banca), a eso me refiero. Puede darse el caso, que ella amaba a ese hombre,pero por algo que sucedio en esa travesía, sencillamente se fue el amor, y ahora él espera ser perdonado.....no se inferí eso.(aunque al parecer, no fue ni es la intención) Igual es muy buen cuento

Realmente no es la intención del relato, ya lo expliqué en otro comentario, pero es un punto de vista muy interesante.

Hola @rakupp! Gracias por leer mi escrito. He elegido mi relato sobre este tema, ya que no todas las mujeres que tienen hijos, pueden ser consideradas madres. Existen infinidad de casos, donde, por diferentes motivos, muchas mujeres o hombres, no asumen su papel de padres. Personalmente, conozco historias desde muy cerca, de niños abandonados o abusados, por tanto, titulé mi relato como: "una historia más", por que todos los casos son diferentes. Quise mostrar una realidad, que por más triste que sea, existe. Saludos!

@glokdm de acuerdo en la postura"no todas las mujeres que paren, son buenas madres",(en mi país(Venezuela) hay un dicho que dice "madre o padre no es quien pare o engendra ,sino quien cria", pero, cuidado porque a veces no solo se es buena madre aunque no regales a tus hijos, por ello te invito a leer un poco en ese tema para nutrir un personaje fabuloso como lo es " Aída" puede convertirse en un ícono para la psicología familiar....solo es una propuesta, porque veo que te interesa el tema.(Disculpa mi intensidad,pero, me encanta el tema del cuento)

Es lo que se persigue hacer crecer,no destruir!!!

Soy sólo un humilde observador, y aunque aún tenga mucho que aprender, quiero dar consejos y opiniones:

#TallerRojo: Se puede sentir la melancolía del personaje, me gusta porque no llega tanto al extremo del despecho. Si hemos estado con alguien, entenderemos esa sensación al dejar de ver la sonrisa de esa persona, se vuelve un agradable recuerdo, pero no nos impide seguir adelante.

#TallerAmarillo: Al leer el texto, te conviertes en la chica de la botella, mueres de intriga por saber que dice el papel...para finalmente dejarte engañar por tu curiosidad, y al igual que ella te ríes de ti mismo. Me encantó.

#TallerAzul: La historia es tan cruda y realista que me hace preguntarme si es verídica o no. Te puede hacer odiar al personaje, pero ciertamente no es del todo su culpa ser así, su mentalidad se desarrolló en un ambiente que veía ese comportamiento como algo natural. Muy bueno.

Muchas gracias por tu comentario. Eso es precisamente lo que quería expresar en "La travesía", una sensación de melancolía sin llegar a ser tan pesado. Me alegro de que te haya gustado.

@niklaus22 Gracias por tomarte el tiempo para leer mi relato! Estaba un poco indecisa sobre cómo lograr desarrollar el personaje, sin caer en asumir el papel de juez y creo que no fallé del todo, por tú comentario jeje.. Saludos!

#TallerAzul
Espero estés muy bien, @niklaus22. Fíjate que lo que dices es uno de los aspectos a los que la autora podría sacarle punta, y no es tan sencillo como parece. El mismo personaje del padre logra ser lo opuesto a su madre biológica, aun conociendo que lo había abandonado y habiendo crecido en un entorno poco amoroso. Saludos.

¡Gracias por los comentarios y las lecturas, @Nikalus22!
D.

Va mi comentario sobre el cuento "La Travesía" de @vicrivasr (no he podido acceder al comentario del moderador del Taller Rojo, @decomoescribir). Relato de absoluto carácter psicológico, donde lo que ocurre pasa en la mente del narrador protagonista. Quizás la historia, por lo condensado, tiende a ser un poco simple, lo que no le resta valor narrativo. Este estriba, por supuesto (según lo dicho antes) en el pensar del personaje, que se nos muestra como alguien contenido, de mucho aplomo aunque sensible, muy sobrio. Creo observar una cierta disonancia en dos frases, ya que parecieran indicar dos estados contradictorios; estas son: "[...] pero nunca creí que lo que realmente pensabas, era en aquella persona que algún día atrás fue el amor de tu vida"; sin embargo dice casi inmediatamente: "Aún sentado en esa banca, emprendías una larga travesía en busca de tu amor".
Observo que el autor hace uso de un lenguaje limpio, adecuado a la historia y al personaje.
Estimo que es un relato que pudo ser más aprovechado. No obstante, @vicrivasr muestra contar con talento para la creación narrativa.

Estimado,

Ya está en Youtube, en caso de que gustes revisarlo.

¡Gracias por estar tan pendiente, y aportando tanto!
D.

Me alegra mucho leerte por acá, @josemalavem,

Con respecto a la disonancia que mencionas en ambas frases, quise dar a entender que esa persona sentada en la banca se embarcaba en viajes mentales, pensando en esa otra persona que un tiempo atrás fue su amor. Es decir, estuvo en una relación que terminó, pero no ha logrado superar la ruptura y sigue pensando en esa persona como si aún estuviera allí. Tratando, al menos mentalmente, de llegar a esa persona y revivir eso que vivieron tiempo atrás. Todo ésto mientras el narrador protagonista está sentado a su lado, esperando llegar a ser ese amor que esta persona busca en sus travesías. Espero haberme explicado.

Muchas gracias por tu comentario, es un honor para mí leer tus palabras.

#TallerAmarillo @charjaim, su relato me ha mantenido en suspenso y a la vez dejado un amargo sabor de boca, y no me lo tomé para nada a mal, al contrario, he sentido la viva frustración del personaje, al leer dicha factura y ver como todas sus conjeturas acerca de aquel enigmático mensaje se desmoronan, comparto la desdicha del personaje, victima de una mala jugada o un buen chiste según la perspectiva de cada quien jajaja. A modo de corrección solo podría sugerir dos cosas desde mi humilde apreciación: 1. Revisar el uso de los signos de puntuación (en eso concuerdo con otros comentaristas) 2. Tal vez si se narra en primera persona la narración resulte un poco más jocosa y el impacto del final sea mayor, describiendo así el personaje la frustración que ha sentido al examinar la botella. (pero esta ultima es una perspectiva muy personal entre gustos y colores :D) ¡Excelente relato, la felicito!

Interesante, jeje.

En primera persona podría indagar el la psicología del personaje y en las miles de razones que tiene para anhelar ese momento, y después y como la vida, despertar de nuestra ilusión a la realidad.

Aunque sería otro cuento, y seguro, un buen ejercicio.
:)
Gracias, Zuni.
D.

No sé por qué no he podido ver los nuevos comentaros de los cuentos del Día 2 (quizás un problema con mi banda ancha). Así que coloco a continuación mi comentario del cuento "Aída, una historia más" de @glokdm, perteneciente al Taller Azul, sin haber podido conocer el comentario de su moderador.
Aprecio un cuento muy interesante, con tres valores destacados: uno, la descripción del personaje principal por la voz del narrador testigo, descripción esta tanto física como psicológica; segundo, el desarrollo bien llevado de la historia de Aída, con su conducta de mujer disipada y madre indolente, hasta ese desenlace que nos permite identificar quién narra y su relación familiar con Aída, y nos revela parte de la verdad de la historia, hasta ahora desconocida; tercero, buen uso del lenguaje (aunque se escapan unos errrorcitos en la transcripción).
Ahora bien, no me parece que favorezca al cuento su final (especialmente el último párrafo), que lo carga de un sentido moralizante innecesario, creo. Algo semejante opiné antes, cuando comenté el cuento de @zuni. Sugiero que dejemos que sea el lector el que pueda tomar posición moral, si fuera el caso.

¡Créeme que tomaré muy en cuenta tu opinión! Será como un reto, para mi, mejorar este relato. Saludos :)

#TallerRojo @vicrivasr Creo que has logrado condensar de forma muy acertada un entremezcla de sentimientos y nostalgias. Considero que es sencillo abstraerse y ponerse en los zapatos de aquel narrador. Lo que no me queda muy claro son los tiempos. ¿Hubo algo entre los personajes? ¿Hablamos de un amor nunca correspondido? ¿Es un amor silencioso? Eso me ha dejado un poco cabezón. De resto, muy bien logrado.

Estimado @elnefelibato, primeramente muchas gracias por tu comentario y decirte que es una grata sorpresa verte por acá, y que es un honor para mí leer tus palabras hacia mi relato.

La idea del texto es dar a entender que el narrador, que en este caso está en primera persona, tiene ya un tiempo enamorado de la persona sentada a su lado pero nunca se lo ha dicho, y también que la otra persona está enamorada de una tercera persona que ya no está presente en su vida. Así que sí, se puede decir que es un dilema de amores no correspondidos y silenciosos.

¡Ya veo!

Tuve la misma duda. La escribo en respuesta para que te llegue a tus notificaciones:

La nostalgia es excelente.
Quizá no causaría esa sensación en los lectores de incomprensión (¿es amor, amistad, deseo jamás declarado?) si se lo menciona rápidamente en el texto.

Encantado leerte, Vic. Quedo atento a tus comentarios para los nuevos textos.
:)
D.

Acá despeja mi duda, sin embargo como te respondí lo percibí como si al hombre que el se refería " era a él mismo" solo que ocurrió una ruptura y espera en esa banca ser perdonado. Porque fijate, ¿ se sienta alguien cada noche con alguien que no ha tenido nada o no son parejas o por qué está ella a su lado o si realmente está? @decomoescribir....@elnefelibato el cuento está excelente en verdad, pero, eso hay que precisarlo para darle lógica a la relación.Por favor ¿qué opinan sobre mis inquietudes?

Nefe,

Tuve la misma duda. Ahora veo, @vicrivasr, que no era un amor correspondido.
Quizá no causaría una sensación en los lectores de incomprensión si se lo menciona rápidamente.
D.

Realmente pensé que quedaba más claro al mencionar cómo él se sentía al compartir los momentos de felicidad de "ella", pero no quise decirlo directamente porque esperaba crear esa sensación de asombro con la frase final del texto.

De nuevo gracias por tu análisis, @decomoescribir. Siempre ayudando a los demás a mejorar y seguir creciendo.

Hola y buenas noches. Continuando con este taller, dejaré mis apreciaciones sobre los relatos de esta segunda ronda.
TALLER ROJO
Me gusta este tipo de relato, un poco introspectivo, pero creo que hay una confusión de tiempos. Empiezas diciendo :" Era una de esas noche de luna llena....." así que deduzco que te refieres a una noche en particular, pero en el siguiente párrafo agregas: "Solía pensar en lo que pasaba por tu mente, lo que te mantenía tan lejos aún estando tan cerca." y ese solía infiere que no lo es y ahí se produce la primera contradicción. Terminas diciendo :" Todas las noches, en esa banca,..." y conviertes a esa noche en plural, que es como deberías haber empezado también. O al menos trasladar lo particular a general de una manera más fluida; algo como esto : " Solía preguntarme, en noches como está, que podría estar pasando por tu mente...". Bueno, es sólo una sugerencia como otra cualquiera para ser menos abrupta la transición.

Primero que nada, muchas gracias por leer mi relato, es un placer para mí leer sus opiniones.

En cuanto al tema de los tiempos, mi intención era dar a entender que es una situación que suele repetirse y no es una sola noche en particular, sino que esa es una de tantas noches en las que sucede. Tal vez sí me faltó pasar de lo particular a lo general de manera más fluida, tal como lo dices.

De nuevo, muchas gracias por tu comentario y por tu opinión.

Hay una posibilidad de que se libere un espacio en los talleres.

¿Estás interesada? Gracias por tu seguimiento y maravillosas aportaciones.
:)
D.

Hola Daniel, sí claro que estoy interesada. Me avisas si eso es posible. Saludos :)

#TallerRojo "La travesía" de @vicrivasr
Es un cuento muy breve que contiene una cargar simbólica muy importante para la trama. Veo dos cosas fundamentales en esta historia: la primera, y la más importante, es la tensión emocional y psicológica que tienen ambos personajes, la segunda es el ambiente temporal (la rutina, el bucle temporal) "Todas las noches, en esa banca, en ese parque, te vas en la búsqueda del amor de tu vida. Mientras yo, me quedo en compañía de un libro y algunos cigarrillos, esperando que el amor de mi vida me encuentre a mí en su travesía."
En cuanto al primer aspecto, hay ciertas cosas que se están dejando de lado. La atmósfera melancólica está bien lograda, pero que falta un poco el carácter cínico o por lo menos no está del todo bien logrado. Sobre todo por parte de ella, que se dice muy poco. ¿A ella le importa él de verdad? o es que, ¿ella es simplemente egoísta y está pensando solo en ella y en más nadie? Me parece que el personaje que no está del todo claro es ella. Esa depresión que está enfocada en el hombre que perdió puede juntarse también con el sufrimiento de la perdida de el amor que nunca volverá, lo cual le daría mayor fortaleza al relato. Porque superficialmente, cuando se acaba una relación, nos preocupamos por la persona que perdimos, pero en lo profundo sufrimos por el amor que acabamos de perder. Y esta es la otra cosa que se está dejando de lado, el sufrimiento de amar. A mi parecer es allí donde debe centrarse la tensión psicológica y emocional, la problemática. Y no solo de ella, sino de él también. Porque las relaciones no se trata de una persona, sino de dos ( y creo que el relato debe cerrar ese círculo, porque está muy lineal, centrado en una sola persona). Y así completar la imagen de una pareja que está dividida. Ella extraña a alguien que no está, que en este caso, por lo más lógico, es un tercero y él que, por lógica llamaré el mejor amigo, está enamorada de ella y ella no le hace caso y se dedica a tragar cigarros y a huir de la realidad en los libros. Que si el relato no fuera tal lineal, y fuera círcular, se podría interpretar de otra manera. De una relación que se acabo, ella encerrada en el pasado de esa relación y en esa persona que no volverá, que puede ser él esa persona. Una persona que a cambiado, que no es el mismo de antes, y que se da cuenta de eso, pero no sabe como hacer que las cosas vuelvan a ser como antes. Y por eso han caído en la rutina, en un bucle temporal donde todo es igual. Ambos se aman se extrañan, pero no saben como arreglar las cosas.
Eso en cuanto a contenido. En cuanto a la forma (seré más breve), la rítmica se puede mejorar un poco. @adncabrera (recomiendo que la sigan) hizo unos post hablando sobre esto. Me parece que debería ser un poco más lenta. Me parece que tiene un uso excesivo de la coma. Usa más los puntos. No hagas oraciones tan largas. Oraciones con máximo dos verbos. Eso generaría una pausas correcta que darían un retoque al sentimiento que estás expresando. Ese tono melancólico de alguien que está destruido y tiene poco aliento para hablar.

#TallerAmarillo "Dentro de una botella" @charjaim
Es un cuento que presenta una trama en apariencia sencilla, cotidiana. No tengo mucho que decir sobre este cuento. El argumento del cuento está muy bien trabajado. Concuerdo con @rjguerra, sobre la linea argumentativa y en lo que el refleja en su opinión. Yo quisiera agregar una sola cosa: me parece que hay en cierto momento el relato se vuelve muy lento. Para cuando ella se da cuenta que en la botella hay un papel que puede ser un mensaje que le dejó esa persona, comienza a suceder algo interesante. Hay una ansiedad y tranquilidad en el relato. Pero todo esto se vuelve un tanto noioso cuando ella está en su cuarto tratando de sacar el papel (bueno, al menos para mí). Pienso que eso podría evitarse corrigiendo algunos signos de puntuación y revisando si se está dando mucha información (que eso queda a criterio del autor). Hay que darle un poco de velocidad a la parte final del relato.
Lo otro que quiero decir es que me perturbó un poco que en una cafetería sirvieran una cerveza, pero, bueno. Sí así lo quiso el autor, ¿qué puedo hacer yo?

#TallerAzul "Aida" Una historia más @glokdm
Es un cuento que presenta muchas ideas. Me parece que este cuento son dos relatos en uno. Y del cual se pueden desprender varios relatos. Y esto es lo que quiero aprovechar de este relato. Así no repetiré lo que ha dicho @reycard.
El primer relato que sería el de Aida. Una madre despreocupada por sus hijos y que va por la vida regalándolos.
El segundo relado, la pareja que contrata a Aida. Me resulta un tanto interesante eso, porque no se da la suficiente información. El relato no nos dice quiénes son, a qué se dedican, cómo es su casa...prácticamente nada.
El tercer relato, los hijo. No se dice absolutamente nada de los hijo, solo que ella los regala. Pero, ¿qué pasa con ellos? ¿crecen? ¿van al colegio? ¿huyen de casa como su madre?

¡No había visto tú comentario! Gracias por aportar en mi escrito. Hice algunas correcciones y pronto lo publicaré, así que espero lo leas corregido. Saludos!

#TallerRojo
@vicrivasr, tu texto me conmovió. A ver si no sobreinterpreté: ¿estamos ante el fantasma del amado que sufre la imposibilidad de verse amado por la mujer que en vida lo amó tanto que, ante su muerte, ha perdido toda la alegría? ¿El sufre la tristeza de ella por su pérdida como desamor? Es una bella idea para un relato, y me gusta el tono demorado, casi de prosa poética que le imprimes. Es un tiempo de fantasma. Me gusta.
Para mejorarlo, sí te sugeriría que modificaras la construcción imprecisa de algunas frases, así como la puntuación para aumentar el efecto rítmico y dramático. Me voy a permitir, con todo respeto, modificar dos para que puedas ver mejor a qué me refiero:

pero nunca creí que en lo que realmente pensabas, era en aquella persona que algún día fue el amor de tu vida, y nunca dejó de serlo.

Hace tiempo que no te veo sonreír. Desde que esa persona partió para nunca volver, se borró toda señal de felicidad de tu rostro.

No se trata de que tus construcciones están mal. No. De hecho, tu sintaxis es muy correcta. Me refiero a que si intensificas los tonos de algunas frases, le das mayor relieve al conjunto y pones a jugar ese dinamismo en contrapunto con la morosidad del relato.
De verdad me ha gustado.

Buen día. Me disculpo con ustedes por el retraso en subir mi comentario sobre el #TallerAzul. En el transcurso del día lo tendrán. Saludos.

Se te espera, con ansias...saludos!!!

Taller Rojo
Mucho de lo que pudiera decir del cuento "Aida. Una historia más" ya lo dijo muy bien @reycard, así que me limitaré a hacer alguna sugerencia.
Creo, @glokdm, que uno de los problemas de tu cuento es su "estrategia narrativa"; es decir, la manera en que se presentan los acontecimientos. Como señala @reycard, la irrupción del narrador (convertido en nieto) genera demasiado ruido. Para no dar muchas vueltas, sugiero:
-Que la historia de Aida sea contada al narrador por su padre. Así, los personajes se pondrían en una posición activa ante la historia de Aida. Así, el padre recuerda, reconstruye, ata cabos sobre la historia de su propia madre y el nieto la escucha y también emite juicios (no hay que tenerle miedo a los juicios morales de los personajes; los que no deben andar emitiendo juicios son los autores). A lo mejor odia a la abuela desconocida, a lo mejor la perdona y la comprende. El asunto es que esa historia, esa buena historia, merece que le prestes más atención. Aida, como personaje, merece al menos una hipótesis sobre su conducta.
Espero sinceramente que esta sugerencia pueda ser de utilidad.
Saludos y felicitaciones.

@rjguerra concuerdo, por eso le sugerí pues, la conducta de "madres desnaturalizadas" no es un común alto en estadísticas en algunos países,pero si hay casos,por ello lo interesante de ahondar en la psique de Aída

#TallerAzul
@glokdm he leído tu relato tratando de ver el fondo donde se podría convertir en literatura sin dejar de ser biografía. El cuento está correctamente escrito; creo que el asunto está en el enfoque de estilo y registro.
Uno puede contar su propia historia (y en el fondo siempre contamos nuestra historia) pero debe darle la forma de un relato; y los relatos, a diferencia de la vida que transcurre sin rendirle cuentas a nadie, tienen estructuras manipuladas para que la tensión funcione.
Si señalara un aspecto a trabajar para que tu texto sea la conmovedora historia que puede ser, sería esto: establecer distancia con la historia real para dotarla de una estructura narrativa. Tal vez puedas conseguirlo cambiando el narrador; que este ya no seas tú contando la historia de tu padre, sino otro.
Y verás, las estructuras narrativas tienen la virtud de establecer lo necesario para que de ella emanen los juicios sobre la vida, si es que te interesan y te dan la oportunidad de adjudicárselos al narrador o los personajes y hacer el correspondiente correlato reflexivo.
Gracias por compartir esta historia tan cercana con todos y permitirnos aprender de ella.

Gracias a ti, por tomarte el tiempo para leer mi relato. Espero que cuando esté corregido, tengas la oportunidad de leerlo nuevamente. Gracias!

Hola @vicrivasr! Tú historia me gustó mucho, porque desde un principio, el personaje está claro, que lo que siente no es correspondido y sabe lidiar con eso. De hecho, es tal su nivel de madurez, que anhela para él, lo que esta chica siente por otro, pero sin parecer resentido. Bonito relato :)

Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer mi relato. Precisamente lo que quería dar a entender es lo que explicas acá. Me alegro mucho de que te haya gustado, también me gustó bastante el tuyo. Espero poder seguirnos leyendo, un saludo.

Gracias por tus lecturas, @glokdm :)
D.

Saludos compañeros excelentes comentarios

#TallerRojo: El texto tiene un aire de nostalgia que te envuelve por completo, me imagine en esa noche triste observando a aquellos pensativos y solitarios personajes, vagando en la travesía de sus pensamientos. Me confundí en algunas partes por el cambio brusco de verbos entre pasado y presente. De resto me pareció genial y me gustó muchísimo, te felicito @vicrivars, creaste un texto que realmente envuelve.

Gracias, Zuni, excelente comentario y concuerdo sobre los tiempos.
D.

Muchas gracias por tus palabras, @zuni. Tendré en cuenta mejorar el uso de los tiempos para que no resulte confuso.

Buenas tardes compañeros. Dejo a pasar mi comentario como responsabilidad que me compete al tener el honor de participar en estos maravillosos talleres:

#TallerAzul

Quiero felicitarte por adentrarte en un tema delicado y complejo @glokdm como lo es la psique humana, sus comportamientos y razones. Joyce con su Ulyses retrató la psique desde el virtuosismo de la lengua, haciendo que su lectura algo pesado y denso, tal cual como si se leyera a una persona.

Tu optaste por un tono más ameno y fluido que resultó en una buena velocidad y coherencia a lo largo de la primera parte del texto. Tendría que añadir un par de recomendaciones para que, en mi opinión, logres una mayor riqueza en un relato que da para más tela.

  1. Recomiendo que investigues sobre el uso de la Raya(—) como signo de puntuación. Este signo te va a ayudar mucho a estructurar mejor esas intervenciones y acotaciones del narrador que nutren tus descripciones.
  2. En mi opinión, el relato pierde valor literario cuando aparece de manera impreparada el narrador/personaje. A partir de ahí el relato pierde su carácter de cuento para convertirse en una especie de ensayo moralizante que busca educar a los lectores que se sumergen en el mundo de Aída. Mi recomendación es no contar los "por qué" del comportamiento de Aída, sino contar las cosas que hicieron que ella llegara a ser como es. También recomiendo dejar a que sea el lector quien emita su juicio, ya que a mi parecer, el narrador realmente no esta en un punto neutro, y menos al hacerlo parte del relato, introduciéndolo en el mar de subjetividad.

El relato tiene muchos temas que podrías explotar, te aplaudo por animarte a escribir y espero seguir leyéndote.

Agradezco a @decomoescribir por crear esta oportunidad de aprendizaje única.

Excelente, me agradan los consejos puntuales.
D.

Si, ya muchos me han corregido lo mismo jeje.. Pero te aseguro, que aplicaré todas las recomendaciones, para mejorarlo. Gracias!

#TallerAmarillo
@charjaim, un relato de un humor un poco cruel. Ironía situacional, para ser más exacta. Me gusta la idea y creo que está bastante bien construido: el lector escala junto con el personaje las etapas de una ansiedad que se funda en un fantasía romántica.
Al final, he sonreído, sopechando ya que el mensaje sería algo por el estilo de lo presentado.
Pienso, sin embargo, que, en el cierre, debes dejar algo más de trabajo de reconstrucción emocional al lector.
Me refiero a esto:

Han pasado más de 30 años y cada vez que ve una botella vacía, pasa por su mente de manera fugaz, aquel recuerdo incómodo. La mayoría de las veces se ríe de sí misma, otras, recrimina al imaginario emisario.

En ese final, específicamente, creo que el efecto pierde fuerza porque están explicadas las emociones. Mi intuición me dice que sería más efectivo si al lector se le diera una imagen que actuara de correlato de las emociones.
He visto que ya te han señalado la necesidad de revisar la puntuación y concuerdo.
Tienes entre manos un muy buen relato, @charjaim. La ironía es un registro difícil y aquí está muy bien lograda.
Abrazos.

Taller amarillo

El relato corto de @charjaim tiene un aire a inocencia que me ha gustado bastante. Aunque ese narrador en tercera persona, creo que hubiese funcionado muy bien en primera: desde la voz infantil de la niña.
Por otro lado, destacaría en el estilo la habilidad de mantener en el espectador-lector la curiosidad por seguir leyendo y saber qué mensaje se encontró en la botella... Esa habilidad del texto es muy buena! Y realmente me mantuvo ahí pendiente. Luego, el juego del desenlace es divertido. Ya digo que todo el tiempo en la piel y la ilusión de la niña para descubrir con ella la desilusión de algo de lo más mundano. Nada que ver con sus expectativas (y las nuestras).

Respecto a la manera de ser escrito, recomendaría al autor darle una vuelta al texto para revisar los signos de puntuación. Resulta un poco incomodo en la lectura la falta de una pausa entre frases que, aunque están relacionadas, no corresponden al mismo... nivel? No sabría expresarlo. Pero sí, vaya, resultan frases separadas por comas demasiado largas, y no por una subordinación gramatical, si no por duda en la utilización del punto para darla por finalizada.

Me ha gustado el texto. Un saludo!

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by decomoescribir from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, theprophet0, someguy123, neoxian, followbtcnews, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows. Please find us at the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

If you would like to delegate to the Minnow Support Project you can do so by clicking on the following links: 50SP, 100SP, 250SP, 500SP, 1000SP, 5000SP.
Be sure to leave at least 50SP undelegated on your account.