La hora de tu muerte ¿te gustaría saberla?

in spanish •  6 months ago 

"He venido a llevarte conmigo"

En medio de la incertidumbre de su existencia, el hombre tiene una única certeza: la muerte. Aunque no nos guste pensar en ello, algunos por miedo, otros por apatía, todos moriremos algún día. "Valar Morghulis" como dicen en Game of thrones. Sin embargo, aunque somos conscientes de nuestro final, no conocemos el momento en que eso ocurrirá. De acuerdo, en algunos casos, un enfermo terminal puede recibir un aproximado de su tiempo restante pero la muerte, así como es cierta, puede también ser repentina. La vida puede interrumpirse de forma definitiva en cualquier momento, un accidente, un infarto, algún hecho violento; muchas cosas pueden sorprendernos y significar el abrupto cese de nuestra existencia.

Ese hecho abre un debate interesante. Si supiéramos cuándo vamos a morir ¿viviríamos de manera diferente? Si hoy nos anunciasen que moriremos dentro de una semana (pero de una manera tranquila, no a través de una espeluznante llamada telefónica como en The ring) ¿qué haríamos durante esos siete días? ¿qué no haríamos? ante estas preguntas, casi nadie dirá "haría lo que hago todos los días". ¿Por qué? porque la mayoría vivimos nuestra vida como si nunca fuésemos a morir. Es decir, sabemos que vamos a morir, pero creemos (sobre todo los jóvenes) que eso será después, por allá en la vejez y que, de momento, no hay necesidad de pensar en ello, ya habrá momento de hacer muchas cosas antes de ese día. Pero entonces, arrojados a esa última semana, confesamos que haríamos cosas que siempre hemos querido hacer, o buscaríamos limar asperezas, saldar deudas, todo para partir en paz. Escribir una carta a un amor secreto, visitar a un pariente con el que se ha discutido, ir una última vez a la playa, renunciar a un trabajo que se detesta, son las respuestas más comunes ante esta hipotética situación.

En su novela La enfermedad, Alberto Barrera Tyszka escribe a través de uno de sus personajes que, aunque “no es posible adivinar la reacción de un ser humano al enterarse de la inminencia de su propia muerte”, porque cada cabeza es un mundo, “todos tenemos derecho a saber cuándo y cómo moriremos”. Pero ¿es así? ¿tenemos ese derecho? y de tenerlo ¿nos gustaría exigirlo? Saber la fecha exacta de la muerte puede ser una carga muy pesada para algunos. Unos pocos, tal vez, lo agradecerían; otros lo aceptarían, resignados, quizás con fatalismo, quizás con tranquilidad; pero con toda seguridad, no faltaría el que sería capaz de hacer cualquier cosa con tal de evitar que ocurriese, negando la naturaleza de eso mismo que reconoció en un primer instante. Y es que morir da miedo. Según la mitología cristiana, Jesús, el mismísimo hijo de Dios, sabiendo que iba a morir y habiéndose encarnado con ese expreso propósito, orando en el huerto, pide a su padre "aparta de mi este cáliz". Si el que es considerado como el hijo de Dios en la tradición occidental, tuvo miedo ¿cómo no vamos a tenerlo nosotros?

En Las intermitencias de la muerte de José Saramago, la muerte busca una manera bastante poética de notificar a las personas la hora de su muerte ¿nos gustaría que funcionase así? ¿recibiendo un sobre morado con una fecha indicada? ¿o nos gustaría que la muerte viniera a buscarnos y dijera "He venido a llevarte conmigo"? La vida no es una película, no luce como Brad Pitt y nosotros no somos Bill Parrish en Meet Joe Black. Pero supongamos por un momento que ocurriese algo así ¿estaríamos satisfechos? ¿sería suficiente para nosotros? creo que no, porque además de pedir una prórroga (ese instinto tan humano de evitar lo inevitable) que nos sería negada sin duda, luego querríamos saber cómo sería y estaríamos todo ese día atentos a la llegada del segundo definitivo. Irónicamente, el saber el momento exacto de nuestra muerte, podría impedirnos vivir a plenitud esas últimas horas. Algunos incluso pudieran llegar a tener una semana deplorable (retomando el hipotético período mencionado arriba) sin dormir, sin comer, sin poder moverse, quizás debido al trauma en que puede convertirse el peso de esa información. Pero quizás a otras personas sí les gustaría saberlo, para dejar todo en orden, para prepararse y preparar a los suyos para la despedida.

Es una cuestión muy personal, con diversas connotaciones religiosas según cada individuo, pero constituye un ejercicio reflexivo importante porque preguntarnos ¿y si muriera hoy? puede arrojar una luz sobre nuestro propio ser y revelarnos cuáles son nuestras prioridades y cómo deberíamos estar viviendo nuestras vidas. Y a ti ¿te gustaría saber cuándo vas a morir? si lo supieras ¿qué harías? ¿qué dejarías de hacer? Los leo en los comentarios.

Reseñado por @cristiancaicedo


Otros posts que pueden interesarte:

Mis escritores favoritos 2a Parte: Del lado de allá
12 películas para celebrar la amistad
La enfermedad (Libro): “¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que la vida es una casualidad?”
Girl (Película): un drama sensible que todos deberían ver
Mizu No Oto - Cada Imagen Tiene Su Haiku - Edición # 32 (español)
#Reto12Votos Semana 41 - Juego de Mesa
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations @cristiancaicedo! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You made more than 800 comments. Your next target is to reach 900 comments.

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

You can upvote this notification to help all Steem users. Learn how here!

El misterio que hay alrededor de la muerte es impenetrable. Creo que no hay posibilidad de que a los hombres les sea desvelado más allá de lo que ya sabemos.

Interesante tema @cristiancaicedo. Eclesiastés 9:5 dice "Porque los vivos tienen conciencia de que morirán..." esto es una gran verdad, el caso es que los seres humanos vivimos dando la espalda a esta realidad y entonces nos dedicamos a vivir una vida sin propósito. Solo ante la posibilidad de estar cerca de la muerte es que nos detenemos a pensar en el tiempo que hemos perdido. En el caso de Jesucristo el no sintió miedo, el se ofreció voluntariamente para entregar su vida perfecta como Rescate por la humanidad, cuando dijo aparta de mi esta copa se refería a la clase de muerte que iba a sufrir una muerte de oprobio, como un malhechor, la Ley consideraba que los que morían en un madero eran unos malditos, en otras palabras estaba preocupado el oprobio que esto causara al nombre de su Padre. Bueno el tema es interesante y extenso, yo he reflexionado en esto, pero no pienso en un día ni en una circunstancia, mas bien pienso que debemos darle a la vida un propósito, (en parte eso dice mi perfil), tener Fé y hacernos un buen nombre para ser recordados principalmente por AQUEL que puede darnos la vida. me gusto mucho esta publicación, invita a la reflexión. Saludos.

Gracias por leerme.
Respecto a la referencia bíblica, las libres interpretaciones que van más allá de lo escrito pueden resultar plausibles, pero como lector y escritor, me interesa concentrarme sólo en lo que está escrito. Y en ese episodio se lee una actitud de "duda", de vacilación; entonces, ¿qué es lo que lo hace recular? esa fue la parte que me interesó del episodio. Su intervención es bien intencionada, pero se trata de una creencia que se sustenta en una explicación que está fuera del texto y entra en el terreno de la fe, de lo que se cree y no se ve; es decir, es una interpretación religiosa, mientras que mi referencia es netamente literaria, de allí que se genere esa diferencia de enfoque. Saludos y gracias por su comentario.

Lindo

Posted using Partiko Android

No soy de los que deseo saber la fecha de mi muerte. Eso me condicionaría a hacer las cosas en mi vida en función a ese momento, sin pensar en vivir. Ahora, si lo supiera, le dedicaría más tiempo a mi familia, a concluir proyectos y ayudar a otras personas con más ahínco de lo que lo hago. Es decir, cambiarían las prioridades. Buen post de un tema siempre actual. Saludos y todo lo bueno.

Posted using Partiko Android

En ese "cambiarían las prioridades" está la revelación de este post ¿por qué no cambiarlas ahora que estamos vivos? Gracias por leerme y comentar. Saludos.