Girl (Película): un drama sensible que todos deberían ver.

in spanish •  8 months ago 

Obtuvo el premio a Mejor Película en el Festival de Cine de San Sebastián

Todos los años, los países escogen una película propia como candidata a optar por el Premio Oscar a Mejor película de habla no inglesa. Decenas de candidatas pasan por el ojo crítico de la academia hasta que la lista se reduce a nueve en el mes de diciembre y posteriormente a cinco para la noche de la gala. El año pasado hubo producciones increíbles como Roma o Cold War pero una de las películas que me había llamado la atención no consiguió entrar en la lista de diciembre, a pesar de haber ganado el Caméra d'Or en Cannes y otros premios importantes.

Si buscan la sinopsis de Girl en alguna página web, encontrarán algo como: "Lara es una joven transgénero de 15 años que sueña con convertirse en bailarina" o "Lara es una joven de 15 años, nacida en el cuerpo de un niño, que sueña con ser bailarina". No dicen nada que no sea cierto, pero son sinopsis tan escuetas que quizás sean las culpables de que las personas no se sientan atraídas, privándose de ver una de las mejores películas que he visto en los últimos meses. Sí, nació como hombre y se llamaba Víctor. Pero al decidir someterse a un tratamiento de hormonas, como preparación para una intervención quirúrgica de cambio de sexo, Víctor asume una nueva - su verdadera - identidad: Lara. No se trata de un nombre artístico, ni una máscara, se trata de la revelación de su verdadero ser. De forma inteligente, el director decidió no incluir a Víctor en la historia. Es decir, nunca vemos cómo era Lara antes de ser Lara, así que la conocemos y asumimos como la mujer que quiere ser y que, en buena parte, ya es, aunque le cueste verlo.

El sueño de Lara es convertirse en bailarina de ballet. Difícilmente puedo imaginar algo más femenino que una bailarina de ballet, así que ese sueño representa más que sólo una vocación: si Lara logra convertirse en bailarina, se habrá convertido en mujer, habrá sido reconocida como tal. Pero lograr ese reconocimiento no es fácil. A pesar de ver el ballet como pasos delicados y sutiles, es una disciplina ruda y las niñas se preparan desde pequeñas para ello, así que Lara tiene que luchar, no sólo contra la biología de su propio cuerpo, habituado a otras actividades, sino contra el tiempo porque no cuenta con la preparación de sus competidoras. Debe recuperar años perdidos, en cuestión de meses.

Un detalle capital es la edad. Eddie Redmayne en La chica danesa es una mujer madura, pero Lara apenas tiene 16 años. La adolescencia puede ser una etapa difícil, se trata del paso de la niñez a la edad adulta, los cambios corporales, la integración, la atracción sexual, la identidad, todo eso Lara lo va descubriendo en medio de una metamorfosis esencial. Si ya es normal que una adolescente pase por confusiones y una carga emocional demandante en esos años ¿cuánto peor no es para ella? Su cuerpo la traiciona cuando, al besarse con un muchacho, la excitación la invade y huye antes de que él note lo que no sabe que está allí.

En la academia de ballet, sus compañeras, por curiosidad o perversidad, la increpan a que se muestre. Lara, tímida, se ducha un día (cosa que no hacía) en medio de sus compañeras, cuya actitud despreocupada sólo acentúa su recato. Pero más adelante, en una especie de pijamada, le piden que les muestre, porque nunca han visto uno. Es una escena muy fuerte. "¿Cómo quieres ser tratada? ¿cómo chico o como chica?" le repiten. Lara accede, no por complacer a sus compañeras, sino porque sabe que debe defender su lucha en todo momento. Como chica dice, casi en un susurro. Algo sumamente destacado en la trama es la figura del padre de Lara. No aparece la madre (quizás esté muerta) y tiene un hermano pequeño, pero su padre constituye un apoyo vital en todo momento: la lleva al médico, le pregunta por sus clases, incluso se mudan de apartamento para que ella pueda asistir a la academia de ballet que soñaba. La incomprensión y el rechazo paternal que era tan común en estas historias hace algunos años, no existe acá.

Pero a pesar de ese apoyo y de esa roca que es su padre, las cosas no resultan menos difíciles. La familia de Lara es muy comprensiva también, la aceptan y la tratan como mujer. De igual manera, su psicólogo, su doctora y su instructora de ballet (quien nunca la deja rendirse) ya ven en ella la mujer que aún ella no ve en el espejo, porque su cuerpo no termina de transformarse. Quiere incrementar la dosis de sus hormonas, quiere acelerar el tiempo, que los dos años que faltan para su operación pasen rápido para poder sentirse como una mujer plena. Al clásico deseo adolescente por crecer, se le suma su situación particular, la cual la ha llevado a reprimir emociones y sentimientos hasta el momento de su operación. Y un buen día, esa impaciencia la conducirá a tomar una dramática decisión.

Tanto la dirección como el guión constituyen un trabajo brillante por parte de Lukas Dhont. Hay escenas silenciosas muy elocuentes, sobre todo aquellas en que Lara escudriña su reflejo en el espejo. Pero la actuación de Victor Polster como Lara es de antología. Sí, Lara es interpretada por un actor. Parece difícil de creer, no sólo a causa de su fisonomía y de sus rasgos (porque a decir verdad, el torso y los brazos de Lara son bastante masculinos), sino sobre todo de su actitud. La gestualidad, el movimiento de las manos, el caminar, se pueden practicar e interpretar, pero ¿la timidez en el rostro? ¿la compleja confusión interna de Lara que se percibe en sus ojos? ¿Cómo logró este muchacho de dieciséis años una actuación así en su primer papel? es algo que no me explico, pero que valoro y admiro profundamente. Además de todo esto, la escena final, con una Lara caminando erguida, orgullosa, sintiéndose más mujer que nunca, es un excelente cierre para una historia a la que doy un 9/10 y que recomiendo a todos los amantes del cine dramático. Es una historia sensible, conmovedora y muy emotiva que nos hace reflexionar sobre la vieja frase de ponerse en los zapatos del otro. Creo que en esta ocasión, ponerse en las zapatillas de Lara puede ser un ejercicio favorable para eliminar la barrera del prejuicio.

Reseñado por @cristiancaicedo


Otros posts que pueden interesarte:

Mis escritores favoritos 2a Parte: Del lado de allá
The intern (2015): seven great life lessons from this movie
El tercer ojo (Libro): vida y enseñanzas de un lama tibetano
Annie Hall (Película): la mejor comedia romántica que he visto
The disappearance of Culture: can we save it?
Bonnie & Clyde (1967): love, crime and a lot of bullets
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

No la he visto, pero gracias a tu descripción y tu percepción de la misma, me ha dado muchas ganas de verla.

Se la recomiendo, de verdad. Es muy buena.


Gracias por compartir tu contenido con la comunidad de El Arca (@elarca), el mismo ha sido votado por nuestra iniciativa de curación artística @stellae. Si deseas puedes delegar SP al proyecto: Delegate 25 SP Delegate 50 SP Delegate 100 SP Delegate 250SP Delegate 500SP o seguir nuestro trail de curación en Steem Auto.

Esta publicación ha sido seleccionada para el reporte de Curación Diaria.

final de post.png¡¡¡Felicidades!!!

Si es muy buena esa película me gustó mucho

Posted using Partiko Android

Una película extraordinaria, @cristiancaicedo. Como dices, la interpretación de Victor Polster es magistral, me conmovió. Otro personaje maravilloso e inolvidable fue el del padre, su comprensión y entrega por el bienestar y la felicidad de Lara es un ejemplo del amor que los padres profesamos a nuestros hijos. Este es el tipo de películas que me gusta ver , que recomiendo y que repetiría en cualquier momento. Gracias por tu reseña, saludos.

Sin duda, el padre es el pilar que sostiene a Lara cuando algo la hace decaer. Gracias por leerme y por su comentario. Saludos.

Había leído algo de esa película y está en mi lista de pendientes por ver justamente por la temática que aborda y el debate que aún se mantiene tanto en la academia como en el escenario de la vida cotidiana.

Espero verla este año :).

¡Un abrazo y excelente reseña!