Relato: La muerte viviente (V)

in Team México9 months ago


Parte I


Parte II


Parte III


Parte IV

En los últimos días me concentré en reunir todos los víveres que podía, especialmente ahora que tengo un compañero de cuatro patas en la casa, un perro de piel marrón con manchas blancas. Una horda de zombies le venía persiguiendo; yo estaba cargando las bolsas en la camioneta cuando aparecieron delante de mí.

El animal trepó en el vehículo de un santiamén al tiempo que yo cerraba la puerta y echaba a andar el motor. No sé a cuántos me cargué hoy; quizás maté a unos 35 con pasarle encima el automóvil o restregando los laterales del auto contra la pared. Tardé mucho tiempo para finalmente deshacerme de la horda y dirigirme con bien a mi cuartel general.

Creí que iba a ser difícil ganarme su confianza, pues el pobre estaba mal alimentado y asustado, pero creo que le agradé al chucho porque a los pocos días empezó a lametearme la cara en señal de agradecimiento. Al día siguiente del rescate fui a la tienda de mascotas que estaba en Plaza Las Américas y de ahí tomé jabones, collares, cadenas, plato para perro y un costal con alimento que a duras penas arrastraba. Posteriormente lo bañé con Asuntol y Bovitraz para que se le cayeran las pulgas y las garrapatas.

Tyr, como llamé a mi compañero cánido, ahora mismo está junto a mí durmiendo la mona mientras que yo empiezo a escribir los acontecimientos del día en el diario. En estos últimos días he estado observando el comportamiento de los zombies; mi pierna poco a poco se está recuperando, o al menos eso creo. Los muertos vivientes aún no me han atacado, pero sospecho que lo harán una vez que mi pierna se restablezca.

Por ahora, lo que debo hacer es afinar los últimos detalles.

Fuente de la imagen: Pexels

Coin Marketplace

STEEM 0.17
TRX 0.03
JST 0.021
BTC 16953.40
ETH 510.71
SBD 1.12