A separation (Película): un emotivo drama sobre el divorcio y la justicia

in cervantes •  2 months ago  (edited)

¿Qué haríamos en su situación?

Después de algunos días sin ver una película, tenía ganas de ver una que fuese buena y opté por este drama iraní, dirigido por Asghar Farhadi, con la cual se llevó el Oscar a Mejor película de habla no inglesa en el 2012. En dos oportunidades me vi forzado a interrumpir la cinta debido a suspensiones en el servicio eléctrico y en la segunda oportunidad, pensé "Más le vale que sea buena". Hoy, tras haberla culminado, puedo decir que en verdad lo es.

Su título original es Jodaeiye Nader az Simin que traducido literalmente sería Nader y Simín, una separación. En otras traducciones, se ha optado por un nombre más corto, como A separation o Una separación. Hago referencia a todos estos nombres, para que, con cualquiera de ellos que la consigan, no duden un segundo en verla. Es una película dramática. Muy dramática. El adverbio no sugiere escenas melodramáticas o en exceso desgarradoras; responde más bien a la forma en que una sola situación puede generar un drama particular, propio, a cada uno de los personajes.

La película se inicia con Nader y Simin, un matrimonio iraní con una hija de doce años, Termé, que afrontan un posible divorcio. ¿Cuál es la razón? Simin quiere irse al extranjero, abandonar Irán en busca de una vida mejor para todos, ella, su esposo y su hija. Sin embargo, Nader no desea irse. ¿Por qué? ¿acaso no quiere mejores condiciones de vida? no se trata de eso. Nader desea quedarse porque su padre padece Alzheimer y él tiene y quiere cuidar de él ¿cómo irse a otro país y dejar a su padre a su suerte? al no poder llegar a un acuerdo, Simin pide el divorcio. Ella quería irse con su hija, pero no puede sin el consentimiento de su esposo; y tampoco puede irse sin antes divorciarse. Así que, por el momento, se va a vivir a casa de sus padres, dejando a Termé con Nader. Esta separación del matrimonio desencadenará situaciones bastante complejas.

Lo primero es que Nader, al no contar ya con su esposa, se ve en la obligación de contratar a una mujer para cuidar a su padre, enfermo y senil. Hasta allí, parece que todo se tratará de un divorcio, pero cada personaje que se va agregando a la historia, trae consigo su drama personal. Razié, la mujer encargada de cuidar al padre de Nader, acepta el trabajo por necesidad, pero vive lejos, tiene una niña pequeña, está embarazada y siente que no puede hacer todo el trabajo, arreglar la casa, limpiar y cuidar a un hombre mayor que ya no puede valerse por sí mismo ni para ir al baño. Sumado a eso, está el conflicto interno respecto a sus creencias. Cuando debe asear al anciano, consulta a un guía espiritual ¿está bien que lo toque? se trata de un hombre que no es su esposo y debe verlo desnudo ¿es pecado si no hay nadie más para cuidarlo? ¿está bien que trabaje en la casa de un hombre, cuya esposa no vive con él? es todo un tema la complejidad del cumplimiento de un canon de creencias milenarias que no contemplan todas las situaciones que pueden derivarse en los tiempos actuales.

Pero además, Razié tiene como esposo a Hoyyat, un hombre desempleado, que se medica contra la depresión a la que llegó debido a sus deudas. Hoyyat es volátil, agresivo, temperamental; y por ello, Razié debe ocultarle su trabajo. Pasan otras cosas menores, hasta que una negligencia de Razié provoca un conflicto de grandes dimensiones que va creciendo como una bola de nieve. Nader vuelve temprano a casa un día y encuentra a su padre solo, tumbado en el suelo, con una mano atada a la cama. Al poco, llega Razié ¿dónde estaba? ¿por qué salió? ¿por qué lo ató a la cama? comienza una discusión, los ánimos se caldean y Nader corre a Razié de su casa, empujándola al pasillo del edificio. Y se inicia el verdadero drama (como si todo lo anterior no fuese suficiente).

Simin habla con Nader y le cuenta que Razié está internada en un hospital. ¿Qué ha pasado? se enteran entonces de que, con el empujón, la mujer ha caído por unas escaleras y ha perdido a su bebé. Nader es acusado de asesinato y enfrenta una pena de tres años en prisión. Pero ¿fue realmente así? comienza entonces todo un proceso judicial, con demandas y contrademandas, gritos, agravios y situaciones tensas, recargadas por el temperamento de Hoyyat. Veamos: Razié acaba de perder a su bebé y su trabajo; Hoyyat ha perdido un hijo y desea que se haga justicia; Nader insiste en no haber provocado la muerte del niño, además ¿cómo ir a prisión? ¿quién cuidará a su hija? ¿a su padre? no puede dejarlos solos; y también denuncia a Razié por negligencia ¿por qué dejó al anciano atado a la cama? ¿y si hubiera muerto? ¿pero cómo reclamar ese y si a una mujer que acaba de perder a su hijo no nato? Termé, en medio de la carga emocional que representa la separación de sus padres, piensa ¿mi padre es inocente? ¿está diciendo la verdad?

Simin se preocupa por el bienestar de su hija. Hoyyat ha amenazado con tomar represalias ¿y si le hace algo a Termé? ¿o a ella? no se siente segura e insiste a Nader que la deje irse con su hija, para protegerla. Nader piensa ¿justo ahora? ¿no te estarás aprovechando de la situación para salirte con la tuya? y poco a poco, mientras avanza la cinta, vamos descubriendo otras cosas. Nuestros protagonistas no han sido del todo sinceros en contarnos la historia ¿qué esconden? ¿por qué? ¿es posible llegar a un acuerdo entre las partes? ¿quién tiene la culpa? ¿acaso hay algún culpable? ¿algún responsable? ¿cómo impartir justicia en una situación así? y la pregunta del millón de dólares ¿qué haríamos nosotros en el lugar de cada uno de ellos? ¿actuaríamos de forma diferente? ¿cómo podemos juzgarlos?

Lo increíble de esta película es que logramos identificarnos con cada uno de los personajes y pensamos que todos tienen razón. Entonces, ¿cómo resolver el conflicto? ¿cómo pueden quedar satisfechas todas las partes? la dirección es excelente, al igual que las actuaciones y a pesar de ser una película dramática, no se hace lenta. La cinta, además, toca temas sensibles como el divorcio, la posición de la mujer en algunas sociedades patriarcales, el conflicto entre la fe y la razón ¿es correcto? ¿es pecado?, la depresión, la lealtad, el amor, la responsabilidad y el drama de los hijos de padres divorciados que llega a su mejor punto en la escena final, en la que Termé debe decidir, frente a un juez, con quién desea vivir. La cámara nos muestra a sus padres, sentados en el pasillo, uno a cada lado, esperando la decisión ¿se irá con Simin? ¿se quedará con Nader? por películas como esta es que cada vez le tomo más y más cariño al cine de habla no inglesa. Una película de 8,5/10 puntos que recomiendo a todos, especialmente a los amantes de los dramas.

Reseñado por @cristiancaicedo



Posted from my blog with SteemPress : http://cristiancaicedo.repollo.org/2019/07/02/a-separation-pelicula-un-emotivo-drama-sobre-el-divorcio-y-la-justicia/

Otros posts que pueden interesarte:

Mis Lecturas del mes de Junio: entre Kundera y Bolaño
#MisDiscosFavoritos de todos los tiempos - Preludio
El Tercer Reich (Libro): guerra, juego y Literatura
Esperanza (Poema Original): ¿podría tenerla y a la vez no?
La selectividad de la memoria ¿qué dice la Literatura?
#ÍdolosLiterarios: Ernest Hemingway, un hombre de acción
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  
Loading...

Por lo que leí, la veré. Amo ver películas. Sin embargo, salté varios párrafos porque no quería adelantarme a algunas cosas de la peli. Gracias. Ojalá me guste...

Posted using Partiko Android

Véala pronto entonces y luego vuelve por acá y lee los párrafos que se saltó. Espero que le guste. Gracias por leerme y comentar. Saludos.

La verdad es que tu reseña me ha llamado la atención. Además está muy bien estructurada.
La voy a buscar para verla.
Saludos.

Gracias, espero que le guste la película. Saludos y gracias por tomarse el tiempo para leer y comentar.