Hablemos de Game of Thrones (Serie): ¿cómo debió terminar la serie?

in #spanish10 months ago

Una escena del último episodio, "El Trono de Hierro"

El éxito de Game of Thrones no tiene precedentes en la historia de la televisión. Espectadores y críticos reconocieron y premiaron la serie a lo largo de ocho años... hasta ahora. El impacto cultural de este programa de televisión es superior a sagas tan famosas como Harry Potter y Star Wars, por ello, la última temporada fue largamente esperada por todos sus seguidores. Sin embargo, con la misma vehemencia que defendieron durante años este drama frente a sus detractores, han acribillado a sus creadores David Benioff y D. B. Weiss, especialmente después de los últimos tres episodios.

Las primeras dos temporadas de la serie están basadas en los primeros dos libros de la saga Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin: Juego de Tronos y Choque de Reyes respectivamente. La tercera se basa en la primera mitad del tercer libro, Tormenta de Espadas y las temporadas cuarta y quinta, incorporan elementos del tercer, cuarto y quinto libro (estos dos últimos, llamados Festín de Cuervos y Danza de Dragones). Pero a partir de esa temporada número cinco cuando, debido a que la serie sobrepasó los libros publicados, se fueron incorporando elementos de las últimas dos entregas y también elementos no basados en los libros. Cualquier adaptación cinematográfica o televisiva debe intentar ser fiel a la esencia del papel, pero también buscará la forma de juzgar lo que debe incorporar de él y lo que debe dejar por fuera. Es normal que haya diferencias en cuanto a ciertos giros y personajes, algunos para bien y otros no tanto, pero lo que no debe hacerse es traicionar la esencia de la historia.

Game of Thrones nos había regalado episodios increíbles, como Las lluvias de Castamere donde acontece la boda roja, o La batalla de los bastardos y nos había cautivado con personajes como Tyrion Lannister (interpretado por Peter Dickclage), mi personaje favorito de los libros y uno de los mejores de la serie. Incluso en esta última temporada, el tercer episodio La larga noche, en el cual se muestra finalmente la tan esperada batalla frente a los caminantes blancos y los muertos vivientes, fue muy bueno. La tensión antes de la batalla, el miedo que causa ver cómo los dothraki son fácilmente dominados y luego, cuando empieza la carnicería, ver a tantos personajes tan queridos luchando, hombro con hombro, contra la muerte que no parece perder pie: caballeros, inmaculados, dothrakis, incluso las fuerzas espirituales luchan del lado de los vivos a través de Melisandre... todo resulta inútil. En un momento, la secuencia muestra acorralados a Jamie, a Briane, al mismo Jon que se encuentra frente al dragón de Hielo. La desesperanza nos embarga. Todo está perdido. Theon se sacrifica, pero el Rey de la noche finalmente está a pocos metros de Bran. Y entonces, aparece Arya Stark.

No veo mucha televisión y no sigo muchas series. Después del término de F.r.i.e.n.d.s y Lost nunca seguí una serie de televisión con la misma fidelidad porque ninguna llamaba verdaderamente mi atención y porque prefiero los libros y las películas. Pero sí me atrapó Game of Thrones; y la escena en la que Arya Stark mata al Rey de la Noche es, por mucho, la escena más emocionante que he visto durante mucho tiempo. Una heroína, inesperada tal vez, inclinó la balanza a favor de los vivos. Al terminar ese capítulo, pensé que la serie se recuperaría de ese flojo inicio de temporada. Pero no fue así. La temporada no está basada en los libros, porque uno de ellos no se ha publicado y el otro ni siquiera ha comenzado a escribirse; pero George R.R. Martin dio pistas y líneas de la historia a David Benioff y D. B. Weiss para que terminaran la serie y me gustaría saber exactamente qué tanto les dijo y qué tanto de este decepcionante final es culpa de los productores. No es sólo que traicionaran la esencia de la serie, sino la esencia de varios de los personajes más importantes. Eso, sumado a un guión bastante flojo, generó tres episodios de sabor agrio para los fanáticos, especialmente el quinto, Las campanas, el cual es el capítulo de peor recepción de toda la serie (al término de este post no se había calculado la aceptación del episodio final). Según el sitio web Rotten Tomatoes, The Bells tuvo una aceptación del 47%.

¿Cersei tenía que morir? por supuesto. Pero no así. Queríamos que Arya la matase, pero cuando vimos lo que le hizo al Rey de la Noche, algunos la descartamos porque sabíamos que no iba a salvar el Reino dos veces. ¿Por qué enfrentar a Jamie con Euron si de todas maneras iba a morir aplastado? ¿Por qué redimen a Jamie luchando contra los muertos y acostándose con Briane, si le iban a dar ese final? ¿Por qué la batalla contra Cersei se libró después de la Gran Guerra y no antes? Arya Stark, salvadora de los siete reinos y una mujer conducida por el deseo de venganza y de asesinar a Cersei, cambió de parecer fácilmente ante el consejo del Perro, para luego no hacer nada durante el resto de la serie. Lo de Daenerys quemando Desembarco del Rey, me gustó. Y aunque algunos piensen lo contrario, es fiel al personaje.

La crueldad y el autoritarismo siempre fueron parte de la esencia de la Rompedora de cadenas; la misericordia que mostró en algunas situaciones era sugerida y suplicada por sus consejeros. Con la muerte de Missandei y dos de sus dragones y el su aislamiento personal, además de conocer que Jon tenía más derecho al trono que ella, todo eso y otras cosas acabaron por desencadenar un rasgo de su personalidad con consecuencias devastadoras. ¿Es cruel? sí, pero va con ella. Al verla convertida en la tirana que ella misma derrocó, nos dijimos: tiene que morir. Tyrion no iba a tener el valor de asesinarla, pero ¿y Arya? ¿por qué no? La elección de Jon como asesino de Daenerys no me disgustó, pero la escena en la que le clava la daga me pareció falta de dramatismo, de emoción. No sentí su dolor, no sentí que le estuviera quitando la vida a la mujer que amaba (como sí lo trasmitió Tyrion cuando mató a Shae).

Mis mayores decepciones de la temporada fueron Jon Snow y Tyrion Lannister. El bastardo de Ned Stark que en realidad es un Targaryen con derecho al trono, no sólo era el llamado a gobernar los Siete Reinos, sino también a derrotar al Rey de la Noche. No hizo ninguna de esas cosas, sino que acaba desterrado nuevamente al muro, sin gloria, tras haber sido prisionero durante meses por matar a Daenerys. Y en la escena final marcha al Norte con los salvajes. Ignominioso. Poco digno de lo que deseábamos para Jon Snow. Y el que había sido el mejor personaje durante gran parte de la serie, Tyrion, hiló una larga serie de equivocaciones durante las últimas dos temporadas, que no van con su inteligencia. No figuró, no fue determinante por motus propio en ningún episodio (Varys muere porque su culpa, pide a Daenerys que no queme la ciudad si se rinde, pero ella lo ignora), salvo en el último cuando sugiere que Bran sea el Rey de todos.

Que él formase parte de los consejeros del Rey al final, era de esperarse, pero no que ese Rey fuese Bran, ni que el maestro de la moneda fuese Bronn. En la última temporada el mismo Bran decía "ya no soy Bran", pero entonces al final, para ser elegido Rey, ¿allí sí es Bran de la casa Stark? Ya es El Cuervo de tres ojos ¿qué sentido tiene nombrarlo también Rey? El gran triunfo final fue para la casa Stark. Tres de los cinco quedan vivos: Bran como Rey de los Seis Reinos, Samsa es coronada Reina del Norte (o sea que la unificación pacífica no se logró del todo) y Arya marcha a descubrir nuevas tierras como la gran aventurera que es.

Los Libros

Creo que los creadores de la serie quisieron sorprender a los espectadores, hacer lo que nadie esperaba y decidieron sacrificar algunos personajes, pero acabaron sacrificando la serie. Vi Lost tres veces, de principio a fin. He visto y sigo viendo F.r.i.e.n.d.s cada vez que por voluntad o por azar me topo con alguno de sus episodios. Pero confieso no tener deseos de ver de nuevo Game of Thrones. Quizás vea uno que otro capítulo, muy de vez en cuando, para revivir ciertos momentos, pero no más que eso. Sólo espero que George R.R. Martin escriba Sueños de Primavera antes de morir y que le de un mejor final a una de las mejores sagas que he leído, no así visto. ¿Ustedes qué opinan? ¿Qué final habrían escrito? ¿Cuál habría sido el mejor final para Jon, para Tyrion, para la serie en general? No tengan miedo de decir cualquier locura. Creo que no se puede hacer peor de lo que lo hicieron los responsables. Los leo en los comentarios.

Reseñado por @cristiancaicedo


Otros posts que pueden interesarte:

Descartes's smartphone: the "luxury" of thinking in modern times
Singin' in the Rain (Película): ¿el mejor musical de todos los tiempos?
Mis escritores favoritos 1a Parte: Del lado de acá
Patience: My Entry for Mizu No Oto... Edition #31 [ENG]
The Wizard of Oz (Movie): this classic film turns 80 years!
Rubber Soul: el álbum más subestimado de The Beatles.
Sort:  

Esta publicación ha sido seleccionada para el reporte de Curación Diaria.

final de post.png¡¡¡Felicidades!!!