PARA LEER LA OTREDAD EN UNAMUNO

in #cervantes3 years ago (edited)

Amigos lectores de Steemit, hoy comienzo a publicar por partes un trabajo que escribí acerca de un tema de gran interés para mí: la otredad ("la condición de ser otro", la define el DRAE) y esta en un autor fundamental de las letras de habla hispana: Miguel de Unamuno (1864-1936), pivote de mi formación.
Espero que pueda ser de su interés. Saludos.

PARA LEER LA OTREDAD EN UNAMUNO



Fuente


          El iluminado poeta francés de Una temporada en el infierno, Arthur Rimbaud, expresó en su Carta del vidente: “Yo es otro”; frase que pareciera rubricar su salto al vacío y su enajenación poética. Y Antonio Machado, el poeta español del tiempo y la reflexión existencial, en su metafísico sentido de la vida nos ha dejado expresiones como esta: “El ser es avidez de ser lo que él no es”. Hablaba Machado de la “esencial heterogeneidad del ser” y de “la incurable otredad que padece lo uno”.

          Nietzsche, Rilke, Heidegger, Artaud, Bataille, Borges, Pessoa, Blanchot, Paz, Juarroz… Extensa es la lista de pensadores y creadores que han vivido la experiencia interior de la otredad o han reflexionado y escrito acerca de ella o desde ella. Octavio Paz escribió sugerentes meditaciones sobre este asunto. Recojo aquí una de las más claras: "Experiencia hecha del tejido de nuestros actos diarios, la otredad es ante todo percepción simultánea de que somos otros sin dejar de ser lo que somos."

          Puede asumirse una lectura de gran parte de la obra de Miguel de Unamuno intentando percibir este trascendente aspecto. Desde tal perspectiva, la otredad adquirirá matices muy particulares. Dejará de presentarse simplemente como el desdoblamiento personal, para alcanzar la persistente confusión –en el mejor sentido de la palabra– de la idea y la vida, la realidad y la ficción, la forma y el contenido, mostrando, a su vez, una concepción inquietante y lúdica en Unamuno. A lo largo de su obra se encontrarán rasgos que pueden inscribirse en esa línea de atención o pueden vincularse a ella de varios modos. Trataré de señalar algunos de esos rasgos en libros del escritor vasco.

          En su libro Del sentimiento trágico de la vida, Unamuno agolpa intensas reflexiones sobre el hombre y la existencia. En este libro, publicado en 1912, podemos comenzar a identificar ese sentido por el Otro, que lo acompañará en varias de sus obras. Citaré algunas frases reveladoras de tal inquietud:


(…) quiero ser yo y, sin dejar de serlo, ser además los otros (…)
Y si doloroso es tener que dejar de ser un día, más doloroso sería acaso seguir siendo siempre uno mismo, y no más que uno mismo, sin poder ser a la vez otro (…)
(…) en mí viven varios yos, y hasta los yo de aquellos con quienes vivo.



Fuente

          Hay en estas expresiones un sentido de necesidad del Otro. El Otro es carencia y deseo de ser. Y es el anhelo, el hambre de ser lo que llevará a Unamuno a formular su hambre de Dios. Aquí nos encontramos con un aspecto capital en la obra unamuniana, uno de los más atractivos: la idea de Dios.

          Dentro de la lectura o visión que intento esbozar, Dios aparece para Unamuno como “el gran Otro”, como el Ser anhelado, deseado –y según las tesis lacanianas, “el deseo es deseo del Otro”. Dios es lo eterno, y, por lo tanto, lo eternizador. He allí la cuestión.

          Pero este desdoblamiento parece tener otro pliegue, su doble: el hombre, la humanidad es el Otro de Dios. Dios es eternizado por la humanidad. Veamos en una síntesis muy ligera el planteamiento –o el grito– de Unamuno, que tiene sus resonancias en obras posteriores.

          En primer término, Dios crea el mundo, lo piensa, lo sueña. El mundo es el sueño de Dios. Dios es el Autor de nosotros. Somos, pues, sus creaturas, sus seres soñados, sus personajes.

          En segundo término, Dios es la Conciencia Universal, compuesta por nosotros, que somos su sueño. Y todo sueño es lucha, se sostiene sobre la oposición entre lo soñado y el soñador –como bien precisa Ferrater Mora. Sin tal oposición se desvanecería el sueño de este. Soñador del mundo, Dios es, a su vez, soñado por el mundo. En palabras del mismo Unamuno:

¿(…) no somos acaso ideas de esa Gran Conciencia total que al pensarnos existentes nos da la existencia?
(…) creer en Dios es, en cierto modo, crearle, aunque Él nos cree antes. Es Él quien en nosotros se crea de continuo a sí mismo.

          La otredad, como he indicado antes, no solo aparece en Unamuno como posición vital o idea-grito. También es forma y contenido. Este sentido de otredad lo podemos hallar, sutil o abiertamente, en sus novelas (“nivolas”), o, lo que es lo mismo, en sus sueños.



Fuente

          Expresa Unamuno en su singular texto Cómo se hace una novela, que abordaremos posteriormente:

Toda novela, toda obra de ficción (…), cuando es viva es autobiográfica. Todo ser de ficción, todo personaje […] que crea un autor hace parte del autor mismo.
(…) los autores nos creamos en todos los personajes (…) que creamos.

          Los personajes, los entes de ficción se constituyen en el otro del autor, y este, de tal modo, como el Dios pensado por Unamuno, se crea a sí mismo; en ese devenir, deviene Otro. A propósito de esta idea, el novelista Ernesto Sábato manifestó en una oportunidad:

(…) la vida de un personaje novelístico (…) permite al autor vivir misteriosamente otros destinos, otras vidas y realizar ansiedades infinitamente frenadas por su conciencia o inconciencia.

          Efectivamente, el autor se desdobla en su propio misterio, como en los sueños, donde, emergiendo de nosotros mismos, los seres nos devuelven su diferencia, lo desconocido e inasible.


Gracias por su atención. Hasta otro post de (re)encuentro con Unamuno.
Sort:  

Cuando contemplo mi rostro
En el mundo del espejo
Quizás reciba el reflejo
de un yo mismo que soy otro
Mi pensamiento es un potro
que vuela como ninguno
Somos dos y somos uno
Esa es la pura verdad
Esencia de la otredad
de la que hablaba Unamuno.

¡Caramba, @acostacazorla, qué bien has captado tan enredado asunto con esa rítmica y apropiada composición! Gracias.

Excelente e interesante, y de verdad que cuando leemos, en el caso de los que no somos autores, nos trasladamos e identificamos con algún otro, que nos permite vivir otra vida...Felicidades @josemalavem, espero su continuación. Saludos...

Gracias por tu lectura y comentario, @valenta. Saludos.

i followed you @a-0-0

Excelente post, amigo @josemalavem!

Yo creo que vivimos en tiempos esquizofrénicos en los que hay una obsesión por la velocidad y vértigo de la inmediatez. Para nosotros la generación millennial (tengo 24), se nos olvida la condena de ser motas de polvo de estrella autoconscientes, y todo se convierte en una caricatura de la tragedia...nos hacemos de un doble juego, en el que somos víctimas y victimaroos de la decadencia posmoderna

Me acabas de dar una idea para un post! Abrazos desde México!

Aprecio su comentario, @alonsomath, y qué bueno que mi post sirvió para suscitarle un trabajo. Saludos.

Gracias, @josemalavem, por darnos a leer este capítulo sobre don Miguel de Unamuno. Espero con paciente impaciencia la próxima entrega.
Un fuerte abrazo.

Mi gratitud para ti, @oacevedo. El pensamiento y creación de Unamuno son muy significativos, pero complejos. Espero poder complacer en parte las expectativas. Un abrazo.

Excelente trabajo mi querido, @josemalavem. Quedo pendiente de los próximos posts.

Muchas gracias por tu atención, @aurodivys.

Gracias, @antolina. Un abrazo también para ti.

¡Qué maravillosa lectura! La filosofía siempre me ha seducido. Cuando tenía 12 años me consideré agnóstica sin saber bien las implicaciones del concepto; yo quería expresar que entendía muy bien que Dios no es un ente cuya "definición" le pertenezca a alguien, y que no valía la pena discutir cuál versión de Dios sería más acertada; quería decir varias cosas que yo entendía, quería decir que las entendía y que Dios es la cultura.

Hace unos meses, 2 años, probablemente un poco menos, descubrí a Virginia Woolf, y supe que era brillante, pero también supe que no disponía de mucha cordura. Lo que encuentro en unamuno es una señal de que no tiene uno que estar loco para ser brillante. Ya había perdido la esperanza. Y veo que usted le puso bastante a su estudio-investigación. Eso me gusta mucho; la articulación entre su pensamiento reflexivo personal o íntimo con el académico. Es lindo.

Saludos.

Agradecido por tu lectura y comentario tan personal, @siomarasalmeron. Algo le "meto" a la filosofía, pero no me he dedicado a ella como me gustaría. Pero sí tengo lecturas avanzadas de ciertos filósofos que me interesan. Unamuno es quizás de los escritores españoles del siglo XX (de finales del XIX y primeras décadas del XX) que más formación filosófica tenía y que la hacía transparentar en sus libros, sobre todo en los de ensayo.
El tema de Dios seguirá siendo una cuestión inagotable; Unamuno lo aborda desde una muy singular perspectiva. Si te interesa, te recomiendo que leas Del sentimiento trágico de la vida y La agonía del cristianismo.
Ahora bien, algo de locura había en él, como en todo gran escritor y pensador. Virginia Woolf es una de mis novelistas preferidas, en especial su novela Las olas. Tiene un ensayo, que no sé si habrás leído, particularmente recomendable, que se titula "Una habitación propia" (se consigue por internet).
Cariños.

Yo publiqué dos posts para Steemit sobre Virginia. Uno es un ensayo y otro es una canción en la que recibí bastante apoyo del equipo @Cervantes, por cierto. Ambas publicaciones hacen referencia ese ensayo; de hecho, la canción está influenciada por la premisa de Una Habitación Propia. Mi canción se llamaba "Una Habitación Sola", y el día que grabé el video pensé bastante en el ensayo y dije mal el nombre de la canción. Te las coloco por acá. Lo único que leí de Virginia fue ese ensayo. Tengo pendiente leer alguna novela; ha de ser necesario para comprenderla mejor.

https://steemit.com/cervantes/@siomarasalmeron/virginia-woolf-vive

https://steemit.com/openmic/@siomarasalmeron/steemit-open-mic-week-73-una-habitacion-propia-a-room-of-one-s-own-by-siomara-salmeron-original-song

No conocía estos post tuyos,@siomarasalmeron. Los visitaré. Gracias.

La genialidad necesita como compañera un poco, por decir lo menos, de falta de cordura. No puede ser genio, brillante o sobresalir, quien está atado ¿con una cuerda? a la normalidad. Lo que tiene es que reconocerse como brillante y defenderse, administrarse, digo yo, frente a los demás... Eso no es difícil, solo se necesita el insight.

Buena perspectiva. Con impulso. Gracias.

Una idea profunda y atractiva. Un debate que se extiende en el infinito. Valioso trabajo. Espero su continuación, @josemalavem

Gracias por tu atenta lectura, querida @solperez. Un abrazo.

@josemalavem, estos temas filosóficos son apasionantes, me hacen evocar mi adolescencia. Me siento totalmente identificada cuando dice "Todo ser de ficción, todo personaje que crea un autor hace parte del autor mismo" . Ya quiero leer la continuación de este trabajo tan interesante. Gracias por tu dedicación.

Agradecido por tu lectura y comentario, @evagavilan. Espero cubrir esas expectativas. Un abrazo.

Interesante tema, @josemalavem, casi enigmático, misterioso... El sujeto desde la perspectiva lacaniana se entiende como tal a partir de lo que ese sujeto desea y busca a lo largo de su vida. Es un sujeto dividido, escindido por el lenguaje; que pone fuera de sí, para poderse orientar, una cosa que es él mismo y de la cual se siente alienado. Pareciera que muy claro estaba Rimbaud en su frase, perfectamente coherente, "yo es otro".
No creo, particularmente, que aunque hermoso y socialmente correcto, el concepto de otredad de Unamuno en referencia a Dios, en donde se lo concibe como el gran Otro, calce perfectamente con el Otro, con mayúsculas, del pensamiento lacaniano... para simplificar, solo diré que ese gran Otro, Dios, de Unamuno que es deseado, está soñado desde una necesidad religiosa. No así en Lacan quien concibe a Dios no en lo real, la cultura, el lenguaje, sino en una ex-sistencia. "Dios es inconciente", dice.
La formulación de la frase lacanaiana ( la fórmula original la toma de Hegel, de quien posteriormente difiere en interpretación) es esta: "el deseo es el deseo del otro". Aquí el articulo "el", después del verbo, marca la diferencia y connota la intersubjetividad. Lo que puede leerse, desde esta clave, es que lo que el sujeto desea es el reconocimiento, ser objeto para un otro; claro el deseo per se no garantiza nada, los sujetos lo sabemos, de allí la angustia.
Agradecida de este interesante post, una delicia para la imaginación.

Hola, @gracielaacevedo. Gracias por tu lectura dedicada y tu versado comentario. Obviamente, cuando compartimos un texto, está abierto a la opinión de los lectores, y eso es lo que haces. En el artículo completo (que es bastante extenso, y escrito hace varios años) expongo mi interpretación de la que considero la concepción de Unamuno, y en ese sentido, no necesariamente la asumo o comparto. La inclusión de la cita de Lacan (ahora no preciso de dónde la tomé: si de un texto suyo o de uno de sus estudiosos) solo buscaba, de algún modo, destacar ese sentido de la necesidad del otro, y, por supuesto, no tiene una función central en el artículo.
Saludos.

Lo entiendo igual, @josemalaven, la perspectiva de Unamuno es hermosa, sobretodo por las implicaciones culturales que plantea, mi comparación solo venía al caso para ilustrar las muchas posibilidades de interpretación que ha suscitado el tema de la otredad. Mi comentario llevaba ese sentido, pero se hizo muy largo y lo corté inconvenietemente, dejando el énfasis en la perspectiva Lacaniana...y en la cita.

Agradecida siempre de tu labor como educador e investigador, @josemalaven. Tienes el don de la palabra y de la enseñanza. Tu trabajo: eco sonoro en muchas de las generaciones. Abrazos

Mi gratitud para ti, mi querida @nancybriti, por tus consideraciones hacia mi trabajo. Un abrazo.

Excelente trabajo, @josemalavem, porque trae al recuerdo a un escritor que disfruté mucho por la hondura de su pensamiento hecho narrativa. A Unamuno lo aprecio por La tía Tula y San Manuel Bueno, mártir. Abrazos.

Así es, @reycard: Unamuno fue un filósofo que escribió narrativa (y, obviamente, ensayos, y también poesía). En este trabajo abordo tres libros más de Unamuno: Niebla, Cómo se hace una novela y El Otro, pero no sé si deba publicar todo, pues puede resultar cansón. También algo tengo escrito, pero aparte, de San Manuel Bueno , mártir. Gracias por tu comentario. Saludos.

Sabe que una de las cosas que me inhiben de invertar e incursionar en la escritura de cuentos o poesía es esa posibilidad de verme reflejada en esos personajes. Tengo una creencia de que no debería ser tan así. Por el por lo que leo, Unamuno dice que es inevitable que al escribir seamos autobiográficos de una u otra manera. Excelente publicación. Bastante clara a pesar de lo filosófico que puede ser el tema

Efectivamente, @francisaponte, es inevitable la marca autobiográfica en nuestras creaciones, en particular, en los personajes. Gracias por tu lectura y comentario.

Sin duda tiene un gran sentido filosófico y transcendental esta lectura. Atrapa la condición humana con todos sus reveces.
Espero las próximas, @josemalavem.

Agradezco tu lectura, @sandracabrera. Espero responder a esas expectativas. Saludos.

Que interesante que hayas podido tocar este tema enfocado de como lo veina Unamuno, no lo conocia, gracias a este post, ahora se mas. Pero mas alla es la sensación que me da estos temas de desdoblamiento, casi siempre los comento, por tanta verdad de ser un espejo constante de Dios! pienso que somos manifestaciones de ese sueño, mas alla tambien piensotener la libertad, o mas bien esa libertad que nos otorga ese sueño, para vivir las experiencias en estas aperturas temporales, los artistas, ya sea pintor, escritor, músico, son eternamente cambiantes, sometidos a transformación constantes, quiere decir, un ser desdoblado, y cuando nos aceptamos como "yo soy otro tu" podemos vernos con mucho mas amor entendiendo las posiciones, entrando la empatía!, me ha encantao hombre! saludos

Agradezco tu lectura dedicada y tus comentarios, apreciada @lizbetcontreras. En contacto. Saludos.