El metro cuadro de su zona de confort

in spanish •  last month

Se levantó como todos los días, temprano y sin prisas. Saludó a su perrita Molly y preparó la cafetera y la puso en la vitrocerámica. Se desvistió y se metió en la ducha. Se secó, se puso la toalla en la cintura y salió cuando la cafetera comenzó a silbar. Apagó la vitrocerámica, cerró la tapa de la cafetera, se fue a su habitación y se vistió con su mejor traje. 

Salió de su habitación con la maleta, fue al salón, cogió el pasaje de avión que había en la mesa y lo miró durante unos instantes. Sintió como el corazón le palpitaba como un caballo desbocado. Su perrita Molly estaba sentada junto a él, moviendo el rabo, esperando que la sacara al parque. Le tocó la cabeza y le dijo:

—Hoy no te podré sacar. Lo siento. A mediodía vendrá María y te dará un paseo. Yo tengo que viajar, Moly, tengo una reunión de trabajo a la que no puedo faltar.

Dejó el billete de avión en la mesa, fue a la cocina y se tomó el café. 

Se levantó   y dejó la taza del café en el fregadero,  abrió el grifo y le puso un poco de agua.  Salió de la cocina,  fue al salón,  se puso la chaqueta,  cogió el pasaje,  la maleta, abrió la puerta y salió al descansillo. Cerró la puerta y  le pasó todas las vueltas a la cerradura. Se dirigió hacia el ascensor,  tocó el botón para llamarlo y esperó.  

Observó, con curiosidad, cómo pasaban  todos los pisos por el contador digital del ascensor  y, sin saber muy bien porqué, pensó en su vida,  que al final y a la postre era como un ascensor,  que subía y bajaba,  sin tener otro objetivo que el que le habían marcado desde la infancia.

El timbre del ascensor lo sacó de su reflexión. La puerta corredera se abrió automáticamente  y él entró.  

Al poco se vio en la calle,  miró hacia un lado  y luego  hacia el otro.  Comprobó  la hora  en su reloj  y se dirigió hacia la parada de taxis que había al final del parque. 

Atravesó el parque despacio,  acompañado por el traqueteo de las ruedas de su pequeña maleta,  sin quitarse de la cabeza el ascensor y su conteo digital.

Al llegar a la parada,  comprobó que estaba vacía. No había ningún taxi. Volvió a mirar el reloj, pensó  que no llegaría a tiempo al aeropuerto  y, por primera vez en su vida,  le dio igual. 

Se quedó  allí esperando a que llegara un taxi que lo llevara al aeropuerto. Al  poco  llegó uno,  pero él dio media vuelta  y regresó sobre sus pasos.

Ahora ya no pensaba en el conteo digital del ascensor,  ni en su trabajo,  ni en la reunión que tenía en aquella ciudad que estaba a más de tres mil kilómetros,  ni en el despido,  ni en su indemnización,  ni siquiera qué iba a hacer con su vida a partir de ese momento, solo pensaba  en llevar a su perrita Molly al parque que estaba frente a su casa y el en metro cuadrado de su zona de confort.

Fuente de la imagen:  Pixabay

Si te gustó esta historia no te pierdas estas:

https://steemit.com/spanish/@moises-moran/la-caricia-no-deseada-un-relato-sobre-el-abuso-sexual-en-la-infancia

https://steemit.com/spanish/@moises-moran/el-cuarto-oscuro

https://steemit.com/spanish/@moises-moran/el-perfume-de-la-traicion

https://steemit.com/spanish/@moises-moran/la-sorpresa-de-apolonia

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  trending

Interesante decisión, romper con las cadenas que nos atan a obligaciones que en muchos casos no nos resultan placenteras. Se te ha pasado una tilde en esta frase. "miró hacia un lado y luego hacia el otro"

·

Romper con lo que te ata,@joseph1956, es muy complicado, dejarlo todo para hacer lo que realmente te gusta o te apetece tienes que tener una buena dosis de valentía y de locura. Yo mismo pedí excedencia en mi trabajo para dedicarme a escribir; el tiempo dirá si fue una buena decisión. Y gracias por lo de la tilde, ya lo corregí.

·
·

Es difícil pero no imposible Moisés! :)
Un saludo.

·
·
·

Cierto, díficil, pero no imposible, pero hay que intentarlo y solo eso ya es complicado.

·
·

Lo sé bien, tengo mas de 5 décadas escribiendo y metido en la literatura y cultura en un país donde esto no se valora. Tuve que hacerme mi editorial para locos como yo y sigo nadando contra corriente, sobreviviendo pero feliz.

·
·
·

Vivir de la literatura es muy complicado, yo tengo todos mis obras en Amazon, en Googleplay y el multitud de plataformas más a ver si algún día suena la flauta.

·
·

Es difícil pero no imposible Moisés! :)
Un saludo.

Congratulations @moises-moran! You have completed some achievement on Steemit and have been rewarded with new badge(s) :

Award for the number of comments received

Click on any badge to view your own Board of Honor on SteemitBoard.
For more information about SteemitBoard, click here

If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

By upvoting this notification, you can help all Steemit users. Learn how here!

Calling @originalworks :)
img credz: pixabay.com
Nice, you got a 7.0% @minnowbooster upgoat, thanks to @moises-moran
Want a boost? Minnowbooster's got your back!

De un metro cuadrado hizo su hogar y de Molly su familia, que hermoso. LAS PEQUEÑAS COSAS SON LAS QUE LLENAN EL ALMA. Saludos :D Excelente post

·

Gracias, @tamymayz, así es, nosotros decidimos qué nos hace más felices.

Que buen escrito, la verdad es difícil saber que es lo mejor, si un metro cuadrado acompañado de un paseo diario al parque o una aventura que te lleve fuera de tu "zona de tranquilidad", lo cierto en cualquiera de las dos decisiones es que simplemente se tiene que vivir y afortunadamente tenemos siempre la posibilidad de cambiar nuestros hábitos y costumbres sean cuales sean en busca de nuestra felicidad.

Saludos.

·

@rovaina, siempre estamos tomando decisiones, lo importante es que cada una de ellas nos hagan un poquito más felices.

Me he echado un ojo por tu blog y vaya que la verdad me han gustado casi todos, porque aun no termino de leer, un saludo y un placer leerte

·

Sí, @poesiaempirica, mucho que leer, pero está bueno que leas lo que te apetezca.