NINGUNA PESADILLA EMPIEZA SIN MOTIVO

in #terrorlast year (edited)



Cuando buscando la tranquilidad podemos encontrar más de lo que pensábamos y también perder hasta la inocencia, todo parece un abrir y cerrar de ojos. Los repentinos destellos tienen su motivo, su origen… y, a veces, es mejor no conocer el significado.

Esto es parte de un CONCURSO DE ESCRITURA de la comunidad #fuerza-hispana y cuya temática es el género SUSPENSO o TERROR.

Debo confesar que para mí fue muy difícil este reto porque no es mi género favorito. La verdad es que vivo cada lectura como si fuera parte de ella, me involucro más de la cuenta y el estar leyendo un cuento de este género hace sus pesadillas mis pesadillas, sus miedos mis miedos... Así que se imaginarán por qué evito ese tipo de películas y mucho menos lecturas ;)

Ahora les presento mi creación!




Era una tarde fresca de Mayo, el sol se escondía entre las nubes de vez en cuando, la brisa era constante pero suave y el camino era un poco rústico. Marcos avanzaba siguiendo las indicaciones de su esposa, Samanta, quién iba leyendo el mapa. Tomás y Anny estaban sentados atrás viendo por sus ventanas cuanto podían, los animales y cada árbol de flores de colores, estaban asombrados.


Marcos y Samanta habían decidido mudarse fuera de la ciudad para darles a sus hijos una vida más tranquila, sin tanto ajetreo ni contaminación ambiental. Este día iban a visitar su tercera opción de casa para mudarse y Martín, el agente de bienes raíces, les esperaba en la propiedad esa tarde.


Al cabo de hora y media de camino llegaron a esta hermosa casa de una planta, espaciosa y muy clásica. Con respecto a la parte exterior de la casa, se notaba que la habían pintado y remodelado hace muy poco tiempo y estaba lista para mudarse.


Frente a la casa les esperaba Martín, sonriente y muy seguro de esta opción para la familia Díaz.


Mientras ellos realizaban un recorrido para ver el interior de la casa, los niños prefirieron jugar en el terreno que rodeaba la casa, muy a gusto con todo el espacio libre que tenían para jugar con su pelota. Tomás pateo demasiado duro la pelota y fue rodando con fuerza hasta unos arbustos.
Anny corre a buscar la pelota pero no se atreve a ir más allá de los arbustos y Tomás al notarlo se acerca para ayudarle. Pasan juntos a través de los árboles y ven la pelota, que se había adentrado en una especie de mina o túnel, pero aún era visible, no muy lejos de la entrada, en el límite entre la luz y la sombra.


Anny no quiso acompañar a Tomás a buscar la pelota a través de los tablones viejos de la entrada de la mina, ella siempre había sido la miedosa y él un valiente aventurero. Ella esperaba a la entrada del túnel, atenta a cada paso de su hermano, mientras él iba con precaución esquivando las vigas y caminaba hasta la pelota.


Samanta y Marcos estaban fascinados con cada detalle en la casa, parecía que había una ganadora. Ellos escuchan un ruido sordo afuera, al asomarse por la ventana más cercana, ven polvo levantado a lo lejos y Anny corría hacia la casa, gritando algo que ellos no entendían. Los tres se apresuran hacia afuera, sospechando que algo malo había sucedido.

Marcos enseguida nota que Tomás no venía detrás de su hermana y grita su nombre con voz fuerte a él, no obtiene respuesta. Apenas llega con Anny le preguntan por su hermano y ella sin aliento señala hacia el polvo que aún no se desaparecía. Marcos cargó a la niña, mientras Samanta se había adelantado con Martín hacia el sitio indicado por la pequeña.


Al llegar al lugar, ven la entrada a una mina, con piedras sueltas que tapaban gran parte de la entrada, el polvo hacía difícil respirar fluidamente y ambos comenzaron a llamar a Tomás pero no obtuvieron respuesta.


Marcos llega con ellos y comienza a quitar rocas en la esquina inferior derecha. Anny comenzó a hablar muy rápidamente, casi no se le podía entender:

    -El solo buscaba la pelota –dijo ya con lágrimas en los ojos- yo no quería ir, él quiso ir solo y no quiso avisarles, yo solo esperaba y luego cayeron las piedras y todo fue muy rápido...
    -Ok tranquila, el estará bien –dijo Samanta arrodillándose a su lado y abrazándola.


Martín corrió a su camioneta y trajo dos linternas que tenía en su camioneta, mientras Marcos terminaba de abrir paso para poder entrar a buscar al niño.

    -Quédate aquí con ella, iremos a sacarlo –dijo Marcus decidido.
    -¡Tráeme a mi bebé! –dijo rompiendo en llanto.


El la abrazó fugazmente y le dio un beso a ambas.


Martín llega y cada uno toma una linterna, pasaron uno a uno por el espacio estrecho y ya adentro fue una obscuridad total, encendieron las linternas y observaron su alrededor, de momento había solo una viga caída pero la mina no mostraba signos de estar en peligro de más derrumbes. Ambos avanzaban, sin alzar demasiado la voz llamaban a Tomás pero no obtenían respuesta.


El eco estaba presente hasta para el sonido de sus pasos. De repente se encontraron con dos caminos, sin saber qué dirección tomar, comenzaron a buscar alguna huella de zapatos que les indicara por dónde seguir. Se sorprendieron cuando escuchan el eco de unos pasos suaves, venían del camino de la derecha, Marcos se lanzó inmediatamente al trote hacia el sonido llamando a Tomás, seguro de que le encontraría.


Mientras, Samanta decide correr al carro con Anny para buscar su celular para llamar a emergencias por ayuda… pero todo intento fue en vano, no tenía señal y se le ocurrió que en la casa podría haber un teléfono local y corrió hacia allá. No tardó mucho en encontrar el teléfono, tenía tono y comenzó a marcar 9… 1… 1… y apenas se oye el comienzo de un repique, se corta la llamada con un fuerte ¡crack!.


Ella lo intenta de nuevo pero no había tono en el teléfono, continuó intentándolo, pero no obtuvo buenos resultados. Frustrada se recarga en la pared ahogada en llanto, con las manos en su cara y deslizando su espalda poco a poco hasta quedar en el suelo. Anny no atinó a nada más que a abrazar a su madre.


Luego de correr varios metros en la oscuridad se escucha la risa de una niña a sus espaldas, era obvio que no era Tomás pero al alumbrar el camino recorrido, no había nada. Ambos callados y atentos a cada sonido continuaron avanzando. Sintieron una corriente de aire helada y Martín siente como algo hala su camisa y se detiene y voltea pero no ve nada.

    -¿Qué sucede? –preguntó Marcos.
    -¡Algo sujetó mi camisa! –dijo asustado Martín- pero no veo a nadie.
    -Pudo ser que la camisa se te atoró en algún alambre… tranquilo –le explicó Marcos.


Continuaron avanzando, pero ahora atentos no solo al camino que recorrían sino al que dejaban a sus espaldas.


La tarde caía lentamente pero aún la oscuridad no era lo dominante.

    -¿Mamá oíste eso? –dijo Anny tomando a su mamá de la mano.


Samanta emocionada, a pesar de ella no haber escuchado nada, corre hacia afuera de la casa y se escuchó un grito de un niño pidiendo ayuda.


Pero al llegar a la entrada de la mina nada había cambiado, gritó por la abertura llamando a Tomás pero no hubo respuesta nuevamente. De reojo detectó un movimiento detrás de los arbustos, se asomó pero no había nada fuera de lo común.


Samanta se debatía entre si ir ella también a buscar a Tomás o quedarse allí, se sentía impotente… pero Anny estaba con ella y no podía ponerla en riesgo a ella también.


Martín y Marcos llegaban a un lugar amplio con cajones por todos lados, cuando notaron un agujero en la pared de unos treinta centímetros de ancho, de donde venía el viento frío que sintieron tiempo atrás.


Al asomarse con las linternas a una distancia prudencial, ven a un niño sentado en el piso, con los brazos cruzados sujetando sus rodillas y con la cabeza recostada en los mismos brazos… ¡ERA TOMÁS!


Marcos emocionado lo llama y le pregunta si está bien. El despierta y al subir los ojos buscando ver de dónde venía la luz…



…Inusitadamente aparece un espectro detrás del agujero, interponiéndose entre el niño y el agujero. Era una niña, su rostro evidenciaba que la vida le había abandonado hace algún tiempo.


Debido al susto ellos caen hacia atrás, tropezando con las cajas… una de las cajas se abre y su contenido cae al piso. Un cadáver pequeño se encontraba ahora en el piso, ellos volvieron a apuntar sus linternas al hueco y la niña espectral aún estaba allí pero ahora sonreía sutilmente.


Se escuchó la voz de Tomás desde el otro lado del agujero, tranquilo y preocupado por hacerse escuchar.

    -Papá tranquilo, ella no te hará nada, ella solo me ayudó, solo me está cuidando.
    -¿Pero qué dices? –aún incrédulo en lo que escuchaba.
    -Ella dice que si caminas más allá, a tu derecha, está un pasillo y allí puedes venir aquí, venir conmigo.
    -¿Qué?... pero cómo… ¿Qué pasa aquí? – dijo Martín.
    -Papá confía en mí, ven.


Marcos no lo pensó mucho y salió corriendo en la dirección que Tomás mencionó y Martín lo siguió para no quedarse a solas en aquel sitio con el cadáver. Al llegar con el niño, lo abraza e intenta verificar que se encuentra bien, pero instintivamente lo coloca detrás de él a modo protector.


Allí estaba ella, parada al lado contrario de ese espacio, viéndolos.

    -Papá, ella no nos lastimará, solo quiere ayudar.
    -¡Ave María Purísima! –Fue lo único que atino a decir Martín.
    -¿Qué pasa aquí? –preguntó Marcos dirigiéndose a su hijo.
    -Ella es Claret, una niña que murió en esta mina –le contestó.
    -Pero… es que… ¿Cómo sabes eso?
    -Ella puede comunicarse conmigo, explicarme cosas… no sé cómo.
    -¿Nos dejará ir?... ¿Qué quiere?
    -Podemos irnos –preguntó Martín interrumpiendo.
    -Ayudar –explicó Tomás- eso es lo que ella quiere. Si la seguimos nos mostrará la salida, ella fue quien me salvó –dijo colocándose frente a su papá- su hermano la mató aquí, en esta mina, le dio un veneno y la acostó en uno de los cajones. Se quedó parado al lado del cajón, sosteniendo la tapa para evitar que saliera. Él decía que así sabrían si su mamá los quería más que a su papá, como ella decía, si venía a ayudarla, si la encontraba antes de que el veneno hiciera efecto.
    -Ok, ok, ¿Podemos irnos ya? Nos podemos devolver por el mismo camino.
    -¡No! – interrumpió el niño con decisión- ¡Su hermano nos encontraría allí! Y correríamos mucho peligro porque él es muy malo. Él también murió aquí, por un derrumbe cuando iba saliendo de la mina.
    -Está bien, la seguiremos –dijo Marcos cediendo- ¡Pero vamos ya!


Claudet, la niña espectro, se comenzó a desplazar por los pasillos y ellos la siguieron.


Afuera ya había oscurecido y Samanta vuelve a escuchar el crujir de unas ramas bajo una pisada y Anny pega un pequeño grito y se pone detrás de su mamá al sentir el movimiento de las ramas.


Al apuntar su linterna hacia los arbustos y la silueta de un niño se apreciaba. Samanta no podía creerlo, dejó caer su linterna al piso y corrió a abrazarlo. Era su niño!


Pero Anny no se acercó, veía con ojos muy abiertos la escena, sin atinar a decir palabra o a mover un músculo. Ella podía verlo, ella lo sabía, ese no era su hermano, no era realmente él.

    -¡Mamá! –le hala el brazo y sube aún más el tono de su voz- ¡Ese no es Tom!


La mamá voltea a verla, confundida por la reacción de su hija pero cuando vuelve la mirada hacia adelante detalla el rostro cadavérico del niño, no era Tomás, jamás lo sería.


La mirada del niño se tornó desafiante, sujetó las muñecas de ella con sus manos y con fingido dolor le dijo a Samanta:

    -¿Ya no me quieres mamá?


Ella intentó soltarse, liberarse del agarre del niño, pero su fuerza no era normal. Segundo tras segundo ella sentía perder las fuerzas y con dificultad podía mantenerse en pie.

    -¡AHORA VERÁS QUE TE PASA POR NO QUERERME! –gritó el niño.


Este grito se retumbó en el piso, causando una pequeña vibración que se mantenía y Poco a poco Anny había ido retrocediendo ante el pánico, ya se encontraba distanciada de su mamá y del niño.

    -¡Vete Anny!¡Corre ya! –gritó Samanta.


Vió a su mamá caer poco a poco de rodillas y desvanecerse al suelo de medio lado. El niño subió un poco su mirada para mirar a Anny y susurro mientras la vibración aumentaba:

    -Otra niña incauta…


Eso fue suficiente para que Anny corriera desesperadamente entre los árboles, sin tener realmente un rumbo fijo. Ya casi sin aliento se detiene para decidir hacia donde correr, tratando de ubicar alguna luz, alguna persona que la ayudara.


Inesperadamente, se oyeron varias pisadas dirigiéndose hacia ella a paso veloz. Ella volvió a correr tan rápido como pudo pero sintió como una mano le sujetaba el brazo y la obligaba a detenerse. Cerró los ojos y comenzó a gritar con todas sus fuerzas.


Pero no era un niño, era un hombre… Era su papá! Su padre que la abrazaba para calmarla.


Cuando ella logró calmarse, Marcos colocó sus manos en sus mejillas y le preguntó dónde estaba su madre, por qué no estaba con ella y Anny respondió:

    -¡El niño la tiene!


Marcos no necesitó oír nada más y salió en carrera a buscar a su amiga, amante y esposa. Al ser que siempre había estado a su lado en las buenas y en las malas. A la madre de sus hijos.


Anny no se dió cuenta, hasta que intentando seguirle el paso a su papá, otra persona le toma la mano, era Tomás. Se sintió de nuevo completa al estar junto a su hermano, su vacío había sido llenado, junto a él todo podía tener solución.


Un grito la sacó de su paz, los gritos eran de su padre, quien sujetaba el cuerpo sin vida de su madre.


Martín mantuvo separados a los niños del cuerpo, evitando que tuvieran que ver a su mamá en esas condiciones.


Claret le susurra a Tomás:

    -Lo siento, era ella o eras tú. Salvándote a ti, siento que salvé a mi hermano. Ya no tengo nada más que hacer aquí, deben irse yo lo contendré en la mina –dijo poniendo la mano en su hombro y desapareciendo sin dejar rastro.


Tomás subió la voz y le indicó a su papá que debían irse porque la niña se los había advertido. Marcos secó sus lágrimas y viendo a sus hijos respiró profundo, cargó a su esposa y caminaron lo más rápido posible a las camionetas.


Partieron aún de noche y vigilando todo lo que los rodeaba. Anny recostó su cabeza sobre el hombro de su hermano y sujetando su mano las lágrimas no paraban. Todo su mundo había cambiado y ya no le quedaban fuerzas, sus ojos se le cerraron.

FIN

separador 007.png

Puedes buscarme como DarkFemme#3243 en Discord
You can find me as DarkFemme#3243 in Discord

DQmb1atSWPZjTCkvEPnXdtfAoGRdW6s2F6TNMHKr36Xapoe.gif

Sort:  

Aplausos de pie! Lo disfruté mucho @darkfemme. Si pudiste evitar las pesadillas, deberías seguir cultivando el genero porque tienes el toque.
Mis respetos

Bueno, esa noche que estaba en la parte más interesante a desarrollar, se fue la luz.... habían truenos... ya estaba que me iba a acompañar a mi hija XD
Pero la verdad pesadillas no tuve, eso es bueno.
Gracias por tus palabras, pero eso de cultivar este género, es algo que tendré que pensarlo.

Buen relato @darkfenme. No me esperaba tal desenlace. Éxitos en el concurso.
¡Saludos!

La verdad me dejé llevar... al bocetear la historia (una maña que estoy adquiriendo de un tiempo para acá) pues solo llegaba a la parte donde aparece la niña en el agujero, pero no podía ver que seguía... decidí escribir todo lo que tenía en la compu y dejar a mis manos libres para escribir cuanto quisieran y esto surgió.
Gracias por el comentario y saludos!

Y has procedido de la mejor forma posible. Lo mejor es dejar que todo fluya, sin importar de que se trate. Luego, al editar, se ve que te gusta o no, aunque deduzco que esta demás decir esto.
Espero leer más. ¡Un abrazo!

¡Wooww! ¡Que suspenso tan grande, sentí! (también terror psicológico, como me lo hacen saber @psi1826 y @elelobos a quienes les agradezco mucho).

El relato es extraordinario, lo disfrute de principio a fin, y hasta fui parte de la trama, porque lograste que viviera una parte de mí, en cada uno de los personajes, transportándome en el espacio y el tiempo.

Aparte, sería bueno, corregir algunos detallitos en el diagramado (los espacios entre texto y texto, son muy grandes). Ciertamente no influye en la calidad del contenido, pero visual y estéticamente sería un gran logro mejorarlo.

Te deseo el más rotundo éxito, tu relato me conquistó.

Saludos...

Es que el cuento estuvo listo a las 11pm y solo me quedó una hora para programar y hacer las imágenes, no me gusta hacer nada que sea de mala calidad así que tuve que hacerlo a velocidad, resumiendo uso de códigos como me enseñó el amigo Tharkan pero es primera vez que lo hacía y me dió conflicto, así que tuve que aplicar un separador transparente para los párrafos pero me pedía un Enter entre uno y otro para que no chocaran los códigos. Lo corregiré apenas termine el concurso para que no piensen que es trampa (yo hasta hice un gif de cuando aparecía la niña pero como no estaba bien terminado monté solo la imagen, y menos mal, porque publiqué a las 11:58pm más o menos XD
Gracias por tu comentario, es muy interesante tu sincera opinión ;)

¡¡¡Uyyy, que pesar!!! Te cuento que me pasó igual con lo del tiempo, en un concurso para @originalwork, que pensaba terminar en horas de la mañana del día Lunes 17/09 y pues, resulta que se presentó la dificultad con Steemit, y no se pudo utilizar hasta después de las 7:00 P.m, en mi caso.

Con respecto a los códigos, para el formato de los post, las mías están a la orden, yo las tengo guardadas en archivos de "Documento de Texto" y no tengo problemas en compartir ese material. Cualquier cosa, me avisas y me indicas la forma como te las puedo hacer llegar.

Saludos y éxitos en el concurso. Muy bueno tu trabajo. Es uno de mis tres favoritos...Felicitaciones..!

¡¡¡Hurraa!!! No había visto los resultados, los acabo de ver. De mis tres favoritos, dos resultaron premiados...¡¡¡Felicitaciones!!!

uy ahora falta como se veria una pelicula de esta historia espeluznante......

Comienzas diciendo que no es tu género favorito, pero debo decir que está muy bien estructurado!
Siempre digo que tienes un gran talento amiga!

Excelente relato, con un suspenso muy fuerte. Uno está pendiente de qué pasará, a la expectativa ¿quién es realmente el malo? ¿qúe irá a ocurrir?
Te felicito y te sigo.
También te dejé mi voto.

Opsss y yo poniendo en el comentario en el post de #fuerza-hispana que luego de que lo leyeras esperaría tus comentarios jijiji
Tomé la base de mantener el interés y de que la mayoría de las veces las cosas no son como uno espera.
Gracias por tu comentario!

Te muy bueno, realmente intenso.
Te estoy siguiendo.

QUÉ BIEN @darkfemme.... Me entero un poco tarde de tu triunfo pero igual FELICITACIONES... Excelente tu cuento...

Qué sigan los éxitos ♥♥♥