Procusto y la intolerancia

in steempress •  last month  (edited)

Intolerancia 1-tit.jpg

Durante todas las épocas los seres humanos han vuelto, una y otra vez, a los relatos mitológicos para encontrar en ellos pistas que los ayuden a entender los grandes problemas de la existencia.

En estos escritos primigenios, obra y gracia de autores anónimos, forjados a lo largo del tiempo por una mezcla de imaginación, historia, recuerdos y agudas observaciones, se han dado respuestas que han servido para aplacar la ansiedad provocada por lo desconocido.

En las diferentes mitologías podemos encontrar ideas para comprender nuestra forma de ser, bien sea sobre asuntos gruesos y trascendentales como la vida y la muerte, o sobre cosas ligeramente menores como los celos, la envidia, o la irresponsabilidad, casi todo lo humano ha sido tocado, de alguna manera, por el pensamiento mitológico.

Tal es el caso de la leyenda de Procusto.

Procusto también conocido como Damastes, es uno de esos personajes que forman parte del acervo mitológico de los griegos. Sobre él hay varias versiones. En una se le presenta como un vulgar asaltante de caminos. En otras como un posadero que tenía una especie de taberna-posada en la vía que conducía desde el Penopoleso a Atenas. Y también hay quienes dicen que fue una especie de investigador que cumplía encargos para el gobierno ateniense.

separador verde.jpg

El caso es que Procusto se las ingeniaba para llevar a su casa/posada a viajeros cansados que iban con destino a Atenas. Les ofrecía servicios y hospitalidad. Cuando el sueño vencía a estos viajeros, o cuando hacía su efecto algún tipo de narcótico administrado por Procusto, caían en un estado de inconsciencia. En ese momento Procusto aprovechaba para colocarlos en una cama, el famoso lecho de Procusto. Esta cama tenía una característica muy particular, nunca era del tamaño de la persona, o era muy pequeña o era muy grande.

Si la persona sobresalía de la cama Procusto procedía a cortarle los miembros y la cabeza, de manera de adaptarlo al tamaño del lecho. Si por el contrario la persona era muy pequeña, entonces procedía a descoyuntarlo para estirarlo.

Procusto era un obsesionado por la normatividad, no podía aceptar las diferencias. En su mirada siempre había algo que no encajaba y que debía ser corregido; en su caso, o cortando o estirando.

La historia de Procusto nos brinda una gran oportunidad para reflexionar sobre dos situaciones muy comunes en nuestros días, el afán de normalidad y la intolerancia.

Aunque nos pudiera parecer extraño la búsqueda de normalidad, de hacernos más o menos iguales, de destacar lo que nos uniforma, está muy presente en nuestra vida cotidiana.

separador verde.jpg

Un ejemplo de este afán de uniformizar lo encontramos en la escuela. Dos cuestiones nos permiten constatar esa conclusión: El currículo y la evaluación. En la mayoría de las escuelas se trabaja sobre la base de un conjunto de contenidos comunes para todos los alumnos. ¿Por qué todos deben saber lo mismo?

La evaluación, por su parte, sigue atrapada, casi siempre, en una fórmula numérica. Se aprueba o desaprueba dependiendo del número que usted obtenga en una determinada escala.

Debo decir que este carácter uniformador del currículo y de la evaluación han sido protagonistas de grandes discusiones por parte de los filósofos de la educación, muchos han denunciado el carácter castrante de estas prácticas. Sin embargo, siguen vigentes.

En el caso de los gobiernos la situación no es distinta. Hay una tendencia a empujar a las sociedades hacia formas de gobierno autoritarias donde se les hace la vida difícil a todos los que tengan un pensamiento que disienta del predominante.

La normatividad y la intolerancia siempre van de la mano.

La mirada de Procusto habita en muchos de nosotros. Parece que es muy fácil ver el mundo tratando de captar todo aquello que no encaja dentro de nuestras valoraciones de la vida. Estamos más entrenados para rechazar que para entender y aceptar.

Gracias a Procusto sabemos que este no es un problema nuevo. Lo sorprendente es darnos cuenta que, a pesar del tiempo transcurrido. sigue ganando el desprecio hacia las diferencias. Todavía tenemos mucho que cambiar para hacer nuestro mundo más tolerante.

Gracias por su tiempo.

Fuente de las imágenes. I II III

separador verde.jpg

Otros temas para seguir leyendo

Incompatible. Un cuento de ciencia ficción

Aprender a pensar lo diferente

Criar sin límites

Inspírate con los steemians (Filosofía del lenguaje)

Ocaso de la Universidad venezolana

Un mes limpiando la casa mental

Entender la educación como un misíl inteligente

Ideas para crear un flujo de trabajo efectivo en Steemit

Concurso Maracay / Mi lugar favorito - El Campo de Golf

separador verde.jpg

Todos tus comentarios son bienvenidos en este sitio. Los leeré con gusto y dedicación.

Hasta una próxima entrega. Gracias.

MARCA LIBRO POSTALdef-sombra.jpg

Las fotos, la edición digital y los Gifs son de mi autoría.

CINTILLO-GUIF12,5.gif

texto animado.gif

Posteado desde mi blog with SteemPress : http://irvinc.vornix.blog/procusto-y-la-intolerancia/

separador verde.jpg

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Voto @templo en colaboración con @steempress-io

LcTxR7u1XKaa3e4T1EBuBP18JezPvjFFo8gNuE9CiKHBn4KaQ9UNHXAvRhjnR2UrDe9MGNqQ8kawWezsmsbxKgACDhsuE5Jx1wLU92fr5LpzCcD8XFdLwVdfEWRKkaeKRNnnXYAWMBBDEjUFTuuXaqGus.gif

·

Amigos, muchas gracias por el apoyo.

·

Amigos, muchas gracias por el apoyo.

No conocia este personaje y entiendo el paralelismo que nos trajiste para entenderlo. Esperemos que la educación en algún momento debe dar un vuelto una evolución con estas tecnologias el conocimiento esta al alcance de todos, lo que nos falta en educar es al hombre en las normas de convivencia, esperemos que tambien esas normas de evaluación tambien cambien, todos no smos iguales y no podemos ser evaluados en la misma forma. @irvinc

·

Así es mi querida amiga. Hay muchos patrones que es posible que comiencen a ser vistos de otro modo, entre ellos las prácticas de la escuela. Claro, no es fàcil atender las diferencias cuando tienes que atender a muchos niños en un aula, para eso se necesita que haya una relación màs personalizada con el alumno. Creo que en algún momento llegaremos a ello. Gracias por la visita y el comentario. Abrazos grandes.

Dios de vida... Procusto era excéntricamente salvaje; entiendo muy bien el planteamiento ante la educación sesgada. Veo con preocupación que no existen soluciones, sólo comodidades que se van adaptando a hacer las cosas más simples y la enseñanza sufre.
Gracias por compartir esta maravillosa lectura. Creo que la repasare para tenerla de referencia.
Saludos cariñosos @irvinc

Posted using Partiko Android

·

Me alegra saber de ti, espero que te encuentres bien. Muchas gracias por la visita. En estas historias siempre tenemos muchas oportunidades para reflexionar sobre nuestra condición humana. Abrazos grandes.

Este Procusto se las traía, y como bien señalas no deja de sorprender que tantas cosas evolucionan y la humanidad de distintas manera se las arreglas par continuar en sus mismas prácticas. Excelente post y con lo que te caracteriza, llevarnos a reflexionar sobre el hacer social. Gracias.

·

Un personaje siniestro, sin duda. Cambiamos muy letamente en algunas cosas importantes para la convivencia. Muchas gracias por la visita y el comentario. Abrazos grandes.