Polvo estelar

in steempress •  4 months ago

Luces de neón resplandecen a lo lejos, saturando los alrededores de Plutón; en conjunto, Júpiter brilla con hermosas iluminaciones boreales. La sonda espacial aterriza inminentemente sobre el vacío espacial. Sputnik, ha de llamarse. Dentro de él, un grisáceo traje espacial con un humano dentro. Las emociones al natural; el miedo, la curiosidad, la ansiedad. A media Unidad Astronómica de distancia, el encuentro entre del humano y la basta existencia de la nada es un absurdo.

Ansía descender al plano terrenal pronto. Su viaje va a durar ─no se sabe con exactitud cuánto─ un buen rato más.

Ondas luminiscentes provenientes de varias direcciones ─quásars─ nublan la vista de nuestro querido astronauta. El hambre de querer saber los secretos del universo carcome todo su cuerpo espectral. La vista está de vuelta. Cometas fugaces se estrellan entre sí a su alrededor. Medusas cósmicas vuelan a su lado. ¿En qué momento el Sputnik dejó de ser su lugar de estar? ¿en qué momento el espacio exterior estaba abierto enfrente de sí?

La confusión se apodera del cosmonauta. Para él, la realidad ha sido distorsionada.



Magia espacial aparente. Las ondas sonoras de los cometas chocando... «¿qué? ¿ondas sonoras? momento, algo aquí es aun más extraño que estar en la nave y de la nada estuviese en el espacio» piensa. Analiza por un instante. Sonido. No hay sonido en el espacio. Es la regla más esencial que te enseñan en la academia de formación espacial. El conjunto de pulsaciones en el pecho se va haciendo menos intermitente. Más seguido. Todo está sucediendo muy rápido. A su alrededor, el universo se convierte color naranja. Explosiones. Explosiones. Explosiones. Alguien habla, él escucha. «¿E... en...?» no entiende nada. ¿Quién habla? ¿un Dios? ¿será? ¿realmente existe alguno? Las explosiones continúan. Todo es confuso. Él está en el medio de todo, aunque, al mismo tiempo parece tener un asiento de primera fila para contemplar absorto la lluvia de colores fulgurantes desde afuera, como si fuese un observador lejano/cercano del espectáculo. No se quema, no explota. Disfruta. Ya no hay preguntas, ya no piensa. Solo siente. Luego... oscuridad.

El polvo de estrellas ahora explota en su mente. Todo a su alrededor se convierte en un sistema solar, siendo él, el sol. Este sueño estelar está muy jodido.



Las nubes celestes se arremolinan alrededor de la fragancia misma del desierto hábitat sideral. El astronauta navega en las olas de las corrientes galácticas, dejándose llevar a los más profundos rincones de su ser y del universo. No se había dado cuenta de su tamaño. ES TAN GRANDE COMO LA LUNA. Toca los planetas con sus dedos. Ya nada tiene sentido en este punto. Y no le importa. Hay filarmonía rugiendo en todo el espacio, él se siente imponente.

«No hay manera de que esto no sea un sueño» pero se equivoca.

No es un sueño. Fue elegido como cómplice especial de una clase de medicina astronómica para sentirse aliviado de vivir. Experimenta la sensación de ser el dueño del cosmos. «Wow, creo que el Dios que escuché ese rato era mi propia voz. Soy el dueño de todo». Ya es totalmente incoherente las acciones del cosmonauta. Cada vez es más raro la transición espacio/tiempo/realidad que ocurre en su no momento onírico. La dimensión distorsionada de sonidos burlescos armoniosos y la increíble visibilidad de la fuerza gravitatoria lo empujan a crear un complejo de Dios en su personalidad, haciendo de su primera tarea una no tan laboriosa supresión del ente lunar. Sin embargo, creo que todo está terminando. Sí, lo está.

Nuestro glorioso hombre astronómico está aturdido. Abre los ojos. Parpadea. Confundido, se levanta de su sofá. Está acompañado. Oye los mismos sonidos que en su viaje astral. «¿Estás bien?». No era su propia voz, era la de sus compañeros. Todo fue una alucinación. La realidad distorsionada fue una mera ilusión creada por una excelente rama conocida sutilmente por muchas personas como: «la hierba de la felicidad».



Perdón por desaparecer por un poquito de tiempo. Realmente estuve enfermo, y mis clases universitarias comenzaron de nuevo, así que desaparecí unos días. Pero regresé y mis relatos regresaron conmigo.

Si quieren pasarse por un servidor de Discord bonito ─el cual es mi casa adoptiva digital─ les dejo este enlace. Los llevará a la Comunidad de @mosqueteros

Siempre es un placer escribir para que la comunidad entera pueda disfrutar de todas mis ocurrencias literarias. Siempre trato de aprender a mejorar poco a poco para hacerles llegar el mejor contenido posible.

Otros escritos: Amalgamas erróneos, (Des)entendimiento terrenal, (Tu) estilo minimalista, Actos efímeros.

¡Muchas gracias por leer!



Fuentes: 1,2,3,4



Posted from my blog with SteemPress : http://sophiegeek.vornix.blog/arnmed14/polvo-estelar/2018/12/01/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Este post ha sido votado por el equipo @cervantes en colaboración con @steempress.

Congratulations @arnmed14! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You received more than 500 upvotes. Your next target is to reach 1000 upvotes.

Click here to view your Board of Honor
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Support SteemitBoard's project! Vote for its witness and get one more award!

Congratulations @arnmed14!
Your post was mentioned in the Steemit Hit Parade for newcomers in the following category:

  • Pending payout - Ranked 10 with $ 4,62

I also upvoted your post to increase its reward
If you like my work to promote newcomers and give them more visibility on Steemit, consider to vote for my witness!