"Gestiones" de Rafael Cadenas o la poesía vislumbrada (Parte I)

in spanish •  last year 

Amigos lectores de Steemit, luego de haber publicado dos trabajos sobre dos libros del imprescindible escritor venezolano contemporáneo, Rafael Cadenas (1930), vuelvo con un artículo sobre otro de sus libros de la etapa más madura de su producción poética: Gestiones, libro galardonado con el Premio Internacional de Poesía Pérez Bonalde en 1992

Mi trabajo interpretativo original recorre todas las secciones del libro (7 en total), deteniéndose en una amplia proporción de sus poemas. Aquí, por razones obvias, solo presentaré, de modo más sucinto, el acercamiento a un poema en algunas de esas secciones; dos en esta primera entrega y otros tantos en la segunda, no sin confesarles que esta "escogencia" (o reducción) me resultó difícil.

En esta tarea intento una lectura lo más directa y abierta posible de los poemas a partir de sus particularidades. Asimismo, discernir los principios que constituirían una poética específica al libro, en correspondencia con el decurso poético general de la obra de Cadenas.

Si estuvieran interesados en conocer los post anteriores acerca de Rafael Cadenas, pueden ir a los siguientes enlaces:

1
2
3

Agradezco anticipadamente su tiempo.

Archivo personal

Con su breve título, Gestiones, se confirma una tendencia en el modo de titular al cual nos ha acostumbrado el escritor: Intemperie (1977), Memorial (1977), Anotaciones (1983), Amante (1983) y Dichos (1992).

Pero esta comprobación no nos habla solo de una característica de estilo en los títulos. El Cadenas de hace un buen tiempo, sobre todo a partir de finales de la década del 70, opta por la palabra austera y exacta. Véase, por ejemplo, "Ars poética" en Intemperie: “Que cada palabra lleve lo que dice”, “Quiero exactitudes aterradoras” (p. 73).

¿Qué significado “lleva” la palabra 'gestiones'?¿Cuál puede ser su “exactitud”? Si acudimos a los diccionarios, como posibles sinónimos de gestión, hallamos las palabras: diligencia, solicitación, demanda, intento, encargo, entre otras (Sainz de Robles, 1981, p. 548). Cadenas (2000), tratando de explicar el título de su libro, ha expresado: “(...) son gestiones dentro de nosotros mismos”. Reconocemos una poesía que se piensa y asume como una diligencia orientada a entender la vinculación entre realidad, experiencia y lenguaje; una poesía que es solicitación para el encuentro consigo y con el mundo, y, en tal medida, demanda de sentido. Por tal razón, posee un carácter de intento, como un acto que se convierte en proceso en cuanto movimiento inacabado, algo que se busca cumplir en respuesta a un encargo interior.

Gestiones es un libro heterogéneo, en cuanto a temas y situaciones. Aparte de un poema que funciona como pórtico, se estructura en siete partes compuestas en su mayoría de varios textos y subtituladas en el siguiente orden: Tributo, Convivencia, Mediaciones, De poesía y poetas, Teatro, Rilke y Moradas.

El libro abre con un poema suelto y sin título, separado de las secciones. Es un texto que combina el versículo y la prosa, lo que es característico en el autor.

Retomo tarde el hilo.
Fueron muchos los años de desconexión de ella, la antigua, la nunca adornada. ¿Por dónde deambulaba yo, suspendido? Pues nunca dejé de ser nervadura del asombro, de vivir en orillas, de extraviarme bebiendo un zumo oscuro, pero invadiendo los contrafuertes del día.
Transparencia que levanté de lo más acosado como pieza cobrada en la tormenta.
Pero la palabra se escondía.
Por tender hacia donde no pesa y mudar allí morada.
Los años han corrido y no dejé de registrar caídas. Entonces piel era sólo clausura. La magia no había sido destituida.
Ahora vuelves, amiga, y yo te recibo con presentes arrancados al verdugo que cela tu territorio.
(p.9)

Fuente

En el versículo inicial, a pesar de su ambigüedad y aparente inconclusión, conjeturamos que el yo tácito pudiera estar hablando de la vida–realidad, pero también de la palabra–poesía. La voz confiesa su ‘falla’. Reconoce que restablece tardíamente la continuidad de algo, una conexión interrumpida. Al respecto recordamos de Memorial: “Rotas las conexiones, me resistía” (Cadenas, 1986, p. 56).

Pero, ¿de qué conexión se habla? Dice el yo: “Fueron muchos los años de desconexión de ella” (subrayado nuestro). ¿Qué o quién es “ella”? Para aproximarnos a una respuesta quizás nos sirva acudir a otros poemarios de Cadenas. En Amante (Cadenas,1983) esta palabra es un elemento central y constante; allí leemos: “Sólo porque ella / lo nutre / con su boca / él insiste...” (p. 10), “Todas tus palabras / son tributos a ella...” (p. 44), “Ella muestra y oculta / tu rostro, / la presencia...” (p. 45), entre otros ejemplos. Pero ya se hallaba en Memorial con frecuencia: “Ella no busca a alguien / y al encontrarlo se marcha” (p. 84), “Ella, la insojuzgable...” (p. 189).

La línea comentada continúa inmediatamente con dos frases nominales que se añaden al pronombre: “(...) ella, la antigua, la nunca adornada”, las cuales nuclean dos rasgos fundamentales que se nombran de diferentes modos en obras precedentes del autor. Con respecto a la primera, identificamos en Memorial un significado semejante: “Voz antigua, / ocultabas la ruta. // Ahora ocupas tu puesto” (p. 89). La ausencia de adornos, de la que habla la segunda frase, puede aparecer como desnudez y austeridad igualmente en Memorial: “Por encima del lujo, la belleza, el brillo. / En una austeridad” (p. 88). De modo que los atributos dados por el hablante a ‘ella’ nos remiten a dos rasgos ya remarcados por el autor: de un lado, a lo remoto y arcaico, y, por esta vía, a lo primero y esencial; de otro, a lo despojado y elemental.

Debemos decir que no podemos restringir a un solo significado el uso que hace Cadenas de la palabra ‘ella’. Precisamente es la ambigüedad o ambivalencia que caracteriza su aparición en esta poesía lo que la hace más productiva y sugerente. En tal sentido, acogemos lo propuesto por Isava (1990), al referirse a dicha palabra en su estudio de Amante: “ ‘Ella’ es mujer, lengua y realidad” (p. 136). En este poema de Gestiones el sentido de ‘ella’ se dirige con más claridad a las dos últimas designaciones, como sugerimos al principio.

En la continuación de su exordio, el hablante advierte la errancia o el extrañamiento en que había vivido, razón y consecuencia de la “desconexión”. Sabe que se mantuvo en el desconcierto y al margen: “(...) nunca dejé de ser nervadura del asombro, de vivir en orillas, de extraviarme bebiendo un zumo oscuro (...)”; siempre buscando los fundamentos de la vida: “pero invadiendo los contrafuertes del día”.

Anota la consecución de una “transparencia”, que ha recuperado en medio de mucha fatiga y acoso, como algo ganado a (o en) la adversidad. Sin embargo, la palabra no se entregaba, “se escondía”, pues ella parece buscar su residencia “donde no pesa”, en la levedad y la movilidad.

Sigue el yo reconociendo que no cesaron los errores, las “caídas” en el correr del tiempo, cuando no existía la reconciliación con el cuerpo. La valoración de lo corporal, de lo sensorial es relevante en esta concepción (lo podemos encontrar en Memorial y en Dichos), pues las sensaciones son la trabazón con la realidad en su ser más básico; en consecuencia, su negación o censura (“clausura”) constituye una modalidad del desligamiento.

Cierra el poema advirtiendo que en el presente, “ahora”, desde el cual nos declara la voz personalizada, se ha producido el reencuentro con la realidad / palabra –con la “amiga”–, y es acogida con los dones (también palabras) sustraídos al ego, ese “verdugo” (en otros momentos lo ha llamado juez, usurpador, etc.) que nos acecha.

Así pues, el poema que abre el libro nos introduce en la visión de las “gestiones” realizadas por el hablante. En el libro advertiremos esa conciencia que retoma el hilo, que solicita y, a la par, procura el encuentro y el cumplimiento

La primera sección de Gestiones, como señalamos, lleva por título Tributo, palabra familiar al vocabulario poético de Cadenas; así, por ejemplo, en Amante la voz poética dice: “Todas tus palabras / son tributos a ella” (p. 44); o en la palabra sinónima “homenaje”, que subtitula una de las partes de Memorial. Sabemos que entre las acepciones del vocablo ‘tributo’ está la de muestra de admiración, veneración o reconocimiento a algo o alguien. Y es esta la que regirá los poemas incluidos bajo ese título en Gestiones: se expresará una humilde reverencia a la realidad originaria, a la infancia, a la memoria y a la palabra.
Su primer poema, también sin título, es el siguiente:

Aparté el sueño
cuando me dejó la infancia,
aquella exactitud.

Entonces
yo te pertenecía
sin contrapeso.

El oro de tus patios
al mediodía
apenas se insinúa
cuando un repentino sosiego
me devuelve a mí.

He recorrido
cuartos,
solares,
corredores,
buscándote,
diosa de mis días completos.

Registro
y sólo encuentro un hombre.
Esta palabra dice mi límite.

Vivo a trasmano.
(p.11)

Fuente

La voz personalizada de un yo reivindica la infancia, motivo o tema integrado al universo poético de Cadenas, que se manifiesta en Memorial: “Infancia dormida en los rayos del sol. / Cuánta luz para aquel niño. / Ahora él te busca” (p. 35). Además, aquí la concibe como el tiempo o la edad de la “exactitud”: otra palabra recurrente, con igual significación, en la poesía del autor, como he señalado.

Infancia y sueño parecen representar el reino de lo originario y lo verdadero, donde se pertenece, sin conflictos, a la vida. Se recupera o vislumbra parte de ese esplendor de la vida, de esa gratuidad de lo real, cuando la quietud nos reconcilia con el sí–mismo profundo; contenido expresado en el poema con transparentes y vívidas imágenes: “El oro de tus patios / al mediodía / apenas se insinúa / cuando un repentino sosiego / me devuelve a mí”.

De nuevo, igual que en Memorial, esa presencia es designada con el nombre de ‘diosa’, lo cual resignifica a aquella como manifestación de lo sagrado, a la que la memoria afectiva ha solicitado incansable en los espacios raigales de la casa y la niñez (cuartos, solares, corredores), lugares de una cotidianidad fundacional, fuentes nutricias de la interioridad o la psique.

Aparece el verbo ‘registrar’ en primera persona: “registro”, verbo que, además de indicar la acción de exploración, en una denotación cercana a lo coloquial, también nos remite a la acción de anotar, de escribir, como se usa en Anotaciones (Cadenas, 1983b, p. 7) y en Amante (“Soy el que observa, / registra, / anota...”, p. 65). Ese buscar, inscribir, sólo da cuenta de una condición y una verdad a ser aceptada: “Registro / y sólo encuentro un hombre. / Esta palabra dice mi límite”. Así, el verso final: “Vivo a trasmano”, cierra con la sugerente afirmación de la vivencia secundaria e inasible y la extrañeza.

Referencias

Cadenas, R. (1977). Intemperie. Mérida: Universidad de los Andes.
Cadenas, R. (1983). Anotaciones. Caracas: Fundarte.
Cadenas, R. (1983). Amante. Caracas: Fundarte.
Cadenas, R. (1986). Memorial (2ª ed.). Caracas: Monte Ávila.
Cadenas, R. (1992). Dichos. San Felipe (Venezuela): La Oruga Luminosa.
Cadenas, R. (1992). Gestiones. Caracas: Pomaire.
Cadenas, R. (2000). Entrevistas. San Felipe (Venezuela): La Oruga Luminosa.
Cirlot, J. E. (1982). Diccionario de símbolos (5ª ed.). Barcelona (España): Labor.
Isava, L. M. (1990). Voz de amante (Estudio sobre la poesía de Rafael Cadenas). Ca-racas: Academia Nacional de la Historia.
Sainz de Robles, F. (1981). Diccionario español de sinónimos y antónimos (8ª ed.). Madrid: Aguilar.

Gracias por sus comentarios. Cordiales saludos y hasta el post de continuación.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

De acuerdo con lo que planteas @josemalavem! Veo esas "Gestiones" como el trabajo interior para entenderse con la palabra, con la poesía. Pareciera que asistimos a un diálogo entre poesía y poeta sobre cómo tranzar un acuerdo que como un gran cordón incluya la realidad, el lenguaje, la poesía, los poetas queridos como Rilke. Un gran abrazo!

Para mí tiene mucho valor tu lectura y tu acertado comentario, estimado @chretien. Un abrazo.

Gracias por su visita y su voto, que constituyen para mí un valioso apoyo, amigos de @simon.bolivar. Saludos.

Esclarecedor recorrido por la obra de Cadenas, @josemalavem.

A pesar de la ambiguedad que, como mencionas, caracteriza su obra, yo me quedo con la idea que "ella" es poesía. La poesía llana, sin adornos que comentábamos en el post anterior; la que deja de ocultar significados para revelarlos; la que está al servicio de la sociedad y de los seres humanos que hacen vida en ella; la que conserva su magia porque va más alla de los atavíos.

De manera que estas "gestiones" o diligencias pudieran apuntar a la concresión de los vislumbramientos, el esclarecimiento de lo que se percibe confusamente. Pueden ser gestiones internas/privadas, como lo apuntas, o gestiones "públicas", por así decirlo, que nos lleven a un plano más elevado desde donde podamos discernir mejor nuestros "registros", donde podamos dejar de vivir "a trasmano".

Es excelente tu comentario, estimado @hlezama. Lo agradezco francamente, sobre todo porque noto, no solo que hiciste una lectura dedicada del ensayo, sino más, que logras conectarte con el sentido planteado por Cadenas en su poesía-pensamiento. Un abrazo.

Fue un placer. Cuando el tema gusta y el escritor atrapa el comentario fluye.

Interesantes reflexiones en torno a la poesía del maestro Cadenas, imagino lo difícil que debió haber sido acortar tu ensayo, sin embargo te invito a subirlo todo y quizás con ayuda del Markdown pueda conseguir una lectura más fluida... Sin embargo esto que presentas me parece excelente y sumamente minucioso el estudio por las letras, significancias y sentimientos del autor.

Me encantaron además las fotografía de The Inner Patio que compartiste, bellísima. Excelente trabajo siempre @josemalavem.


Tu artículo ha sido votado por el proyecto CELF, curaduría de artes visuales, plasticas y escénicas, música y literatura y será elegible para recibir votos de mayor peso. Te invitamos a nuestro servidor de discord: https://discord.gg/fC5jcDF



Gracias por su visita, reconocimiento y apoyo, amigos de @CELFmagazine. Mi trabajo es muy extenso; no podría ser publicado en Steemit, pero les agradezco su oferta. Publicaré una segunda parte en unos días. Reciban mis saludos cordiales.

¡Felicidades, #proconocimiento te valoró!


Has sido reconocido(a) por tu buen post por el Comité de Arbitraje y Valoración del Proyecto Conocimiento @proconocimiento.

Apoyamos y valoramos tu esfuerzo...

gif proconocimiento 2.gif


Proyecto Conocimiento es parte de la comunidad @provenezuela.

Pioneros en la plataforma #steemit en el reconocimiento y valoración a la Producción Intelectual en habla hispana.

Muy agradecido y honrado por su valoración y su voto, amigos de @proconocimiento. Su gesto es un estímulo para continuar compartiendo mi producción intelectual. Saludos.

Bella interpretación de la obra de Cadenas, felicito tu dedicación a su obra y tu constancia con estas entregas que permiten saborear más profundamente sus letras. Espero la segunda parte. Felicitaciones también por los reconocimientos recibidos, me alegran mucho.

Aprecio tu lectura y valoración, @gracieaacevedo. Cadenas, como dije en algún momento, es para mí el poeta fundamental de la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días de la literatura venezolana; incluso, para algunos estudiosos uno de los principales de habla hispana. Mi dedicación es, en cierto modo, un compromiso y mi gratitud por una obra que me ha acompañado durante mis años de vida inclinados a la poesía. Un abrazo.

  ·  last year Reveal Comment