El madero vertical de la Cruz de Jesucristo

in spanish •  3 years ago 

El madero vertical de la Cruz de Jesucristo

Estando de acuerdo, aunque no al cien por cien, con las posiciones del matemático Anatoly Tomofeevich Fomenko, no podemos creer el contenido de la novelística templaria con respecto al Santo Grial.

Yo mismo soy autor de la última novela ,“El enigma de Baphomet”, de lo que algún crítico literario ha llamado “Subgénero novelístico de los Templarios”. en la que utilizo la documentación histórica para crear un ambiente concreto de situaciones y personajes creados para el desarrollo del argumento

No tenemos más que tres referencias a la copa de la Sagrada Cena en tres de los Evangelios y una referencia en una carta de San Pablo. Escritos que, a pesar de considerarse canónicos en los Concilios de la Iglesia, también es lógico que sufrieran transformaciones, sobre todo al ser traducidos a distintas lenguas.

Todo se queda en referencias de referencias, pero sin llegar a nosotros textos originales y fidedignos, constatables y ciertos según el método de la ciencia actual.

Tiene razón Fomenko al insinuarnos que, a lo largo del tiempo, el ser humano ha narrado, inventado, transformado los acontecimientos y su significado, pero que la ciudad de Roma tuvo espectáculos con miles de espectadores parece lógico; y que los entierros de los faraones eran apoteósicos, parece también evidente por los restos encontrados.

*

(Anatoly Timofeevich Fomenko, nacido el 13 de Marzo de 1945 en Donetsk (entonces Stalino, URSS), es un matemático miembro titular de la Academia Rusa de Ciencias.)

Parece lógico que, en la Edad Media, el interés por encontrar la copa de la Sagrada Cena despertara pasión, siendo una de las reliquias del Cristianismo más apreciada. Lo cierto es que un objeto tan pequeño y sin capacidad de trocearlo se esfumó sin dejar rastro más que en la imaginación de generaciones posteriores que han alimentado inventos y leyendas sin cuento.

Por lo menos es creíble un mensaje sin más mitificaciones que lo estricto, lo escueto: que Jesucristo quiso que se perpetuara una liturgia para memoria eterna. Esto creo que lo firmaría Rudolf Bultmann.

Pero los maderos en los que murió Jesucristo clavado fue más difícil que se esfumaran. Sólo entra dentro de la lógica del quehacer humano que los allegados a Jesucristo los conservaran, pero hasta el siglo IV no se sabe más. Cuatrocientos años sin seguirle la pista. ¿Será verdad que el Emperador Constantino, a instancias de su madre, se los llevara a la actual “Estambul” en Turquía? No hay argumentos para negarlo, pero nada más que eso. Otros ocho siglos en las tinieblas informativas acerca de los maderos.

Lo que sí está constatado es el interés de los Templarios por poseer esas reliquias y poder hacer astillas diminutas de ellas para engastarlas en cruces-relicarios llamándoles a cada una de ellas la Vera Cruz, tanto por el interés religioso como por el económico, dada la fuente de ingresos que suponía. No vamos a relatar la cantidad de veracruces desparramadas por el mundo, sólo recordemos la de Astorga y la de Caravaca como ejemplos.

Lo que damos por cierto, contradiciendo a Lo que sí parece cierto es que el madero vertical de la Cruz de Jesucristo fue el mayor tesoro del Temple, más que sus baúles llenos de oro y plata. Fomenko, es que los Templarios conquistaron el madero vertical haciendo de él trocitos diminutos, pero cuando llegó el exterminio del Temple, conservaban todavía el mayor trozo, la parte inferior donde habían estado clavados los pies de Jesucristo con algún conato de brizna de sangre seca. Del madero horizontal donde estuvieron clavadas las manos no hubo más noticias desde el siglo cuarto, pero del vertical conservaron los templarios un buen trozo hasta principios del siglo XIV en que desapareció junto con el mayor tesoro en piezas de oro y plata. Desapareció todo en una ciudad de la costa Atlántica. Los rastros seguidos apuntan a tres: otro enigma.

Lo que sí parece cierto es que el madero vertical de la Cruz de Jesucristo fue el mayor tesoro del Temple, más que sus baúles llenos de oro y plata.

Seguimos recabando documentación para ver a dónde nos lleva nuestra búsqueda, que se presenta lenta y agoniosa. Tengamos tesón y paciencia.

*Las fotos de Fomento y Bultmann están tomadas de

http://universo.math.org.mx/2014-2/Arte-de-Fomenko/Arte-de-Fomenko-1.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Rudolf_Karl_Bultmann

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hi! I am a content-detection robot. I found similar content that readers might be interested in:
http://www.jgcastrillo.com/2013/07/el-mayor-tesoro-del-temple.html

·

Si, yo soy el autor del mismo.

This post has been linked to from another place on Steem.

Learn more about and upvote to support linkback bot v0.5. Flag this comment if you don't want the bot to continue posting linkbacks for your posts.

Built by @ontofractal