¿Qué los hace seguir?

in #spanishlast year (edited)

20190616_152849-1.jpg

Dibujo de mi autoria basado en una foto anónima

"... dile a los gusanos, que cuando te devoren con besos, que a pesar de ellos, que apesar de todo, he mantenido las formas y la esencia divina de mi amor que ha muerto" - Charles Baudelaire -

Preguntas, solo las preguntas responden preguntas. Uno de esos días - de los de siempre – voltee la mirada a la carretera sintiendo su esencia, un negrura, su textura agujereada y destruida, sintiendo el calor, si, el calor que cambiaba mi materia y me volvía en un estado de debilidad, un estado donde la gravedad y los cielos hacían de las suyas. Ese día pensé haber vito, pensé haber llegado nuevamente a ese oscuro abismo del que ya me costaba salir, y, que a pesar de todo me mantenía ocupado, ese día vi dos cuerpos femeninos dignos de toda admiración masificada, llenos de curvas y andares pintorescos, llenos de un carisma y una estructura lejos de mi alcance, llenos de expresiones radiantes y de esas esencias coco y vainilla que dejan los aires impregnados con delicia, pero sobre todo, llenos de alegría. Quizás desconocían, o mejor, ignoraban el mundo más allá de sus pantallas y rutinas, al menos eso esperaba, porque el peor de los casos siempre ha sido que formen parte y sean las causantes de aquello que todos padecen u por eso, solo por eso, pueden ser felices.

Ese día solo admire y absorbí inconscientemente – como siempre – mi alrededor, me alimente del vacío del rostro de aquel vagabundo que iba de un lado a otro en su silla de ruedas destartalada pidiendo unos billetes – de los que faltaban a millón -, ese día forme parte de un pequeño festín de carne humana, repleto de las energías que los transeúntes iban esparciendo y dejando atrás, o mejor aún, de aquello que caía putrefactamente en el camino, el hedor, las moscas; sus pieles, sus expresiones, sus gestos eran digeridos con una sutileza tan despreciable de la que arcadas nacían de a momento, el sabor: ¿agridulce?¿Amargo? aun hoy no tengo respuesta a ello.

Descubrir el sabor de lo abstracto nunca ha sido tarea sencilla, por ende la respuesta, la malparía respuesta nunca llegaba, he ahí el motivo de mi refugio constante en las preguntas.

Solo minutos habrían pasado desde que pensé en el motivo del porque aquellas diosas circulaban por mi casa, mis ilusiones se llenaban de orgullo masculino y de una inocencia juvenil, imberbe. La distracción y sus artificies duro solo minutos, cuando, otra imagen, una más cruda y real se adentraba en mi cofre de dudas; el protagonista, uno parecido al viejo de la silla de rueda: un mayor, un abuelo que parecía arrastrarse al andar, que parecía luchar contra una fuerza invisible que lo hacía forcejear contra sí mismo. Luego, tres mujeres, una más fea que la otra – como dirían en la calle -, sus rostros tenía un aire familiar, una esencia que todos cargábamos y compartíamos diariamente.

Ese día recordé que no había dormido bien y que la noche anterior a esa algún trauma desconocido me despertó con lágrimas y sollozos directos de lo más oscuro de mi corazón; ese día me pregunte varias veces que me hacia seguir, porque valía la pena continuar haciendo aquello que por desgracia descubrí amaba hacer en un lugar y una época donde el amor estaba muerto, incluso, en un momento de debilidad pensé en preguntárselo a un amigo cuya respuesta seria igual de complicada que la mía, y, que en mi soberbia, pensé conocer, y que mis respuestas a ellas solo le harían perder el sentido a él.

En esa tarde de jueves, calurosa, como era de costumbre, me pregunte que los hacía seguir, pregunta que en mí nunca me aferraba a una respuesta concreta, solo a mas y mas preguntas; en mi caso siempre recordaba uno que otros motivos, recordaba la inocencia de lo que bajo mi tutela de formaban, recordé mi trabajo – el que llevaba a cabo con una pasión que en ocasiones sentía que la muerte se aproximaba –, recordé a la familia que quedaba, a mis hermanos y abuela, los que dependía de mi en una forma la que yo le daba tanta importancia y solo serbia – o al menos en ocasiones pensaba en ello – de excusa, un justificativo del porque no iba con el rebaño, del porque no cruzaba las fronteras, del porque no buscaba algo mas, algo mejor como dicen.

Mis respuestas y acciones ante una duda superior me confundía cada vez mas y ese estado de no saber pero saber porque no sabía me reconfortaba, la conciencia de saber donde estaba y bajo qué condiciones y variables me encontraba, me reconfortaba; era la belleza de la naturaleza, de la verdad.

Ese día me preguntaba si alguien más compartía esas dudas, a pesar de todo me convencía que si, no puedo ser tan especial para ser el único en algo, pero se, que al igual que yo, las respuestas solo eran dudas que no se atreverían a compartir; ¿Qué los hace seguir?, quizás lo mismo que a mí: excusas, pretextos del miedo y de lo inevitable, pretextos ante una situación insostenible de la cual con ratas, soportábamos. ¿De quién era la culpa? Otra pregunta con muchas respuestas y una en común más absurda que la otra ¿Ellos? ¿Aquellos? ¿Los rojos? ¿Los azules?... ¿Todos? Todos sabíamos que éramos todos. El espejo mostraba una respuesta de las que huíamos y conocíamos, y que irónicamente profesábamos abierta y arrogantemente día tras día. ¿Acaso conociendo a los culpables de tan monstruoso crimen nos hacia seguir la penitencia y castigo a cumplir por ellos? Sé que en ocasiones, a mi si.

Por mi culpa, por mi culpa, por mi maldita culpa… mi camino era una peregrinación necesaria, una expiación eterna – al menos hasta mi muerte -, mis motivos eran un martirio auto impuesto, una consagración a la pena a la cual con suerte descubrí… esta pena nunca es fácil de explicar. ¿Qué los hacía seguir? No lo sé, quizás lo mismo que a mí, quizás un ideal como el mío, o un fervor retorcido y divino, profético, como el de muchos, quizás algo que nunca sabré porque nunca se los preguntare, sus respuestas me asustaran, me lastimaran y repugnaran, me consolaran; quizás el porqué ellos siguen, me hará seguir a mí.


Como siempre...

¡Seamos la luz¡

Sort:  

Colmena-Curie.jpg

¡Felicidades! Esta publicación obtuvo upvote y fue compartido por @la-colmena, un proyecto de Curación Manual para la comunidad hispana de Steemit que cuenta con el respaldo de @curie.

Si te gusta el trabajo que hacemos, te invitamos a darle tu voto a este comentario y a votar como testigo por Curie.

Si quieres saber más sobre nuestro proyecto, acompáñanos en Discord: La Colmena.



This post was shared in the Curation Collective Discord community for curators, and upvoted and resteemed by the @c-squared community account after manual review.
@c-squared runs a community witness. Please consider using one of your witness votes on us here

Congratulations @henryconache! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You distributed more than 15000 upvotes. Your next target is to reach 16000 upvotes.

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Vote for @Steemitboard as a witness to get one more award and increased upvotes!