Técnicas literarias | Haz el ejercicio, aprende y gana SBD

in #spanish3 years ago

¿Quieres escribir mejor? Esta es la dinámica: con mi pequeño SP pero con mucho cariño y respeto por tu creatividad, votaré los 3 mejores ejercicios que más nos sirvan como ejemplo para aprender, además –por supuesto–, de leer sus textos y dar alguna retroalimentación de considerarlo pertinente.

¿Qué es @decomoescribir? Mi intención es generar una comunidad artística con el fin del aprendizaje en el arte de escribir. La idea es ser de ayuda a toda esta generación de bloggers para que encuentren caminos originales de generar propuestas de valor además de herramientas para difundir sus proyectos, y realizar sus sueños.

Y sobre todo, divertirnos en el proceso.

Conectemos:

Grupo de Facebook // Twitter // Youtube


TECNICAS LITERARIAS

CLICK EN LA IMAGEN


EJERCICIO


Crea el inicio de un cuento o novela utilizando los recursos Borgianos

No te limites.

y...

Úsalos como quieras, expande tu imaginación tanto como lo necesites.


Ejemplo:

"Cuando Pytor Rasklin entró en su última década de vida, su estudio se volvió un sitio de devoción donde pasó la mayor cantidad de su tiempo estudiando los manuscritos originales del Abad de Howerldin, y posteriormente, las ediciones reimpresas de Galileo encontradas en una casa nazi en la difunta y destruida Prusia. Cuenta su viuda, Ildya Andrich, que en una ocasión su esposo impidió el acceso por 49 horas a su estudio para no desordenar la cantidad de recortes que tenía ordenados en el piso y en las paredes, y que de alguna misteriosa manera, él decía vincularlas con las fórmulas escritas y reescritas en las pizarras. Pytor Raslkin dio su último aliento ignorando que tenía seis nuevos nietos entre sus once hijos, e incomodo entre tantas presencias infantiles alrededor de su lecho de muerte, le pidió a su esposa que vaciara la habitación de personas para concentrarse en su último designio: ¿A quién enviaría sus instrumentos de laboratorio, y por supuesto, sus últimos avances del estudio que dejaba inconcluso? Cuenta la viuda que en su último día de vida, el científico quebró en un llanto tan enternecedor que sólo había visto cuando le propuso matrimonio hacía 46 años, en la plaza de Turín, donde Niestzche perdió la razón y ellos sus votos de castidad, y Raslkin, con los pestañas húmedas, los labios secos y la inteligente luz extinguiéndose en sus ojos, habló por última ves ese 29 de Abril de 1937 en su hogar en Huderfil, Suiza:
–Ildya... tenían razón... los maestros tenían razón... –y con estas palabras, el científico exhaló a la vida (1857-1937)–: el tiempo... puede ser detenido.


DINÁMICA


  1. Participas escribiendo en un comentario tu ejercicio. (No olvides ver el video).
  2. Votaré los tres ejercicios que mejor nos sirvan de ejemplo para aprender.
  3. Todos puedes participar y ser votados, sin embargo, únicamente comentaré los ejercicios de los miembros de la comunidad.
  4. ¿Quieres ser miembro? Leer más abajo.

INVITACIÓN


¿Quieren pertenecer a esta comunidad?

Solo manden un correo a [email protected]; cuéntenme un poco de ustedes, quienes son, sus proyectos literarios y qué por qué les gustaría pertenecer a esta comunidad para participar en ejercicios, concursos, talleres literarios, podcasts, y de más...

Conectemos:

Grupo de Facebook // Twitter // Youtube

Sort:  

Saludos a todos, ya estaba ansioso por escribir mi ejercicio. Espero lo disfruten:

"El quinto amanecer se asomaba por la ventana de la Estación Espacial Internacional, iluminando la arrugada cara Robert Wing. Los últimos dos años había reunido una fortuna en ventas de bolsos para viajes, solamente para cumplir un último viaje, con el que más soñaba: el espacio.

Contemplar las maravillas del infinito cosmos por una ventana, y regresar a casa por la otra había sido la experiencia más memorable del anciano Wing, una que le ganaba a todos esos viajes por Europa, Asia o Sudáfrica.

El señor Wing siempre tuvo el impulso y la determinación necesaria para conseguir sus objetivos. Así como lo ves, viejo y arrugado, fijado a una silla junto a la ventana, difícilmente pudieras creer la difícil vida que tuvo. Por los años 40 tuvo que sobrevivir al embate nazi durante la guerra, luego crecer sin padres y con la única compañía de una odiosa tía. Tal vez la dura infancia fue la semilla del aventurero que forjó su carácter, y su indómito espíritu le hizo tomar todos los trabajos que pudiera para cumplir sus sueños.

Y así fue. El viejo señor Wing elaboró y cumplió una larga lista de objetivos. Salió de la pobreza y ganó miles de dólares que rápidamente se gastó en viajes y lujos. Lo material era lo de menos, pues la calidad humana que careció en su infancia sí estuvo presente para con su esposa y dos hijos.

Si algo se puede lamentar el señor Wing es que su fiel y amada esposa no lo acompañe a cruzar la última frontera. Hace dos años que partió la señora Wing, y con ella casi toda la fortuna de la familia por tratar de darle un poco más de calidad de vida.

La vida fue un torbellino de altibajos, pero en su último respiro, el señor Wing pudo partir del mundo sin ningún pesar. Al llegar el sexto amanecer, Robert Wing había partido."

Tocayo,

¡Genial! Comprendiste el recurso y lo usaste en una historia futurista. Esa abstracción de conceptos es la magia del aprendizaje. Con los recursos borgianos de enumerar acontecimientos para agilizar la lectura y mostrar el temperamento del protagonista, construyes el interés en el lector y no lo abrumas con palabrería futurista (como se acostumbra cuando nos iniciamos en la escritura de ciencia ficción).

¡Felicidades!

Como consejo:

  1. Cuidar la repetición de palabras: "reunido una fortuna en ventas de bolsos para viajes, solamente para cumplir un último viaje"

Y...

  1. Cuidar los cambios injustificados de tiempo y de espacio narrativo: "Así como lo ves, viejo y arrugado, fijado a una silla junto a la ventana"

Pasas del pasado al presente sin ninguna justificación posterior, pero no sólo eso, si no que nos obligas como lectores a tomar una distancia con el narrador para tratarnos de explicar (inconscientemente) el espacio temporal del narrador. Como lector, en vez de seguir disfrutando la lectura, brotan dudas que necesitan justificarse: ¿Quién ve: yo como lector? ¿El narrador está contando la historia a un personaje que no vemos? ¿Si me habla a mi, qué justificación tiene, donde está como para darse la licencia de hablarme a mi, situado en un pasado (porque la historia, claramente, se desarrolla en el futuro)?

En fin... estos sutiles cambios en la narrativa tienen implicaciones inmensas que se necesitan justificar, y si no sirven a la historia (realmente), es mejor evitarlos y continuar con lo ya logrado. Tu relato no perdería nada si continuaras con el mismo tiempo y espacio narrativo: "Así como lo vimos en sus últimos días...", o, si sigue vivo, "Así como se le ve en estos días, viajo y arrugado, fijado a una silla junto a la ventana...", etc.

Y si la idea es hablarle al lector, entonces funcionaría mejor cambiar hacia el tiempo futuro: "Así como lo verás, viejo y arrugado, fijado a una silla...", entonces ya abriste una interrogativa mucho más interesante que tendrás que resolver... ¿por qué el narrador puede asegurarnos un futuro? ¡¡¿¿quién ese ese narrador??!! pero para utilizar ese recurso, tendrás que reiterarlo sin abusar de él y aceptar las inmensas consecuencias de cambiar el foco de interés en el lector.

Ojalá sea de ayuda,
D.

La intención de esos cambios fue adrede, porque buscaba una historia que además de detallar al protagonista, también se crearan dudas sobre quién te narraba su historia. Esa incertidumbre buscaba dos cosas: contar la historia del Señor, y que los lectores se intrigaran en el narrador.

Me faltó pulir un poco la temática, para que esa segunda intención oculta no fuese una confusión, pero para eso están estos ejercicios, ¿no? Jejeje.

Finalmente, quería que los tiempos nos llevaran al momento en que vemos al anciano en sus últimos momentos, mientras hacemos una retrospectiva de su vida y cómo llegó allí. Y traté de ambientar la narrativa de forma tal que no pensemos que eso sucederá en unos 50 años o más, sino fácilmente puede ser un momento actual.

Cuidaré mejor esos detalles, gracias por tus consejos y observaciones. Me ayuda mucho, y me ayudarán para futuros ejercicios y concursos.

Muchos saludos, nos leeremos pronto, tocayo.

Genial :)

Entonces ya lo tienes previsto.
D.

@decomoescribir me gustaría aprender sobre el manejo del tiempo narrativo, al igual que
@dancolmenares no me gusta quedarme en un tiempo, cuando narro sencillamente fluyen las palabras sin tener arraigo a un tiempo específico, pues ellas no se detienen en un tiempo. Espero luego tu opinión del Tirano de Cera , producto de todos los ejercicios.Aquí lo publiqué como lo sugeriste.

Excelente, el relato me gustó mucho.

¡Muchas gracias! Me alegra mucho que te haya gustado.

Este ejercicio está un poco más difícil, o al menos lo ha sido para mí. Soy fiel seguidora del trabajo de Borges desde hace como 6 años y me ha intimidado un poco que nos pidieras utilizar sus recursos.
Hice lo que pude jajajaja:

Se me hace difícil recordar cómo o porqué Gustavo Campos comenzó a hablar de su obra, así como se me hace difícil cronometrar el tiempo que habló. Solo sé que a las 3:36 p.m., con un nivel de conciencia hasta entonces desconocido para mí, parpadeé. Mis ojos se volvieron a abrir a las 4:15 p.m. solo para descubrir que él seguía hablando. Cuando Jessica Sánchez dijo que invitaría a Gustavo Campos para impartir el taller de poesía, siempre pensé en un señor serio, barba blanca, con lentes y súper formal, por tanto, mi impresión fue bastante grande cuando la llegada de aquel muchacho — que en apariencia era de mi misma edad — interrumpió la fluida conversación que hasta el momento tomaba lugar en el salón. Los miré a todos de nuevo y nadie parecía prestarle atención, era como si cada uno hubiera decidido hacer lo propio con su tiempo. Volví a Gustavo, volví a su camisa blanca raída por el número de lavadas, pantalones sucios y barba de varios días. Volví a Gustavo, a su hedor a alcohol y cigarros. Volví a Gustavo, a su aura llena de estereotipos, a su vida colmada de vicios, misma que buscaba justificar ejerciendo como escritor. Me exigí concentrarme y seguir la conversación. Diez segundos más tarde y ya yo estaba atrasada en el hilo otra vez, él ya se había ido a ese mundo donde le gastaron la camisa y le ensuciaron los pantalones. Me vi detrás de él, corriendo, jadeando como la fumadora que soy, con las piernas cansadas, me senté y le supliqué que se detuviera. Cuando iba a ponerme en pie otra vez, se escuchó un exagerado y mal intencionado bostezo al fondo del mesón. Acto seguido, una voz suave, pero chillona, educada pero brutal le decía a Gustavo que le parecía muy bien su monólogo, pero que sería genial si todos tuviéramos uno. Era Celsa Flores, la única pintora invitada aquella tarde; quien inmediatamente se levantó de la silla, cogió un vaso de papel y salió del salón. El momento fue tan incómodo que solo se nos ocurrió reírnos a carcajadas como camuflaje. Gustavo ni se inmutó, justo todo lo contrario, siguió hablando. Ofreció una disculpa por su monólogo, pero la disculpa no significaba que dejaría de hacerlo. Celsa regresó al salón y también se disculpó por la brutalidad de su interrupción, su disculpa tampoco significaba que dejaría de hacerlo.
Y fue entonces, cuando a las 4:20 p.m. en la vieja casa amarilla de la avenida Cervantes, tomé una de mis más difíciles decisiones: ya no correría más para alcanzarlo.

Ivonne,

Buenísimo comienzo.
¿Qué relación tiene el narrador con este personaje/artista? Despierta la duda para entender por qué abandonarlo sería una de las más difíciles decisiones.

Me encantó el recurso de ir narrando la distancia psicológica como una distancia física. Varios podemos aprender de ésto.

Quizá mi único consejo sería utilizar descripciones menos utilizadas: ya hemos visto a demasiados artistas desfachados en nuestras vidas. ¡Encuentra el rasgo único de Carlos!

Como decía Mountpassant, parafraseando: "cuando describo una fogata –por ejemplo–, pienso en qué hace a esa fogata única, y encuentro aquello que la hace irrepetible..."
Saludos,
D.

¡Muchas gracias, Daniel! Voy a aplicar tus sugerencias ;)

un saludo a todos, un poco retardado pero aquí estoy con mi ejercicio:

Los hechos ocurrían en la calle 8 del barrio los arreboles en la ciudad de Rosas, en una de las viejas paredes lucía un cartel con el número 15-40. corría el año 1960, la radio hablaba de persecuciones a una célula guerrillera. El sol todavía no había terminado su declive.
Ambrosia Carcciani estaba en un estado delicado, él no sabía si era por la edad o por ese catarro que nunca la dejó dormir con tranquilidad, según cuenta ella, su nacimiento ocurrió en el año de 1835, del día no estaba muy segura y apenas señalaba un julio o agosto como el mes de aniversario, la Población de Brissa, se encontraba escondida entre las montañas de la cordillera Italiana y era aledaña al pueblo de Macondo, un lugar habitado por gitanos, allí aprendió los rudimentos de alquimia con un tal Melquiades, que se dedicaba al arte de los nigromantes.
Le dijo que buscaría el periódico donde estaba una foto raída y se veía a mi padre ya adolescente con un anciano de largas barbas y con aspecto de mago y a mi abuela luciendo unos zapatos nuevos de la firma Lucciani del año 1850 que compró en la tienda del artesano Julio Flores por tres monedas de plata. Lo que no entendía era el hecho de saber que a su padre lo habían quemado vivo a los tres días de haberse tomado esa fotografía, su muerte ocurrió en un lugar llamado District Martinique de la República de Haití, por su participación en un aquelarre donde murieron dos mujeres: Juana Duque et Martina Marceo Marceo y donde encontraron símbolos dedicados a lucifer.
Su abuela Ambrosia Carcciani lo había llamado porque tenía todos esos recortes en un baúl de maderas derruidas por el tiempo. Busca ahí le dijo, ya todos se han ido, sólo quedo yo, y por supuesto, tú. Has tardado en venir y ya las fuerzas me abandonan y esos sueños que dices tener son ciertos. Todo empezó en tierras de Italia, yo estaba parada entre las rosas del jardín, allá en mi pueblo, habíamos terminado de desayunar y todos se preparaban para ir a la faena, los vi cuando llegaron, no se molestaron en pedir permiso, entraron y se llevaron a tu madre, la acusaron de bruja; el de piel roja era un enviado de la iglesia y gritaba: Ernestina Carcciani bruja, Janna Carcciani bruja, era tu tía y Franco Ricardi curandero, brujo, hechicero como para darle más culpas, los amarraron y prendieron candela, el fuego llegó hasta aquí, hizo gestos con sus brazos como si apartara formas de viento. Yo escapé y pude traer a tu madre conmigo, tenías que nacer y regarte por el mundo, tuve que utilizar vientres prestados porque tú eras el último y tu padre tenía su destino escrito.
Toma ese libro de ahí, lo sabrás todo, ya tengo que marcharme. Le vino un ataque de tos, la sostuve y mojé sus labios con un algodón. En sus ojos vi el sueño y las largas travesías de alguien que se parecía a mí, luego sonrió.
Miraba la calle y como una brisa caliente saltaba hacia el cielo; el firmamento mostraba ya el declive del sol y la llegada de las sombras, su reloj marcaba las siete con cinco minutos y tres segundos, su abuela había dejado de respirar a la 6 y 15, sus últimas palabras fueron: tienes que seguir, esto no termina conmigo, ni contigo el juego solo se detuvo un tiempo Jorgino ricardi Carcciani. Avanzaba el año 1961.

Silvio,

y a mi abuela luciendo unos zapatos nuevos de la firma Lucciani del año 1850

Precisamente este es el recurso borgiano... después de leer este nivel de detalle en unos los zapatos de un personaje, no me queda duda de que ese personaje existe, y merece ser narrado.

Por lo demás, entiendo la intención de romper con las reglas de la gramática como desafío literario, ¿un poco como elogio a Saramago? pero, en ocaciones, me complica la lectura y el entendimiento de tu texto.

Creo que de ser puntuado correctamente, no me concentraría tanto en preguntarme si ya terminó el diálogo, y me enfocaría más en la bellísima imaginería que propones junto con los guiños literarios.

Me gustó muchísimo la trama, y ojalá lo sigamos leyendo,
D.

Entiendo que no hay mucha claridad en este trozo de narrativa, fue algo que se me ocurrió y me dejé llevar, eso pensando en el ejercicio borgiano y lo quise presentar sabiendo de esa trama que se ramificaba en tiempo y lugares, ahora lo veo como algo que puedo explotar pero ya usando un poco la planificación por escenas.
Lo de romper con las reglas es algo que ya tengo como fijado en mi manera de narrar y en los últimos cuentos trato de buscar un poco la simplicidad, pero se me hace dificil, pero es un reto que mantengo y la idea es continuar aprendiendo hasta donde se pueda, lo otro es que cuando uno escribe poesía tambien tiende a metaforizar o poetizar la prosa. Lo bueno que veo en este texto es que te deja muchas interrogantes a resolver. agradezco mucho tus comentarios Daniel. Saludos.

Un gusto, Silvio.

Me alegra ser de ayuda.
D.

TIERRA DE GRACIA
Carta de un navegante
Olas iban y venían como bailarinas danzantes, ese 2 de agosto del año 1498, entré bajo esas olas que atraen e hipnotizan a marineros. Llegamos a estas tierras, nuevas razas, nuevas formas de vida, otra lengua, otra cultura. El viaje se había originado en el puerto de Sanlúcar de Barrameda, en España un 30 de Mayo de ese mismo año, quedo impresionado por la abrumadora belleza y la poderosa corriente de ese mar dulce, el majestuoso Orinoco como le decían sus nativos.Después de contemplar tanta belleza, en una carta le escribo a la Reina Isabel mi nuevo descubrimiento la Tierra de Gracia, a la que comparo con un paraíso terrenal. Prosigo mi viaje hacia el Golfo de Paria y bordeando la costa paso cerca de la isla de Margarita, en donde veo las primeras perlas, por eso conocida hoy como la perla de oriente.
Olas van y vienen con mayor fuerza, pasa un año, para ser exactos y en mayo de 1499 partimos hacia la Tierra de Gracia en compañía de Américo Vespucio y Alonso de Ojeda. Después de pasar por la península de Paraguaná llegan al golfo de Coquivacoa y allí Ojeda queda muy impresionado con las casas de los aborígenes del lugar que estaban construidas sobre estacas, en medio del agua,los palafitos.Recuerda su bella ciudad de Venecia, de allí que le llame Venezuela, pero, hay otras versión que Veneçiuela, es el nombre que se veía en una peña grande escrito en el lago de Maracaibo, pero de esto que yo les relato, hay otras versiones documentadas por Fernández de Enciso en 1515 en Sevilla y en 1629 se vuelve hablar sobre la autoctonía del vocablo por Antonio Vásquez de Espinosa, yo la sigo llamando Tierra de Gracia.
Olas van y vienen, y ya en el siglo XXI, he allí se encuentra este navegante contemplando el horizonte a la espera de un nuevo descubrimiento, otra conquista que salve su Tierra de Gracia de la gran hecatombe en la que se sucumbe y se encuentra inmersa la pequeña Venecia de Ojeda, en la gran América de Vespucio, de este maremoto que amenaza con su destrucción.
A mi bella Tierra de Gracia
Cristóbal Colón

Raquel,

¡Qué gusto leer tu ejercicio!

Comienza muy bien con un tema maravilloso de la literatura como es el viaje y el descubrimiento. Como lector, realmente me hiciste abordar.

El recurso es utilizado con mucha precisión en momentos, y como consejo, no dudaría en desarrollar la trama y los personajes para no quedarnos únicamente en lo anecdótico. Precisamente esa magia es la que encontramos en Borges, la descripción para crear una atmósfera de credibilidad y finalmente romper en la fantasía.

Por ejemplo; me llevaste con los aborígenes, me tienes ahí, estoy fascinado con sus casas, con la naturaleza, y ¡zas!, me regresas a Venecia... aprovecha el recurso para meternos más y más en la historia, y evita todo aquello que nos saque de ella.

¡Qué gusto verte avanzar tanto!
D.

@decomoescribir a toda esta comunidad y en especial a ti, porque para mi, eres el ángel de las letras Daniel

Gracias, Raquel :)
D.

Hola a todos, dejo por aquí mi ejercicio. Espero les guste:


Alexander Theiss lo halló en el desierto en una de sus expediciones el 25 de septiembre de 1899. Era del tamaño de la palma de su mano, achatado con bordes redondeados, no podía describir su color pero parecía que cambiaba con la luz, y al intentar detallar lo que creía que era una piedra preciosa, experimentó una sensación extraña en la mano que la sostenía: como una energía que se movía hacia su brazo, extendiéndose por su tórax, bajando por su tronco hacia sus extremidades inferiores. Cuando este campo de energía cubrió su cabeza, comenzó a tener visiones borrosas como si estuviera viendo a través del universo pero Marco Moeller accidentalmente le interrumpe al entrar en la estructura; Alexander Theiss se desconecta de aquel trance y guarda en el bolsillo aquel extraño hallazgo. Ambos, antropólogos, compañeros de aventuras se retiran al campamento en la superficie a descansar de un día largo y caluroso de excavaciones. Luego de la comida, Alexander Theiss se dirige a su tienda a estudiar con detenimiento la roca encontrada, registrando en su diario las características: textura lisa, forma ovalada, 271 gramos, diez centímetros de diámetro… una inscripción: Eram quod es, eris quod sum.

Pero ahora solo parecía un pedazo de piedra grabada, ¿qué es? ¿Cómo se activa? ¿Es natural o es fabricado por alguien? ¿Este alguien es humano, extraterrestre o algo más? Llegada la noche en África, Alexander Theiss en su tienda volvió a tomar la roca para examinarla, esta vez acostado en su cama, y fue rodeado completamente en un campo energético que lo transportó a un lugar que fue tomando forma paulatinamente hasta tener una visión clara: estaba en una obra arquitectónica espectacular, un puente dorado gigantesco cuyo extremo más cercano era un túnel inmaterial, como un agujero de gusano, y el otro extremo, a lo lejos, una ciudad hermosísima que irradiaba una luz gratificante. Una voz que pronunciaba palabras en un idioma que Alexander Theiss no podía identificar, pero que extrañamente entendía a la perfección, dijo: Hola Karsten, bienvenido al Reino.


Cuando este campo de energía cubrió su cabeza, comenzó a tener visiones borrosas como si estuviera viendo a través del universo pero Marco Moeller accidentalmente le interrumpe al entrar en la estructura;

Estimado, no tienes la idea la imaginería que me despertaste con esta frase. Precisamente éste es el recurso borgiano, sin embargo, después no encuentro una continuación ni justificación de esta intromisión maravillosa.

Mi consejo sería explotarlo mucho más, y no tardar demasiado tiempo en la descripción de la confusión del personaje, porque como lectores, nos confudimos con él; palabras como "tunel inmaterial" deben ser utilizadas con mucho cuidado, porque si la usas, es importante adentrarse en sus implicaciones para que podamos comprenderlas como lector, o, si la historia puede prescindir de ellas, mejor omitir.

Finalmente quieres narrar un cambio en el tiempo-espacio del protagonista, como ejercicio, te aconsejaría reduir estos dos párrafos en una sola línea, para continuar con lo realmente importante: el personaje, la trama; ¿quién es Theiss y Moeller?, y dejar de lado los elementos secundarios como la piedra, o el paisaje.

Quizá este consejo adicional ayude: Borges utiliza las descripciones para meternos en los personajes, no para apartarnos de ellos.

Ojalá sea de ayuda,
D.

Saludos, aquí dejo mi ejercicio, espero sea agradable su lectura:

La luna se encontraba ya en lo alto del cielo parcialmente nublado, la neblina descendía de las colinas que bordean los bloques de la populosa parroquia de Caracas, quince minutos antes, la hermana de Carlos había estacionado su Volkswagen en la acera del frente. Mientras tanto, la reunión familiar decembrina se desarrollaba con su típica algarabía, todos estaban llenos de optimismo y parecían haber olvidado todos los agravios del año que culminaba. En una esquina de la sala, Carlos meditaba acerca de la posibilidad de poder hablar a solas con Julia, ella generalmente no desoiría sus consejos, pero en esta ocasión él preferiría no tener que advertirle lo cerca que se encontraba la fecha en la que tendrían que iniciar la etapa más difícil de sus vidas, su protector había muerto y las previsiones que se habían tomado para subsistir con tranquilidad eran insuficientes. Finalmente habría que tomar medidas drásticas, pero el sabía en fondo que saldrían adelante.

Joel,

¡Bastante bien! Un buen comienzo definitivamente, me deja con ganas (reales), de continuar leyendo.

Me gustaría saber cómo los personajes pueden estar en una situación tan festiva cuando su realidad es tan compleja que incluso su vida está en riesgo de "subsistir".

Ojalá continues la historia,
D.

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by decomoescribir from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, theprophet0, someguy123, neoxian, followbtcnews, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows. Please find us at the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

If you would like to delegate to the Minnow Support Project you can do so by clicking on the following links: 50SP, 100SP, 250SP, 500SP, 1000SP, 5000SP.
Be sure to leave at least 50SP undelegated on your account.

Hola Daniel! Ya estoy en steemit y ya te sigo... te comente en youtube pero lo hago de nuevo por aquí (digo, para estrenar :P)
En mi caso usualmente me centro en los personajes, trato de describirlos como son o como lucen de manera general, pero utilizo muy poco el recurso de las fechas o nombrar lugares específicos porque temía que esto no fuera de mucho interés. Pero observando detenidamente los ejemplos que mencionas, obviamente estaba muy equivocada. Muchas gracias por los consejos.Tomo nota de los autores que mencionas para revisar de nuevo su obra. Utilizare estos recursos en mis próximas ficciones. Como siempre te agradezco mucho. Saludos.

Susana!!

Bienvenidísima. Tengo el pendiente de hacer un video introductorio de Steemit para nuestros nuevos nuevos. Te prometo terminar en este mes con ese pendiente, y mientras tanto, sabes dónde encontrarme para cualquier duda.

Abrazos,
D.

Hola Daniel, siiiiiiiiii... Sería muy bueno, aunque aquí practicándole y moviéndole voy aprendiendo una ayudadita no caería nada mal. Que tengas excelente día. Saludos.

Igualmente :)
D.

hala amigo gracias por este ejercisio lo intentare haber también veré el vídeo

Ojala te leamos pronto, Harold.

Saludos,
D.

Excelente!!
ya te seguí espero que tu también me sigas :)

Excelente post, te invito a observar mi iniciativa con el taller de literatura. Saludos.

¿Talleres...?

Me suena conocido... gusto leerte por los rumbos.
D.

Hola muy buena su propuesta estoy leyendo sus post para próximamente participar , me gustó mucho borges porque lo leí en una materia que se llama literatura latinoamericana y termino gustandome la forma en que se expresa en sus ficciones .

Es excelente, y ojala pronto te leamos :)
D.

Hola, @decomoescribir. Aunque he participado poco en tus actividades pienso que es muy valioso tanto tu esfuerzo como tu iniciativa para que otros mejoren.
Me voy a organizar mejor para poder participar.

Sandra, eres siempre bienvenida.

Me gusta mucho leerte,
D.

Hermano estas haciendo un gran trabajo con la comunidad del castellano en Steemit. Te sigo para tratar de aprender de ti.

Bienvenido, mi estimado.

En realidad, aprendemos de toda la comunidad; es lo interesante.
Y si gustas, mándame un correo a [email protected], para que te incluya en nuestros eventos.
D.

Saludos @decomoescribir, gustoso de poder participar en estos ejercicios, te envíe un email pero aun no recibo respuesta (no es que te este inquiriendo es solo para informate, jeje), aqui mi ejercicio

Serguéi Potachenco era un hombre alto, fuerte y atlético, de ásperas maneras y grandes manos, diametralmente opuesto, por lo menos en apariencia, a lo que se espera de un campeón de powermind de talla olimpica como él, sin embargo las seis medalla doradas obtenidas en Zúrich, Ginebra y Oslo, hablan claramente de la excepcional capacidad mental encerrada en tan fornido aspecto.

-Este calor infernal me va matar-, pensaba Potachenco quien sentía como su cuerpo se derretía dentro de su traje Signori de gabardina italiana, confeccionado por el mismísimo Aldo Signori para tan especial momento y que ahora, sin pensarlo dos veces, cambiaria por la mas humilde y cómoda franela de su guardarropas, para poder soportar los treinta y ocho abrazadores grados de temperatura del coliseum de Darmomunt, definitivamente nuestro agasajado era un eslavo a carta cabal: frío y pragmático, incluso ante tantos admiradores y reconocimientos.

A pesar de todas las incomodidades y del soporífero discurso de Wladimir Patonsky, mezcla de adulación, exaltación al orgullo deportivo y mal documentada biografía, una sarcástica sonrisa se dibujó en la cara del olímpico campeón al divisar, en primera fila, frente al podium donde se encontraba, a su mas enconado rival Matheus Usler con su desagradable apariencia de bibliotecario mal pagado y su inconfundible actitud de segundón.

Listo, creo que ya estamos en contacto.

Agradezco mucho tu ejercicio, y hoy mismo, lanzaré la nueva temática de la semana.

Nos leemos por allá.
D.

Ok perfecto, nos seguimos leyendo.