Extraña Visión

in spanish •  15 days ago  (edited)


Cuando tenía yo cinco años, lloraba y gritaba una noche porque "me iba a caer de la cama". Sucede que mi cama era perfectamente plana; mis padres no entendían lo que me pasaba. Ellos no se acuerdan ya de aquella escena, pero yo sí.

No logro recordar con detalle lo que veía a esa edad, pero creo que el mismo "fenómeno" siguió visitándome con regularidad. Llegué a hacer las paces con él. Ya no le tenía miedo. Incluso lo esperaba, lo buscaba...

Muchas veces traté de explicar el asunto, pero ya me he cansado de intentarlo. Lo más frecuente es que la gente no entienda. Ésta es la primera vez que escribo sobre eso. Lo que yo veía era suficiente para asustar a un niño. Alguna de las formas en que se presentaba podría asustar, incluso, a un adulto.

De niño, solía yo pensar que tenía un poder que me conectaba con otra dimensión, y esperaba que un día llegara la revelación de mis “facultades”, con su respectivo manual de instrucciones. De adulto, me dejé de “comiquitas” y decidí que tenía un problema en los ojos.

La dificultad de tratar ese problema era que aquella “visión distorsionada” se presentaba sólo a veces, en los momentos más inesperados. Solía “activarse” mientras yo observaba personas. Raramente ocurría viendo un objeto. Con más rareza aún, mientras dormía. En total ausencia de luz, yo veía un espacio que me separaba de la oscuridad.

De adolescente, hubo una temporada en que aprendí a forzarla, pero después volvió a ser incontrolable. Recuerdo que, en esa temporada, yo la usaba para penetrar en raras abstracciones que me daban algo interesante que hacer. A veces, intentando entrar en ese estado, me quedaba a mitad de camino. A veces tenía dudas de si estaba o no estaba dentro. Y yo me decía a mi mismo: ”cuando estás dentro no tienes dudas, así que sigues estando afuera”.

Cuando me casé, aquellas abstracciones se redujeron casi a cero. Pero regresaron cuando comencé a ir a la iglesia, lo cual me hizo pensar, otra vez, que el asunto tenía una implicación espiritual. Aquí me di cuenta que no sólo la vista era afectada, sino también el oído.

El trance del que estoy hablando tiene distintos grados, y en los más extremos el mundo parece que se viene encima. Pero ya la gente no se da cuenta de que algo me pasa. Apenas muevo un poco la ceja. Ellos no ven nada raro en mí, pero yo sí veo cosas muy raras en ellos.

Me gustaría finalizar explicando de qué se trata el asunto, pero la realidad es que no lo sé. Aún no tengo una respuesta y probablemente nunca la tenga.


divider

Créditos del texto: Amaponian Visitor (@amaponian)
Hacer clic en las imágenes para ver la fuente

Introducemyself

Mis tonterías

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!