Sort:  

Sí, es que es más sabroso reírse que contarlos jajaja. Mi esposo se sabe muchísimos y nunca se le olvidan y pues cada vez que los hecha me vuelvo a reír cómo si fuera la primera vez que lo escuchara ja ja ja. Gracias por pasar y leer.