Equilibrada alienación II.

in #cervantes2 years ago (edited)

II

Más de una hora me ha costado conseguir un mísero euro, rácanos, hipócritas, eso es lo que son, no los soporto… ¿Qué se han creído que son? Me miran por encima del hombro, me juzgan, se creen mejores que yo, se creen más listos.

  • ¡Vete a tomar por culo! ¡Capullo! ¡Fuera de aquí! –Siempre que vengo a comprar tengo que ver al gilipollas de Ángel, me tengo que buscar otro supermercado, no quiero tener que verle su puta cara nunca más, no quiero saber de él, espero que se muera pronto.

  • Voy a llamar a la policía como sigáis así, ya no os lo digo más, asustáis a nuestros clientes…

  • No se preocupe, no pasa nada señor seguridad, de verdad. Entro, compro lo mío y me voy a otro lado… -Puto capullo, siempre tiene que estar molestando. ¿Qué asustamos a sus clientes? ¿Y qué soy yo? ¿Acaso no soy yo también un cliente? - ¡No me moleste más, oiga!

¡Venga! Me alejo de todas estas inoportunas miradas, voy corriendo al pasillo de las bebidas, cojo mi cartón de vino, pago y me largo de éste antro. Fácil misión.

2.jpg
Fuente

No me encuentro bien, me siento algo mareado, creo que necesito ya mi vino blanco, me siento algo débil…

  • Señor ¿Se encuentra bien? ¿Qué le sucede? Está tirándolo todo. ¿Está mareado?

  • ¡DEJEME EN PAZ! No me toque, estoy estupendo, váyase a molestar a otro…

  • ¡Tenga cuidado! ¡Se va a caer al suelo! Yo le dejo si usted quiere pero tiene mala cara y apenas puede mantenerse en pie. ¿No lo está viendo?

  • ¿QUÉ ESTÁN MIRANDO? Estoy haciendo mis compras como hacen todos ustedes, dejen de observarme. ¡FUERA DE AQUÍ! ¡CAPULLOS!

  • ¡Llame a seguridad…!

Para leer más:

I

Mi blog