Equilibrada alienación I.

in #cervantes2 years ago (edited)

I

Todo está como siempre, sucio, lleno de porquería por donde paso, ya no sé si todo está en plena degeneración o sólo es cosa mía. Haré mi recorrido habitual, aquel que me hace sentir cómodo, feliz, en equilibrio con mi Yo interior.

Esa mujer siempre pasa a la misma hora por aquí, supongo que ella pensará lo mismo de mí, siempre veo su estúpida cara, no me gusta, me repugna, es una amargada que me mira mal, con miedo, o tal vez con avaricia de ver lo feliz que puedo llegar a ser con todo este vino para mí. No quiero mirarla. No la quiero cerca de mí, la quiero fuera de mi vida, mañana tal vez cambie mi rutina.

Ese otro muchacho si me cae bien, no me mira por encima del hombro, es agradable, parece que hasta me sonríe, creo que debería devolverle la sonrisa como símbolo de amistad. Creo que es de mis mejores amigos, me mira, me entiende, podría decirse que comparto algo especial con él.

1.jpg
[Foto propia]

Voy a ir al supermercado a ver que se cuece por allí, seguro que está de nuevo Ángel en la puerta abarcando todo el mercado para sí mismo, el tío se cree que por llegar el primero ya es todo suyo. Ahí está… que pesado, no puedo con él, siempre me quita a mis clientes, -¡MALDITO! ¿Qué mira usted señora? – La gente quiere estar siempre pendiente a todo.
-¡DEJADME CABRONES! Me largo de aquí porque ya han montado el espectáculo ellos solos, los zombies oficinistas…

  • Deme algo señor, apiádese de mí y que Dios le bendiga…-Maldito capullo, ricachón, con la ropa que lleva y no es capaz de darme un mísero euro, necesito un puto euro, necesito vino, ya no lo puedo soportar más. No quiero tener que pedirle de nuevo a Ángel… - ¡Estúpido!

Mi blog