Disforia de género- Identidad Biológica de Sexo y Género- no a la discriminación-

in #cervantes3 years ago

La disforia de género se caracteriza por una identificación potente y persistente con el otro sexo; las personas creen que son víctimas de un accidente biológico y que están cruelmente prisioneras dentro de un cuerpo incompatible con la identidad sexual subjetiva. Aquellos con la forma más extrema de disforia de género pueden ser considerados transexuales. En el caso de la disforia de género o transexualidad, la conciencia corporal no es congruente con el sexo biológico, dando lugar a un gran malestar y sufrimiento que afecta profundamente al sujeto. Este trabajo tiene por objetivo de planificar acciones de prevención y orientación sobre la disforia de género por medio de charlas y talleres a diversas personas de diversidad sexual. También se enfocará en la percepción de la comunidad acerca de la disforia de género, ya que el entorno esta relacionado con el desarrollo de los niños que son los principales sujetos de la investigación.

fuente
Es necesario reconocer que todo tópico de índole sexual, y especialmente relacionado con la homosexualidad, suele molestar e incluso aterrar a las personas.
El mundo contemporáneo exige a la sociedad nuevos retos, que implican de cierta manera investigar y aprender formas distintas de ver el entorno.
La desinformación tanto de la población como del personal docente, acerca del complejo proceso que tiene que seguir la persona que sufre disforia de género; hace necesario desarrollar acciones que permitan dar las respuestas, adecuadas a estas personas, sus familiares y su entorno, para conseguir su plena integración evitando las situaciones discriminatorias.
Es sabido que el terror acarrea diversas reacciones, o bien se trata de evitarlo huyendo, escondiéndose; o bien se intenta destruirlo, lo cual requiere un actuar violento. La comunidad argentina es netamente homofóbica, de lo cual deviene la primera consecuencia: DISCRIMINAR, dar un trato diferencial o de inferioridad a una persona o colectividad, generalmente por motivos raciales, religiosos, políticos o económicos.
Debemos darles a las personas de las diferentes diversidades sexuales la oportunidad de realizarse, de insertarse en la sociedad tal como son, bien sea gay, lesbianas, travestis o transformistas en apoyo moral y psicológico con ayuda personalmente en comienzo familiar o con entes que estén preparados tanto en formación como en charlas y talleres actos al caso, y no mantenerlos acosados en la presión de una apariencia, de una mentira, de una falsa moral que los conlleve a mantenerse encerrados, humillados y señalados, llevándolos en últimos términos a ser provocados por el BULLYING.
Lo moral es vivir honestamente su propia situación y no llevar una vida de frustración en la cual es aparente y formalmente de un sexo mientras que el comportamiento social, visible y elocuente, que los conlleve obtener el mismo gusto o placer con personas del mismo sexo.
Las causas son todavía desconocidas, aunque se han tomado en consideración hipótesis biológicas, psicológicas e incluso sociológicas. Desde las explicaciones no médicas muchos sectores exigen que deje de considerarse un trastorno psiquiátrico. La disforia de género solía conocerse como trastorno de identidad de género.

Las personas con disforia de género pueden actuar como miembros del sexo opuesto. La disforia de género puede afectar:
La elección de los compañeros sexuales
Amaneramientos, comportamiento y vestuario
La autoestima
La disforia de género no es lo mismo que la homosexualidad.
Es necesario que los conflictos de identidad continúen con el tiempo para considerarse disforia de género. La forma cómo ocurre el conflicto es diferente en cada persona. Por ejemplo, algunas personas pueden vestirse con ropas del género opuesto, mientras que otras desean una cirugía de cambio de sexo lo cual se representa voluntariamente ya que es lo que siente la persona o se siente realizado (a) en lo que quiere ser. Algunas personas de un género secretamente se identifican más con el sexo opuesto.

fuente
La disforia de género suele presentarse a comienzos de la niñez o adolescencia, aunque depende del caso. Algunos niños pueden manifestar conductas y sentimientos asociados a esta índole a partir de los 4 años o menos. Sin embargo, otros pueden no manifestarlos hasta la pubertad o adultez temprana.
Cuando llega la pubertad, suele ser la época de máxima disconformidad con el propio cuerpo, llegando al extremo de empezar a rechazarse su propia imagen, ya que sienten un poco de timidez al momento de verse frente a un espejo o enseñar sus intimidades a la otra persona, ocasionando tristeza y llegar a ser homofóbicos por sí mismos.
Como consecuencia de la disconformidad la persona experimenta un sentimiento de profundo rechazo por personas del sexo opuesto, en sus características sexuales que lo lleva a cabo definir su sexo bien sea por medio biológico y busca adecuar su cuerpo mediante tratamientos hormonales y quirúrgicos para corregir su apariencia y conseguir vivir y ser tratada socialmente. Por todo ello la disforia de género en infancia y adolescencia son condiciones complejas y asociadas a intensa incomodidad, siendo por ello que es de suma importancia la detección precoz y el tratamiento integral, ya que con ello se mejora la calidad de vida, y disminuye la comorbilidad mental.
La disforia de género produce, por desgracia; niveles elevados de estigmatización, discriminación y victimización. Esto produce una peor autoimagen y facilita la aparición de otros trastornos mentales, como ansiedad y depresión. También aumenta notablemente el riesgo de suicidio de la víctima.
En adolescentes y adultos, esta preocupación puede interferir con el funcionamiento diario. Así facilita los conflictos en el trabajo, en la escuela y en el ámbito de relaciones sociales. Es muy común que estas personas sufran acoso escolar, rechazo y agresiones.
Por otro lado, todavía en la mayoría de ciudades existen dificultades para conseguir una adecuada atención sanitaria para que estas personas resuelvan su conflicto.
En este propósito se espera, que el desarrollo de las acciones conduzca a la orientación y prevención oportuna de la situación detectada a través del diagnóstico previamente realizado. En tal sentido, dado el planteamiento anterior y el interés de la investigación surgen las siguientes interrogantes por medio de encuestas realizadas a personas que conllevan tal motivo en la diversidad sexual o GLVT (gay, lesbiana, versátiles y travestis) a las que por lo cual deberán dar respuestas a lo interrogados.

¿Qué es la disforia de género?

¿Qué tipo de acciones se deben desarrollar para prevenir la disforia de género?

¿Cuál es la percepción de la comunidad hacia la disforia de género?

¿Se podrán ejecutar acciones sustentadas en los valores inculcados por la familia en la disforia de género?

¿Serán efectivas las acciones a desarrollar con el planteamiento del problema por medio de charlas o talleres para ti?

Disforia de Genero

Identidad sexual
La identidad sexual se refiere al género (masculino o femenino) con el que una persona se siente más identificada. Ésta es totalmente independiente de la apariencia física y los genitales. Es la sensación de ser hombre o mujer.
Disforia de género
La disforia de género se presenta cuando hay un conflicto entre el género físico de una persona y el género con él o ella se identifica. Por ejemplo, una persona que físicamente es un varón puede realmente sentirse y actuar como una mujer. La persona está muy incómoda con el género con el que nació.
Disforia de Género en los Adolescentes
La disforia de género suele aparecer en la niñez o adolescencia, aunque depende del caso. Algunos niños pueden manifestar conductas y sentimientos asociados a este malestar en torno a los 4 años o menos. Sin embargo, otros pueden no manifestarlos hasta la pubertad o adultez temprana.
La frecuencia exacta de la disforia de género no se conoce. Ocurre porque al ser una condición tan estigmatizada en muchos lugares, los que la sufren mantienen su conflicto en secreto.
Por ello, las cifras varían ampliamente de unos países a otros, dependiendo del clima social y cultural existente respecto al tema.

Identidad Biológica de Sexo y Género
Cuando la expresión de género de una persona no se ajusta a las categorías tradicionales masculino o femenino (en ocasiones, denominadas “binarismo de género”). Estas etiquetas pueden incluir a aquellas personas que se identifican con los géneros femenino y masculino a la vez, con ninguno de los dos o, directamente, con otro género. Estos términos no son sinónimos de transgénero y solo deberían usarse si alguien se identifica a sí mismo como de género no conforme o no binario.
Nombres diferentes para la Disforia de Género
Homosexualidad
Tampoco tiene relación con la orientación sexual. Es decir, disforia de género no significa necesariamente ser homosexual. Así, las personas que se encuentran en esta situación pueden tener cualquier orientación sexual.
Transexualidad
Algunos especialistas denominan a las personas con disforia de género transexuales o trans. Aunque este término se utiliza principalmente cuando el individuo ya está en proceso de cambio de su apariencia física o lo ha llevado a cabo.
Travestismo
Este término designa la práctica de vestirse, ocasionalmente, con ropa típicamente asociada al sexo opuesto. No tiene por qué tener relación con la identidad de género ni con la orientación sexual.

Los pensamientos y los sentimientos de las personas acerca de su género pueden ser complejos. Contar con un amplio vocabulario y distintas etiquetas para describir los distintos modos de pensar acerca de tu género te permite dar a conocer quién eres.
Cuando se produce la Disforia de Género
La disforia de género comienza a manifestarse durante la niñez y la pubertad. El malestar y la incomodidad aumentan, sobre todo, cuando comienzan a desarrollarse los caracteres sexuales secundarios en la adolescencia.
Éstos consisten en aumento de los pechos y ensanchamiento de las caderas (en mujeres), mayor crecimiento de vello corporal (en ambos), aparición de la nuez, aumento de masa muscular, ensanchamiento de hombros, (en hombre).
Síntomas de la Disforia de Género
Los síntomas pueden variar por edades y son afectados por el ambiente social de la persona.
Los niños pueden:
• Sentir desagrado por sus propios genitales
• Ser rechazados por sus compañeros y sentirse aislados
• Creer que ellos crecerán y llegarán a ser del sexo opuesto
• Decir que desean pertenecer al sexo opuesto
Los adultos pueden:
• Vestirse como si fueran del sexo opuesto
• Sentirse aislados
• Desear vivir como una persona del sexo opuesto
• Desear deshacerse de sus propios genitales
Los adultos y los niños pueden:
• Cambiar la forma de vestir y mostrar hábitos característicos del sexo opuesto
• Sufrir depresión o ansiedad
• Alejarse de la interacción social
Tratamiento de la Disforia de Género
Se recomienda terapia individual y familiar para los niños con el fin de crear un ambiente de apoyo en casa y en el colegio. Igualmente se recomienda terapia individual y, de ser apropiado, terapia de pareja para los adultos.
El cambio de sexo mediante la cirugía y la hormonoterapia son una opción, pero los problemas de identidad pueden continuar después de este tratamiento.
Cuantas personas están afectadas por la Disforia de Género
La frecuencia exacta de la disforia de género no se conoce. Ocurre porque al ser una condición tan estigmatizada en muchos lugares, los que la sufren mantienen su conflicto en secreto.
Por ello, las cifras varían ampliamente de unos países a otros, dependiendo del clima social y cultural existente respecto al tema.
En los datos de 1998 en España, se encontró que existían 2087 transexuales mayores de 15 años (1480 de hombre a mujer y 607 de mujer a hombre). Teniendo en cuenta que la población mayor o igual de 15 años en España era de 36 114 472 habitantes.
Lo que se sabe es que, debido a una mayor aceptación y conciencia social, poco a poco están aumentando el número de personas diagnosticadas con disforia de género. En Venezuela ninguna pública o privada lleva un registro exacto o confiable.
Algunos autores han observado que las demandas por disforia de género en niños y adolescentes está aumentando, de manera que en los últimos años la cifra se ha cuadriplicado (Fernández Rodríguez, Guerra Mora y Díaz Méndez, 2014).

Referencia Bibliográfica

  • Soto Rodríguez, Mario Andrés (2014); La patologización de la transexualidad: contemplando posibilidades de resistir desde algunas construcciones identitarias de género no hegemónicas. Universidad de Costa Rica, Revista.
  • Verátegui, Daniel (2013); Implicaciones Psicosociales de la Despatologización de la Disforia de Género para la Inclusión o Exclusión Social de las Personas trans en el Contexto Colombiano, Universidad Nacional de Colombia Facultad de Ciencias Humanas – Departamento de Psicología Bogotá, Colombia.
  • Finol de Franco, M., y Camacho, H. (2008). El Proceso de Investigación Científica. (2ª ed.). Maracaibo, Venezuela: EDULUZ.
  • Durán A. M., Apalmo M., Marín M. E., Ferrer L. 2011: Normas para la Elaboración y Presentación de los Trabajos de Pregrado. 1ᵃ edición. UNESUR Santa Bárbara del Zulia Venezuela.
  • Hernández, S., Fernández, R. y Baptista, P. (2003). Metodología de la Investigación. México: McGraw Hill.
  • Balestrini, M. (2006). Como se elabora el proyecto de investigación. Consultores Asociados. Caracas. Venezuela.
Sort:  

Congratulations @luisanaport! You received a personal award!

Happy Birthday! - You are on the Steem blockchain for 1 year!

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking

Vote for @Steemitboard as a witness to get one more award and increased upvotes!