Historias del pasado

in writing •  last year 
Necesitaba hablar de ti, necesitaba desahogarme, pero eres un tema prohibido entre mis amigos además de que ellos no lo entenderían, solo en mi cuaderno dejas de serlo y te conviertes en aquella hermosa historia de amor que jamás existió, aquella cuyo comienzo me hace sonreír y con la cual lloro al terminar... Debo dejarte ir, sé que tengo que soltar tu recuerdo pero no puedo. ¿Masoquismo? Quizás. Pero prometo que esta será la última vez que cuente nuestra historia, la última vez que escriba sobre ti…
- Scarlett

Heart-Divider.png

-Gracias - le digo amablemente al señor de la cafetería mientras recibo el batido de chocolate que pedí. Puedo ver la hora en el reloj que esta colgado justo detrás de él y entonces recuerdo que voy tarde a la primera clase de mi nuevo instituto y hasta ahora no ha empezado nada bien.

Soy Scarlett, mis familiares y amigos me dicen Scar, recién nos mudamos a Barcelona, España, todo por el trabajo de mis padres. A cualquier chica le hubiera costado el hecho de mudarse de otro país y empezar de cero, abandonar a tus amigos y a todas aquellas personas a las que amas, pero ese no fue mi caso.

Verán, soy muy tímida y desconfiada, por eso no tenía amigos y creo que es mejor así, digo al fin y al cabo termine mudándome a otro país. Mis padres piensan que tengo que ir a un psicólogo porque no tengo amigos y me la paso todo el tiempo en casa con un libro en la mano y chocolate caliente en la otra, además mi mama cree que el cambio de país es mucho para mí. Por un lado los entiendo no es normal que una chica de 16 años no tenga ni siquiera un amigo, pero así soy yo, y prefiero estar sola antes que estar con personas hipócritas. ¿Quién necesita amigos cuando tienes libros? Definitivamente yo no.

Empiezo a correr con el batido en una mano mientras repito en mi cabeza una y otra vez el número del aula de matemática, estoy tan concentrada en no llegar tarde que no me doy cuenta cuando aparece un chico al frente y se cruza en mi camino (bueno, en realidad yo me cruce en su camino, era yo la que estaba como loca corriendo) chocamos y gran parte de mi batido le cae encima (genial no podría empezar mejor el instituto).

Lo siento – me apresuro a decirle y le tiendo la mano, una vez lo ayudo a levantarse le ofrezco la servilleta que tome de la cafetería – no te vi, es que voy tarde y creo que me perdí.

Al principio su mirada es dura y fría, como si estuviera decidiendo si le digo la verdad o no, resopla, baja la cabeza y luego vuelve a mirarme. En ese momento me doy cuenta de lo verde que son sus ojos, del castaño claro de su cabello que podría confundirse con rubio, su hermosa y perfecta piel blanca y esos labios.

¿Qué aula? – su pregunta me deja desorientada por un momento.

Se me olvidó que número era el aula a la que iba, solo sé que es donde la profesora Harrison enseña matemática. – digo mientras bajo la mirada avergonzada por el hecho de estar tan desubicada en este lugar.

Estas de suerte - me dice y yo levanto la mirada de nuevo, esta vez sonríe e indica el camino inclinando un poco su cabeza – justo voy para allá, soy Esteban.

Mucho gusto, soy Scarlett – le digo mientras estrecho su mano, luego empezamos a caminar en dirección al aula B-12…

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Excellent post!

thank you!