Sobre el Petro

in venezuela •  8 months ago  (edited)

880x495_cmsv2_e30f9045-9054-542f-b86d-ed336a1f87f5-3351858 (1).jpg

Hace algunos años recuerdo un capítulo de los Simpson en el que Bart decide meditar y su hermana le hace una pregunta:

¿Cuál es el sonido de un árbol que cae en un bosque desierto?

Bart dio muchas respuestas… Creeech, prrruummmm, Pommm. Pero ninguna era correcta

Su hermana, Lisa, le respondió que el árbol no hacia sonido porque nadie lo podía escuchar. Y si hacia algún sonido, nadie podía saber cuál es.

Algo así siento que sucede con la militancia bolivariana, e incluso con muchos venezolanos que, aun siendo críticos al proceso, o incluso abiertamente opositores, sienten que es un caso perdido hacer algún tipo de propuesta o comentario para impulsar la gestión, ya que el esfuerzo se diluye en el bosque desierto donde nadie escucha (por lo que es similar a no proponer absolutamente nada)

Hace más de un año, el presidente Nicolás Maduro anuncio la creación de una criptomoneda, el Petro, como un mecanismo para contrarrestar el problema de la manipulación del papel moneda, enfrentar la especulación cambiaria (manipulada a través de ciertas cuentas de redes sociales) y a su vez enfrentar el potencial peligro que implica no solo el control excesivo de las cuentas venezolanas que tiene un país enemigo sino también el peligro inminente de depender de un sistema altamente centralizado como SWIFT para realizar transacciones bancarias.

Básicamente estamos a expensas de los Estados Unidos y una criptomoneda podía cambiar eso.

El anuncio asustó e incomodó a políticos rivales. No sabían cómo reaccionar. Inclusive se vio como Estados Unidos prohibió y/o recomendó abstenerse de realizar transacciones en una criptomoneda que por naturaleza corre en una red anónima.

Un [decreto le dio caracter legal](http://www.tuabogado.com/venezuela/secciones/derecho/informatico/decreto-3196-sobre-creacion-del-petro-y-la-superintendencia-de-los-criptoactivos-y-actividades-conexas-venezolana) , no como moneda sino como la tokenización de un contrato a futuro por un barril de petróleo. De esta manera se resolvía el problema de la [inconstitucionalidad](https://www.elperiodiquito.com/noticias/93212/Guzman-Emision-del-Petro-es-inconstitucional) que muchos esgrimían. Los contratos a futuro son prácticas normales, y la tokenización de estos es simplemente un contrato de adhesión al portador que lo hace acreedor de una obligación del estado.

Siendo respaldado por un contrato a futuro por un barril de petróleo (muy diferente, por cierto, a decir que era respaldado por una enajenacion de las reservas petroliferas del pais, como muchos aseguraban), el Petro era una Stablecoin (Cripto de valor estable determinado referencialmente por un bien especifico) . Su valor sería el que tuviera el barril de petróleo al momento de canjearse. No dependería de la especulación ni de la confianza interna. Al contrario, dependería de la especulación del mercado petrolero. Y no necesitaba de ningún tipo de confianza ya que, siendo un decreto, el supuesto de incumplimiento por parte del estado al momento de canjear lo hacía objeto de sanciones legales que podían llegar incluso a niveles internacionales.

La idea resultaba excelente. “Magistral” dirían algunos, sin embargo, parece que Nicolás Maduro tiene una idea excelente, la anuncia, se la transmite a su equipo de trabajo para que la implemente y luego su equipo de trabajo se reúne a puerta cerrada, hacen una mesa redonda y dicen:

-Ok, Maduro tuvo esta idea excelente. ¿Cómo hacemos para arruinarla?

Y bueno, hacen una tormenta de ideas para buscar la forma de arruinar el proyecto y luego anuncian su implementación.

En el caso del Petro hay mucho que decir. Señor presidente Maduro: Su equipo lo tiene ciego y engañado. Quizás le guste que le hablen bonito… Pero sinceramente en Venezuela hay gente que habla bonito y saben, y quieren trabajar (no mantener un puesto, no ganar poder… “trabajar” en el sentido más honorable de la palabra) por el país.

Yo no sé a quién se le ocurrió decirle al Presidente de Venezuela que poner al frente de un proyecto donde se está jugando todo un bloque de la principal reserva petrolífera del mundo, a un confeso y abierto opositor a su gobierno es una idea política admirable. Y aunque hay muchos opositores que hubieran logrado hacer un excelente trabajo con el Petro, poner a un politicoa cargo de un proyecto tecnico/economico es como poner a un agricultor a cuidar un grupo de vacas... y si el politico es de paso opositor, ponerlo a controlar el petro es como poner a un agricultor, vegano y con un profundo odio hacia los carniceros, a que te cuide tus vaquitas

No sé a quién se le ocurrió decirle al Presidente que si estaba desarrollando un proyecto que podria darle duro golpe precisamente al sistema político y financiero que sustenta a aquellos que le adversan confesa y abiertamente, y le daba el control y responsabilidad de ese proyecto precisamente a un confeso y abierto politico opositor a su gobierno, estaba una buena idea

Pero no voy a caer en elucubraciones…. Creo que el hecho de que el Petro tenga más tiempo de desarrollo que el que le tomó a Satoshi Nakamoto desarrollar el Bitcoin , le debe dar luces sobre la respuesta. El Petro es funcional y no ha salido… y eso es una vergüenza (elaborare esta idea más adelante) Pero no sale porque el Presidente –o su equipo- no quiere.

Un ejemplo de cómo arruinar una idea genial burocratizándola hasta el extremo de la infuncionalidad es el de la Petro Wallet.

Existía una wallet. Bastaba con bajar la aplicación en el celular para que el portador tuviera acceso a una dirección que le permite acceder y enviar Petros instantáneamente, de manera verificable, confiable y mucho más eficiente que cualquier transacción bancaria.

Pero esto es demasiado bueno… Había que arruinarlo. ¿Cómo?

Bueno, Eliminaron la wallet. Ni siquiera tiene la apk disponible para descarga directa en la página del proyecto. Ni siquiera la tiene disponible en los cientos de mercados de aplicaciones alternativos que existen. No. La eliminaron.

¿Y cuál fue la solución? Implementaron una opción centralizada (más riesgosa que la primera… recuerde el caso de Mt. Gox o los recientes casos de Cryptopia o QuadrigaCX) en la cual no todos los venezolanos pueden acceder, y los que lo hacen deben pasar por un complicado tramite burocrático que asegura su infuncionalidad. ¿Para qué permitir que todos los venezolanos con un click puedan tener Petros? No… tenían que crear un trámite imposible.

En vez de bajar la wallet apretando un botón con el dedito, crearon una página en la que la persona debe llenar sus datos, dar unas declaraciones que atentan contra la naturaleza propia de las criptomonedas y hasta tomarse una fotito con la cedula de identidad para verificar que quieren tener Petros… Claro, esto si tienen la suerte de que la pagina les de la opción, porque en la mayoría de los casos el pop-up para habilitar el registro simplemente no aparece.

Conclusión: Mientras antes TODOS podían tener una wallet y usar Petros, ahora solo aquellos que tienen Internet, cuentan con dispositivos que tiene cámaras en alta resolución, tienen toda su documentación encima y tienen el tiempo para refrescar la página durante horas hasta poder tener la opción de registrarse, son los que pueden tener una wallet y usar Petros

Conclusión 2: si tú quieres Petros y no puedes registrarte, yo que tengo la cuenta registrada te los puedo vender… si me das para los frescos

Y ASI SE ARRUINA UNA IDEA… Y así es con prácticamente todo.

Otro de los problemas del Petro tiene relación con la confianza. Parece ser que su equipo, ciudadano Presidente, se encargó de hacer que en el mundo buena parte del ecosistema considere al Petro como un Scam (estafa)… Y no es solo una apreciación de los opositores, sino algo que se ha generalizado.

¿Quién le dijo al Presidente que Aerotrading es una de las principales compañías dentro del mundo de la blockchain? ¿Cómo es posible que se permitiera que el Presidente de Venezuela anunciara eso en cadena nacional sin ni siquiera ver que no existe absolutamente ninguna información sobre ese negocio?

¿Quién le dijo al Presidente que la Fundación NEM estaba trabajando con Venezuela? El hecho de que la fundación NEM llamara mentiroso al presidente Nicolas Maduro en las redes sociales es algo que da mucho de qué hablar.

Y asi es. La responsabilidad y las consecuencias de la ineptitud de los responsables de desarrollar un proyecto nacional la tiene el Presidente Nicolas Maduro ante los ojos del mundo.

Sin embargo, esto es lo de menos (aunque mentirle al pueblo es algo delicado… Sin importar que sea porque le hayan mentido a usted, usted es nuestro presidente)

Si yo pido un financiamiento para montar una ensambladora de Satélites, consigo un crédito por parte del gobierno para montar satélites, hacemos una empresa mixta llamada Satélites Lanz, con una inversión de 1 millón de dólares por parte del gobierno de Venezuela que necesita satélites… Que haría el Presidente de Venezuela si al momento de anunciar la inauguración de Satélites Lanz yo lo viera a los ojos y dijera: -Ok señor presidente, con el dinero de su financiamiento, yo hice una pollera.

???

Esto mismo sucedió con en lanzamiento del Petro…. O eso fue lo que hizo el equipo.

Estoy seguro que el Presidente de Venezuela sabía que, de acuerdo con el Decreto Nº 3196 de fecha 8 de diciembre de 2017, el valor del Petro es variable de acuerdo con la variabilidad del valor del barril de petróleo de la cesta OPEP…. Así lo anunció en su oferta inicial, la cual tuvo un financiamiento record a nivel mundial (aunque no haya revelado ni los inversionistas ni las cifras… confiamos en usted)

¿Cómo es que de repente el valor se mantiene estable en 60$ sin ningún tipo de financiamiento? Eso no es lo que dice el decreto.

Sin embargo, esto no es lo más importante. El día del anuncio, el presidente o su equipo cambiaron absolutamente todo el proyecto (salvo el nombre) y convirtieron el satélite en pollera. Ahora el Petro no tiene como valor, el precio de un barril de Petróleo como decía en el whitepaper y el decreto por el cual obtuvo el financiamiento… Ahora el valor del Petro está ligado a una cesta de valores multiplicada por un factor de corrección que permite cambiar subjetivamente el precio, haciéndolo fluctuante sin ningún tipo de control.

¿Y usted me dice que, de esos miles de inversionistas que financiaron un proyecto inicial perfectamente documentado, absolutamente todos, sin excepción aplaudieron esta idea? Si una empresa comercializadora de petróleo, no desea participar en el mercado de aluminio… Como puede el Presidente (o su equipo de confianza) borrar de un plumazo la oferta por la cual recibieron recursos y cambiarla por otra?

No tuvo una citación, un arbitraje, un juicio, una queja? ¿Nada?... Esto es difícil de creer…

El Petro ya no es una stablecoin.

El Petro ya no tiene un valor basado en el barril de petróleo

El Petro ya no es inmune a la manipulación

Todo esto sucedió el día del anuncio de su implantación. Sin embargo, esta es otra raya más para el tigre.

Cuando el ciudadano Presidente “anunció” el Petro, comentó que se basaba en un token ERC20 corriendo sobre la red Ethereum.

Quizá el presidente no lo sabía, pero la red Ethereum es la principal blockchain para el desarrollo de contratos inteligentes. Era en su momento la segunda blockchain más importante del mundo (superada solo por Bitcoin). Es Turing complete, lo que significa que permitía no solo hacer transacciones, sino que podía automatizar casi todos los procesos económicos del país haciendo imposible la corrupción... ¿y usted cambió eso?

¿Sabía usted que en la red Ethereum, usted podía hacer un contrato inteligente que, de manera periódica, sin intervención de nadie, enviara Petros a cada wallet o a una lista de wallets registradas… Dicho contrato podría ser revisado por todos y nadie lo podría modificar clandestinamente? Por ejemplo para distribuir sueldos, salarios, bonos, asignaciones, pensiones y obligaciones por juicios… de manera automática y libre de cualquier error?

¿Sabía usted que en la red Ethereum usted podía desarrollar un sistema nacional de licitaciones públicas que permitiera asignar contratos automáticamente a los mejores oferentes sin contrataciones directas, sobaditas de mano, favores personales ni enchufes que valgan?

Con los contratos inteligentes se le quitaba a los corruptos el poder de corromperse.

Pero eso era muy peligroso para un país que tiene los más altos índices de corrupción y burocratismo del mundo…

El Presidente de la República (quizás (mal)influenciado por su equipo de trabajo) decidió repentinamente cambiar la plataforma misma del Petro, migrando de Ethereum a NEM… una plataforma más incompleta y que hoy lucha por salvarse ya que está a punto de quebrar. ¿De quién fue esta idea de saltar de una plataforma tan segura y sólida a una más experimental? Esto fue la primera llave para que el Petro recibiera las burlas del mundo.

¿Sabe usted lo que pasa cuando un proyecto hace un cambio de este tipo sin decirle a nadie? Es catalogado de SCAM (estafa) o, cuando los analistas son muy benevolentes, dicen que es altamente riesgoso.

¿Y me van a decir que los inversionistas que conocen de tecnologías blockchain se sintieron cómodos con este cambio clandestino?

Sin embargo, no conforme con eso, el día del lanzamiento del Petro se hizo algo mucho peor. Apareció un nuevo Whitepaper (una especie de acta constitutiva… pero del mundo de las blockchain) y nuevamente cambiaron la blockchain de NEM a una implementación de DASH… Si cambiar de blockchain ya es grave, imagine hacerlo dos veces.
Ese es su equipo, señor presidente. ¿Y usted me va a decir que nadie se quejó?

Yo tengo una teoría, pero no la diré… Solo dejare por aquí un dato importante. ¿Sabía usted que DASH es una criptomoneda que ha sido cuestionada abiertamente en el mundo por muchos analistas? Eso no importa… pero sabía usted que DASH es una de las criptomonedas con más presencia en Venezuela? ¿Tendrá esto algo que ver? Elucubraciones… lo cierto es que las consecuencias fueron terribles para la credibilidad del Petro en el ecosistema nacional e internacional.

Señor presidente:

Hace algunos meses Irán anunció que estaba trabajando en una stablecoin. Ya la stablecoin se lanzó.

Los iraníes no son mejores que los venezolanos, ni están en mejores condiciones.

El Petro no se ha lanzado porque usted (o su equipo) no quiere que se lance.

Podría hacer una carta similar sobre muchos proyectos que comenzaron siendo magistrales ideas y terminaron dando vergüenza… Pero no lo haré… por ahora

Hace algunas semanas hice un experimento. Había perdido la confianza en el Petro y decidí comprobar que el gobierno no mentía.

Sabiendo que es una blockchain, me bajé de tiendas piratas la apk que hoy “no existe”. En 30 segundos me generó una dirección (wallet address). Le pedí a un amigo que me enviara Petros desde su cuenta registrada.

La operación duro segundos. Los Petros me llegaron. No me registre en ningún lado, no me tome una foto, no llene ningún formulario, nada… Solo use mi dedo índice para hacer 3 clicks y ya tenía Petros. Audité la operación en la blockchain, vi mi saldo, vi el saldo de quien me envió… vi todo…

No… No hay excusas. Esta es solo mi opinión, pero creo que no deberían seguir el camino de la ineficiencia. Y en eso, la blockchain puede ser su mejor aliada, señor presidente.

Con la blockchain usted puede hacer un sistema que no pueda ser susceptible de corrupción. Imagine un sistema donde una persona escanea su código y automáticamente se comprueba en segundos que reúne todos los requisitos para casarse. Imagine que automáticamente si su prometido está casado, el contrato de matrimonio no se ejecuta.

Imagine automáticamente escanear el carnet de la patria de un accidentado y saber su tipo de sangre sin tener que hacerle pruebas. Imagine saber el banco de sangre mas cercano con disponibilidad

Imagine automáticamente poder hacer el seguimiento de cada bolsa de CLAP hasta el momento de ser recibidas, y saber quién estaba a cargo de la cadena de transporte en caso de que se pierda. Imagine que cada comité de contraloría social pudiera auditar el estado de cada mínima bolsa de CLAP del país sabiendo cuantas entran al país, y cuantas llegan a las comunidades.

Imagine automáticamente saber el número de personas que habitan en el país, con un censo actualizado cada 30 segundos

Imagine una deducción automática de los impuestos con un contrato que retenga los tokens de una persona y los libere a una wallet especifica cada año

Imagine que los políticos corruptos no pudieran otorgar contratos a placer

Imagine que todos los venezolanos pudieran auditar en tiempo real cada cuenta del estado, saber el momento exacto de una transacción, saber quién estaba a cargo de la administración de la cuenta cuando se recibieron fondos, quienes fueron los responsables de autorizar cada mínimo gasto y a quien le enviaron ese diner0… y todos los datos del sistema.

Imagine inclusive que cada venezolano pudiera votar por un referéndum consultivo desde su casa con la seguridad de que ningún muerto votara, ni nadie votara dos veces, nadie pueda tener dos cedulas, nadie pudiera usar la cedula de otra persona para usar su voto y nadie pudiera alterar los votos. (podría hablar de elecciones nacionales, pero sería complejo… aunque ya se hizo una prueba en África)

Todo eso es posible con una blockchain… la Blockchain no es solo “plata”

Haga del Petro lo que usted tenía pensado… no permita que arruinen su idea

El pueblo venezolano merece confiar, quizá esta sea nuestra última oportunidad.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!