Foro de Sao Paulo y la beligerancia regional que inició en Caracas

in venezuela •  18 days ago 

El Foro de Sao Paulo 2019, se realizó en Caracas del 25 al 28 de julio con la presencia de 114 organizaciones entre partidos políticos, movimientos sociales, y otros grupos de la izquierda de áfrica, Asia, Oriente Medio y América Latina y el Caribe.

bus.jpg

El foro emitió un extenso documento con los acuerdos suscritos por las organizaciones asistentes, y con apéndices referidos a Ecuador, Chile, Argentina, Brasil y Honduras de forma beligerante y con clara alusión a los eventos electorales que para la fecha del foro, era elecciones cercanas que podían “definir el signo político”.

El uso del término “signo político” en el documento del foro es recurrente en las secciones donde hace alusión a los gobiernos de América Latina señalado como “neoliberales” o “sumisos a Estados Unidos”.

En el contexto del documento y los acuerdos el “signo político” no deja de ser un calificativo de cuidado al platear acciones puntuales de acuerdo a la necesidad de los países con gobierno “neoliberales” de América Latina: Ecuador, Chile, Argentina, y Brasil.

Los mencionados países, justo dos meses después del Foro de Sao Pulo entraron en una crisis políticas impulsadas por grupos violentos que argumentaron el rechazo de algunas medidas gubernamentales para justificar las protestas.
Los mismos motivos, fueron evolucionando hasta exigir cambio de sistema político, dejando atrás las protestas por medidas puntuales de alzas de precios en algunos servicios masivos.

He aquí el contexto que ayuda a entender lo que ocurre en América Latina, tras un foro que no es una reunión de un partido político ni de grupos minoritarios, sino partidos, organizaciones y gobiernos alineados con la filosofía de la izquierda radical del mundo.

La beligerancia de la izquierda tras el Foro de Sao Paulo

Ecuador: las primeras manifestaciones contra el gobierno de Lenin Moreno fueron registrados el 2 de octubre, alcanzando su punto más alto el 13 de octubre, que terminó con 1330 civiles detenidos y 435 policías heridos según los reportes oficiales.

Los grupos que encabezaron las protestas rechazaron su vinculación con el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, entre ellos: Frente Unitario de Trabajadores, Confederación de Nacionalidades Indígenas, Frente Popular, y la Federación de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros y el Movimiento Revolución Ciudadano.
El último grupo mencionado, figura como una las organizaciones aliadas de la Juventud Comunista de Ecuador, uno de los suscriptores de los acuerdos del Foro de Sao Paulo.

Por su parte, el presidente ecuatoriano Lenin Moreno, ha denunciado que el ex mandatario ecuatoriano Rafael Correo y el presidente venezolano Nicolás Maduro, están tras las últimas acciones de protestas con el pago de activistas violentos que no tiene otro objetivo que armar el caos en las ciudades de Ecuador.

Chile: en las redes sociales se hicieron tendencia varias etiquetas como “#ChileDespertó o #Santiagazo para hacer alusión a los hechos violentos que se expandieron desde la Santiago de Chile hasta Valparaiso y Concepción, ciudades donde se concentraron las manifestaciones según reseñan reportes periodísticos chilenos.

Las manifestaciones iniciaron el 6 de octubre, cuatro días después de las protestas en Ecuador. En el caso de Chile el alza del precio del sistema público del transporte en un 130% ocasionó las primeras manifestaciones en contra del gobierno de Sebastián Piñera.

Las manifestaciones violentas que habían iniciado en el metro de Santiago, se expandieron hacia los ferrcarriles y sistemas de buses de la capital de Chile.

A partir del 28 de octubre, casi a un mes del inicio de la protestas no bastó la suspensión del aumento ni el cambio de gabinete, sino que exigen un cambio de sistema de gobierno.

En el documento emitido por el Foro de Sao Paulo, se pude leer: “solidarizamos con el pueblo chileno que enfrenta una agresiva agenda del gobierno encabezado por Sebastián Piñera, la cual busca garantizar en breve plazo mayores utilidades para el gran empresariado, todo esto a costa de retroceder en derechos sociales (…)”

Brasil, Argentina, y Colombia también entran en una fase de pugna política por el control del gobierno, y si este no es logrado a través de las elecciones tal como ocurrió en Bolivia luego de un cuestionado proceso, la izquierda latinoamericana ha acudido a protestas de calles con el objeto de cambiar sistemas de gobierno.

¿Qué ha dicho Maduro?

El gobernante venezolano ha evadido cualquier tipo de relación con lo que ocurre en América Latina a partir de octubre de 2019, y ha atribuido a las medidas del Fondo Monetario Internacional, como los motivos de alzamiento de la sociedad civil en los países que han entrado en crisis política.
Sobre Lenín Moreno ha dicho que el mandatario ecuatoriano es “estúpido” y negó que haya enviado a hombres pagados para desestabilizar al país meridional.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!