Entre VEGANOS y CARNIVOROS, una polémica viral

in #theunion4 years ago (edited)
Un tweet, casi de humor cínico se hizo extremadamente viral en las Redes Sociales, cuando el usuario @ rorroban, de Twiter, comentó, mostrando la foto de una parrilla, la siguiente frase:

Mientras los veganos usen expresiones como "Hamburguesa de soja/lenteja/etc" yo a esto le diré "Ensalada de vaca".


Fuente

Inmediatamente, casi 30 mil retuitiadas (sic) y una polémica internacional, movió a los activistas vegetarianos, con sus argumentos sobre los beneficios de la vida vegana, para “atacar” a los “comedores de cadáveres” o visto de otra manera, a los degustadores de las proteínas animales.


Fuente

Les voy a contar un pasaje de mi vida para que sepan porque el tema me interesa tanto: yo formé parte del grupo religioso con bases hinduistas llamado “La Gran Fraternidad Universal” (G.F.U) por de más 10 años y allí me convencieron o mejor dicho, me convencí, que asesinar vacas, gallinas o cerdos, no estaba bien visto por los ojos del creador, porque eso de comerse las criaturas del señor, sus mascotas, era como canibalismo espiritual.

Por años repetí las seudoverdades sobre las enzimas estomacales, que mis dientes caninos eran pequeños porque estaban adaptados para moler solamente hojas, que las cadaverinas y toxinas que los animales expulsan cuando son asesinados en pánico, sazonaban sus carnes hasta llegar a los platos de los impíos para envenenarlos.

Les cuento un momento de mi vida muy personal: en una oportunidad, estaba tan deprimido que decidí suicidarme, y lo quise hacer de una forma muy peculiar. Mi hermana mayor, vegana desde tiempos de la colonia, me había dicho que después de 7 años de vegetarianismo, mi sangre se había purificado y que si volvía a consumir carne, moriría intoxicado.
Esa tesis me dio una gran idea… me metí en un “Kentucky Fried Chicken” para que la fórmula secreta del Coronel Sanders de su fritanga de pollos, terminara con mi necia vida.
{
Fuente

Pedí una canasta de 32 piezas de pollo frito y me las comí toditas, esperando pacientemente el fin de mis días.
Pasé horas sentado en un rincón de ese local y nada. Así que pedí 32 piezas más, es decir, una sobredosis de pollo y cuando ya estaba comiéndome la última alita, sabía que todo había sido un engaño, que había perdido 10 años de mi vida sin el suculento colesterol en mi sangre. Es más, el pana (amigo para los venezolanos) que me recomendó el vegetarianismo y me llevó a la GFU, había muerto hace años de cáncer estomacal.

Con el tiempo descubrí que a pesar de la crueldad aparente de asesinar animales para comer, también hemos sido muy desconsiderados con las plantas que son seres vivos y merecen nuestro respeto. A mí, asesinar cebollas, me hace llorar.

A la especie que pertenecemos, nos costó casi 2 y medio millones de años para volvernos omnívoros, es decir que comemos de todo para poder sobrevivir. También somos adaptivos y consumimos los productos derivados de cualquier clima y de cualquier condición natural.
Gracias a las proteínas animales, nuestro cerebro se desarrolló y esa fue la diferencia entre el primerísimo homínido que bajó de un árbol y los que escribimos ahora, un post en Steemit.

Los veganos son una sofisticación del mundo civilizado, una hipersensibilidad al respeto por las otras especies, una obsesión por una vida sana, lejos de lo que no es natural, una toma de conciencia, más elevada, más espiritual, más distante de la barbarie.
El vegetarianismo es la búsqueda ancestral hacia nuestros orígenes. Es regresar al árbol, volver a caminar por las praderas y reiniciar la evolución. Muy distante a las guerras y las agresiones características de nuestra especie.

La ortorexia es un nuevo trastorno mental que tiene origen en la obsesión patológica de consumir solamente productos naturales, asistir a médicos naturistas, tratar las enfermedades con hierbas e incluso, apartarse del mundo.


Fuente

Ser un vegano en un mundo de depredadores, requiere de una enorme fuerza de voluntad y esa obsesión por una dieta sana, también los llevará a una vida más sana, apartándolos del consumo de cigarrillos, drogas, licores y el bullicio del mundanal ruido. Las veganas comenzarán a lucir cada día más feministas, más hippies, más dóciles, más naturales, y los veganos perderán sus garras de machos clásicos, para neutralizarse en el mundo violento y competitivo de los carnívoros.

Ser vegano, es formar parte de un Club VIP de la vida sana. Es también una moda y una búsqueda permanente de formar parte de alguna “tribu urbana”. Cuando dentro de un grupo heterogéneo, en el momento de servir la comida, alguien dice: - no me sirvan carne, soy vegetariano- el resto se siente excluido, extraño y los cerebros primitivos comienzan a funcionar; se enfrentan a alguien que ha decidido no formar parte de la camada, que se niega a probar el producto de la cacería y en conclusión, es un potencial enemigo.

En el universo carnívoro, reposa la civilización tal como la conocemos: competitiva, violenta, creativa, consumista y en función a la supremacía humana. Los criaderos de animales para la dieta diaria, han fortalecido la economía, la industria, el comercio, los empleos, la medicina y hasta la estética visual de lo que somos.

Las pobres y deliciosas vacas, obligadas y tratadas para que se reproduzcan como conejos y alimentar a “titirimundachi”, ya han diseñado su venganza para destruir a todo el planeta Tierra. Resulta que sus flatulencias están cargadas de gas metano. Es tanto los gases metano que producen las vacas, que están poniendo en riesgo la capa de ozono y son más contaminantes que los mismos automóviles.


Fuente

Pareciera que los Flexitarianos, término recientemente acuñado en la enorme gama de estilos de cómo debemos alimentarnos, sería la más pertinente. Se trata de consumir pocas proteínas animales, las necesarias y consumir más, productos derivados del mundo natural y si es posible, del propio huerto familiar. Sería acercarnos más a la naturaleza, invitar a la naturaleza a formar parte de nuestras vidas, sin perder la esencia de los que nos convirtió en la especie más poderosa del planeta Tierra.

La polémica entre veganos y carnívoros seguirá hasta que el “mundo sea mundo”, no hay respuesta del por qué nos bajamos de ese árbol, recorrimos una pradera y nos volvimos esta especie que tiene en una mano, un flor hermosa y en la otra... una peligrosa espada.

RUBÉN DARÍO GIL

ticker steemit.jpg

Sort:  

Excelente artículo, mi querido dramaturgo. El suicidio por dobredosis de pollo merecería una versión aparte, porque es del carajo.
Ojalá se te valorara más en español, ya que tus cuentos son deliciosos.
Y bueno, ojalá también el público de habla inglesa pudiera disfrutar tus relatos. Sería cosa como de volver a Ohio...
¡Adelante!

Gracias por esa palabras. siempre es un aliento escucharla. Sí, es duro entrar en español con una plataforma sólida. pero seguiré insistiendo.

Hola @rubendariogil, upv0t3
Este es un servicio gratuito para nuevos usuarios de steemit, para apoyarlos y motivarlos a seguir generando contenido de valor para la comunidad.
<3 Este es un corazón, o un helado, tu eliges .

: )


N0. R4ND0M:
9733 4453 7701 4079
9179 4519 9818 5714
7622 1233 4772 6972
9003 1309 9577 2291

Estos dilemas me vuelven loco, porque realmente observo alguien que me mira y sus ojos soy yo. Hay como una sonrisa implícita, por eso me decido conceptualmente como un corazón.
Mi asperger necesita de la lógica.

!que enigma los acertijos!

Coin Marketplace

STEEM 0.25
TRX 0.07
JST 0.031
BTC 22808.97
ETH 1670.80
USDT 1.00
SBD 3.15