Cuento de ficción Guerreros de pie / Desenlace final: Unidos hacemos más.

in spanish •  last month 

20140321_113726.jpg

Hola mis esteemados, les traigo el final de mi pequeña historia de ficción, espero lo disfruten y recuerden leer la primera y segunda parte para que comprendan mejor la historia, al final del post les dejaré los enlaces respectivos para que armen la historia completa y la aprecien mejor. Bien aquí vamos.

MI SEPARADOR.png

Retomando un poco la última parte del relato anterior, la obstinada lucha de Los desterrados contra Los angkuanos por destronar a éstos de su reino, convirtió el lugar en un feroz campo de batalla, donde se medían fuerzas naturales por igual, lo que daba por sentado, que el encuentro, o mejor dicho, el desencuentro no tenía cómo acabar.

11010094_croquis-2018-03-21.jpg

fuente

El ejército Angkuano estaba preparado para luchar hasta morir, con tal de defender su reino hasta las últimas y peores consecuencias. Por su parte Los desterrados, en su necio empeño de darle de comer a sus egóicos antojos y a su hambre de poder, tampoco cederían un milímetro de sus absurdas pretensiones.

Mientras esa lucha ciega y automática continuaba, los habitantes de Angku resolvieron enviar a toda su reserva ofensiva a luchar por su bien común, es entonces cuando avistamos una torva de animales, insectos, piedras, fuentes acuáticas, un verdadero remolino viviente, con las más variadas especies vegetales, animales y minerales.

Se puede divisar a lo lejos, una flotilla de mariquitas, libélulas y saltamontes, comandadas por una flota capulla nodriza, de mariposas monarca, a las que le sucede un contingente de de mariquitas entrenadas en artes marciales anaeróbicas, se aproximan veloz y contundentes hacia el núcleo de la confrontación; por otro lado, en la misma dirección pero en tierra firme, avanza con paso decidido un robusto escuadrón de roedores y reptiles, comandados por por las semi etéreas salamandras del fuego, con una cuadrilla de elefantes y gacelas que le hacen compañía muy de cerca, a la vez que un banco de piedras de distintos colores y tamaños, en representación de su reino mineral, se desplazan velozmente a cumplir su cometido de la misma manera que sus amigos de combate.

Uno, a uno de los grupos, arremete sin piedad contra los cuatro genios Desterrados, atacándolos en una cayapa feroz y despiadada.

Pero, ¡oh sorpresa!

Los desterrados tambien se proveyeron de refuerzos, con especies elementales, que como ellos, crecieron resentidos e inadaptados, queriendo hacer de sus antojos un modus vivendi y resonaron enseguida con la mala influencia de lo que son ahora para ellos sus guías, de conciencia desterrada, y luchan a su favor flotillas de batracios, tropas de dragones atrofiados, un ejército de aves zancudas enfermas de envidia y mala voluntad, una desordenada fila de marmotas que se ríen y burlan de todo y un cuartel de aguas putrefactas que lo que tocan lo manchan, vestidas con harapos y mortajas.

El enfrentamiento se consumó inevitablemente, como inevitable también fue, las heridas de muerte de bando y bando, sollozos, dolor y sufrimiento fue el saldo registrado, en una guerra donde el ganador fue la destrucción, la muerte y la desolación.

Cuando ocurren estos penosos acontecimientos, es la hora de la intervención de una fuerza superior. Se cristaliza entonces éste sabio dicho que alguna vez alguien rezó:

Cuando el mal se impone y el bien sucumbe, aparece Dios para poner orden

Ocurrió entonces, que un enceguecedor resplandor iluminó, en la totalidad de su extensión proveniente de una nave nodriza que se sostenía flotando en el aire, la que desplegó una escalera de potentes luces led, por la que descendió una pareja, vestida con trajes que semejaban velos traslúcidos azul índigo, y sobre sus hombros, descansaba una capa de fino vellón, con repliegues dorados y ligeramente sujeta a un botón blanco perlado, calzaban unas largas botas hasta las rodillas, del mismo color blanco resplandeciente. Sus rostros irradiaban una nobleza, serenidad y bondad, que despertaba emociones superiores imposibles de describir por los presentes, combinado llanto y jubilosa alegría.

La nave siguió en suspenso, gravitando en el aire, aun cuando sus tripulantes habían descendido a tierra firme; quien sabe si allí adentro quedaban mas criaturas semejantes...

La pareja sideral se quedó un rato mirando con profunda congoja el escenario de desastre y muerte que frente a ellos se exhibía, en un pasmoso y ceremonial silencio, que ni el más mínimo quejido de dolor y llanto se atrevería a violentarlo. Se veía como escrutaban, con sus enormes ojos el saldo mortífero reinante, cuyo resultado cifraron en códigos geométricos desde sus mentes cuánticas en cuestión de nanosegundos:

Una tragedia de magnánimas proporciones, concluyeron.

Sin hablar, se dirigieron a cada uno de los cuerpos yacientes en el que otrora fuera el suelo del más majestuoso reino vegetal, el reservorio natural más grande con que contaba nuestro lucero azul, ahora, es un campo en ruinas, un cementerio de cuerpos inservibles, donde yacen los despojos del egoísmo, la maldad y la torpe inocencia, que sin conciencia, no sirve de nada, más que de carne de cañón para nutrir a la vil tiranía.

Con mensajes telepáticos llegaron a la afectada audiencia, que por igual, Angkuanos y Desterrados, sufrían las consecuencias de su propia debacle, ambos grupos, escuchaban las palabras de los recién llegados, las cuales fungían como un bálsamo sanador sobre sus mortales heridas :

_ Amados hermanos de nuestra amada madre tierra, somos para vosotros, vuestros hermanos mayores.
Prorrumpe la criatura de aspecto masculino, que luego descubrimos que eran andróginos, provenientes de una civilización superior, que conllevan en su ADN la configuración de ambos géneros indistintamente inoculados, y se reproducen por esporas, las cuales eclosionan por sus pantorrillas.

_Estamos profundamente conmovidos y preocupados - Continúa diciendo el caballero, de apariencia juvenil pero con el cabello completamente blanco, mas bien plateado, largo hasta los hombros y una mirada profundamente azul.

_Vosotros sois los hijos paridos de una misma tierra, que por millones de años han entrado en la cadena evolutiva del samsarapara que aprendan a convivir como hermanos, de esa manera trascender conscientemente los procesos por los cuales debéis pasar como reino para poder escalar hacia octavas superiores de conciencia y encarnar el reino inmediato superior. Si en esta existencia, encarnaros como minerales, debéis soportar y trascender los procesos que os toca vivir, para poder escalar a la octava superior del reino vegetal, luego al reino animal, y por último, al reino humano.
_ La naturaleza no da saltos amados hermanos. Habéis cometido un terrible agravio contra vuestros hermanos y contra vosotros mismos, llegó la hora de redimiros y de pedir perdón y remediar, el daño ocasionado.*

_Así es amadas criaturas del gran sol central espiritual, debéis uniros y trabajar por una sola causa, como hijos de la gran fuente de vida que sois todos. - Añadió la figura femenina, con una voz tan dulce que desató un llanto sostenido en cada una de las criaturas, sin discriminar si eran Angkuanos o Desterrados, todos atentamente, escuchaban al par de criaturas desde el suelo, con sus cuerpos rotos y el corazón, aún mas destrozado.*

A pesar de que se sentían intrigados por la presencia de los visitantes y por su extraña apariencia, no sentían temor alguno, muy por el contrario sentían familiaridad y hermandad hacia ellos, y verdaderamente los percibían como sus hermanos mayores, que les daban tanto amor y protección.

Luego del llanto sostenido y de pedir los perdones respectivos desde su mea culpa, el reino entero de Angku, inició las labores de redención pertinentes

De acuerdo a las orientaciones recibidas por Los hermanos del espacio, todos los habitantes, incluyendo a los que otrora se mal llamaban Los desterrados y que ahora son también hijos de Angku, trabajan en una sola unidad detrás de un objetivo en común y bajo esa premisa, iniciaron las labores de reconstrucción del trono vegetal, con la más infinita devoción y dedicación, cada esfuerzo individual, era la recompensa del todo, cuyo resultado no se hizo esperar.

Angku recuperó su genio y figura, emergió literalmente, de entre las cenizas totalmente restaurada y, mejorada, con la ayuda interestelar de los hermanos del espacio, pues en aquella nave nodriza esperaba un ejército de criaturas galácticas, a que fueran llamados para prestar toda la ayuda requerida, a fin de devolverle la vida física y espiritual al bosque sagrado de los Angkuanos, así como lo hacen cada que ocurre un desastre natural, en cualquier lugar de nuestra amada tierra

Fin de la historia hermanos

Les dejo acá el link de las dos partes anteriores : https://steemit.com/spanish/@sincroniadivina/guerreros-de-pie-cuento-de-ficcion-primera-parte

https://steemit.com/cervantes/@sincroniadivina/guerreros-de-pie-segunta-parte-la-cruenta-lucha-entre-angku-y-los-desterrados-cuento-de-ficcion

INfinitas y absolutas gracias

FIRMA SINCRONIA DIVINA.png

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Sanchi.gif

Hola estimadísimo equipo de la comunidad de Cervantes, infinitas gracias por el constante apoyo que le dan a mis publicaciones, abrazos y bendiciones para todos.

Una historia que plasma tu imaginación... Siempre vivimos enfrentamientos, constantemente estamos en lucha... Saludos