Años de espera | Relato

in steempress •  last month  (edited)
Nadie entendía por qué aquél hombre esperaba todos los días a la misma hora en el mismo lugar por años. Quizá era una promesa que había hecho de joven, o quizá había perdido la cordura, posiblemente las dos cosas. Y la verdad… es que era cierto. Las dos. Durante sus años de juventud había hecho una promesa a aquella chica que lo hacía feliz de todas las maneras imaginablemente posibles. Que la esperaría, una vez que sus asuntos estuvieran finiquitados, y en calma suficiente, él la esperaría en el lugar donde se conocieron, donde se dieron su primer beso, donde se dieron el primer “te amo” y donde era un tesoro para ambos.

Aun cuando transcurrió la segunda guerra mundial y él tenía que servir a su país, siempre pensó que volvería a aquél lugar para esperarla. Incluso cuando aquella bala rozó su casco, y lo dejó inconsciente por unos segundos, él todavía seguía pensando en ella. Las balas iban de un lugar a otro sin descanso, las personas se masacraban entre sí ¿por qué?, ¿por unos ideales? ¿Por unas tierras? ¿Por tener la razón? ¿Por dominar al otro? Él realmente no lo entendía y no quería entenderlo. Pero estaba ahí, con un arma en la mano, exponiendo su vida a diario por un país, pero con su mente en otro lugar con el amor de su vida.

Cuando recibió el impacto en la pierna, supo que podía ser el final de una interminable batalla por sobrevivir.
Sintió el frío que muchos compañeros de batalla habían descrito, aquél frío que le inquietaba el alma, sin siquiera saber qué era realmente. Pero confirmó todo lo que le habían dicho. Era desolador, como si no hubiera nada en los al rededores, ni siquiera una luz. Confirmó que no había una luz al final del túnel, sino que el túnel era realmente el final. Ese túnel es todo lo que había más allá, sin salida. Pero incluso en el lugar más aterrador del planeta él pudo volver, volver de la frialdad de la soledad porque había algo que lo ataba a este mundo más que cualquier cosa. Una mujer, no tan alta, no tan baja, pero sí hermosa y completamente reluciente.

Su mente, aunque volvió intacto de aquél lugar, su cuerpo no del todo. Lo supo en el momento en que no pudo sentir su pierna derecha. La intentó mover por todos los esfuerzos humanos posibles, con gran ansia y fortaleza, pero era imposible. Nunca lo iba lograr porque ya no estaba. No forma más de su cuerpo, sino que ahora era una parte y media de lo que era antes. “Tuvimos que extirparla” dijo el hombre de blanco junto a la enfermera de mismo uniforme transparente. Eso lo derrotó. Lo venció. Pero solo por un tiempo hasta que entendió que aunque le faltara una parte, tendría una oportunidad de cumplir su promesa. La guerra acabó y él volvió. Todos los días al mismo lugar que habría prometido visitar cuando los asuntos que tenía con la vida hubieran acabado. El primer día no apareció, como era predecible. Ni siquiera la semana, e incluso el mes. Todos los días iba y se sentaba, con esfuerzo. Le preguntaban a quién esperaba, y él solo sonreía. Años transcurrieron y él cumplía su juramento. Hasta que finalmente apareció. Ella estaba ahí, más arrugada, más cansada, pero definitivamente hermosa como siempre.
Él solo sonrío y dijo “sabía que vendrías”.




Fuente


Posted from my blog with SteemPress : https://elredactor.ml/anos-de-espera-relato/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

6VvuHGsoU2QBt9MXeXNdDuyd4Bmd63j7zJymDTWgdcJjnzadHMR35jupSLKfsxWsDpv7tyKd4sRJpNAJLQKYfDE48odTPmu227aT6PpKVy9HCmTh8gH8CV2MRvxAtm.gif