Los morochos Espinoza- Relato

in steempress •  4 months ago
Siempre recuerdo el día en que al club se acercaron por primera vez los morochos: Camila una mujer bien vestida, rellenita y de cara redonda junto a su hermano Luis, también rellenito y pelo azabache intenso. Recuerdo que hubo algunas miradas de fastidio y de decepción por parte algunos empleados cuando se les vio llegar pero no pude entender porque y junto a otros compañeros, recibí con alegría y entusiasmo a estos visitantes. Como siempre se acostumbraba en el club, le dimos una calurosa bienvenida y los invitamos a sentirse como en su casa, sin saber que esas palabras podrían ser causantes de muchos inconvenientes y malentendidos.

563600_1 (1).jpg

 

Los morochos eran exigentes, quejones y demandantes, especialmente Camila, quien disfrutaba evaluando cada área del club, de forma muy minuciosa se dispuso a estudiar a cada empleado, procedimiento y actividad dentro del centro recreacional. Luego entregó una extensa lista con todas las debilidades encontradas a la administración. Todavía no sospechábamos que algo raro sucedía en tal extraña conducta, recibimos su quejas y nos propusimos mejorar en cada aspecto, e invitamos nuevamente a Camila a que se uniera con los otros miembros del club a disfrutar de las distintas áreas de recreación, pero ella no parecía realmente disfrutar de nada parecía que estaba allí era para evaluar cada actividad.

trastorno-obsesivo-compulsivo-img (1).jpg

A pesar de las continuas críticas de los morochos hacia todo el personal de club, parecían muy interesados en formar parte del equipo, un extraño altruismo los hacía cumplir con actividades que no tenían que realizar como visitantes, especialmente las de evaluación. No faltaban a ninguna actividad, ni al tenis, ni a la danza, ni a las actividades recreativas con los niños, ellos siempre estaban ayudando de forma voluntaria y caritativa.

Camila tenía una habilidad impresionante para disminuir la moral del personal usando palabras como: inepto, desadaptado sociales, analfabeta, entre otras… y aun así recibir gracias por las humillaciones. Luis en cambio no poseía la pericia de su madre, y siempre generaba rechazado a quienes se le acercaba con sus comentarios tóxicos, a falta de la habilidad lingüística de su madre. Él optó por adular de forma compulsiva luego de cada crítica. Así podría mantener a las personas más o menos tolerantes con su presencia.

El tiempo fue pasando y los morochos se sentían cada vez con más confianza de tomar decisiones dentro del club, incluso parecían ser parte del equipo y de hecho terminaron siéndolo. Ya dentro del equipo de trabajo se pusieron más severos con sus reclamos y exigencias, el personal administrativo harto de escucharlos, comenzaron a ignorarlos, pero ellos no se detenían dejando su “carga emocional” al dueño de la empresa en largos e interminables correos. Los problemas comenzaron a llegar cuando extendieron sus observaciones a los otros visitantes, que solo buscaban disfrutar de las áreas recreativas. Se habló muchas veces con los morochos para que dejaran a los clientes tranquilos, y no les hicieran tantos reclamos sin sentido. Pero ya era demasiado tarde, los morochos se habían apoderado del club y ni siquiera sabíamos cómo. En todo tenían que ver.

Su presencia era tan tóxica que poco a poco, visitantes fueron dejando el club solo para no verlos, incluso algunos trabajadores dejaron el club, cediendo sus funciones al este par. Pensé que estaba a salvo del efecto de ellos dos, cuando un día comencé a recibir las recomendaciones altruistas de los morochos. Poco tiempo duré en la empresa después de esto, afortunadamente conseguí un puesto similar en un centro recreacional. El clima laboral era perfecto, me recordaba como era el club antes de la llegada de los conflictivos morochos. Me sentí aliviada hasta el día en que observé a Camila y Luis llegar y pedir ser miembros de este nuevo centro.

Fuente de las imágenes: 1 2

Posted from my blog with
https://wordpress.org/plugins/steempress/
http://nakary.timeets.xyz/2018/11/12/los-morochos-espinoza/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Este Post ha sido votado por @gatillo y curado por @bebeth para @steempress-io


https://discord.gg/AgtNh53


Ya que utiliza el servicio de hospedaje de WordPress de @reveur y el plugin de @steempress-io para publicar contenido en nuestro idioma, el #castellano, si deseas saber mas o formar parte, haz click en la imagen para entrar a nuestro discord.

Un proyecto del Witness: @castellano y @nnnarvaez

Me encantó tu relato mi estimada amiga Sofía!! Un fuerte abrazo desde Chile!!