Una voz del más allá [Relato de terror #3]

in steempress •  last month  (edited)


Andrea Katz es una camarera de 24 años que trabaja en la estación de tren Nº3 de la compañía Metrolink desde hace tres años. Todos los días llega a las 6:03 a.m. para atender a los clientes en una jornada de seis horas, en las que su belleza no pasa inadvertida a pesar de su personalidad introvertida y actitud distante. Y no es para menos, la chica de los ojos risueños, como le decían sus amigos, había perdido a su prometido exactamente el mismo tiempo que lleva trabajando en la cafetería, un día 12 de septiembre del año 2008.

Todos los días Andrea recuerda el accidente como si hubiera ocurrido hoy mismo: el choque de trenes más violento que ha ocurrido en la historia de la ciudad de Los Ángeles, con un saldo de 159 fallecidos y cero sobrevivientes, acontecido a las 3:03 am. en la estación donde Andrea trabaja como camarera. Una tragedia que conmocionó a toda la nación.

Desde entonces todas las noches a las 3:03 a.m. recibe la misma llamada desde el número de teléfono de Chuck, su prometido, a pesar que la línea fue desconectada después del accidente. Cada vez que atiende el teléfono solo escucha un sonido de interferencia que dura exactamente un minuto veinticuatro segundos. La esperanza de volver a ver a Chuck con vida no desaparece, ya que su cuerpo o restos nunca fueron encontrados. La policía supone que se fusionaron con la estructura de hierro de ambos trenes. Lo único que sobrevivió fue el teléfono, completamente intacto, el cual Andrea conserva en la gaveta de su mesa de noche, a la espera de entregárselo de nuevo a su prometido.

Por eso Andrea vuelve todos los días a trabajar a la cafetería esperando que Chuck se siente a una de las mesas para pedir su mocachino favorito, ese que tanto compartieron juntos en sus paseos de fin de semana, lleno de caricias y miradas. Para ella su prometido no ha muerto, algo le dice que con cada llamada está más cerca de él, de su reencuentro, de acabar con ese dolor nostálgico que embarga a todo su ser. Esa esperanza es lo único que la mantiene con vida.

Su teléfono solo existe para atender la llamada de Chuck, no atiende llamadas de más nadie, ni de sus amigos ni familiares. Todo su ser palpita por escuchar una interferencia de un minuto veinticuatro segundos. Una que este día 11 de septiembre del 2011 no será igual.

El teléfono de Andrea suena y en la pantalla se ilumina el rostro sonriente de Chuck mientras ella lo besa sorpresivamente en su cachete en una selfie tomada tres días antes de su deceso. Andrea atiende como siempre con el corazón en la garganta y su ritmo cardíaco acelerado, reflejo de un alma que grita en el silencio la esperanza del reencuentro. Su deseo se ha hecho realidad: la voz de Chuck está del otro lado, aunque llena de interferencia, le dice:

-Andrea, mi amor…soy yo…Chuck… Mañana te espero en el tren de las 3:00 a.m.

Mañana es justamente 12 de septiembre, el tercer aniversario del accidente.

Andrea no pudo volver a dormir de la emoción. Ese día trabajó como nunca lo había hecho, porque la chica de los ojos risueños había vuelto, llena de vida y con esa sonrisa que tanto la caracterizaba, como si hubiera nacido sonriendo, como si todo su ser rebosara luz y alegría.

Al terminar su jornada se quedó en la estación. Para qué volver, en quince horas estarían de nuevo juntos. Aprovechó de recordar todas las cosas que le diría al verlo mientras acariciaba ese anillo de compromiso que nunca la ha abandonado. Volvió a ver las fotos y videos de sus paseos, encuentros fortuitos, comidas y regalos compartidos, de esos amaneceres al lado del amor de su vida, un hombre que era la chispa que encendía su existencia.

Sin darse cuenta la hora estaba próxima y así llegó el tren exactamente a las 3:00 a.m. Andrea se subió de forma intempestiva, con un corazón que latía tan fuerte que parecía salirse de su pecho. Recorrió vagón por vagón buscando a Chuck hasta que llegó a la puerta que da a la sala de control del tren. El rosto de su prometido estaba del otro lado, pero no era el mismo. Ahora Chuck sonreía de forma macabra con una expresión deforme, enmarcada en una piel pálida de ojos color sangre.

Andrea le suplicó a gritos que la dejara entrar mientras golpeaba violentamente y con desesperación la puerta. Del otro lado, no había ningún conductor, el tren estaba a la deriva hasta que otro tren apareció en el horizonte en línea recta hacia Andrea. Sus últimas palabras llenas de sollozo y dolor fueron: - Chuck quiero estar contigo.

Después de esto solo hubo un destello en la oscuridad.

Aún hoy día las autoridades, a pesar de una exhaustiva investigación, no han podido aclarar porqué el tren 969 estaba trabajando a las 3:03 a.m. cuando su operador lo había guardado a las doce de la noche. Más aún sin conductor. Pero lo más sorprendente y misterioso es que en el choque de trenes el mayor desastre lo sufrió justamente el tren 969, convirtiéndose en una masa deforme de hierro, mientras que el otro tren solo se salió de la vía y volcó dejando un saldo de 26 heridos, algunos con lesiones graves, pero que sobrevivieron.

Afortunadamente, según el informe de las autoridades, no había pasajeros en el tren 969, por lo que no hubo víctimas que lamentar.

Ahora Andrea Katz reposa en una larga lista de personas desaparecidas. Su familia y amigos la siguen buscando.

Si estás de visita o vives en Los Ángeles, estado de California, y te subes a uno de los trenes en la estación Nº3 de la compañía Metrolink, no dudes en estar atento si ves a la chica de los ojos risueños. Te puedes comunicar de inmediato al número de teléfono de personas desaparecidas: +12134012508. Algunos conocidos dicen haberla visto merodear por los vagones como si fuera un alma triste tratando de huir de algo o alguien.



Una tarde senté a la Belleza en mis piernas. Y la encontré amarga.

Arthur Rimbaud


MI LEMA

En el principio estaba la palabra, luego internet y ¡finalmente blockchain! Por eso, piensa divergente, piensa blockchain


Gracias por tomarte el tiempo de leer este post y compartir tus impresiones sobre el contenido que comparto contigo. Es mi más sincero deseo que haya sido de provecho. Te deseo todo lo bueno ahora y siempre.



Posted from my blog with SteemPress : https://fluxus.000webhostapp.com/2019/06/una-voz-del-mas-alla-relato-de-terror-3-2
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by Yoditar from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, someguy123, neoxian, followbtcnews, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows. Please find us at the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

If you would like to delegate to the Minnow Support Project you can do so by clicking on the following links: 50SP, 100SP, 250SP, 500SP, 1000SP, 5000SP.
Be sure to leave at least 50SP undelegated on your account.

Muy bueno.

¡Gracias @germanaraure! Saludos y todo lo bueno.

Posted using Partiko Android

Loading...