Nuestra influencia en las demás personas es importante. || Our influence on other people is important.

in #steemchurchlast month


LINK

Dios nos insta a influenciar de manera positiva a las personas que nos rodean sobre todo a aquellos nuevos en nuestro entorno.

6 Entonces se levantó con sus nueras, y regresó de los campos de Moab; porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darles pan. 7 Salió, pues, del lugar donde había estado, y con ella sus dos nueras, y comenzaron a caminar para volverse a la tierra de Judá. 8 Y Noemí dijo a sus dos nueras: Andad, volveos cada una a la casa de su madre; Jehová haga con vosotras misericordia, como la habéis hecho con los muertos y conmigo. 9 Os conceda Jehová que halléis descanso, cada una en casa de su marido. Luego las besó, y ellas alzaron su voz y lloraron, 10 y le dijeron: Ciertamente nosotras iremos contigo a tu pueblo.
11 Y Noemí respondió: Volveos, hijas mías; ¿para qué habéis de ir conmigo? ¿Tengo yo más hijos en el vientre, que puedan ser vuestros maridos? 12 Volveos, hijas mías, e idos; porque yo ya soy vieja para tener marido. Y aunque dijese: Esperanza tengo, y esta noche estuviese con marido, y aun diese a luz hijos, 13 ¿habíais vosotras de esperarlos hasta que fuesen grandes? ¿Habíais de quedaros sin casar por amor a ellos? No, hijas mías; que mayor amargura tengo yo que vosotras, pues la mano de Jehová ha salido contra mí.
14 Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedó con ella.

Rut 1:6-14

Después que Noemí regresó a Belén momentos posteriores de la muerte de su esposo y de sus hijos estuvo acompañada de su nuera moabita que estaba en la misma situación que ella como viuda. Rut era una mujer extranjera pero muy importante ya que fue mencionada en la genealogía de Jesús, Ruth siguió las costumbres de la tierra de su suegra Noemí, esta no era rica y debía trabajar, lo hacía cosechando cebada en los campos, recordemos que los ojos de Dios también están puestos sobre los pobres y los extranjeros.

Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; para el pobre y para el extranjero lo dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.
22 Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.

Levítico 19.10, 23.22

Podemos ver que Ruth vivía aislado de la sociedad o mejor dicho al margen y esto era de manera literal, pero cuando llegó a Belén su vida fue transformada ya que creó un hogar y tuvo una familia propia ya que su fidelidad impresionó no sólo a toda la comunidad sino al jefe, al dueño del campo, a Booz con quien formó su familia. Este al casarse con ella permitió que ella recupere su herencia y sobretodo la esperanza de una familia que había sido perdida. Ruth fue muy bienvenida por la comunidad y apreciada, fue adoptada y dio a luz un hijo llamado Obed.

13 Booz, pues, tomó a Rut, y ella fue su mujer; y se llegó a ella, y Jehová le dio que concibiese y diese a luz un hijo. 14 Y las mujeres decían a Noemí: Loado sea Jehová, que hizo que no te faltase hoy pariente, cuyo nombre será celebrado en Israel; 15 el cual será restaurador de tu alma, y sustentará tu vejez; pues tu nuera, que te ama, lo ha dado a luz; y ella es de más valor para ti que siete hijos. 16 Y tomando Noemí el hijo, lo puso en su regazo, y fue su aya. 17 Y le dieron nombre las vecinas, diciendo: Le ha nacido un hijo a Noemí; y lo llamaron Obed. Este es padre de Isaí, padre de David.

Rut 4:13-17

Este fragmento de la historia de Ruth nos ayuda a entender y comprender que personas con las mismas características viven entre nosotros, a la vuelta de la esquina podemos encontrar personas similares y Dios nos permite ser personas compasivas y misericordioso para recibirles y proveerles lo que necesitan como extranjeros entre nosotros, de la misma forma que fue recibida Ruth y su familia, Dios así también nos ha recibido a nosotros y nos hizo parte de su familia, parte de su reino.

19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

Efesios 2:19

Ahora tenemos en nuestras manos la decisión de ser ejemplo de Dios y tratar a estas personas así como nosotros hemos sido tratado por Dios. ¿Aceptas el desafío?.


Link


LINK

Dios nos insta a influenciar de manera positiva a las personas que nos rodean sobre todo a aquellos nuevos en nuestro entorno.

6 Entonces se levantó con sus nueras, y regresó de los campos de Moab; porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darles pan. 7 Salió, pues, del lugar donde había estado, y con ella sus dos nueras, y comenzaron a caminar para volverse a la tierra de Judá. 8 Y Noemí dijo a sus dos nueras: Andad, volveos cada una a la casa de su madre; Jehová haga con vosotras misericordia, como la habéis hecho con los muertos y conmigo. 9 Os conceda Jehová que halléis descanso, cada una en casa de su marido. Luego las besó, y ellas alzaron su voz y lloraron, 10 y le dijeron: Ciertamente nosotras iremos contigo a tu pueblo.
11 Y Noemí respondió: Volveos, hijas mías; ¿para qué habéis de ir conmigo? ¿Tengo yo más hijos en el vientre, que puedan ser vuestros maridos? 12 Volveos, hijas mías, e idos; porque yo ya soy vieja para tener marido. Y aunque dijese: Esperanza tengo, y esta noche estuviese con marido, y aun diese a luz hijos, 13 ¿habíais vosotras de esperarlos hasta que fuesen grandes? ¿Habíais de quedaros sin casar por amor a ellos? No, hijas mías; que mayor amargura tengo yo que vosotras, pues la mano de Jehová ha salido contra mí.
14 Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedó con ella.

Rut 1:6-14

Después que Noemí regresó a Belén momentos posteriores de la muerte de su esposo y de sus hijos estuvo acompañada de su nuera moabita que estaba en la misma situación que ella como viuda. Rut era una mujer extranjera pero muy importante ya que fue mencionada en la genealogía de Jesús, Ruth siguió las costumbres de la tierra de su suegra Noemí, esta no era rica y debía trabajar, lo hacía cosechando cebada en los campos, recordemos que los ojos de Dios también están puestos sobre los pobres y los extranjeros.

Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; para el pobre y para el extranjero lo dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.
22 Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.

Levítico 19.10, 23.22

Podemos ver que Ruth vivía aislado de la sociedad o mejor dicho al margen y esto era de manera literal, pero cuando llegó a Belén su vida fue transformada ya que creó un hogar y tuvo una familia propia ya que su fidelidad impresionó no sólo a toda la comunidad sino al jefe, al dueño del campo, a Booz con quien formó su familia. Este al casarse con ella permitió que ella recupere su herencia y sobretodo la esperanza de una familia que había sido perdida. Ruth fue muy bienvenida por la comunidad y apreciada, fue adoptada y dio a luz un hijo llamado Obed.

13 Booz, pues, tomó a Rut, y ella fue su mujer; y se llegó a ella, y Jehová le dio que concibiese y diese a luz un hijo. 14 Y las mujeres decían a Noemí: Loado sea Jehová, que hizo que no te faltase hoy pariente, cuyo nombre será celebrado en Israel; 15 el cual será restaurador de tu alma, y sustentará tu vejez; pues tu nuera, que te ama, lo ha dado a luz; y ella es de más valor para ti que siete hijos. 16 Y tomando Noemí el hijo, lo puso en su regazo, y fue su aya. 17 Y le dieron nombre las vecinas, diciendo: Le ha nacido un hijo a Noemí; y lo llamaron Obed. Este es padre de Isaí, padre de David.

Rut 4:13-17

Este fragmento de la historia de Ruth nos ayuda a entender y comprender que personas con las mismas características viven entre nosotros, a la vuelta de la esquina podemos encontrar personas similares y Dios nos permite ser personas compasivas y misericordioso para recibirles y proveerles lo que necesitan como extranjeros entre nosotros, de la misma forma que fue recibida Ruth y su familia, Dios así también nos ha recibido a nosotros y nos hizo parte de su familia, parte de su reino.

19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

Efesios 2:19

Ahora tenemos en nuestras manos la decisión de ser ejemplo de Dios y tratar a estas personas así como nosotros hemos sido tratado por Dios. ¿Aceptas el desafío?.

Coin Marketplace

STEEM 0.19
TRX 0.12
JST 0.027
BTC 64943.51
ETH 3514.88
USDT 1.00
SBD 2.38