SpanishChallenge #19 [Relato] - Otro encuentro para el filme

in spanishchallenge •  2 years ago

Source

Para cuando me desperté en medio de esta especie de pesadilla de Hitchcock no podía pensar claramente. No sabía dónde estaba ni cómo había llegado, pero aún así todo era coherente y natural. No tenía contexto previo ni manera de saber qué estaba realizando antes, así que asumí que era un sueño.

Todos hemos soñado como para saber que cuando el sueño comienza uno no tiene realmente una explicación previa de lo que está pasando, te encuentras en medio de una acción y no necesariamente concuerdan lo que ves con lo que es. Puede que lo que vea sea idéntico a uno de esos terrenos llanos cerca de las costas de Carabobo que he visto algunas veces pero SÉ, por algún motivo que escapa de mi comprensión, que estoy en algún lugar que no pertenece a la Tierra, o al menos no a la que conozco, se trata de un plano distinto pero no extraño a mí y mientras me levantaba del suelo pude decir en voz baja y en un tono ligeramente burlesco y sarcástico "heme aquí de nuevo" a pesar de que puedo jurar no haber estado jamás en un sitio como este.

También llegué a pensar que se tratara de una película en la que me había inmiscuido demasiado. En ellas, al igual que en los sueños, los personajes se ven arrojados de escena en escena haciendo pensar que todo lo que pasa es natural y aceptable sin importar las locuras que muestre la pantalla. Sé que pensar que me sumergí en una película suena descabellado, ¿no es así? pero es que no se sentía como un sueño, no parecía estar en la escena sino vivirla a través de un intermediario, como en una sala de cine.

Debo admitir que a pesar de toda esta sensación extraña lo que más me llamaba la atención eran las aves en el cielo, cientos de ellas volando sin patrón alguno a mi alrededor, pero me llamaron la atención porque me preocupé por ellas, ¿qué las estaba alterando? Poco pasó desde de dije esas palabras bajas en tono sarcástico hasta que me dí cuenta que las aves volaban en grandes círculos al rededor de mi, ¿yo las estaba alterando? ¿me estaban acechando como unos buitres a la carroña?

A pesar del ruido de las aves se sentía una enorme serenidad en el ambiente. Poco a poco el caos de su vuelo se convirtió en un movimiento armónico y me dí cuenta que estaba allí por que me habían llamado, porque tenía algo que dar o recibir. Bajé la mirada y allí estaba una gaviota blanca, la única que no se encontraba en vuelo a causa de una herida en su ala derecha. Con mucho cuidado la tomé en mis manos para examinarla y en cuanto lo hice una figura surgió de la arena, era una especie de pequeño monumento formado por una columna que se alzaba hasta la altura de mi ombligo y un recipiente esférico en su parte superior. Me acerqué a él y empezó a llenarse de agua que provenía de la misma arena que formaba la espontánea construcción, cuando se llenó de la hermosa agua cristalina ya sabía lo que tenía que hacer.

Coloqué a la gaviota en el agua para que esta humedeciera su herida y recuperara su movilidad, no tardó más de unos segundos en estar llena de vida de nuevo y luego de lanzarme una mirada como de agradecimiento empezó a volar, se unió a la armonía que había en los cielos y la complementó llenando un espacio que sólo ella podía ocupar. De repente las aves parecían multiplicarse, eran todas blancas y negras pero volaban tan rápido a mi alrededor de pronto me sentí en medio de una gris tormenta que empezaba a envolverme. Volaban muy cerca del suelo y de mi, formando un domo que me impedía ver el cielo o el horizonte, cerré mis ojos y el sonido del revoloteo de las aves me aturdía los oídos cada vez más y más. Sentí una luz a través de mis párpados que no podía explicar pues los pájaros me habían dejado a oscuras y allí seguían por que su ruido era lo único que podía escuchar. Decidí abrir los ojos para averiguar el origen de la misteriosa luz y los pájaros ya no estaban, el ruido desapareció de golpe y sólo logré escuchar algunas aves en la lejanía.

Estaba en un patio, sentada en la grama de la casa de Paola que había ido a buscar la limonada. Nada de esto tuve que averiguarlo, ya lo sabía. Nuevamente así como en una película había sido lanzada en medio de la escena, sin saber cómo había llegado. Pero aunque sabía lo que pasaba no podía dejar de sentir la confusión y sobre todo la inquietud que me daba el no dejar de preguntarme una y otra vez cuándo sería mi próxima reunión con el director.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Jorgee, me gustó full tu historia :) es como oscura y cómica al mismo tiempo y adorable también, tiene un poco de todo. Mucha suerte (:

·

Aleeeee, gracias! Me alegra muchísimo que te haya gustado! ^.^

Muy original tu historia. ¡Éxitos!.

·

Gracias!

me gusta mucho como unes tu historia con la imagen! pude imaginarme todo :)

Hola humano!

·

Humanaaaaa. Hola. Me encanta que te guste o/