10 tipos de personas que más odio

in spanish •  2 years ago 

oie_xF5sP6AzIeFv.jpg

De una forma u otra, todos terminamos odiando a ciertas personas que nos encontramos, odiar es muy humano, creedme, mucho más de lo que pensáis y de hecho nunca os fiéis de alguien que os dice, a mi me cae bien todo tipo de personas, yo no odio a nadie, nunca me enfada nada, yo soy feliz. Seguramente a esa persona le guste la pizza de piña, también le gusten los niños pequeños y cuidar de ellos, pero seguramente si entras en su cuarto, te encontrarás libros de rituales satánicos, que si no, no me entra en la puta almendra, como narices, se puede ir por la vida, sin odiar absolutamente nada y que todo el mundo te caiga bien, independientemente de lo que te diga, que haga, o como se comporte, a no ser que le no marques al cel, o si te dediques a bloquear a todo el mundo, entonces es normal que vayas feliz por la vida, porque realmente, la gente no puede darte por culo.

Aclaración, me refiero a la gente que molesta a la gente, que da por culo, y de hecho, yo recomiendo mucho su técnica, es cien por cien efectiva, pero si tu caso, es que no necesitas bloquear a nadie, ni necesitas ninguna técnica milenaria secreta para no ser molestado, yo te regalo encantada un billete de cohete a amarte... y que te den por culo!!! bueno, creo que ya está bien de meter relleno.

Número 1. Los borrachos pesados, ojo, ojo, ojo, ojete, que no me estoy refiriendo a simples borrachos que van por la calle, un poco piripi, un poco alegre, ostia!!! qué vocabulario marca de cómo ha salido, yo creo que ahora mismo me escucha un neandertal y se ríe en mi puta cara y me dice ojo, antiguo y luego se va corriendo a matar a mis gatos, comercial con los de borrachos pesados, no me estoy refiriendo a esta gente que empieza a beber hasta tal punto que no se tienen en pie, solo se empiezan a molestar al resto de personas a su alrededor, que simplemente están pasándolo bien, es un panorama patético, da mucha pena y mucha vergüenza ajena y se pasa muy mal, lo digo porque yo he tenido que aguantar así a amigos míos y me dan ganas de coger y cortarme las venas con un algodón y como es una mierda y eso no funciona, pues me deprimo el doble.

Número 2. Los niños consentidos y malcriados, quién no odia este tipo de niños, que te los encuentras en centros comerciales, en tiendas de chuches, o de juguetes, enganchados a la pierna de su madre, cual sanguijuelas chupando le la energía y llorando y gritando y berreando, simplemente porque su madre no puede, o no quiere comprarles algo, o no quiere prestarles atención, porque si no, se ponen peor a la larga y dejan el niño, que un par de ojos que se iba a andar más recto, y lo digo yo que no soy partidaria de la violencia, pero una hostia tiempo, quita mucha tontería y por tontería, me refiero que puede ser la diferencia entre que el niño te salga friki, te salga canilla y yo no sé, sinceramente que es mejor, no lo sé, de verdad no sé.

Número 3. Los viejos que meten en la juventud en el mismo saco, estoy hasta los huevos, de pesos abuelos que se creen que por ser joven, por ser de la generación de las consolas, los videojuegos, los ordenadores, y tal, se creen que tienes que ser un hacker, que no haces nada con tu vida, y eres un nini, y que además, prefieres perder el tiempo en internet, en lugar de ello, que soy de salir con tus amigos, o tener vida social. Señora, a ver cómo le explico, que por ser de una generación joven y nueva, no tengo por qué ser subnormal, y a ver cómo le explico también, que gracias al ordenador y esas invenciones, que tan raras les son a usted, pues ahora mismo se pueden hacer las mismas cosas, e incluso cien millones de cosas nuevas, que hacía usted cuando era joven, pero con amigos, sin necesidad de tenerlos cerca, y aunque los tengas cerca, los puedes seguir haciendo, gracias a las maravillas, la amplia gama de cosas, que te propone internet, para divertirte con él, pero nada, nada, para los abuelos, siempre estamos los jóvenes cortados por el mismo patrón, y sus tiempos serán mejores, no había tanta droga, no había tanta delincuencia, a la gente no era tan sinvergüenza, bueno, hasta cierto punto, les pueda la razón, pero no en su época, así que había gente así, lo que pasa es que no estaba tan maximizado por internet, no se daba tan a conocer, pero si había la misma mierda que hay hoy en día, sólo que a otro nivel, y de otra forma.

Número 4. Las personas yo más. Estoy segura de que te has encontrado a este tipo de personas, muchas veces, si no son las personas yo más, son las personas, anda que yo, yo también, que tú te ha roto una pierna, ese se ha roto un brazo y le duele más que tú, te has divorciado, pues él también se ha divorciado y su ruptura fue peor, que te has preparado un examen como el culo y estás cagado de miedo, pues él seguramente te va a decir que está más cagado de miedo, porque estudió menos que tú, esta gente siempre va a tratar de ser más que tú, o por lo menos intentar hacer que ellos también han pasado lo mismo que tú, de forma que lo tuyo se veaa minimizado, aunque sea algo grave, siempre van a tener ellos, el centro de atención, lo quieren para ellos, obviamente no lo van a comparar contigo, por favor, son obligados, jamás les escuchará, decirte, ostras pobrecito! ah, lo siento de verdad, ¿puedo ayudarte con algo? ¿necesitas algo? no, no, no, ellos simplemente, van a decir, pues anda, que yo apoyo también, porque lo que les interesa, no es lo que te haya pasado a ti, sino que tú les ayudes de una forma u otra, estes hecho mierda, o no, y por cierto, eso se llama egocentrismo, y lo tienen muchas personas hoy en día, puto asco.

Número 5. Los vecinos. En general, ningún tipo de vecinos, bueno ya a tomar por culo, que tú me dices, que tu vecino te cae bien, ja ja, no vale, porque las cabras no cuentan, si vives en medio del monte, no cuenta, como bien, comunidad, da igual donde vivas, está igual, no hay ningún vecino que a la larga, sea soportable y os lo digo, yo que he tenido todo tipo de vecinos, el cotilla, el ruidoso, el borde, la bricomanía, el don perfecto, el bueno de turno, el que no sabe cerrar puertas, el de los timbrazos infernales, el aprovechado en los animalitos, la vieja loca, el fantasma que nunca está, me quedé sin oxígeno, ayuda.

Número 6. Los tocapelotas del fondo del autobús. Suele ser un grupo de gente entre 12 y 20 años, y es un grupo bastante amplio que tiene la educación metida en la zona más profunda el ojete, y no tienen ni puta idea de lo que la gente normal considera, estas puto molestando, métete a tu puta casa, se ponen a comer pipas, ponen música a toda hostia, pegan gritos, si les dices algo, obviamente te van a mirar con cara de pendejo, pero ¿que me estás comentando tu pedazo de gilipollas? cualquier cosa, menos reconocer que son unos putos cerdos, y unos salvajes, que no tienen mejor cosa que hacer, que subirse a un transporte público, a llenarlo de mierda y formar un corral, yo también yo os digo que si fuera el conductor del autobús, cojo la rápida está, que salgan para los minusválidos, esta la arranco del sitio, y se la meto por la boca, a ver si así tienen algo de utilidades, e igual, después de meterles eso en la bocota, igual sirven para recoger la mierda del suelo, que van dejando hoyos, que se yo, para ayudar las obras de al lado, o si se me ponen chulos, igual los uso de centro.

Número 7. Los aprovechados de los dibujos. Este es un puesto que seguramente, si no eres artista, no vas a llegar a tener el feeling, sabes la conexión y la química, pero para los que somos dibujantes, o al menos lo intentamos, es un tipo de gente que te dañan, de cogerle el juego, me río como la llena y soy un cerrojo, ahora poniéndome seria, en serio, ¿te crees que una artista por el simple hecho de que de tu polla salga la hidra?, voy a decirle en plan de dibujante, un dibujo te va a deciros y espera voy a cancelar todas las comisiones, toda mi vida social, todos mis trabajos, me voy a poner a hacerte a tí un dibujo, sin que me parece un puto tour, mira, mira, mira, me puede pedir a alguien, algo así, desde la otra punta de donde vivo yo, por ejemplo desde barcelona, y cojo, cojo, la mano, la meto por la pantalla al estilo, lo hago por subnormal yo, si eres amigo mío, seguramente no me cueste nada, y te diga que sí, o que no, dependiendo simplemente de si tengo tiempo libre, o no, pero que venga un extraño, y tengan los otros huevos, ahí los tiene, como dos planetas de coger, y decirme, hazme un dibujo, pues a mí me sienta fatal, porque pienso y quien cojones eres tu, para venir, sin conocerme de nada, sin ser amigo, y sin pretender pagarme un dibujo, me parece perfecto, que te guste como dibujo, y tal, pero pero no sé, un mínimo de coger y preguntarle a esa persona, oye mira cobras por los dibujos, es que me gustaría uno tuyo, ¿o hay alguna forma de que te lo pueda pagar? de otra forma que no sea así, yo que sé, que me haga el a mí una animación, un dibujo, si también el dibuja, si hay mil formas, pero no, hazme un dibujo, porque sí, porque me grabó, lo después a mí, lo que me sale con test, antes que te vayas a comer.

Número 8. Los stalkers y fans enfermizos. De nuevo yo puedo entender que te guste algo, que lo admires, que te encante, que te apasione, que te motive, pero de ahí, a acosar a cierta gente, y otros límites aún mucho peores, que he llegado a ver, he sufrido en mis propias carnes, hay un paso tremendo, y es algo que es muy violento, incluso puede llegar a dar miedo, y agobiar muchísimo, considero que son personas, que tienen ciertos problemas, de algún tipo mental, pero que no quieren poner solución de por medio, o que aunque pongan solución de por medio, se la suda olímpicamente, y prefieren seguir en su fanatismo, ya con su enfermedad que de que si queréis que alguien a quien admira, os haga caso, la peor forma que tenéis de caerle, o llamar su atención, es intentar invadir su vida, su privacidad, y estar todo el día encima de esa persona, como si fuera lo único existente en este planeta, en este universo.

Número 9. Los moralistas baratos. Yo considero, yo considero, repito, yo, yo, como concepto de algo personal y subjetivo, yo como concepto, de no soy tú y no tengo por qué pensar igual que tú, así que no tienes por qué sentirte ofendido por esto, porque yo no pienso igual que tú, considero moralista barato a una persona que se dedica a intentar hacer moral de alguna forma, sin argumentos reales, intentando dar pena, y haciéndote quedar mal, por el simple hecho de que no opinas como él y no opinas como el resto del mundo, quizás, pero para él eres muy mala persona así que te va a intentar comer el tarro, de tal forma que haces, en la horrible persona, seguro es decir que va a intentar hacer ver a los demás, que tú eres una mala persona y no tienes moral, es decir que eres moral, porque no coincides con sus argumentos, super ética, ni cuando me inflan los ovarios, este tipo de personas, levantan de creída estan de superiores y tan de moralistas, lo que hago es cagarme en sus argumentos, con unos argumentos aplastantes y lo que suelen hacer cuando se ven acorralados, porque no tienen realmente disputa de ideas, son simplemente unos moralistas baratos, como ya he dicho, es empezar a insultar o no responderte, o en su defecto intentar sacar más argumentos morales de estos de los chinos, a veces cosas recicladas que han oído o han visto por ahí, e intentar tirártelos a modo dejo que ahora se pueda esto, pague y a mí lo que más me gusta, de esta gente es volver a vacilarles y volver a demostrarles, que sus argumentos son una mierda, pinchada en un palo con una pluma de paloma, clavada esta gente que suele ir tan de moralista y tan éticos, y tanta luego suelen ser los mayores cabrones que hay, pero bueno, y para acabar el puesto de oro el puesto...

Número 10, se lo va a llevar en esta ocasión... redoble de tambores cutres... Los profesores universitarios, porque, que no te engañen en el instituto, ni en la escuela, los profesores universitarios no son mejores que los que te han tocado hasta ahora, son al revés, son mucho peores, porque te van a inflar a trabajos, exposiciones, y exámenes, hasta que pete, es así, y explosiones 50 veces, y una vez hagas implosión, adios, recogen tus cachitos y te vuelven a juntar, para que la implosión, sea otra vez, devuelve hecho, me quedo por te paras tercera, después de todo esto que os acabo de decir, después de todo esto, van a coger un cuchillo electrificado a mil grados, e irán cortando los cachitos, impresionados que quedan ahí de vosotros, para después juntar los finas, o los de comer al perro, y después van a hacer explotar al pez, y ahí tenéis el mejor resumen, de un profesor de universidad, que os van a hacer en vuestra vida y hasta aquí, y bueno no queda más que decir nos vamos nos despedimos, que es que os parece si no es hora de irse, anda hasta luego, gracias por leerme.oie_xF5sP6AzIeFv.jpg

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Cuentanos a que tipo de personas odias tu.