You are viewing a single comment's thread from:

RE: El miedo a escribir (y su contrario) | Podcast

in #spanish4 years ago (edited)

Saludos amigo Daniel. Como todo está relacionado, tu vídeo es útil para aprender a afrontar los muchos miedos que siempre nos acompañan, no sólo el miedo a que nos lean. Como dices, lo que hay que hacer es pararse frente a ellos, sobrellevarlos hasta ir disipándolos.
Atinada tu observación sobre el bombardeo del miedo que hacen los medios, basta con revisar los servicios de cable para corroborarlo. La violencia como leit motiv da sus dividendos.
Fíjate que al oírte recordé la obra del historiador Jean Delumeau, El miedo en Occidente (el modo de entender y vivir el miedo en Occidente es distinto al de Oriente, en eso el dogma religioso tiene mucho que ver, como nos has hecho ver). Delumeau, quien se adentra en la psicología colectiva, dice algo que llama mi atención y es que él hace una clasificación de los miedos en la Edad Media europea en espontáneos, sentidos por amplias capas de la población ( miedo al mar, a las estrellas, a los presagios); y miedos reflejos, infundados por la Iglesia y que eran más localizados como los miedos a los musulmanes, los judíos, los herejes.
En las zonas rurales, donde había menos control eclesiástico, dice el historiador:

En cuanto al diablo de los campos, fue menos terrorífico y más bonachón durante mucho tiempo que el de los predicadores.
Jean Delumeau El miedo en Occidente .2005. P.41

Quizás por eso, muchas fiestas populares de origen campesino en nuestra región, con su carga europea versionada, tienen un Diablo más amistoso, que no infunde miedo sino simpatía.
Sort:  

¡Wow!

Gracias por esta aportación. Me daré una vuelta por Delumeau.

Y dicho sea de paso, ¡qué viva ese diablo bonachón!

Tenemos un potencial literario inmenso, la imaginería latina es una bella forma de acercarse al misterio y a la magia de la vida.

Es un gusto compartir contigo letras, @tresminotauros.
D.

Amigo Daniel , es un placer compartido. Seguimos conectados en las buenas intenciones. Un abrazo