Ultima noche de juegos

in spanish •  last year

17309911_1048126171954133_4722962081383570140_o.jpg

Comparto con ustedes un pequeño relato de ya hace uno o dos años, que surgio en un momento preciso de musica y junta de juegos de mesa. Ojala acompañar con este tema la redaccion. :)

Era momento de ordenar y aprovechar de lavar las tazas, cubiertos y otros utensilios de menor tamaño, la esponja estaba relativamente nueva y el lava loza lleno... Es interesante el hecho de que abrir la llave del agua a una potencia media y limpiar de forma meticulosa cada objeto, hace que te concentres para luego simplemente relajarte en un mundo propio de pensamientos. Ahora, si por esas casualidades alguien pone Mozart (sinfonía número 40 en G menor) y los momentos simplemente se dan, las cosas tienden a veces ponerse un poco extrañas, pero no menos interesantes.... Lavar la loza suele marginarlo a uno del acto de las demás personas y su protagonismo, sin embargo puedes llegar a convertirte en un director de la situación. El lavaplatos se encuentra en una posición privilegiada cuando se trata de una cocina americana en un loft del puerto de Valparaíso, puedes ver a cada una de las personas que se encuentra ahí, uno simplemente observas los detalles. Hay 4 grupos de 5 personas aproximadamente, jugando diferentes juegos de mesa.
La gran habitación se encuentra bastante animada, muchas risas, todos compartiendo un buen momento y mucho movimiento, mientras pasan los minutos la primera mesa de jugadores inicia una discusión, jugaban Ricochet robot y las reglas estaban alteradas, anda a saber por qué, aunque lo extraños fue la versión del juego, los robots se movían a control remoto y poseían pequeñas armas de rayo láser. Una pequeña guerra campal de 60x60 cm se desato, las fichas comenzaron a prender fuego, el reloj de arena poco pudo hacer con su tiempo para mejorar la situación, el robot plateado, que era uno de los pocos con un escudo, logro interceptar varios disparos, estos fueron a dar a la mesa continua del lado derecho, donde jugaban Catan, pero la versión en maqueta con altimetría y todo!. Campos de trigo en miniatura, minas con esclavos sacando minerales, ladrones, bosque nativo en los faldones de las montañas (en realidad era un volcán). Todo era muy realista, quizás demasiado, porque el rayo láser que vino de la mesa de al lado, impacto de lleno al volcán que estaba inactivo en ese momento. Desde este momento es cuando todos los movimientos se vuelven más lentos, fragmentados y caóticos. La erupción fue tremenda, y para empeorar las cosas, aquel volcán no solo se encontraba en el centro del tablero, sino que también de la habitación, el magma salto por doquier al son de la música, alcanzando a todas las mesas restantes, el twister quedo completamente perforado como un queso, lo mismo pasó con sus jugadores ya altamente contorsionados. Las cartas holográficas de “El tango de la tarántula” de la última mesa ladraban, mugían y graznaban despavoridas tratando de escapar, unas se refugiaban dónde encontraban resguardo, mientras que otras no corrían con la misma suerte, quemándose, doblándose, explotando, otras tantas fueron devoradas por Bellota (la gata dueña de casa), los campos de trigo se transformaron en máquinas escupidoras de palomitas de maíz, rompiendo luces, vasos y la pantalla de un Mac que dormitaba en un rincón. Las mesas colapsaban, los sillones se hacían agua y el resto simplemente ya no importaba, todo había quedado devastado, solo se escuchaba el agua corriendo y un gran espacio de silencio.... hasta que llegó la hora de secar la losa y guardar.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!