La Telepatía

in spanish •  2 months ago 

Hola muy buenas.
Cuando era más chico, cerca de los seis años, me encontraba parado en la puerta de la casa paterna de la famosa calle 66 del barrio 7 de Agosto en Bogotá, D. C.; mi mamá súbitamente me dijo, mijo en un ratito se detendrá un bus frente a nosotros, allí viene sentado junto a la ventana el profesor Rodríguez el de Español; yo sorprendido ante sus palabras me limitaba a esperar, hasta que pluf, sucedió lo que ella había dicho, el profe estaba allí en el tiempo y lugar descrito, mirándome, sonriendo y agitando la palma de su mano saludándome. Varias veces sucedió lo que mi madre veía con sus tales fenómenos paranormales desarrollados de la Precognición y Clarividencia, hasta que poco a poco me fui acostumbrando a creer que mi señora madre tenía realmente “poderes”.
Por falta de dinero mis padres acostumbraban a enviarnos a mi hermana menor y a mí, de vacaciones a casa de mis padrinos de confirmación, personas muy amigas de mi progenitor desde la infancia y posteriormente fuimos llevados a sus casas de campo en las regiones de Cundinamarca y Llanos Orientales de mi país Colombia. Lo curioso de todo esto es que yo sentía que a mí a ratos también me funcionaba el predecir ciertos comportamientos y eventos humanos.
Ya un poco mayor íbamos a una finca cerca de la población llanera de Villavicencio capital del Departamento del Meta, casa muy amplia caracterizada por las que usan las personas acomodadas de cierto nivel económico social, a ratos este factor me incomodaba, pero todos esos complejos de inferioridad eran superados cuando se trataba de ir a jugar con los hijos de los padrinos o cuando era hora de frecuentar algunos pozos que formaba el río Guayuriba para darnos un buen chapuzón o cuando llegaba el momento de ingerir ricas y sustanciosas comidas. Allí a mis trece años y jugando a la escondidas de noche entre las matas de las fincas, me di cuenta que nosotros los humanos tenemos “poderes mentales”, uno de ellos, es la famosa Telepatía. Yo era en ese momento, incluso ahora, bueno para eso. La dinámica consistía en que alguien, el elegido, buscaría a los demás participantes luego de un cierto conteo mientras los demás nos escondíamos en un área ciertamente grande que podía comprender los alrededores de dos o tres casas de vecinos conocidos. Era tanta la fiebre de jugar que en ese momento no pensaba ni en las peligrosas serpientes cuatro narices, alacranes, arañas polleras, ni en el ganado cebú que pudiese estar por entre los matorrales, sólo pensaba en ocultarme tras el alto pasto. La luz de las farolas de los postes de la casa donde yo dormía, permitían ver al buscador desde lejos cuando poco a poco y con paso sigiloso se acercaba a nuestro territorio; por mi parte permanecía ecuánime, estaba muy tranquilo porque sabía muy bien que ese “radar” no me podía ver. La idea era precisamente que el buscador que venía por el camino, me encontrase para lo cual yo le emitía únicamente el pensamiento: aquí estoy, ven, ven, ven hacia mí, de manera reiterada. En ese momento yo notaba que el niño o niña detenía el paso y como por arte de magia, empezaba a meterse en la maleza en la dirección hacia donde yo le ordenaba se dirigiese, hacia el lugar oscuro donde me encontraba. En un primer momento al haber el encuentro se tiene una sensación muy rara en el estómago, como cuando la adrenalina recorre nuestro cuerpo; llegué a dudar de si el poder lo tenía el buscador quien actuaba como un radar, es decir, el receptor de la onda o de si era yo, el emisor, quien había desarrollado ese poder mental, porque en varias ocasiones logré manipular el pensamiento de otras personas para que me ubicaran y me encontraran. Aclaro que para poderme ver, tenían que acercarse a menos de dos metros de distancia pues el pasto era altísimo. Cuando actuaba como buscador internamente, en mi pantalla mental captaba la imagen del lugar donde se encontraban los otros niños y en mi estómago, más exactamente en mi plexo solar, sentía las ondas de ellos y como si tuviese una brújula, mi cuerpo sentía la necesidad de girar en la dirección de los escondidos.
Anhelábamos tanto que llegase la noche para retomar nuestras actividades paranormales para jugar al escondite y a la telepatía; por lo general esto sucedía en Diciembre, época de tomata de cerveza de nuestros mayores y como la malicia indígena está innata en nosotros los latinoamericanos, se nos ocurrió la idea picaresca de experimentar con los adultos y averiguar qué tanto podríamos influir sobre ellos. Para esta genialidad, nos juntábamos todo el grupo de niñas y niños y tramábamos el lograr hacer que uno de nuestros padres, se parase de la mesa de amigos y luego se ubicase con la botella en la mano bajo el marco de la puerta principal de la sala sin saber qué hacer, durante al menos dos minutos. Hacíamos mucha fuerza, concentración e imaginación hasta conseguir nuestro objetivo y luego las carcajadas que sorprendían y extrañaban a todos. Teníamos la autoestima tan elevada y desarrollamos una seguridad en nosotros mismos, una fe, que hasta llegamos a creernos los duros, los chachos del paseo.
A los 18 años, practicaba mucho la telepatía en parejas usando las barajas o cartas Zenner, usadas para desarrollar habilidades telepáticas y clarividencia o visión remota dicho así en otro contexto. Las usé con una novia con la que llegamos a escucharnos nuestras voces internas recíprocramente, en nuestro cerebro, algo así como tener audífonos puestos y escuchar el sonido en estéreo. Posteriormente practiqué con quien ahora es mi esposa y sucedía lo mismo, yo escuchaba cuando me llamaba, sobre todo en la calle. En 1976 conocí a un psíquico en el Instituto Colombiano de Investigaciones y Fenómenos Extraterrestres ICIFE, entre 1974 y 1976 aquí en Bogotá, D.C. persona misteriosa quien no solamente demostró tener desarrolladas varias facultades psíquicas sino que también tenía una personalidad muy espiritual, él ayudó mucho a nuestro grupo de jóvenes aprendices a elevar nuestro nivel de Conciencia del Ser y a quien siempre agradeceremos muchísimo por su tiempo y dedicación también guiada por maestros de las altas dimensiones, a nuestro aprendizaje físico, mental y espiritual. Mario leía nuestros pensamientos cada vez que quería, sabía con su visión remota lo que hacíamos, no le podíamos mentir y hasta vigilaba nuestros viajes astrales que yo creía que eran sueños. En otra ocasión hablaré de lo conseguido por medio de sus otras capacidades, por ahora de la telepatía. Al principio me sentía algo incómodo cuando una niña me gustaba, él se reía y hasta me decía, hermanito, no gaste pólvora en gallinazos y en otras ocasiones, esa le sirve y ja, ja, ja. Un día me enojé y le dije que no se metiese en mi vida y el solo sonreía. Pero, hacía lo mismo con todas y todos los del grupo. Nos había dicho desde un comienzo que nuestro grupo en el ICIFE alguna vez había pedido a los maestros espirituales ayuda y orientación y que a él un maestro de las altas dimensiones del espíritu le había pedido el favor, no ordenado, se acercase a nosotros para orientar a esos jovencitos de entre 15 y 22 años que habían lanzado un mensaje de S.O.S. de ayuda a la humanidad y para aprender a ser más espirituales y de ser posible también para enseñar cómo llegar a contactar en un futuro con estas entidades de luz armónica y amorosa. Para algunas personas sí sucedió así, para otras pocas no, pues escogieron el camino de algunos actos dolosos de la jurisprudencia, la politiquería y medicina torcidas; hay que tener en cuenta que existe el libro albedrío limitado por leyes universales y dentro de éste la capacidad de nuestro libre decidir.
Más adelante en el tiempo de tercera dimensión, viajé al Ecuador y conocí a una señora quien en su casa hospedó a cinco monjes tibetanos, uno de ellos una mujer. Me contó que los cuatro monjes hombres se sentaban en posición flor de loto en el piso formando un cuadrado y ella Sajita, se acostaba boca arriba en el centro y así protegida energéticamente iniciaba su viaje astral, más exactamente, viaje del alma, durante cuatro días seguidos; decía haber ido a otro universo y haberse encontrado con los fundadores de su comunidad tibetana y otros maestros espirituales. El caso es que la señora que hospedaba a la monje, al ver lo sucedido en esta y otras experiencias pidió el favor a Sajita que le desarrollase los poderes de telepatía y clarividencia, ante lo cual, esta mujer oriental muy amablemente accedió luego de estudiar a través de mirar su aura, si era merecedora de tal facultad o poder. La dueña de casa de un momento a otro y luego del toque en los chacras o vórtices de energía superiores, resultó “VIENDO” y “SINTIENDO” y ¿Qué creen que pasó luego de leer el pensamiento de odio, de rencor, de envidia, de orgullo, de vanidad, de miedo, etc., de “amigos” y demás personas que le rodeaban? ¿Qué creen que sintió al ver el aura de todas las personas y de las cosas como si fuese un mundo psicodélico? Pues no aguantó porque para llegar a estos estados de conciencia se requiere de ir adquiriendo las facultades poco a poco, gradualmente y ganarlas con esfuerzo de servicio y toma de conciencia espiritual; esto no es un juego. La nueva Sajita2 tuvo que implorar a la Sajita monje 1 que por favor le redujese las facultades adquiridas y le fue concedida la petición y quedó viendo “alguito”, lo que apenas podía controlar. Hasta donde yo supe esta hermana ecuatoriana se cambió el nombre de pila por el de Sajita.
El caso es que ahora siento lo que otras personas piensan bien o mal de mí. Sé por vivencia personal que hay varias clases de telepatía, la de ver o emitir imágenes, la de ver o emitir sonidos y también la de ver o recibir colores, en general emitir o recibir energía. Cada quien consciente o inconscientemente, manejas los tres tipos en diferentes combinaciones. Hay que tener mucho cuidado con enviar energía a otras personas con enojo, rabia, egoísmo u otros malos deseos, pues pueden llegar a lastimar sus órganos como cerebro, corazón, hígado, etc., y producir alguna enfermedad, lo cual conlleva echarse un karma encima y perder la facultad mental, controlada por seres superiores. Deben ser prudentes porque hay quienes tienen conocimiento de estos temas y saben cómo cerrarse, para proteger su aura de energías “negativas”, y hacen que estas regresen al emisor como hace un búmerang y entonces el afectado puede ser usted mismo por ser irresponsable con sus capacidades paranormales, de igual modo se puede llegar a curar a alguien si se le envían pensamientos de amor con perdón, de sanación, de bienestar y prosperidad, pues como dice un maestro espiritual superior, NO PUEDE HABER VERDADERO AMOR SIN PERDÓN. Toda causa tiene su efecto y existe de hecho La Ley de Compensación, para esta existencia o que proveniente también como consecuencia equilibradora de otras anteriores vidas pasadas.
¿Han sentido alguna vez la mirada de alguien, o han podido detectar a quien les observa desde un piso superior o desde la distancia? ¿Sabían que la telepatía que más fácilmente se capta es la de las personas enojadas, envidiosas y también de las enamoradas?
Existen grandes psíquicos como mi amigo Mario, quien alguna vez me contó que al bus urbano en el que él viajaba, se subió una anciana muy amable que le propuso sin “conocerle”… don Mario veo que usted tiene grandes facultades paranormales ¿quiere trabajar para nosotros, para el gobierno de… tal país en espionaje y ganando muchísimo dinero? Y Mario con mucha tranquilidad le dijo: Ah, puedo ver su aura y darme cuenta de que usted también es psíquica, gracias pero NO, no pienso perder mi libertad ni hacerle daño a nadie. En otra ocasión en un centro de Parapsicología y de carácter espiritualista, se dieron cuenta de las grandes capacidades mediúmnicas y cuando le cogieron confiancita, resultaron proponiéndole algunos de sus asistentes o afiliados, que si les ayudaba a ganarse la lotería, o a encontrarles la novia o la esposa de sus sueños, o etc., y mi amigo dijo NO, más bien dedíquense a elevar su propio nivel de Conciencia Espiritual; esta respuesta enfureció a muchos materialistas egoístas y manipuladores.
¿Sabían que con práctica y el uso de ciertas frases como “Guardad silencio mente de los egos de los sentidos que YO SOY tu Espíritu, tu dueño y Señor, por siempre y hasta la consumación de los siglos, que YO SOY dentro”, se pueden llegar a controlar el mal genio, detener peleas de pareja y hasta grupales? Debe repetirse con la Conciencia y funciona, en más o menos un minuto, las mentes de quienes estén, en el lugar del suceso, se calman y al calmarse éstas, los egos de esas mentes, el cuerpo físico también se calma y deja de agredir, ante la orden espiritual del YO SOY o Reino de Dios dentro de nosotros mismos, como enunció Jesucristo. Esta es una de las formas apropiadas de utilizar la telepatía con Conciencia, para sanar, curar, prosperar. El 2Guardad silencio que YO SOY dentro” también es denominado como el TA UM TA el arte de pelear sin pelear, una forma de hacer paz, sin que nadie más se dé cuenta, en menos de un minuto se detiene la violencia. Sólo hay que experimentar.
La recomendación o sugerencia que doy es, si usted por trabajo logrado en vidas pasadas, trae ya para esta encarnación esa facultad paranormal despierta de la Telepatía, la utilice sabiamente, pero si la trae a medias o si no y la quiere desarrollar, investigue el tema y practique con Conciencia Espiritual, ojalá con alguien de confianza que en un futuro no vaya a ser su enemigo. Alguien dijo: “la práctica hace al maestro”, “si Dios no quiere, los santos no pueden”, pero también “Nadie sabe de lo que es capaz hasta que no lo intenta”. Hasta otro momento en este tag de Steemit.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations @pablocoachingpnl! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You published your First Post
You got a First Vote
You received more than 10 upvotes. Your next target is to reach 50 upvotes.

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Vote for @Steemitboard as a witness to get one more award and increased upvotes!