Cuentos para asustarte: 1er Concurso de relatos inspirados en mitos y leyendas latinoamericanas. UNA LAGUNA, UNA LEYENDA.

in #spanish2 years ago

UNA LAGUNA, UNA LEYENDA

Las lagunas son un mágico encuentro del agua con el mito y la leyenda. Aun cuando el progreso, parece ir desplazando esos míticos encuentros y, muchas veces, también el agua; se conservan incluso algunas leyendas urbanas sobre tétricos eventos en torno a esas maravillosas pozas que refrescan el ambiente,  pero cuyo paisaje especialmente  en la oscuridad, es apropiado para despertar miedos.

Antes de iniciar el texto de mi relato, voy a realizar un pequeño recorrido por algunas lagunas de nuestras tierras que se enlazan con distintas leyendas.

Fuente

*****************************************

La de la fotografía, Laguna de Guatavita, en Colombia está vinculada con la leyenda de El Dorado.

El Lago de Valencia, en Venezuela, también tiene su historia en los sucesos paranormales,  @guillermowar , narró para Steemit, hace 4 meses, uno de los distintos episodios que sobre una gran culebra se cuentan en la zona.  

En Caracas, diferentes historias convergen sobre la Laguna Negra de la Bonita. Cito textualmente a la regaderaweb: "Esta laguna formada en 1967, está encantada según reseña RadioElHatillo, quienes además acotan que en las tardes cuando el sol se posa sobre ella y cuando el silencio es significativo en su entorno, hace su aparición la mancha de la mujer plantada por su novio con su eterno vestido blanco. De hecho, algunos habitantes del lugar aseguran verla por sus alrededores." Fin de cita.

Sobre esta laguna se tejen diversos relatos, de variada índole. Todos funestos. Su aparición, relativamente reciente hace que los personajes involucrados sean ciudadanos que acuden al llamado de lo paranormal o bien sirvan de origen a nuevas historias.

Fuente

Ahora vamos a la Laguna en la que se ancla mi relato, también en la Zona Metropolitana, al Este de Caracas.

******************************************

En Guatire, alrededor de la laguna que está ubicada en el sector de la Urb. Valle Arriba, en donde viví varios años, cuentan los vecinos con mayor antigüedad que la misma ocasionó varios  muertos, por la imprudencia de los jóvenes que competían para nadar de lado a lado, cruzando lo que era una extensa laguna. Al día de hoy, habría que cambiar extensa por pequeña. Alrededor de ella y El pozo de La Churca se tejen diversas leyendas, que van desde la joven encantada en el fondo de las aguas, hasta la fuerza misteriosa que se lleva a los jóvenes a sus profundidades.

Esa laguna es muy peligrosa. No vayan a ir por los lados de la laguna. Aparecieron dos muertos en la laguna. Eran las consejas en boca de los vecinos. Y, usualmente, los jóvenes  preferían dirigirse hacia el río La Churca y no hacia la Laguna.

Cuando nuevamente escuché el relato de dos muertos, me asusté. Esta vez la información era una vecina de un conjunto habitacional distante del mío y, prácticamente, recién llegada a Valle Arriba. Le pregunté si había sido durante el fin de semana, pues yo no había escuchado nada al respecto. Ella no sabía. Le había comentado un vecino. 

Indagué, nadie sabía nada. Afortunadamente. Conclusión: la referencia era a sucesos de muchos años atrás, que seguían trasmitiéndose con imprecisión temporal y que producían el efecto de sucesos recientes. De esta forma se crean algunas de las leyendas urbanas. Y lo cierto, por si acaso, nadie nada en la laguna, que atrae hacia el fondo a quienes osan perturbar la tranquilidad de sus aguas.

Cascada en La Churca. Fuente

******************************************

UNA  LAGUNA, UNA LEYENDA

Edgar y  y Jesús, dos liceistas que sabían más de bochinches que de estudios, estaban siempre a la orden cuando de gastar alguna broma o restearse ante un reto se trataba. La invitación para hacer un sancocho en el área de la laguna, al mediodía del viernes, les pareció fenomenal.

Hicieron una vaca entre todos los del grupo y dedicaron la mañana a las compras necesarias. Edgar, Guita para los amigos, se quedó a dormir en casa de Jesús junto con otros dos compinches que vivían  en Guatire, el pueblo, como acostumbraban a hacerlo cuando tenían planes para el día siguiente.

Alrededor de las diez de la mañana, armados con su alijo de verduras, unas presas de pollo y costillas de res, una gigantesca olla y ruedas de cazabe picadas en cuartos; además de los utensilios para remover y servir en los cuencos de tapara,  que tenían para esas ocasiones; sus morrales y botellas de agua congelada caminaron hacia La Churca, pero apenas se alejaron de la casa de Edgar, cambiaron de rumbo dirigiéndose hacia la laguna.

Alegres por su escapada, organizaron tres piedras,  buscaron ramas secas por los alrededores y encendieron la fogata. Pronto las llamas lamían el caldero y los muchachos se dedicaron a jugar. La laguna los llamaba. Y mientras comían los seguía llamando.

- ¿Te atreves?- preguntó Guita a Chúo.

- Tas loco e'bola- respondió éste.

- Gallina, gallinas- gritó. Corrió la distancia que los separaba de la laguna, todos lo habían seguido, sin creer lo que veían. Pero conocían a Guita. Lanzó la franela por los aires y luego los zapatos y concierta precaución entre en el agua que lucía un tanto espesa. En pos de él entró Chúo, luego Asdrúbal y más atrás Pablo. Los otros permanecieron en la orilla.

Comenzó a nadar vigorosamente, tras de él sentía el agua moverse, era como un caldo caliente y espeso. Asdrúbal y Pablo se devolvieron, ellos dos siguieron, emparejados. Habían sobrepasado el centro.

- Me está jalando- gritó  Chúo. Desde la orilla, iban dando la vuelta a la carrera, para recibirlos del otro lado. - Jaja- intentó reir Guita. Pero miró hacia atrás. Chuo sacaba la cabeza fuera del agua, mientras lanzaba brazadas sobre el agua, haciéndola estallar, pero sin lograr moverse de donde estaba.

Aún pensando una broma de su amigo, Guita giró hacia él. El terror lo abrazo, al sentir una extraña fuerza que lo jalaba hacia abajo. Muy lentamente.Mientras veía a Chúo hacer esfuerzos por mantener la nariz fuera del agua. Los de la orilla no entendían nada. Extendió una mano a Chúo mientras movía desesperadamente los pies para evadir la succión de que era objeto.

- Dale a los pies- gritó. En la orilla empezó a haber conmoción. Los muchachos no sabían qué hacer. *Busca la cabuya*. Se escuchó gritar a alguien. Mientras los dos muchachos luchaban por sus vidas, en un casi imperceptible pero inexorable hundimiento.

El rugido de un motor se adentró en la laguna, haciendo vibrar el agua, un catire en short, se montó en el capot del rústico y les lanzó una gruesa soga. Fue Guita quien la alcanzó. Todos chapotearon el agua hasta el rústico para jalar a los agotados amigos hasta la tierra arenisca del borde. El motor siguió rugiendo por un rato. Su vibración siguió moviendo el agua en un suave oleaje.

- Si no fuera por el Catire... - Dijo uno. Las miradas buscaron al Catire, pero ya no estaba allí. Tampoco el rústico,  que ninguno del grupo pudo describir, incluyendo los cuatro vecinos, que compartían una parrilla, a borde de río y se habían acercado con el alboroto.

- ¡Más nunca vuelvo pa' esta vaina!

*****************************************

Te gustó es maravilloso concurso promovido por @marlyncabrera, aquí te dejó el post de convocatoria al mismo. Aunque queda poquito tiempo, aun puedes participar.

****************************************

HASTA LA PRÓXIMA PUBLICACIÓN



Sort:  

Hello @mllg, thank you for sharing this creative work! We just stopped by to say that you've been upvoted by the @creativecrypto magazine. The Creative Crypto is all about art on the blockchain and learning from creatives like you. Looking forward to crossing paths again soon. Steem on!

Thanks very much for coming. You have made me very happy with your visit Be success!

Las historia de las lagunas en Venezuela son fascinantes y variadas. Buen cuento. Suerte en el concurso @mllg

Muchas gracias @marcybetancourt. Me paseé por varias de esas leyendas. Quedé maravillada con tanta riqueza que tiene nuestra región en literatura oral. No pude resistirme a presentar un pequeño abre´boca, como preámbulo a Mi leyenda .
Fraterno abrazo.
El concurso quedó cerrado. Entramos en proceso de evaluación. Luego un post publicando los resultados
Un abrazo

La mayoría de lagunas son misteriosas, aquí tenemos infinidad de historias, incluso gente a desaparecido cuando pasaban a cierta hora por una laguna. Todo un expediente X. Un abrazo y te dejo mi voto en tu monedero :)

Así es, amiga @rahesi. Cientos de motivos inspiradores.
Gracias por tu presencia y comentario.

Me gustó su cuento, y las fotos de las lagunas, quedó muy chévere. ¡Suerte!

Muchas gracias bella amiga @mariart1. Por motivador comentario.

El tema de las lagunas encantadas son maravillosas. La tuya parece real.
Saludos @mllg.

Gracias @antolinamartell, por la lectura y comentar.
Es tan agradable leer los comentarios de los lectores.
Siempre bienvenida a mi blog, me encanta tu presencia.
Te invito a participar el la Semana lectora de @salvao. Estoy segura que disfrutarás con la lectura de las publicaciones que ahí se presentan y además, podrás publicar una tuya.
Ya te visito.
Un abrazo.

Una situación escalofriante sin duda, contada con mucha picardía, @mllg. Yo misma me sé unos cuentos "cachos" de las pozas de por acá. Luego las compartimos.

¡Gracias por esta participación! ☻