La esperanza del Corcel que Disimula | Cronica de una Foto

in spanish •  20 days ago  (edited)

Abandonado, triste y viejo,
un potro yacía expectante de su amo. Ronco por la edad, relinchaba sobre una colina por la que transitan más silencios de la selva que las voces feroces de cualquier lengua humana.

El caballo estaba erigido cuando lo vi, pero parecía que se movía más su sombra que su cuerpo esquelético.

Me recordó a un guardia de honor, ya que estaba de pie, como vigilado y obligado a estar así, sobre sus cuatro herraduras y no acostado plácidamente sobre su regazo.

Tras un cruce de miradas, me le acerqué. Estábamos a pocos metros de distancia. Yo venía de ascender aquella cúspide, donde me inventé el final de un arcoíris que me mostró ese equino tesoro. Allí estaba él, cansado de aguardar a no sé quién; allí venía yo, agotado de mi transitar por la montaña.

Caminé despacio, con miedo, para admirarlo de cerca y en esa proximidad supe que él también estaba lleno del temor de quien ha padecido los regaños y los golpes de un torpe y su sistema educativo que emplea la violencia para corregir y orientar.

Llegué, finalmente, al inquieto ejemplar y fue allí que detallé su canoso rostro, su cuerpo de músculos derretidos por una mala alimentación, sus ojos perdidos entre la tristeza y el pavor, pero lo que más admiré de él, fue el inquebrantable ímpetu que lo mantenía de pie, esperando algo o a alguien.

Pensé que los animales no disimulaban, yo suponía que esa parafernalia era solo de nosotros, pero acá estoy, de frente a un corcel que se niega a descansar, que tiene su esperanza puesta en la alegría de, finalmente, por fin, verle la cara a lo que sea que anhela que suba por esa colina, pero sé que ese algo no soy yo, que a penas lo estoy conociendo.

Pese a que nuestro encuentro no es la casualidad que él demandaba, veo que, otra vez, disimula, y lo hace muy, porque sé que en aquella soleada soledad en la que está encerrado, siente algo de alegría de tener, por momentos, un aliado que le brinda caricias... quizás la indiferencia que veo en sus gestos se deba a que el viejo caballo sabe que mi saludo será fugaz, como el que tal vez hicieron otros durante el recorrido del sendero, así que opta por el desapego.

Nunca sentí una confianza como para abrazar al bello equino. Sentí miedo de hacerlo, pero no porque me fuera a responder con violencia, sino que me vi en él y no me agradó mi reflejo en aquel silvestre espejo, donde observé de cerca la actitud que tengo, a veces, cuando me aferro a cosas efímeras y sin sentidos, que ponen a prueba a aquellas esperanzas, esas que aunque se remidan, puede que no sea el mejor tesoro para el arcoíris.

Esta es la historia de esta fotografía, la he narrado a modo reflexivo y basado en lo que pensé cuando vi a este ejemplar.

La imagen la capturé en agosto del 2018, cuando realizaba senderismo por una ruta llamada La Antena, localizada en San Antonio de Los Altos, estado Miranda #Venezuela.

Usé mi celular Samsung S6, edité con Adobe Lightroom

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Excelso, tus post siempre tan reflexivos

Posted using Partiko Android

Muchas gracias, amigo

Muy buena reflexión @miguelmederico ... Saludos!!! 👍

Sanchi.gif

Congratulations @miguelmederico! You received a personal award!

Happy Birthday! - You are on the Steem blockchain for 1 year!

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking

Vote for @Steemitboard as a witness to get one more award and increased upvotes!